4 de Octubre. San francisco, patrón de los veterinarios.

El pasado 4 de octubre, los veterinarios  celebramos con  una comida, como todos los años, el día del patrón. Tengo que decir que a pesar de no ser muy devoto, y menos de “santos y virgencitas”, de mi profesión me gusta hasta el Santo. San Francisco de Asís, aprendió o supo, en conclusión, distinguir lo importante de lo banal.

No obstante, debo decir que este, no es en absoluto un buen momento para la veterinaria. Y así lo creo, porque esto es lo que me señalan los siguientes indicadores:

  • A pesar de que el 80% de los hogares, según un reciente estudio, tienen una mascota, el aumento en el número de centros clínicos ha sido desmesurado, en los últimos 10 años.
  • Las expectativas de crecimiento de este mercado han sido copadas por los fabricantes de pienso, accesorios y laboratorios, que han resituado al profesional veterinario en un perfil de vendedor, para el que no nos formaron,  y en el que nos han mantenido hasta descubrir nuevas fórmulas de venta.
  • Nos han recatalogado como sanitarios de lujo al trasladarnos, desde el 8 al 21%, en materia fiscal.Demoledor.
  • En Seguridad Alimentaria, la bromatología cada vez tiene menos espacio frente a otros grados como CTA, dietética, nutrición, etc. Y los sistemas de calidad, están desplazando cada vez más, los criterios técnicos del veterinario, hasta convertir a este, en un gestor de labores burocráticas mecánicas irreflexivas. Esto, en mi opinión,esto  provocará una pérdida de valor del trabajo,además de alejarnos de la perspectiva  REAL del valor de los riesgos alimentarios.
  • La estructura funcionarial, históricamente la de mayor peso dentro del colectivo, no podrá mantenerse por razones económicas.
  • El alejamiento de los jóvenes veterinarios, de las entidades que lo representan y la pérdida del espíritu colectivo, se hace cada vez más evidente. Perdido este sentido corporativista entre las nuevas generaciones, la disolución del  resto de cimientos que sustentan la profesión no se hará esperar.
  • En nuestro entorno, el veterinario de grandes animales y de explotaciones tradicionales ya casi no existe.

 

¿Pero qué debemos hacer para cambiar esto?

Podemos explicar a los críos que se acercan a las puertas de nuestras clínicas, fascinados por el hecho de ver curar a un gatito o tratar un perro, que el trabajo es tan bonito como parece. Que esta profesión es casi una forma de vida, más que un trabajo. Y que en todo el resto de ámbitos de la vida aplicamos nuestra CIENCIA VETERINARIA, día a día, a todos y todo lo que nos rodea. Como San Francisco de Asís, aunque menos santos, hasta más bien……… pecadores.

IAS

Publicado por

Ion Sustatxa

Creo que muy a menudo se trata el tema de la alimentación, únicamente desde la perspectiva dietética y nutricional, también desde el área gastronómica, pero en escasas ocasiones tratamos los alimentos desde el punto de vista de la seguridad. Sin embargo, los estudios estadísticos aclaran, que el 90% de la población muestra interés por que se le informe sobre los alimentos que consume. Quizás si defino seguridad, aclararé sobre la importancia de su contenido. Que es seguridad alimentaria? Es la disponibilidad de alimentos inocuos por parte de toda la población. Es decir, en una frase hablamos del hambre en el mundo, y con el término inocuo barremos toda la dificultad intrínseca de lo que llamamos comida saludable

2 comentarios en “4 de Octubre. San francisco, patrón de los veterinarios.”

  1. Me encantó esta opinión que además de todo es muy cierta a nosotros como gremio cada vez nos hace falta mas que nada el espíritu cooperativo y de unión entre colegas, hoy en dia no faltan compañeros que atacan una y otra vez a sus mismos colegas dejando cada vez más en una posición muy desventajosa a todos los medicos que desempeñamos esta profesión.
    Me encantó tu reflexión, felicidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*