Celada Siberiana

La Celada Siberiana se produce en posiciones donde la dama se halla presionando el peón de h del enroque rival, protegido por el Caballo situado en la columna f. Confiando en su caballo defensor, el adversario desdeña el ataque, aun cuando salta un caballo a g para aumentar la presión. Es entonces, que otro caballo –desde c—irrumpe en mitad del tablero en la casilla d, atacando al caballo defensor y a una dama situada en e, cuyo cometido es proteger su peón central. Ante este Ataque Doble, nada se puede hacer salvo abandonar.

Por medio de la Celada Siberiana se puede trabajar el tema de la Desviación o el Ataque al Caballo Defensor.

La Celada Siberiana por ser un truco propio del Medio Juego, requiere de atención por aparecer de súbito y precisa poner cuidado en los detalles de la posición para que nada falle. A cambio tiene la ventaja de emerger en distintas aperturas donde el esquema anterior permite su ejecución con éxito.

El siguiente ejemplo es uno de los que presenta un esquema claro y sencillo del procedimiento.

Gambito Morra
1 e4 c5 2 d4 cxd4 3 c3 dxc3 4 Cxc3 Cc6 He aquí al caballo que habrá de saltar a ‘d4’ cuando sea oportuno.
5 Cf3 e6 6 Ac4 Dc7 He aquí a la dama que presiona ‘h2’.
7 0–0 Cf6 He aquí un rey enrocado y un caballo que habrá de ir a ‘g4’ para apoyar la entrada de dama en ‘h2’.
8 De2 Cg4 He aquí al caballo que ofrece su apoyo a la dama de ‘c7’.
9 Ab3 Cd4 He aquí al caballo que ataca a la vez a la dama y al caballo de ‘f3’, ante lo cual las blancas o pierden la dama o reciben mate.

Como Siberia es muy grande allá van más ejemplos para ilustrar este esquema de celada:

Dos Caballos
1 e4 e5 2 Cf3 Cc6 3 Ac4 Cf6 4 d4 exd4 5 0-0 Cxe4 6 Te1 d5 7 Axd5 Dxd5 8 Cc3 Da5 9 Cxe4 Ae6 10 C4g5 0-0-0 11 Cxe6 fxe6 12 Txe6 Ad6 13 De2 Dh5 14 Ad2
Desdeñando el ataque a ‘h2’ por juzgarlo tener bien protegido con el caballo de ‘f3’, las blancas completan su dearrollo. Pero aplicando el tema táctico del despeje de la casilla, las negras ganan la partida: 14 … d3, entregando la casilla ‘d4’ para el salto del caballo. Las blancas no pueden tomar con la dama por la descubierta con 15 … Axh2+. Así 15 De4 y …Cd4. Las blancas no pueden tomar con el caballo por el mate en dos; tampoco con la dama, por la descubierta de antes.

Siciliana
1 e4 c5 2 Cf3 e6 3 d4 cxd4 4 Cxd4 a6 5 Cc3 Dc7 6 Ad3 Cf6 7 0–0 Ac5 8 Cf3 Cc6 9 Ag5 Ae7 10 De2 Cg4 11 Axe7 Cd4 12 Aa3 Cxf3+ -+

Eslava
1 d4 d5 2 c4 c6 3 Cf3 Cf6 4 Cc3 dxc4 5 a4 e6 6 e3 c5 7 Axc4 cxd4 8 Cxd4 Ae7 9 0–0 0–0 10 Cf3 Dc7 11 De2 Cc6 12 e4 Cg4 13 h3 Cd4-+

Esta Celada Siberiana la explico más a fondo en mi obra “Aprende a hacer trampas al ajedrez”.

Celada Grob

GROB

Cuando la estrategia de una apertura completa se basa fundamentalmente en uno o varios trucos, nos hallamos ante un juego de celada. A este repertorio pillo pertenece la Apertura Grob.

La celada de Grob aparece en aperturas o defensas que inician su juego pícaro con peones de g o b, como la Orangután, Polaca, etcétera y en consecuencia no tiene dificultad alguna su planteo y dada su rareza, muy alta la posibilidad de que quienes la desconozcan caigan de lleno en la trampa.

Su idea básica consiste en engolosinar desde el comienzo al adversario que, al ver como un peoncito se pone a tiro de su alfil, no duda en abrir su juego precisamente para atacarlo de inmediato. Claro que, para realizar la captura es necesaria la salida del alfil, que deja desprotegido el peón de caballo que tiene a su cuidado, cosa peligrosa porque el tiempo de su captura permite el desarrollo del alfil del bando pillo por la diagonal que apunta precisamente a dicho peón, ahora indefenso. Veamos un ejemplo clásico:

1 g4 En su primer movimiento, las blancas ponen el cebo. Las negras con mucha lógica realizan 1 … d5, para colocar un peón en el centro y, de paso, atacar con el alfil de ‘c8’ el punto ‘g4’. ¡Más no se puede pedir!
2 Ag2 Axg4 Si desarrollar atacando es bueno, salir capturando debe ser el ¡no va más!
3 c4 Empiezan los problemas para las negras; si toman en ‘c4’ pierden calidad por 4 Axb7. Por consiguiente:
3 … c6 4 cxd5 cxd5 5 Db3
La dama pincha en ‘d5’ y ‘b7’.
5 … Dc7 Las negras juegan al despiste…
6 Cc3, y ahora, si las negras defienden ‘d5’ con 6 … e6, entonces 7 Da4+, y gana el alfil por ataque doble; y si defienden con 6 … Cf6, viene 7 Cxd5, y las negras se quedan mal hagan lo que hagan. Por ejemplo: 7 … Cxd5 8 Axd5, pinchando en ‘b7’ y ‘f7’.

El resto de posibilidades que ofrece el juego para blancas y negras es un buen ejercicio de táctica para el alumnado.

Celada Pastoril

La celada que hoy presentamos trabaja sobre la amenaza de ejecutar un Mate Pastor, motivo que me ha servido para bautizar este ejemplo y cuantas posiciones se le parezcan en cuyo caso hablamos de Tema Pastoril.
Dicho así, podría despreciarse el asunto de su conocimiento, pues bien que mal, pasada la fase de principiante, los aficionados conocemos de sobra este Mate y detectamos las intenciones del rival hasta en los ojillos que pone al desplazar las piezas. Sin embargo, la Celada Pastoril aunque su amenaza sea dar Mate Pastor, se fundamenta no tanto en el mero despiste, cuanto en el desconocimiento de la debilidad de la Diagonal a2-g8 en toda Apertura de Peón de Rey. Tanto es así que a menudo ocurre que nadie se percata ni de haber caído en la trampa ni de poder atrapar a su presa en tan temprano momento…
La Celada Pastoril acontece muy amenudo en planteamientos de Escocesa aunque en el ejemplo actual me valgo de una Defensa Filidor para ilustrar como actua su veneno.

1 e4 e5 Cuando respondemos así con las negras, hemos de tener presente que los ataques sobre f7 son temáticos.
2 Cf3 d6 Aquí tenemos planteada la Defensa Filidor. Ciertamente es un Defensa correcta, pero sólo cuando se juega con total precisión, pues cualquier descuido ¡y creanme! Hay muchas ocasiones propicias para ello en esta Defensa, puede comportar una estrepitosa derrota.
3 Ac4 Ae7 Las negras por miedo a un 4 Cg5 que recuerda al Fegatello, optan por evitar jugar Cf6.
4 d4 Cd7 Las negras recuerdan variantes principales de su defensa en que ante el ofrecimiento de cambio en d4 en vez de tomar desarrolan su Caballo delante de la dama para tras los cambios en e5 impedir temas como el Divorcio Real ya tratado en esta misma sección.
5 dxe5 dxe5 Y también recuerdan que se tomaba de peón en vez de caballo por el motivo comentado. Y ahora observamos lo que pasa…
6 Dd5 Las Blancas amenazan Mate Pastor y las negras se quedan mal.

El Deshollinador y Papá Noel

La celada del Deshollinador ya comentada en TX tiene por objeto abrir la columna-chimenea h para iniciar un ataque contra el enroque rival. Normalmente, este ataque se fundamenta en la entrada de la dama por la chimenea donde ha trabajado previamente el deshollinador. Veamos un magnífico ejemplo del procedimiento en un planteamiento tan usual como es la Defensa Cuatro Caballos.

1 e4 e5; 2 Cc3 Cf6; 3 Cf3 Cc6; 4 Ac4 Ae7; 5 Cg5 0-0; 6 d3 h6 7 h4 hxC En su séptimo movimiento, las blancas han puesto a trabajar al deshollinador el peón h4.
8 hxg5 Ch7 El Caballo f6 es conocido como Caballo Defensor, defensor de h7 y entradas de Dama en h5; pero si dicho caballo ocupa la casilla h7, entonces…
9 Dh5 Llega Papá Noel y como el lobo del cuento de los tres Cerditos, entrará en casita por la chimenea con carbón.

Celada del Spaghetti

La presente celada me la ha enseñado mi amigo M.A. Quintana, pillo donde los haya dentro y fuera del tablero. El nombre de la celada ya es cosa mia, al observar que la secuencia de capturas por parte de las negras, se asemejaba a cómo los sicilianos engullimos la pasta del tirón, casi sin tiempo de respirar.
1 e4 c5; 2 Ac4 d6; Si en su primera jugada las negras plantean la Defensa siciliana, las blancas en lugar de hacer la más habitual 2 Cf3, desarrollan su alfil como en la Apertura Italiana a la espera de acontecimientos… Lo normal, es jugar e6, pero algunos jugadores deseosos de sacar su alfil de casillas blancas prefieren mover la también temática en esta defensa d6.
3 e5 dxe5; Y aquí, entre un c5 siciliano y un Ac4 italiano, el bando negro se dispone a comer un buen plato de spaghetti tomando el peón de e5.
4 d4 exd4; las negras elijen capturar d4 con su peón e5 al objeto de desdoblarlo, siendo ahora dos los peones que tiene de ventaja.
5 c3 dxc3; Y como si de un spaghetti largo se tratara que queda colgando entre la cuchara, el tenedor y la boca golpeando la servilleta a un palmo del plato…las negras sorben hacia adentro lo que queda con voracidad.
6 Axf7+ Y las negras pierden la dama debido al tema ya comentado en TX del Divorcio Real.
Moraleja: los spaghetti conviene partirlos antes de cocinarlos, o en su defecto, no comerlo de golpe para evitar atragantarnos.