Colegio Mendia: Ajedrez en los recreos

mendia

En el Centro Público de enseñanza Mendia de Balmaseda, han llegado noticias a TX de una exitosa experiencia ludico-ajedrecística llevada a cabo durante los recreos que merece ser publicitada para que cunda el ejemplo.

A iniciativa de su Director, Germán Igartua, con el apoyo decidido del centro que ha puesto a su disposición las instalaciones así como las pizarras digitales y de una entusiasta AMPA que ha equipado el proyecto con tablero mural y juegos de piezas suficientes en número y calidad, de un tiempo a esta parte, los recreos del colegio Mendia de Balmaceda, además de registrar las escenas típicas de los patios de colegio, acontece una curiosa eclosión de partidas de ajedrez, que ni el propio instigador del asunto se explica, al estar implicados con inusitado interés más de dos centenares de escolares de primaria sin haber mediado incentivo alguno mas que su ofrecimiento como una alternativa más.

En TX nos felicitamos de esta iniciativa que lleva el ajedrez a donde mejor está, a saber, en los recreos y horarios de esparcimiento como juego que es, a fin de entretener, distraer y divertir a los niños, proponiéndoles una opción de ocio más que sumar como alternativa a la tele y el ordenador.

TX también está en disposición de explicar la misteriosa buena acogida que un juego aparentemente sedentario, a blanco y negro y en silencio ha cosechado durante los recreos entre el alumnado de Mendia: el éxito o fracaso de una actividad apetecible para los más pequeños, como es la propuesta de un juego, depende en alto grado de la ilusión con que esta se organice por parte de los mayores. En este caso, la actividad está realizada directamente por el Director del Colegio cuya figura para los alumnos es poco menos que la del Jefe Supremo. Esto, ya es un punto a favor de la actividad. Si a ello le sumamos que German es un excelente jugador de nivel federado, que tiene el título de Monitor Nacional de la Federación Española de Ajedrez y que es fundador de el Club Xake Gurutzteta, entonces, a la ilusión se le suma la buena capacidad y lo extraño hubiera sido que no hubiera ido todo tan bien como sabemos que va.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *