Viajamos a la era del Neandertal

En el Parque Natural de Urkiola nos detenemos en las cuevas de Baltzola, rocas y cuevas esculpidas por el viento, el agua y el tiempo. Estamos en el valle de Arratia, cuentan que aquí vivían los antiguos hombres del Neandertal. Hasta nuestros días han llegado historias seguramente sobre este homínido del que hoy se sabe es uno de nuestros antepasados.

Ftos: Iker Eraso                                                                                                                 Más Info:  www.urkiola.net  

Es fácil imaginar que aquí antaño hubiese vida. En el Paleolítico Medio el frío era el gran protagonista de muchas zonas de Europa, pero en este rincón de Bizkaia la temperatura era algo más elevada. Este hecho, unido a que este lugar era parada de los animales, hace que este sitio se convirtiese en el sitio ideal para la vida en la era del hombre del Neandertal.


Prueba de ello es el gran número de restos hallados bajo el abrigo de la roca de Axlor (Axlegorpe o Axlegor), no en vano estamos en uno de los yacimientos más antiguos de Bizkaia.

Su cultura era la Musteriense que nació hace unos 200.000 años y pervivió hasta hace unos 40.000 años (30.000 en algunos lugares del sur de Europa, como este). Estamos además en uno de los pocos yacimientos de la península donde se encontraron restos humanos neandertales y piezas dentales. Los habitantes de Axlor eran cazadores muy eficaces que abatían presas de gran tamaño y probablemente peligrosas como los bisontes adultos.

La caverna, de grandes dimensiones, está compuesta por un gran dédalo o laberinto de galerías que forman varios pisos. En el interior de la cueva discurre un río que vuelve a surgir en el Puente de los gentiles o Jentilzubi.

“Jentilzubi” o Puente de los Jentiles es un arco natural, resto de una antigua galería de la cueva, fruto de la erosión. Cuentan las leyendas que el arco fue tallado por unos seres mitológicos, llamados los gentiles. Eran seres de grandes dimensiones que según se contaba vivían en los bosques y cuevas vascas y se entretenían tirando piedras de grandes dimensiones de un lado a otro. De hecho, se pueden encontrar muchas leyendas de estos seres en toda la región, quién sabe si son reminiscencias del recuerdo de cuando aquí habitaba el hombre de Neandertal.


Este pequeño valle esta regado por el arroyo Baltzola. Siguiendo por el valle damos con caseríos antiguos, ferrerías, puentes de piedra,… aquí la vida ha transcurrido durante milenios hasta nuestros días.

Una de las paradas obligatorias, muy cerca de las cuevas, es la antigua ferrería de Olabarri, situada en el barrio de Olalde.  La fuerza del agua de este lugar movía la rueda para crear energía.

 

Bajo la peña que domina el barrio de Indusi se halla la ermita de San Francisco de Olabarri “San Fraisku”, tiene el honor de ser la más grande de la localidad.

No podemos resistir la tentación de tocar la campana! Y desde aquí ponemos punto y final al agroviaje a la era del Neandertal!

Nos vamos de sidrería

Nos dirigimos a Urduliz y en la carretera que conecta con Laukiz, nos detenemos en la única sidrería de todo Uribe Kosta.

Mi proyectoprensa

Nada más llegar nos sorprenden esta antigua prensa y barricas. Con esta misma prensa que data del año 1937, la familia Otegui-Ayo elaboró durante años tanto sidra como txakoli. Todo un lujo.

zaharra

El antiguo caserío hoy día esta reformado en sidrería, no en vano son la única de todo Uribe Kosta. No nos hemos podido resistir la tentación de probar esta bebida tan nuestra a partir de la manzana. Si os acercáis a una sidrería, os recomendamos que lo hagáis en temporada de “txotx”, entre enero y abril. La sidra se rompe contra el vaso mientras cae directamente de las kupelas. Es todo un arte!

Mi proyecto444Mi proyecto15

Aunque la de Ayoberri es la única en Uribe Kosta, en la provincia cada vez es más habitual ver restaurantes sidreria. Incluso elaboradores de este rica bebida a partir de manzana autóctona.

Mi proyecto183

Mi proyecto133

La manzana y la sidra están muy arraigadas en la historia, cultura y economía de la Bizkaia rural. En los siglos XIV, XV y XVI era tal su protección que incluso se penaba con la muerte algunas infracciones en sus cultivos. En los últimos siglos ha tenido un fuerte retroceso debido a la popularidad del vino. Pero de unos años a esta parte se esta recuperando de forma notable.  www.bizkaikosagardoa.com

Mi proyecto73

Redondeamos la jornada paseando por los alrededores de Laukiz. Es un pequeño y bonito municipio de poco más de mil habitantes, donde se entremezclan caseríos y chalet de lujo. Su tranquilidad, alta calidad de vida y su proximidad con Bilbao han hecho que en los último años la población de este pequeño municipio, a los pies del monte Unbe, se haya visto incrementada.

Mi proyecto113

En la plaza del pueblo nos encontramos con esta pequeña parroquia, es la de San Martín Obispo, fundada en el año 1748. Mi proyecto30

De este bonito rincón cubierto de bajo monte era el poeta Esteban Urkiaga, “Lauaxeta”. Fue uno de los fundadores de la Real Academia de la Lengua Vasca.Mi proyecto73

Dejamos atrás el núcleo de Laukiz para subir al monte Unbe de poco mas de 300 metros. Laukiz esta practicamente a nivel de mar, eso hace que este pequeño monte parezca mayor de lo que es. Una cumbre modesta que separa el Goyerri, al sur, del valle de Butrón. Nosotros nos perdemos por una de sus laderas.

Mi 31

A los pies del monte Bizkargi

Nos dirigimos a la zona más occidental de Busturialdea, a la pequeña localidad de Morga. Este rincón de Bizkaia de poco más de 17 km2 de superficie, se nos presenta repleto de pequeñas ondulaciones, salpicado de caseríos, pinares y verdes pastos. Cada vez es más habitual ver también hectáreas plantadas de viñedos que sin duda embellecen nuestro paisaje y que además después nos aportarán nuestro rico txakolí.

10

Más info: www.morgakoudala.com

Esta pequeña localidad está formada por diez barrios rurales. Cogemos el estrecho camino que nos lleva a uno de ellos, al barrio de Oñarte. Por el camino nos topamos con este sorprendente mirador, es el de Altamira.

Morga11

Desde aquí podréis divisar la comarca de Uribe y montes tan emblemáticos como el Jata y el Sollube. Una bella panorámica que no podéis dejar de conocer.

Morga12

¿Sabíais que estamos dentro de la Reserva de la Biosfera del Urdaibai? La Reserva tiene una gran diversidad paisajística. Aquí, sin duda, nos muestra su cara más rural.

Todos los pequeños barrios de Morga están repletos de caseríos algunos muy bien conservados. Pero su barrio de cabecera es el de Andra Mari.Morga7jpg

Desde este lugar, las vistas también son muy bonitas. Desde la plaza de este barrio podréis divisar el monte Bizkargi con sus 565 metros de altura. Morga se encuentra prácticamente a sus pies. ¿Sabíais que este lugar esta lleno de simbolismo? Aquí se libró la Batalla de Bizkargi, uno de los episodios bélicos más conocidos en los años 1936-37, en plena Guerra Civil. Este monte fue un punto estratégico debido a la proximidad con Bilbao, lo que permitía una posición ventajosa en el ataque a la defensa de la capital, el llamado Cinturón de Hierro de Bilbao.

Morgallljpg

En las laderas de este monte también nace el río Butrón. Su recorrido de unos 30 Km pasa por el Castillo de Butrón hasta llegar a Plentzia, donde desemboca.

Morga4

En la plaza del barrio de Andra Mari de Morga llama la atención la ermita de Nuestra Señora de los Remedios. Fue reedificada en 1755. Aquí se hallaron también varias estelas funerarias.

Morga2jpg

Pero lo que seguro que no muchas localidades pueden decir es que tienen una calle dedicada al Athletic! Es la calle que rodea a la plaza. En algunos caseríos del lugar se pueden ver incluso escudos del equipo. Aupa Athletic!

Morga9Morga tiene puntos interesantes para visitar pero lo mejor es perderse por sus rincones. Os encontraréis lugares como estos donde seguro que no podréis resistir la tentación de sacar unas cuantas fotos! Y más si en el camino os salen a saludar como a nosotros.

8

22

Morganevado

Barrika y sus acantilados

Siempre es una maravilla visitar nuestro litoral pero sobre todo en esas zonas donde las rocas y colinas se topan con el fuerte mar y nos muestran su cara más salvaje y accidentada. En esta ocasión vamos a recorrer Barrika, un lugar protegido por acantilados de formas imposibles.

Barrika

Este enclave costero de poco mas de 1400 habitantes se encuentra en la comarca de Uribe, en un lugar privilegiado protegido por varios acantilados. En un punto de su línea de costa de mas de seis kilómetros de longitud, se puede divisar Gorliz y Plentzia. Menuda panorámica!

SONY DSC

Y es que este lugar es sin duda un enclave privilegiado para la vida. Tanto es así que se considera a Barrika como uno de los municipios más antiguos de Bizkaia. Su origen está ligado a la casa solar de Barrika fundada por Sancho Vela en el año 496.

Barrika15

A pesar de encontrarnos en plena costa, Barrika no es el típico pueblo marinero como se podría esperar. Este lugar que mira a la mar, ha sido un sitio eminentemente rural. Hoy día se entremezclan antiguos caseríos y chalets. Y es que en los últimos años este lugar ha vivido un aumento de su población ya que se encuentra a pocos kilómetros de Bilbao. Un lujo vivir aquí sin duda!

 

Estamos rodeados de acantilados de formas imposibles adornados a cada rato de pequeños matorrales y arboles. Todo un espectáculo miremos donde miremos

SONY DSC

Si nos acercamos hasta aquí tendremos tres playas donde elegir. La playa de Barrika situada a los pies de un abrupto acantilado; la playa de Meñakotz que se encuentra en el limite con Sopelana y la de Muriola (o de la cantera). Nosotros nos decantamos por esta última.

SONY DSC

Atravesamos un bosque cubierto de enredaderas donde a cada rato se asoman eucaliptos y encinas para llegar hasta la playa de Muriola donde curiosamente también va a morir este pequeño arroyo.

Barrika5

SONY DSC

Esta situada a un lado de la bahía de Plentzia y protegida por escarpados acantilados. Curiosamente esta playa se generó a partir de los depósitos de una cantera de arena silícea que se encuentra junto a ella. Este pequeño arenal es como un remanso de calma en medio del bravío Cantábrico. Pero cuidado si venís en un día de olas! Las que logran alcanzar la bahía chocan con fuerza con los acantilados más expuestos al mar!Barrika7

Estamos en un lugar de playas, naturaleza pero también de asentamientos arqueológicos. El yacimiento de Kurtzio situado en este municipio testimonia presencia humana desde la prehistoria. Es uno de los yacimientos de silex más importantes del Cantábrico. Este mineral ha sido vital durante miles de años ya que tiene una gran dureza (raya el vidrio) pero a la vez es fácil de tallar. Con este material se fabricaban hachas de mano, raederas, raspadores, buriles,…).

Barrika13

Barrika8

Si nos tenéis planes para la próxima excursión os aconsejamos que toméis nota de este lugar, no os defraudará!

Barrika3

 

Zugarramurdi, en tierra de brujas

En esta ocasión nos dirigimos al norte de Navarra, atravesamos estrechas y onduladas carreteras para finalmente llegar a Zugarramurdi. Estamos en tierra de brujas!

zugarramurdissss

Más info: www.turismozugarramurdi.com

El valle se expande para darnos la bienvenida con sus mejores galas. Un ropaje de color verde intenso, adornado con el blanco de los caseríos y la nieve de los montes.

zugarramurdi3

Aia10

Es difícil imaginar que este apacible rincón de Navarra de no más de 200 habitantes adornado con una encantadora arquitectura popular y palacios señoriales fuera marcado a fuego para siempre allá por el siglo diecisiete.

zugarramurdi - copia2

Y es que los habitantes de Zugarramurdi, sobre todo las mujeres, fueron acusadas de ser conocedoras de los más oscuros secretos sobre pócimas, hechizos y akelarres, fueron culpadas de brujería!

Aia55

Paseando por Zugarramurdi aún nos podemos topar con las que eran las casas de las brujas. En la de la foto vivió la más famosa, Graxiana Barrenetxea, a la que la inquisición denomino la reina de las brujas

A pocos minutos de la localidad nos espera la cueva de Zugarramurdi. Este lugar donde pinos y castaños se precipitan hacia la imponente cavidad moldeada por el arroyo que la atraviesa, es conocido por ser el lugar de los misteriosos akelarres.

Aia

Aia11

Esta gran cueva de doce metros de altura ha sido testigo de innumerables fiestas y rituales, sus luces y sombras, sus oquedades y rocas nos transportan a un tiempo en el que los ritos paganos eran los protagonistas. Nos perdemos entre sus caprichosos huecos y en sus paredes aún nos parece escuchar el eco de antiguos cánticos mágicos

Aia2

No en vano el río se llama infernuko erreka que significa arroyo del infierno! Y es que este lugar está repleto de nombres de lugares que evocan tiempos de conjuros y encantamientos.

14

De hecho, es precisamente de aquí de donde proviene la palabra akelarre, la campa del macho cabrío.

zugarramurdiyyCada rincón de las cuevas nos relata historias de lo más enredadas y extravagantes, altares desde donde el diablo daba su misa negra, el trono donde la reina del akelarre se sentaba,… historias de demonios absurdas e imposibles que la gente de este pequeño pueblo confeso bajo tortura a los inquisidores que llegaron a estas tierras.

Aia4En el museo podréis conocer con todo lujo de detalles los relatos que los inquisidores transcribieron acerca de las “brujas” y conocer las horribles torturas a la que fueron sometidas. Simples ritos paganos o curas a base de plantas fueron vistos por los inquisidores como magia negra. Un suceso brutal propiciado por la falta de entendimiento de las costumbres de este rincón de Euskal Herria y de una sociedad marcada por el poder de la mujer en el hogar.

Aia5

Estamos en un lugar donde el cristianismo llegó muy tarde. Los inquisidores se toparon además con la única sociedad de Europa donde aún persistía una diosa como eje de su mitología. Un caldo de cultivo que hizo que este lugar fuera marcado a fuego en la historia. Los trágicos sucesos ocurridos aquí han llevado a las brujas a convertirse a través de sus historias en inmortales.

 

zugarramurdiºAia00

No os perdáis el paso de Agroviajeros TV por Zugarramurdi.

 

 

A Urkiola por Navidad

Nos acercamos al Parque Natural de Urkiola por Navidad. Y es que este lugar tiene un toque mágico y sus bosques un aire de lo más navideño.

 

Ftos: Iker Eraso.                                                                                                                Más info: www.urkiola.net

Este santuario se encuentra rodeado de un extenso manto de bosque y salpicado por las escarpadas cumbres de roca caliza. Estamos rodeados de 3.200 ha de árboles! Nos perdemos en el silencio de sus hayas, encinas, robles, abedules,… que se interrumpe por el borbotear de las aguas de sus cristalinos arroyos.

El parque se encuentra en el corazón de Euskadi, entre las provincias de Bizkaia y Araba, a más de 600 metros de altitud y al abrigo de las cumbres del Anboto. Aquí sin duda, se respira calma y … magia!  Y es que estamos en la morada de “Mari”, deidad femenina que representa a la tierra, la reina de todos los genios, según dicen las leyendas. Mari vive en las cavernas de las montañas que rodean Urkiola, aunque su guarida preferida es la cueva “Mariyenkobia” que se encuentra en la pared vertical del Anboto. Algunos dicen que la han visto surcar los cielos… ¿Será cierto? Lo mejor, venir hasta aquí y comprobarlo.

No se sabe con exactitud la antigüedad del Santuario, ya que no existen documentos antiguos que lo precisen. Lo que si es cierto es que Urkiola reunía condiciones óptimas para convertirse en uno de los primeros templos del país, puesto que era uno de los grandes focos del pastoreo.  Además era un lugar ya sagrado antes de la llegada del cristianismo a estas tierras, por ser morada sagrada de Mari, el genio central de la mitología vasca.

Su construcción es de grandes proporciones. El acceso se realiza por una gran escalinata. El altar actual está rodeado de veintiuna piedras cúbicas. En el jardín del santuario hay elementos simbólicos de la vida de Bizkaia: la vida marinera, mediante un ancla; la Bizkaia agrícola, mediante una laya, útil de labranza; y la Bizkaia industrial, mediante una turbina de piedra procedente de una ferrería antigua.

No exageramos si decimos que estamos en el corazón Euskadi, ya que estamos en el centro geográfico exacto. Tanto es así que el tejado del santuario divide las aguas de la lluvia por un lado al Cantábrico por Bizkaia y por otro a la llanada Alavesa, que por el Ebro, llega al Mediterráneo.

Pero sin duda lo mejor del Santuario es su entorno, increíbles bosques de hayedos que en esta época del año se encuentran si cabe más bonitos.

Más de la mitad (1.680 ha) de toda la masa forestal son bosques naturales. Hayas, encinas, robles, abedules y marojos; el resto plantas coníferas. Entre las zonas húmedas de los arroyos y esfagnales prosperan gran cantidad de plantas singulares. En los hayedos de Saibi y Urkiolagirre aún sobreviven centenarias hayas trasmochas que abastecieron de madera durante muchos años a los carboneros de Urkiola.

Muy cerca del santuario se encuentran ermitas encajadas en bosques centenarios, lugares antiquísimos de culto, que en la edad media fueron reconstruidos por el cristianismo en ermitas. El más cercano es la de Santa Apolonia. Una inscripción grabada en la pila de agua bendita nos recuerda que fue construida en 1515.

La ermita está construida sobre un manantial. A sus aguas se le atribuyen virtudes curativas. En concreto, para el mal de muelas. Para conseguir el efecto hay que dar la vuelta a la ermita  tres o siete veces y luego arrojar el líquido en su interior invocando a la Santa. Este lugar está repleto de rituales mágicos ancestrales!!

Por ejemplo, a esta piedra se le atribuyen virtudes mágicas para favorecer el matrimonio, dice la cultura popular que la que quiera tener marido debe de dar vueltas a esta piedra y ya verá como pronto le sale uno.  Está frente al Santuario y se afirma de ella que es un meteorito. Desde luego que no estamos en un lugar cualquiera!

Entorno al santuario encontramos caseríos típicos antiguos y también servicios para el agroviajer@. A los pies se encuentra este albergue donde os atenderán de maravilla, nosotros nada más llegar nos decantamos por un caldo bien caliente. www.lagunetxea.com Os recomendamos quedaros aquí a pasar la noche. Al día siguiente os daran los buenos días las ovejas de los verdes pastos de alrededor.  Una maravilla!
Seguimos explorando la zona, y al otro lado del santuario encontramos una senda que nos lleva hasta la Ermita de San Cristo. Una incrispición frente a la puerta nos recuerda que fue reconstruida en 1663, tras unas fuertes nevadas que asolaron este lugar en aquellos años. Antes aquí se alzó otro monumento. Seguramente sería lugar de culto incluso antes de la llegada al cristianismo a la zona del Duranguesado. Quizas lugar de descanso de Mari,… ¿quien sabe? 

Pero si venís hasta aquí tenéis que seguir el sendero porque al final de él encontraréis una grata sorpresa, una panorámica digna de cualquier objetivo.

Este mirador custodiado por tres cruces tiene una de las panorámicas desde nuestro punto de vista más espectaculares de Euskadi, desde aquí podréis ver algunos de los montes más emblemáticos.

Y el ojito derecho de muchos escaladores, con el sol dándole de lleno encontramos el Untzillantx, forma parte de la inmensa mole de caliza arrecifal de la zona. Pertecene a un antiguo arrecife de cuando el mar cubría este lugar hace miles de años. Aún podemos encontrar restos de corales coloniales y grandes conchas de rudicos y ostreicos. Increíble!!

Y con esta estupenda panorámica nos despedimos, nos vemos en el próximo agroviaje!!

En la torre de Ondiz

Estamos en la colina de Ondiz, un pequeño barrio de Leioa. Este pueblo ha sufrido en los últimos años una gran explosión demografía, debido a su proximidad con Bilbao. Pero aquí aún perviven pequeños barrios que desprenden ese aire enigmático y de grandeza de antaño.

Ftos: Iker Eraso                                                                                                                 Más info: www.leioa.net

Lo que seguro que os llamará la atención son sus vistas. Y no es de extrañar, nos encontramos en una pequeña terraza allanada desde donde se puede divisar toda la ría del Nervión. Menuda panorámica!

Una situación que hace que este lugar tenga un emplazamiento privilegiado. De hecho la ermita de Andra Mari de Ondiz que es de origen medieval y que sufrió profundas reformas en el siglo XVI, sirvió de fortín durante las guerras carlistas.

Os recomendamos que os acerquéis aquí en un día soleado, sus vistas no os dejarán indiferentes.

No es de extrañar que aquí también podamos encontrar palacios señoriales del siglo XIX como el de los Atutxene. O la recién reformada Torre de los Ondiz del año 1500.

Lo cierto es que poco quedaba de la antigua casatorre de antaño, el tiempo llegó a transformar la majestuosa torre en un tradicional caserío utilizado para labores de labranza. No obstante, gracias a su reciente remodelación, hoy día podemos deleitarnos con el esplendor de antaño.

IMG_1179

Esta edificación no es la típica torre medieval defensiva sino más bien un sencillo palacio-torre o una casa noble del comienzos del siglo XVI. Las torres tienen habitualmente dos alturas, mientras que la de Ondiz cuenta con un salón superior. Poco se sabe de los morados de esta esbelta construcción. Entre sus paredes seguro que se sucedieron un sinfín de historias. Lo poco que sabes es que en 1745 era propiedad de Bartolomé y Martín Basáñez y en 1796 de Juan Camiruaga.

Estamos rodeados de historia!