De cómo jugar con los hijos al Ajedrez

En los debates, turnos de palabra y corrillos improvisados tras las charlas que ofrezco a docentes y padres sobre nuestro amado juego, aparece de modo recurrente una cuestión que me sorprende ¿Cómo debo jugar con mi hijo al ajedrez? Extrañeza la mia, justificada por cuanto la pregunta nunca la he escuchado formulada respecto al fútbol, las cartas, el dominó, los dardos, los bolos, las canicas, echar una carrera, un pulso…asunto ciertamente intrigante para alguien, que como yo, ha elegido el mayor bien que se puede hacer al mundo, cuál es, no procrear, por cuanto sólo me es permitido hablar por la observación que no de la experiencia propia, si bien, en algo me ha ayudado trabajar con niños de corta edad que me enseñaron sobre psicología infantil más que Piaget.
Lo primero que hemos de tener presente es que los niños son pequeños, pero no tontos. Es verdad que gracias a la escuela y los libros de texto, poco a poco se les atrofia el cerebro, pero hasta un límite; la Naturaleza infantil logra aprender fuera de esas celdas de castigo que denominamos pupitres y de esas lápidas de conocimiento creadas para homogeneizar el pensamiento a muchos, facilitar el trabajo a unos cuantos y dar de ganar a muy pocos llamadas libros de texto.
El niño aprende por el juego, pero sabe que los mayores, los gigantes de los cuentos, somos más altos, más fuertes, más rápidos siendo su reto escapar a nuestra mirada y alcance de la mano, momento en el que son libres. Sin embargo, hay gigantes de los que depende su protección y alimento siendo con ellos con los que le place jugar porque intuye que le permiten trasgredir el orden natural de las cosas e incluso subvertirlas en algunos momentos como también sucede en el orden social que se trastoca durante periodos de fiesta donde se perdona a reos, se entrona al tonto del pueblo, todo el mundo se disfraza, o de pronto se desean felicidad a todas horas como sucede por Navidad.
Así las cosas, lo que más desean los niños, es jugar con sus progenitores por cuanto con ellos pueden sentir el placer de victoria ante un mayor o gigante sin sufrir las consecuencias lógicas de tal proeza herculea, aun cuando saben instintivamente que es un juego donde el más grande deja ganar al más pequeño, lo que no impide su máximo disfrute al marcar un gol al padre, superar a la madre en un pulso, llegar antes a casa al subir por las escaleras…Estas pequeñas victorias nunca empequeñecen la figura paterna, porque sólo acontecen en el juego, nunca en la vida real.
Si los padres no se dejan ganar por los hijos en el juego ¿Dónde les darán la oportunidad de hacerlo? ¿En la realidad? ¿En la vida? ¿En la familia? ¿En el trabajo? No tendría sentido. En todas estas áreas, los padres han de mantenerse siempre por delante, por encima y más arriba que los hijos hasta que estos los superen y demuestren poder ocupar su puesto en la sociedad. Hacer lo contrario seria contraproducente.
De esta guisa, los padres se dejan meter goles, se dejan alcanzar en una carrera hasta la esquina, no se emplean a fondo en un pulso…y esto mismo se debe hacer al jugar con los hijos al ajedrez.
Ciertamente, se objeta, que los padres se dejen ganar por los hijos al ajedrez puede ser contraproducente en varios sentidos, a saber: por una parte se reduce la capacidad de aprendizaje del niño por cuanto este no tiene un rival del que aprender al no sufrir sus derrotas; por otra, puede verse mermado su interés por el juego al comprobar que rápidamente gana a su padre y ver colmadas sus metas a este respecto; y cosas por el estilo. Pero este mdo de argumentar que pdoría ser refutado de múltiples maneras, nace viciado de raiz, por cuanto “Jugar al ajedrez con el hijo” no debe implicar necesariamente jugar una partida seria de ajedrez, de igual modo, que jugar al futbol con el hijo no supone nunca disputar un partido de futbol de 90 minutos con porterias y campo reglamentarios.
En la expresión “Jugar al ajedrez con el hijo” debe pesar más la palabra hijo que ajedrez y por consiguiente el concepto de jugar quedará teñido de cuanto ello supone de modulación del esfuerzo, metas lúdicas a satisfacer, limitación de la dificultad, complicidad con el adversario…de mdo que, jugar al ajedrez con el hijo no será lo mismo que jugar al ajedrez. Y si esto no se entiende así, es que no se entiende nada.
Sea entonces, que la cuestión cómo se juega al ajedrez con los hijos, pueda solventarse con la simple extrapolación de lo que se hace en otros juegos, verbigracia enfutbol, donde el padre se deja meter goles, en las cartas se deja hacer bazas, coriendo se deja acercar y llegar juntos a la meta…esto en ajedrez puede logarse de muchos modos:
1º El modo más sencillo de jugar al ajedrez con los hijos es reduciendo la partida a su aspecto táctico donde todo consiste en comerse piezas y aquí los padres deben dejarse capturar peones, alfiles y caballos, manteniendo cierto nivel de rivalidad y aumentando partida a partida la dificultad. Por supuesto a este primer nivel de juego, le sobra acabar la partida por mate. La partida termina al comer las piezas del adversario.
2º Superado lo anterior, se pueden disputar partidas donde aplicando la receta anterior de dejarse comer piezas, ahora se evitará dar mate por parte del padre al hijo, pero poniendole las cosas difíciles. Es decir, el padre debe moderar su fierza de cáculo y sus conocimientos a fin de permitir al hijo demostrar lo que sabe, por ejemplo ocupar una columna, entrar a séptima fila, etc. En este segundo modelo de actuación, debe iniciarse la secuencia de partidas con victorias paternas donde el hijo primero haya perdido claramente pero a la siguiente partida ya haya experimentado el placer de durar mucho, despues el placer de haber comido muchas piezas, luego el placer de haber casi llegado al final igualado y un día aun cuando el padre tenga en su mano la victoria, si ha habido avances intelectuales del juego, dejarse ganar para recompensar el esfuerzo y afianzar la progresión con el premio de la victoria.
Un modo clásico empleado desde antiguo en los clubes por los aficionados para elevar el nivel de los principiantes consistente en disputar partidas donde el rival más fuerte otorga ventaja inicial como puede ser dama de menos, es un buen modo a emplear con los hijos que ya hayan pasado por la fase precedente del come-come.
3º Ya en una tercera fase, disputando partidas algo más serias, cuando el niño conoce mates, trucos y celadas, lo suyo es ir sólo un poco por delante de su nivel de juego a fin de contagiarle el nivel. No se aprende nada de derrotas basadas enconceptos todavía inasumibles por edad y experiencia para la mayoría y aunque usted crea que su hijo es un genio, tenga presente que mientras la humanidad aumenta, la inteligencia permanece igual. Es aquí donde el padre debe mostrarse superior al hijo para una vez este ama el juego soporte los golpes emocionales de su educador y entrenador que lo quiere y respeta como hijo y como jugador juagndo ahora sí al ajedrez. Y si el hijo nunca llega a ganar al padre, mejor para el hijo que se dedicará a otra cosa que se le de mejor; mejor para el padre que no derrochará tiempo y medios en su futuro Fischer y mejor para el ajedrez que está sobrado de frustración y mediocridad.
Para resumir, se puede jugar al ajedrez con los hijos del siguinete modo:
1- Dejándose comer muchas piezas. Un modo de progresar es que cada vez capture más piezas que en las aterior partida.
2- No aplicando toda la fuerza de cálculo.
3- Dejando hacer al rival algunos planes de ataque como montar el trenecito, prepararuna batería, dejarse hacer una clavada…
4- Evitando dar mate, pemitiendo que discurra la partida muchos movimientos.
5- Cayendo en sus celadas total o parcialmente.
6- Sacrificando piezas para dar mate y dejándole escapar.
7- Permitiendole llegar al final de partida igualados.
8- Ganado la partida sólo por un peón que corona.
9- Provocando unas tablas.
10- Disputando partidas con ventaja inicial empezando por dama de menos hasta sólo peón de menos.
Huelga comentar que esta respuesta está dirigida a padres cuyo nivel ajedrecístico es de federado en adelante. Para los padres que simplemente sepan mover las fichas y jueguen a esto como quien les habla lo hace al golf, yo les diría que no se preocupen demaiado por cómo deben jugar al ajedrez con sus hijos, si se tienen que dejar ganar o ofrecer resistencia, porque pronto sus hijos les ganarán sin contemplaciones y serán ellos quienes tengan problemas emocionales sobre el particular como cuando dan el estirón y pasan a ser más altos que sus papis.

Bizkaia Chess & Gazte: Un sueño hecho realidad

Cuando hace cosa de una semana, Andoni Madariaga del Club e4 – promotora de Ajedrez y de las Finales del Gran Slam – se puso en contacto para transmitirme el interés que el Director de INNEVENTO, Fernando San José, había mostrado por la participación de mi persona en el Festival BIZKAIA CHESS & GAZTE, confieso sentirme agraciado como quien sin adquirir un boleto de lotería le entregan uno premiado tras el sorteo, pues si inmersos en el mundo deportivo cuesta que a uno le reconozcan su valía, cuánta más no será la satisfacción cuando apartado de los tableros, los clubes, los torneos, las clases, las escuelas y las federaciones, personas de las que no tenía noticia, ajenas por completo a la fauna ajedrecística, creen que mi presencia en sus actos tiene alguna relevancia. Es así, como tras ponernos de acuerdo en las tarifas, adquiero la enorme responsabilidad de Presentar a Patricia Claros y compartir Mesa Redonda con Leontxo García.

Los días previos a esta cita ajedrecística, los tenía cargados de compromisos editoriales, docentes y culturales, por ejemplo, el Jueves 15 entraba en imprenta el Volumen V de la Historia Oculta de la Masonería y el mismo Viernes 16 entregaba los Premios de un Certamen Literario. Con todo, robé horas al sueño y pude pergeñar una aportación novedosa para la Mesa Redonda cuya reflexión por escrito aparecerá en forma de artículo en la prestigiosa Revista CapaKhine con el título Cine y Ajedrez: Razón de su éxito.

Resultado de imagen de andoni madariaga e4

La directiva del Club Ajedrez e4: los hermanos ajedrecistas Fernández, Juan Carlos, Txelu y Jesús, con Andoni Madariaga a la derecha de la imagen.

Una cosa es, que esté alejado de los tableros y otra muy distinta, que no me entere de la partida. Y ciertamente desde el mismo momento en que decidimos en TX publicitar esta iniciativa, teníamos muy claro que estando detrás de todo el asunto e4, nada podía salir mal, máxime, cuando se había acertado en contratar a una empresa como INNEVENTO especializada en la organización de exitosas actividades lúdicas, culturales y deportivas además de contar con la inestimable colaboración de las Federaciones Vasca y Vizcaína.

 

Sea entonces que mi compromiso con Bizkaia Chess & Gazte, fue como apostar a caballo ganador. Pero lo que nunca imaginé esos días previos en los que mi mente estaba dispersa en cerrar clases del trimestre y corregir erratas, es que las horas de sueño empleadas en trabajar mi intervención para dar al público una mirada filosófica del asunto Cine y Ajedrez, me fueran devueltas todas juntas, por sorpresa, el Sábado 17 al traspasar el umbral de la entrada al Pabellón del BEC donde estaba ubicado el escenario del Bizkaia Chess & Gazte. Desde lo alto de las escalinatas que daban acceso tuve el privilegio de contemplar en toda su maravilla con lo que en mis años de escolar, joven ajedrezómano, organizador y federativo siempre había fantaseado, provocándome la estampa, lo que en estética se conoce como “Síndrome de Stendhall” no pudiendo refrenar el alborozo ante mi anfitrión, Fernando San José, a quien exclamé emocionado: ¡Es un sueño hecho realidad!

Aspecto del recinto anterior a la entrada de los participantes

Aspecto del recinto con los participantes.

Ante mis ojos aparecía una llanura ajedrezada de varios metros cuadrados con sus espacios bien diferenciados: allí decenas de mesas dispuestas para acoger el Torneo Individual de Bizkaia; allá otras tantas alineadas para el Torneo Interregional; a la derecha un escenario para ceremonias y paneles de la exposición ajedrecístico-filatélica; a la izquierda un lugar reservado para ordenadores; a la entrada un ajedrez con piezas gigantes; al fondo una sala de conferencias; a su lado se ubicaba un magnífico escaparate de libros y material ajedrecístico; en el lateral una gran pantalla para proyecciones de documentales, cortos y películas sobre el juego; otro lateral estaba íntegramente destinado a las manualidades, pinturas, dibujos, maquillaje, disfraces…y en mitad de todo un gran tablero de ajedrez para representar una partida viviente, una torre humana, realizar las entrega de premios…

Ajedrez gigante de la entrada al recinto.

Rincón de proyecciones.

Personal de la Organización ataviados con ropas medievales propios del ajedrez viviente.

Mi entrada al recinto festivo, aconteció justo a tiempo para asistir a la recepción de autoridades a eso de las 12:00 horas. Para entonces, todo el pabellón estaba lleno de participantes, familiares, acompañantes, figurantes ataviados con ropas medievales, equipos federativos y de la organización, cada cual ejerciendo a la perfección su función, ora de arbitraje, ora de coordinación tecnológica para que todo saliera bien en luz y sonido. Nunca antes había visto en Euskadi algo parecido relacionado con nuestro maravilloso mundo de las 64 casillas.

Sin tiempo para saludar a viejos amigos de mi lejana etapa ajedrecística – no cito a nadie para no olvidarme de ninguno – me dirigí presto y veloz al reservado donde debía presentar a Patricia Claros, todo un honor para mi, pues esta mujer es la Campeona de la Organización de Torneos para jóvenes a nivel Mundial y cuyo currículo excede con creces lo que pueda decir sobre ella en esta crónica.

Patricia Claros junto al cartel oficial.

Poco antes, mientras aguardaba a la invitada, pude escuchar a David Sierra, Director de EXPOCHESS y promotor del exitoso proyecto internacional “Niños del Mundo” exponer en detalle en qué consiste su novedosa iniciativa en la que han intervenido jóvenes de los cinco continentes, con la ventaja de ver en directo una demostración realizada entre jugadores del Club Ajedrez Getxo capitaneados por Alex Rodríguez con jóvenes de EEUU que participaban vía Internet.

David Sierra poco antes de su presentación.

Luís Fernández Siles

Luis Fernández Siles

Libre de mis compromisos matutinos para con la organización, me dirigí a saludar a Luís Fernández Siles, Director de la Revista Capakhine para ultimar los detalles de la publicación del artículo antedicho, además de echar un vistazo y disfrutar de la actuación de la Torre humana que se erguía como la de babel en mitad del bullicio y jolgorio de la Babilonia ajedrecística, así como la magistral demostración ofrecida por Francisco Javier González Solabarría quien dejó a todos boquiabiertos con su recorrido del caballo. Durante el periplo advertí la presencia de gentes venidas desde Asturias y Cantabria como el Presidente de la Federación Cántabra Miguel Ángel Muela (Kakel), de Castilla y León como el Maestro Internacional Iruzubieta, de Gipuzkoa como Jose Manuel Sierra director de la Página de la FVA, de Álava como un infatigable Albaina o la joven entrenadora del club Martintxo, Eider Velasco, llamada algún día a recoger el testigo que otros ya hemos dejado.

Pasado un fugaz intervalo para el almuerzo junto a los Presidentes de las Federaciones Vizcaína, Vasca y Cántabra, Fernando Valdezate, Miguel Ángel Muela y Kakel, respectivamente, y departir con el filatélico, José Manuel García, cuya agradable conversación me hizo olvidar, por momentos, que estaba rodeado de ajedrecistas confesos habituales de los torneos de la Amistad como Ibon Martín, Koldo Urbieta, Txema Rodríguez o Rubén Sedano entre otros muchos, sin tardanza me encaminé al recinto de conferencias para asistir a la charla sobre Arte y Ajedrez ofrecida por Leontxo García, tras la cual, habría de seguir mi intervención en la Mesa Redonda presentada por Fernando San José.

De izquierda a derecha, Fernando San José, Leontxo García y servidor, Nicola Lococo.

Una vez aliviado de la tensión que supone participar en acto tan prestigioso y haberme quedado intelectualmente satisfecho de la intervención, tuve oportunidad de visitar con tiempo todas y cada una de las actividades desarrolladas así como asistir a la entrega de premios y ceremonia de clausura del Festival para certificar que la entera jornada transcurrida no se trataba ya de un sueño, sino de toda una realidad.

Desde TX deseamos transmitir nuestro agradecimiento a todas las instituciones, empresas, clubes y federaciones que con su presencia han hecho posible que el motivo lúdico del Ajedrez que lo hace ser un deporte, ahora haya alcanzado el rango de fiesta y espectáculo, especialmente a INNEVENTO cuya dilatada experiencia en la organización de grandes actos se ha traducido en un derroche de medios para mimar nuestro querido Ajedrez.

Gracias a todos de todo corazón.

Abadiño: Ajedrez y Amistad

Ayer Domingo, tuve el honor de participar en el inicio de festejos que el Club de Ajedrez Abadiño tiene previsto para celebrar esta temporada sus 25 años de historia. Durante la mañana, mientras más de un centenar de jóvenes disputaba partida tras partida, los aitas y acompañantes disfrutaron de la presencia estelar de Leontxo García quien en un foro abarrotado expuso durante hora y media todas las bondades del juego con la maestría que le caracteriza, prestándose igualmente para estar en la entrega de premios del torneo Errota, formidablemente ensayada y conducida por un excelente Maestro de Ceremonias, el Presidente de la Entidad, Alberto Delgado.
La organización fue impecable, puntual en su inicio y final; buen arbitraje, excelente trato…todo un reflejo de lo que es el club de ajedrez de Abadiño: alto nivel deportivo y mucha amistad.
A continuación reflejamos la clasificación de las distintas categorías:
TORNEO INDIVIDUAL
Mayores
Rank SNo. Nombre Club Pts BUC
1 14 Munilla Sergio Abadiño 4 13½
2 16 Reguillaga Manex Elorrio 4 13
3 10 Elexpe Aritz Eder Abadiño 4 12
4 12 Manso Jorge Barakaldo 3½ 10
5 5 Calleja Unai Barakaldo 3 13
6 7 Cretu Cristian Abadiño 3 11
7 15 Nichei Anatoli Abadiño 3 10½
8 11 Garcia Irene Sestao 3 8½
Hasta 20 participantes

Alevin
Rank SNo. Nombre FED Club Pts BUC
1 18 Singh Karan ESP Bilbao 4½ 13
2 22 Zubizarreta Maddi ESP Santurtzi 4 14
3 17 Santos Natalia ESP Basauri 4 12½
4 21 Zubizarreta Amets ESP Santurtzi 3½ 13½
5 19 Torres Raul ESP Barakaldo 3½ 13
6 3 Carvajal Julen ESP Zornotza 3½ 12½
7 9 Gonzalez Aitor ESP Sestao 3 14½
8 11 Monereo Aitor ESP Pagasarribide 3 13
9 6 Escabias Yeray ESP Matiena 3 11½
10 10 Intxaustegi Andoni ESP Leioa 3 11
Hasta 22 participantes

Benjamin
Rank SNo. Nombre FED Club Pts BUC
1 10 Espejo Cesar ESP Deusto 6 18½
2 27 Molinuevo Unai ESP Luis Briñas 5 23
3 3 Calvo Unai ESP Jesuitak 5 19½
4 13 Gamero Jon ESP Luis Briñas 5 19
5 12 Fidalgo Iker ESP Iurreta 5 16
6 18 Hernandez Unai ESP Nevers 4 22
7 37 Rodriguez Joel ESP Zamudio 4 21½
8 45 Tejada Victor ESP Basauri 4 20
9 44 Tababari Sebastian ESP Nevers 4 18½
10 5 Del Campo Jon ESP Maestro G Rivero 4 17½
11 33 Quesada Lier ESP Jesuitak 4 15
12 34 Raya Iker ESP Nevers 4 15
13 40 Santana Hugo ESP Matiena 4 13
14 41 Santos Izei ESP Basauri 4 12½
15 32 Piñeiro Fernando ESP Barakaldo 3½ 17½
Hasta 45 participantes

Txikis
Rank SNo. Nombre FED Club Pts BUC
1 38 Zubizarreta Denis ESP Santurtzi 6 19½
2 33 Rodrigo Raul ESP Nevers 5 19½
3 23 Labrador Danel ESP Nevers 5 19
4 24 Lazaro Maider ESP Azkartza 5 16½
5 36 Sanchez Ixone ESP Matiena 4 22
6 6 Amilibia Martin ESP Elorrio 4 21½
7 1 Agudo Adrian ESP Nevers 4 19½
8 12 Delgado Lucas ESP Matiena 4 19½
9 35 Romero Xabier ESP Matiena 4 19
10 14 Diaz Julen ESP Nevers 4 17½
11 19 Galdos Luka ESP Oñati 4 17½
12 10 Colque Andoni ESP Nevers 4 17
13 20 Gomez Daniel ESP Pagasarribide 3½ 16½
Hasta 38 participantes

TORNEO POR EQUIPOS
Mayores:
1º Abadiño
2º Barakaldo
3º Elorrio

Alevines:
1º Santurtzi
2º Pagasarribide
3º Matiena

Benjamines:
1º Jesuitak de Durango
2º Nevers
3º /4º Luis Briñas y Maestro Garcia Rivero

Txikis:
1º Nevers
2º Matiena
3º Jesuitak

Material Didáctico gratuito en Euskera

Aunque en la actualidad ya no vivo en Euskadi y estoy del todo desvinculado del ajedrez federativo, me siguen llegando noticias remitidas desde la Federación Vasca de Ajedrez, como el que paso a publicar tal y como me ha llegado dado su alto interés docente para colegios e ikastolas de Navarra y País Vasco.

Ya están disponibles en pdf los 6 libros de la colección Juega y aprende “Jokatu eta ikasi” en Euskera y los 4 primeros libros de Ajedrez para todos “Guztiontzako xakea”.

Los 6 libros de “Juega y aprende” los puedes bajar gratis en pdf o puedes pedirlos en papel a un precio excepcional (+ – 6€ Federación, Club, Escuela…)

Los 2 primeros libros de “Ajedrez para todos” también están disponibles para bajarlos gratis y el 3 y 4 solo en papel (+ – 10 Federación, Club, Escuela…).

Ha sido un trabajo muy arduo y persistente el que hemos realizado desde la FVA-EXF en colaboración con EDUCACHESS Y AIDE para lograr que este material esté disponible y gratis. El empujón definitivo se dio en noviembre del 2014, en Azkoitia, con motivo del homenaje a nuestra selección. Y la semana pasada se entregaron los 6 libros, en papel, de la colección “Jokatu eta ikasi” a nuestras instituciones.

Seguimos trabajando para lograr que todo el material didáctico esté disponible en euskera.

Queremos aprovechar la ocasión para recordaros que nuestro amigo Jon Álvarez pone a disposición de los educadores una Web con contenido didácticos muy interesantes sobre el Ajedrez en Euskera ” Xakea Euskaraz 2.0″. (http://xakea.org/WordPress3/)

Material didaktikoak > Materialen erabilera eta irisgarritasun

Material didaktikoak Liburuak
Jokatu eta ikasi
Jokatu eta ikasi 1
Jokatu eta ikasi 2
Jokatu eta ikasi 3
Jokatu eta ikasi 4
Jokatu eta ikasi 5
Jokatu eta ikasi 6
Guztiontzako XAKEA
Liburuak
Guztiontzako xakea
Hastapena 1
Hastapena 2

Un cordial saludo,
José M. Sierra
Komunikazioa & Marketing FVA-EXF
fva@xake.net
www.xake.eus

Como se puede apreciar una excelente inicitaiva que echabamos en falta desde hace mucho.

Desde Txiki Xake, damos las gracias y la enhorabuena a cuantos han participado de tan excelente proyecto educativo y en favor de la difusión del ajedrez.