El Ajedrez de los ciegos

Son muchas las veces que la gente me pregunta ¿Cómo juegan los ciegos al ajedrez? No en el sentido de si lo hacen bien o mal que al respecto no nos distinguimos del resto de aficionados, pues lo hay malos, muy malos, malísimos y quienes nos hemos dado cuenta que lo debíamos dejar, sino interesados en su aspecto técnico de poderse llevar a la práctica, respuesta que aprovechando una consulta institucional al respecto me he decidio no aplazar por más tiempo.

El juego de ajedrez, dada su naturaleza primordialmente intelectual, nos permite a las personas ciegas, semiciegas o con severa deficiencia visual, disfrutarlo plenamente, toda vez se haya rebasado el umbral mínimo de dificultad que su aprendizaje requiere y el material esté adaptado al sentido del tacto.

Material adaptado
El Ajedrez de los ciegos precisa de material adaptado consistente en: Tablero; Piezas; Planilla; y Reloj.
Tablero: El tablero de ajedrez adaptado es como cualquier tablero de ajedrez en tamaño, forma y color, solo que, al objeto de distinguir las casillas blancas y negras, estas últimas aparecen elevadas respecto a aquellas, además de haber en mitad de cada escaque un orificio a fin de encajar las piezas para que al ser palpadas por las manos de los jugadores, no se caigan constantemente. Obviamente, los números y las letras de las filas y columnas destinadas al lenguaje ajedrecístico están en Braille.
Piezas: las piezas de ajedrez para ciegos son idénticas al del ajedrez en tamaño forma y color, salvo por que en la parte superior con intención de distinguir las blancas de las negras, estas últimas están coronadas con una bolita de metal, además de llevar todas las piezas en su parte inferior una especie de clavija cuya función es encajar la pieza a la casilla en el hueco a tal fin destinado.
Planilla: el registro de la partida de ajedrez adaptado puede hacerse en un soporte para escritura Braile, papel de mayor grosor y para trabajar con punzón, si bien, lo más cómodo y empleado son las grabadoras de voz, donde en lugar de escribirse los movimientios, estos son dictados.
Reloj: el reloj de ajedrez de los ciegos, es ciertamente algo más aparatoso que el usual de competición. Además de aparecer la información en pantalla digital, el reloj comporta la posibilidad de informar acústicamente por medio de audífonos conectados desde cada lado para que a ellos accedan los dos jugadores cuando lo deseen.

Destrezas previas al aprendizaje ajedrecístico
Es tarea del docente de ajedrez adaptado poner empeño en que el alumnado adquiera de modo solvente las habilidades técnicas que le posibilitarán desenvolverse con total autonomía en el juego, sea para su aprendizaje, sea para su práctica, sin cuyo concurso optimo, todo aquello se resiente.
-Conocimiento del tablero: el tablero de ajedrez sea o no adaptado está organizado internacionalmente en filas con números del 1 al 8 y columnas diastinguidas por letras de la a hasta la h, de modo que por coordenadas, a cada casilla le corresponde una letra y número sin posibilidad de confusión. Si este conocimiento del tablero es condición primera para todo ajedrecista, más todavía para las personas ciegas que requieren del lenguaje ajedrecístico para poder practicar el juego sea entre ellos para decirse mutuamente las jugadas, sea con terceros videntes.
Ejercicio: un ejercicio para trabajar esta destreza consiste en dictar casillas donde deben colocarse a velocidad requerida peones; puede solicitarse trazar una diagonal de a1 a h8; una horizontal de a4 a h4; una vertical de e8 a e1, etc.
-Discriminación de piezas: aunque las negras lleven una bolita de acero para distinguirse de las piezas blancas, no es sencillo de entrada tener claro el asunto. Por eso es primordial acostumbrar al tacto en este sentido.
Ejercicio: un ejercicio para trabajar esta destreza que suele hacerse en combinación con la anterior, consiste en colocar en la caja las piezas revueltas de blancas y negras y realizar un dictado intercalando nombres de piezas, blancas y negras para colocarlas en sus casillas, ejemplo: Caballo negro en e5; Alfil blanco en f2…
-Conocimiento del lenguaje ajedrecístico: el lenguaje ajedrecístico empleado por los ciegos es idéntico al empleado por cualquier persona federada, salvo que en nuestro caso, hemos de poner mayor énfasis en su pronuncia para evitar equívocos, de modo que suele citarse la letra acompañada de una palabra como B de Barcelona o D de Dinamarca.

Modo de juego del Ajedrez Adaptado
El ajedrez adaptado como quera que al menos una de las partes precise de tocar las piezas para poder jugar, huelga comentar que sucede cuando son ambos jugadores, la partida se desarrolla en dos tableros donde cada jugador se ocupa de mover sus piezas y las del adversario para de este modo no interferir en su reflexión mientras se palapn las piezas. Los movimientos se comunican oralmente por medio del lenguaje ajedrecístico.

Aprendizaje ajedrecístico
Las personas ciegas disponen de material didáctico adaptado sea en Braille sea en sonoro en la Biblioteca general de la ONCE. Igualmente cuentan con entrenadores especializados que imparten cursos en las sedes ONCE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *