I Open VIllarcayo

En pleno Agosto ha echado a andar la Primera Edición del Open Villa de Villarcayo, una iniciativa que desde hacía años venía barruntándose en las mentes de los ajedrecistas que acuden a tierras burgalesas a pasar sus vacaciones, debido a lo cual, la participación ha sido excepcional superando el centenar de jugadores entre los que destacan seis titulados en esta primera convocatoria.

Clasificación Final

1 2 FM Iruzubieta Villaluenga Jesus 2426 ESP Eus 7 34½
2 6 FM Mate Adan Carlos 2281 ESP Cnt 6½ 32
3 1 IM Huerga Leache Mikel 2446 ESP Nav 6½ 32
4 7 FM Varas Carlos 2248 CHI Eus 6½ 32
5 9 Pena Duarte Fabian Dario 2197 COL 6½ 31
6 4 FM Rodriguez Fontecha Marcos 2325 ESP Cnt 6½ 30½
7 11 Gete Rodriguez Isidro 2126 ESP Ctl 6 30
8 17 Rodriguez Sanz Gabriel 1985 ESP Ctl 6 28½
9 15 Ausin Matilla Daniel 1993 ESP Ctl 6 27
10 24 Urbieta Gabancho Koldo 1886 ESP Eus 6 26½
11 71 Villar Piriz Adrian 1255 ESP Cnt 6 26
12 5 Jimenez Almeida Luis David 2291 ESP Nav 5½ 35
13 3 GM Gomez Esteban Juan Mario 2374 ESP Eus 5½ 30
14 14 Blazquez Gomez Miguel 2017 ESP Rio 5½ 29½
15 10 Martin Echeandia Ibon 2158 ESP Eus 5½ 29
16 26 Gutierrez Abarrategui Luis 1878 ESP Cnt 5½ 28½
17 21 Valdezate Suarez Fernando 1903 ESP Eus 5½ 28½
18 20 Rodriguez Sanz Ismael 1935 ESP Ctl 5½ 28
19 19 Alonso Santiago Samuel 1938 ESP Ctl 5½ 27
20 25 De Pablos Fernandez Mariano 1879 ESP Can 5 31
21 12 Anton Veiga Juan Carlos 2085 ESP Mad 5 30½
22 18 Heras Ruiz Juan Fernando 1954 ESP Ctl 5 30
23 16 Garcia Rodriguez Inaki 1987 ESP Eus 5 28½
24 23 Martinez De Soria Gordon Jose 1891 ESP Eus 5 28
25 22 Anton Quevedo Andrea 1893 ESP Mad 5 27½
26 27 Perez Diez Victor 1875 ESP Ctl 5 27½
27 30 Garralda Ruiz Ander 1841 ESP Nav 5 27
39 Pereira Lopez Aketza 1710 ESP Eus 5 27
29 35 Arechavaleta Garcia Candido 1783 ESP Rio 5 26½
30 33 Salas Martin Javier 1817 ESP Eus 5 26
31 32 Malon Insausti Andres 1824 ESP Nav 5 24
32 31 Fernandez Garcia Gumersindo 1839 ESP Ctl 5 24
33 8 Munoz Avila Jose Luis 2209 ESP Eus 4½ 29½
34 28 Armesto Robledo Barbara Belen 1851 ESP Ctl 4½ 28
35 36 Artiguez Alvarez Gorka 1775 ESP Rio 4½ 27½
36 52 Villate Montes Juan Francisco 1580 ESP Cnt 4½ 27½
37 13 Sadusea Johnny Fernando 2044 VEN Cat 4½ 26½
38 54 Blazquez Lafuente Daniel 1539 ESP Rio 4½ 26½
39 37 Iturralde Echeverria Ivan 1753 ESP Eus 4½ 26½
40 34 Fernandez Almeida Joseba 1811 ESP 4½ 25½
41 57 Gonzalez Manrique Mario 1501 ESP Ctl 4½ 25
42 82 Garcia Arroyo Jose 2006 ESP Eus 4½ 24½
43 55 Fuertes Cirauqui Pablo 1515 ESP Nav 4½ 22
44 29 Momoitio Garcia Pablo 1849 ESP Eus 4 27½
45 56 Calleja Gonzalez Unai 1510 ESP Eus 4 25½
46 42 Gutierrez Bolado Juan Antonio 1696 ESP Cnt 4 25½
47 40 Perez Sodupe Cecilia 1705 ESP Eus 4 25½
48 86 Carmona Vargas Jose Abelardo 0 ESP 4 25½
49 102 Seoane Rodriguez Unai 0 ESP 4 24½
50 38 Rodriguez Gonzalez Miguel Ang 1742 ESP Ctl 4 24
51 69 Diez Saiz Marcos 1316 ESP Cnt 4 24
52 60 Caballero Acosta Erlantz 1455 ESP Eus 4 24
53 64 Eguaras Marquinez Unai 1396 ESP Nav 4 22½
54 44 Soto Gandara Jose 1677 ESP Cnt 4 22
51 Vivanco Del Hoyo Juan Pedro 1603 ESP Ctl 4 22
56 47 Momoitio Garcia Angel 1642 ESP Eus 4 21½
57 45 Ruiz Anton Oscar Alvaro 1671 ESP Eus 4 21
58 59 Rosa Gamez Nerea 1472 ESP Nav 4 20
59 103 Ubierna Saiz Juan Carlos 0 ESP 4 19½
60 48 Iturralde Prieto Juan Cruz 1628 ESP Eus 4 19½
61 92 Lopez Fernandez Asier 0 ESP 4 17½
62 43 Manterola Ubillos Josu 1694 ESP Eus 3½ 28½
63 66 Casares Garcia Luis 1376 ESP Cnt 3½ 23½
64 76 Fernandez Garcia Henar 1117 ESP Ctl 3½ 23
65 41 Fuica Izquierdo Jose Julio 1704 ESP Ctl 3½ 22
66 95 Molinuevo Corral Eduardo 0 ESP 3½ 21½
67 50 Hernando Soler Tomas 1609 ESP Cnt 3½ 21½
68 68 Tudelilla Sufrategui Luis 1327 ESP Rio 3½ 21
69 46 Lopez De Vallejo Cardenosa Al 1643 ESP Eus 3½ 20½
70 81 Burgui Bueno Juan 1031 ESP Nav 3½ 20½
71 93 Medina Sanchez Javier 0 ESP 3½ 20½
72 72 Arguelles Gonzalez Victor 1206 ESP Ctl 3½ 20½
73 78 Burgui Bueno Maria 1105 ESP Nav 3½ 19
Hasta 104 participantes

Corbata de Ajedrez

Hacía tiempo que sabía de obsequio tan original para distinguir al campeón de un Torneo de Ajedrez, pero aprovecho la ocasión que me brinda la primera cita del Torneo de Villarcayo donde el próximo fin de semana se hará entrega de una de estas Corbatas de Ajedrez, para felicitar tan simpático cuanto elegante detalle que destaca entre la monotonía de copas y medallas a las que estamos acostumbrados en las ceremonias de entrega de premios.

La idea, muy acorde con la función de distinción al campeón que todo obsequio de estas características debe contemplar nació hace más de un lustro en los talleres de “El Joyero de Rosa” cuando la artista en joyería, Rosa Ferrero, se atrevió a pintar sobre una corbata de seda motivos ajedrecísticos, ocurrencia que ha tenido fortuna dentro y fuera de los tableros pues su demanda, además de para premiar a los campeones se ha extendido entre quienes desean acudir a los torneos con más distinción que una camiseta de tirantes y aún entre clubes que han apreciado en este elemento una prenda más que sumar a la indumentaria del club.

Los clubes, colegios, torneos, monitores, árbitros o jugadores que estén deseosos de lucir una de estas famosas corbatas ajedrecísticas pueden encontrar EL JOYERO DE ROSA en facebook, instagram y pinterest. La tienda taller está situada el c/La Paz, bloque 2, lonja 2. Barakaldo 48903, Bizkaia.

La Belleza de un Plan

Las más de las veces, la belleza de un encuentro memorable se resuelve en dos o tres golpes tácticos espectaculares. Pero, hay ocasiones, en que la belleza de una partida aparece por una idea de planteamiento general que denominamos plan y que suele irrumpir sobre el tablero fruto de un sigiloso e imaginativo trabajo de laboratorio previo.

El mundo de las Aperturas, precisamente no es otra cosa que el confronto de las distintas ideas ajedrecísticas y quienes acostumbran a prestar atención a estas, además de a la sucesión de sus movimientos teóricos, tienen el privilegio de deleitarse con su sutil encanto.

Hoy vamos a disfrutar con un plan maravilloso cuyo elemento clave es la presión sobre un peón en c2 que propicia un desarrollo extraño, cuanto espectacular y exitoso de las piezas negras, plan, que además se acompaña de sacrificios que hacen de la partida una joya de belleza sin par.

Georgiev, Kiril – Jussupow, Artur
Las Palmas 1993

1. e4 e6 2. d4 d5 3. Cc3 Ab4 4. e5 Ce7 5. a3 Axc3+ 6. bxc3 c5 7. Cf3 b6 8. Ab5+ Ad7 9. Ad3 Las negras deseaban cambiar su alfil malo por el alfil bueno del blanco en a6; con el jaque en b5 y la retirada a su casilla natural en esta clase de posiciones, las blancas han evitado la típica maniobra negra para el cambio de alfiles.

9… Aa4 Pero las negras haciendo de tripas corazón, van a demostrar que el aforismo del veterano y excelente Entrenador Cántabro Julio Velasco “No hay niño malo ni alfil malo” es algo más que un buenismo montañés. El alfil en a4, además de bloquear el flanco de dama negro, pincha al peón c2 que requerirá perenne protección hasta el final de sus días.

10. h4 h6 Las blancas continúan con su juego habitual en estas posiciones ganando espacio en el flanco de rey. Las negras realizan el clásico movimiento de control sobre la casilla g5, respuesta igual de habitual que no despierta sospecha alguna en su rival; pero como veremos a continuación, este típico avance de h6, esta vez, está conectado magistralmente con la presión sobre c2 de Aa4.

11. h5 c4 Las blancas confiadas en que todo sigue su curso normal contemplan el último avance negro como un error porque normalmente este avance deja sin contrafuego a las negras en el flanco de dama. Y así es, pero las negras han encontrado un modo de sorprender a su rival y la entera comunidad ajedrecística que conecta esta jugada aparentemente mala con el plan de presionar sobre c2 con el Aa4.

12. Ae2 Rd7 Estamos tan acostumbrados al enroque mecánico que jugadas como esta de rey ni se contemplan en partida viva y menos estando las damas presentes sobre el tablero. Y como podremos comprobar en breve, esta jugada también está conectada con la presión sobre c2 del Aa4.

13. Ch4 Dg8 Ahora comprendemos la jugada de rey.

14. Ag4 Dh7 Y ahora entendemos la jugada anterior de dama y por qué decíamos que las jugadas h6, c4 y Rd7 estaban conectadas con la presión sobre c2 del Aa4.

15. Ta2 Ca6 16. Th3 Cc7 17. Rf1 Taf8 18. Rg1 g5 Observese como las negras se permiten el lujo de atacar por el flanco de rey gracias a que la mitad de las tropas del primer bando se hallan acuarteladas todavía en el flanco de dama ocupadas como están de proteger el peón c2.

19. Cf3 Cc6 20. Ch2 f5 21. exf6 Txf6 Las negras han logrado abrir una peligrosa columna contra el rey blanco.

22. Te3 Thf8 23. f3 Df7 24. Ad2 Ce8 Mientras la piezas blancas del flanco de dama están amarradas a tareas defensivas de c2, las piezas negras cuantan con tiempos para maniobrar a su antojo; en este caso el caballo se dirige a g7 para deglutir al peón avanzado de h5.

25. Ah3 Dxh5 26. Cg4 Tf5 27. Cf2 Dg6 28. Bxf5 exf5 Las negras han sacrificado calidad tomando en consideración que las piezas blancas del flanco de dama todavía tiene dificultad en reubicarse y que el Ah3 blanco molestaba lo suyo presionando sobre el peón débil e6. La presión de dama y alfil sobre c2, es uno de los elementos que posibilitan este sacrificio de calidad.

29. Te2 Cf6 30. De1 Ch5 31. Ta1 Cg3 En los tres últimos tiempos, las blancas han reubicado sus piezas, pero las negras han aprovechado para situar su caballo en mitad del campamento del rey blanco. Ciertamente las blancas han logrado hacerse con la columna abierta pero no hay entrada factible para la penetración entre las filas enemigas.

32. Te5 Dd6 Las negras no toman en e5 porque la entrada de la dama blanca en dicha casilla sería devastadora para sus intereses tocando al Cg3 y d5.

33. Ch1 Cxh1 34. Rxh1 Cxe5 35. dxe5 De6 Las blancas han devuelto la ventaja de calidad y a cambio han eliminado al molesto Cg3.

36. Ae3 Dxe5 Las blancas entregan el peón que era una causa perdida para intentar reubicar sus piezas conformando una fortaleza confiando en que un final de distinto color ayude en hacer tablas.

37. Dd2 Te8 38. Af2 f4 39. Td1 Rd6 Mientras el rey blanco parece castigado en el rincón, el rey negro trabaja con sus tropas en tareas defensivas, colaboración nada despreciable que supone, de facto, pieza de más.

40. Te1 Df5 41. Txe8 Axe8 Observese como las piezas desaparecen del tablero, como la partida avanza y la idea primigenia de la presión sobre el peón c2 permanece.

42. Ad4 Aa4 43. De1 Rd7 44. Db1 h5 45. Db4 Ac6 46. Db1 g4 47. fxg4 hxg4 48. De1 Aa4 Las negras después de evitar la entrada de la dama blanca en su territorio, sólo deben eliminar el peón c2 para obtener una sencilla victoria sumando su alfil al ataque en el flanco de rey.

Tablernícolas: Juego de cartas para jugar al ajedrez

Recientemente me han presentado un materia didácticol excelente para introducir el ajedrez en los colegios: Un juego de cartas.

Ciertamente, la fórmula no es nueva; muchos monitores han echado mano de este recurso con particular pericia en manualidades para confeccionarse un juego de cartas con el que poder instruir a su alumnado en distintos recursos ajedrecísticos. Sin embargo, esta iniciativa a elevado esta idea al grado profesional poniéndola a disposición de todos los monitores y docentes de ajedrez a un bajo precio y con resultados ampliamente probados en las aulas.

A continuación reflejo el detalle de la información remitida por sus creadores a TX:

Aprender a jugar, jugando

El ajedrez es un juego sencillo, no tiene demasiadas reglas. Sin embargo, es tan difícil jugarlo bien como enseñarlo de una forma adecuada.
Hace poco han aparecido un par de herramientas (en una) increíbles para los propios niños, sus padres y docentes. Éstas reciben el nombre de Tablernícolas y Ajedrez aleatorio, dos juegos impresos en las dos caras de una baraja de 64 naipes.
Tablernícolas es simple en su planteamiento y, tal vez por ello, muy efectivo en sus resultados. Se trata de una baraja en la que aparecen impresos los 64 escaques de un tablero de ajedrez. Con este juego no competitivo trabajamos, obviamente, el tablero, aunque también vamos asimilando la lógica interna que lo gobierna y todo lo que se relaciona con él, como las coordenadas (la notación) y la visión espacial. En el aspecto puramente psicológico, se desarrolla la concentración, la atención y los reflejos. Además, integramos de un modo natural el empleo del reloj. Su idea inicial es la de colocar, en un minuto, el mayor número de piezas posible. Pero tiene bastantes más aplicaciones, como la de hacerlo desde el lado de las negras, con un tablero sin coordenadas o plantear una guerra de casillas (se ha de adivinar el color de la casilla que se descubre y cada fallo resta un acierto).
Como se puede ver en el vídeo, también ayuda a establecer y comprender los vínculos que unen unas piezas a otras.
A modo de curiosidad, generalmente, según hemos observado, suele existir una correspondencia muy palpable entre la capacidad de colocar piezas en el tiempo dado y el nivel real de juego. Por lo tanto, gracias a la práctica de este juego podemos ampliar la cantidad de tablero que consideramos en cada momento.
Ajedrez aleatorio, por otra parte, es un juego dinámico, y muy creativo y divertido. Sólo se ha de seguir una consigna, obedecer la orden que indica la carta que se ha descubierto (si se puede, claro; si no, hay que sacar una carta más). Y pensar muy mucho en qué opciones puede llegar a tener disponibles el rival. Por ello, este juego nos ayuda a pensar antes de actuar, a reevaluar movimientos continuamente, a adaptarnos, a ponernos en el pellejo de nuestro rival, a desarrollar la noción de qué me conviene a mí, qué le conviene a mi rival, qué me puede perjudicar, etcétera. No poder mover una pieza atacada, por ejemplo, nos enseña a asimilar qué jugadas son fuertes, cuáles son buenas, y cuáles no deberíamos hacer. También, a ver cuáles son directamente ilegales. De hecho, este juego aumenta significativamente la noción de qué y cuánto material está disponible para cada bando. No es extraño que, en voz alta, un jugador diga:«“Juega un caballo”. ¡No tengo!», o «No puedo».
Además, empezamos a trabajar el sistema de notación y el de correspondencia entre un tablero y un diagrama dado de una manera muy instintiva y sencilla (pues las imágenes empleadas siguen el sistema de símbolos que se emplea en las publicaciones técnicas: las capturas se indican con x, los jaques con + y las piezas siguen la representación universal).
Al introducir Ajedrez aleatorio el factor azar, hemos observado otro gran beneficio, sobre todo en grupos grandes y de nivel muy heterogéneo. Todo el mundo puede jugar contra todo el mundo, cualquiera puede ganar o perder ante jugadores de diferente nivel, y se aprende a asumir «ciertas» derrotas.
Ambos juegos pueden dar pie a otros muchos. En clase, con Tablernícolas, hemos jugado al bingo a hundir la flota, y hemos probado a sacar dos cartas (salida y destino, por ejemplo) para generar rutas de caballos a la ciega, o carreras si hay más jugadores, o carreras con obstáculos… Y con Ajedrez aleatorio hemos jugado a los hombres lobo, al quién es quién…

Precio de la baraja (dos juegos en uno): 9,99 €
Dónde comprar Tablernícolas y Ajedrez aleatorio: https://lalogicadelajedrez.wordpress.com/

Rey al Ataque

A fin de no favorecer en demasía el pensamiento dogmático o la mecánica que todo juego requiere para ser asimilada su norma, de cuando en cuando, deben intercalarse en la enseñanza de toda materia, pero especialmente en Ajedrez, oportunas excepciones a la regla con idea de provocar el suficiente asombro como para que todo lo demás quede fijado en la monotonía sin ser sacralizada la realidad, promoviendo con ello la mentalidad creativa capaz de introducir novedad y dar con soluciones que ayuden al progreso del juego y de su ciencia. Hoy, esta oportunidad nos la brinda la figura del Rey.
Bueno es explicar al principiante que en las primeras fases del juego, el rey es una figura que no conviene sacar de paseo; y que en torno a esta circunstancia existen herramientas como el sacrificio de extracción encaminadas a tal propósito. Ya en etapa avanzada se incide de nuevo sobre este particular remarcando que el rey sólo es una figura digna de consideración en cuanto a su fuerza defensiva u ofensiva en la etapa final donde su juego en muchas ocasiones es decisivo para determinar el signo de la lucha.
Ahora bien, hay ocasiones en que puede haber maravillosas sorpresas como la que se llevó uno de los mejores jugadores del Mundo a finales del siglo XX…Préstese especial atención al juego del rey blanco, muy aleccionador.

Short, Nigel D (2660) – Timman, Jan H (2630)
1. e4 Cf6 2. e5 Cd5 3. d4 d6 4. Cf3 g6 5. Ac4 Cb6 6. Ab3 Ag7 7. De2 Cc6 8. O-O O-O 9. h3 a5 10. a4 de5 11. de5 Cd4 12. Cd4 Dd4 13. Te1 e6 14. Cd2 Cd5 15. Cf3 Dc5 16. De4 Db4 17. Ac4 Cb6 18. b3 Cc4 19. bc4 Te8 20. Td1 Dc5 21. Dh4 b6 22. Ae3 Dc6 23. Ah6 Ah8 24. Td8 Ab7 25. Tad1 Ag7 26. T8d7 Tf8 27. Ag7 Rg7 28. T1d4 Tae8 29. Df6 Rg8 30. h4 h5 31. Rh2 Tc8 32. Rg3 Tce8 33. Rf4 Ac8 34. Rg5 AxT 35. Rh6 1-0