Prevenir y actuar en un golpe de calor

Creo que todos hemos visto imágenes del trágico suceso que protagonizó Fiji, hace unos días. El bóxer que murió hace unos días por “golpe de calor”, en el parking de ikea de Barakaldo. Como en otras ocasiones, nuestros animales de compañía, son protagonistas en los medios por un lamentable suceso. Y como en otros sucesos todos opinamos al respecto, me incluyo en esto. No obstante, he preferido esperar unos días para utilizar el lado positivo de la noticia.
La divulgación de la información y la presentación del video en el que un bóxer, Fiji, atado en la parte posterior del maletero de un audi, agoniza víctima de un golpe de calor, nos permite conocer que la muerte de perros por esta causa, en el interior de los vehículos, se produce mucho más frecuentemente de lo que nos parece. Además, en esta ocasión se ha producido este hecho en invierno. Es decir, el perro fue víctima del “golpe”, en un día en el que la temperatura no superaba los 15ºC en el exterior. Aprovechemos la muerte de Fiji, para prevenir que esta situación se repita, o al menos no se repita con tanta frecuencia. Cuando nos llegan a la clínica casos de “golpe de calor”, el propietario siempre explica el corto periodo que ha dejado al perro en el choche, que estaba en zona de sombra  y que el día no era especialmente caluroso. Probablemente todos estos factores sean ciertos, pero debemos saber dos cosas:
1.    El perro no cuenta con glándulas sudoríparas, como los humanos, solo en la zona de las almohadillas, y por tanto, su mecanismo para  regular la temperatura se limita al proceso de hiperventilación mediante el jadeo. Esto, solo dispone de la introducción de aire frio en la inspiración para refrigerar su organismo. En términos automovilísticos, hablaríamos del Citroën dos caballos, que solo refrigeraba el motor a través del ventilador, frente a motores más modernos que disponen de un circuito de agua para enfriar el motor.
Por tanto, si cerramos el vehículo, los cristales del coche provocarán un efecto invernadero que incrementará la temperatura del interior en 20 o 30 grados. Si además no hay renovación de aire, por dejarlo herméticamente cerrado, el perro no dispondrá en 10 minutos  de aire frio para refrigerarse, pues el habitáculo es muy pequeño. Su jadeo  contribuirá además a calentar el aire y aumentar la humedad ambiental como si estuviéramos hablando de un aparato de climatización.
2.    Las sombras se desplazan con el tiempo y además, en general, las superficies de apoyo del vehículo, asfalto, cemento o baldosa son comunicadores perfectos del calor que lo transmiten al automóvil. En suelos naturales de bosque o pradera, estos son mejores aislantes.
3.    El metabolismo del animal, que no puede refrigerar suficientemente, recurre a mecanismos de vasodilatación periférica y reducción del aporte de oxigeno, para mantener únicamente la funciones orgánicas que le son indispensables para la supervivencia. Hasta llegar a fracasos orgánicos en la medida que el proceso se va agravando.
En conclusión, para prevenir todo esto:
•    no debemos dejar al perro en el coche.
•    Y si lo hacemos debemos dejar abiertas unos centímetros, las ventanillas o el techo solar, asegurándonos de crear una ventilación  suficiente.
•    Nunca al sol, ni en el momento, ni en periodos posteriores.
•    Si dejemos algo de agua fresca, esta colaborará en la refrigeración.

Y si nos encontramos con una situación de urgencia:
•    Sacar inmediatamente al perro del vehículo, posicionarlo en un lugar fresco.
•    No  darle agua fría para que beba, ni echarle esa agua directamente sobre el cuerpo, no taparle con toallas mojadas, no sumergirle en agua. Todo esto puede contribuir a un cambio repentino de la temperatura y provocar una hipotermia o CID, coagulación intravascular diseminada, o sea, múltiples pequeños trombos.
•    Enfriar poco a poco su cuerpo. Mediante bolsas de agua en extremidades, hielo en axilas y canal del hocico. Mojando su lengua para refrescarla.
•    Acudiendo después al veterinario para prevenir el CID     y estabilizar el equilibrio térmico por sueroterapia.
Con que uno solo de los lectores hiciera uso de estas recomendaciones, la noticia y quienes la hemos divulgado, nos sentiríamos mejor.
Dedicado a Fiji.
IAS

Muere el perro más viejo del mundo. Longevidad, vivir más o vivir mejor.

http://www.youtube.com/watch?v=DBLOM3hqPug

Muere el perro más viejo del mundo en New York, a los 24 años. Chi-chi , que así se llamaba el perro, era un caniche urbano y estaba ciego desde hacía 10 años.
A nuestro alrededor siempre hay algún caso de gatos o perros que nos aseguran de haber llegado a los 18,19 y 20 años. Sinceramente, yo no he conocido nunca ninguno, que en registros oficiales, presentara una edad superior a 18 años. Pero en estos 22 años de clínico os puedo asegurar que la longevidad de perros y gatos ha crecido substancialmente. La vida media de un perro o gato de entonces, rondaba los 12 años. Hoy hemos superado ese límite en al menos dos o tres años.
Pero hay factores predisponentes para esta vida media, y en primer lugar está la raza a la que pertenecen, en segundo lugar, pero casi tan importante, la prevención sanitaria. En general, los perros pequeños viven más que los de razas grandes. Los molosos tienen un desgaste más acelerado y compensan de peor forma patologías orgánicas, que en los miniatura puede transformarse en procesos crónicos de por vida.
En la clínica veterinaria de hoy, patologías mortales se han convertido en crónicas y procesos degenerativos fatales, se han traducido en cuadros medicados, con una calidad de vida más que aceptable. Debido sobre todo, a la adaptación de principios activos de medicina humana, al campo veterinario. No solo vale con reducir las dosis del medicamento, a veces, ni la efectividad, ni la farmacodinamia del medicamento se desarrollan de la misma forma en diferentes especies.

Si queremos concretar más, mencionemos que  enfermedades como la diabetes si se detectan tempranamente, pueden tratarse a diario con insulinas especificas  a las necesidades tanto en el gato como en el perro. Se realizan controles periódicos de glucosa en sangre para control de dosis necesarias y la vida de animal es normal a pesar de ser insulinodependiente. Debo decir que la sensibilidad del propietario también ha evolucionado, pues las soluciones farmacológicas deben de estar respaldada por la predisposición del dueño a pincharle una o dos veces al día (la administración oral aún no ha dado resultados satisfactorios en veterinaria), perseguir a su gato y hacerle tragar el comprimido, etc. 
Ellos, los felinos (se comenta entre los clínicos), son especialistas en crear problemas tanto al propietario como al veterinario, en los seguimientos sanitarios. Procesos degenerativos ligados a la edad como artritis, artrosis, pinzamientos y cualquier proceso crónico musculo esquelético  doloroso para el animal se trata y palia, con los antiinflamatorios no esteroideos. Descompensaciones orgánicas funcionales, como la insuficiencia renal, las cardiopatías valvulares, etc. se apoyan en los llamados IECA`S .No es ciencia ficción, se realiza en la clínica diaria.
Y esto no es gracias a los laboratorios, sino a la terquedad de esos dueños que se obstinaban en encontrar nuevas soluciones para sus animales, a pesar de ser eso…………”animales”.

¿Eutanasia para Pituso, un paso a mejor?

Al hablar de las condiciones sanitarias de los perros adoptados y el pésimo estado en que eran recogidos algunos de estos animales, no mencionamos la  dificultad a la que nos enfrentamos para sacar adelante algunos de ellos. Estoy recordando en este momento, alguna ocasión en la que la eutanasia ha sido la única salida para problemas irresolubles, que nos han abocado a esta para evitar al menos el sufrimiento.
En mi código deontológico este, el sufrimiento, es el primero de los enemigos a combatir, por encima de cualquier otra circunstancia. Incluso, por encima del criterio de los propietarios y su escala de valores. Paliar el dolor está, a mi entender, sobre condiciones económicas, sociales, religiosas o morales, y además en este momento contamos con los medios para combatirlo.

Este fue el caso de Pituso, hace unos meses. Recogido por colaboradores de Galgoleku, se realizó una exploración previa para valorar el alcance de las lesiones. Se apreciaron  fracturas múltiples en extremidad delantera, trasera y cadera. Ante un pronóstico desalentador, se le trasladó a Bilbao y  llegó a nuestra clínica para considerar una segunda opinión. Cualquier movimiento se hacía insoportable para el cachorro y se decidió administrarle potentes analgésicos y sedantes, hasta decidir el abordaje quirúrgico. La dificultad para Galgoleku es en estos casos especiales decidir quién puede atender al animal en estas condiciones especiales, quien puede trasladarlo, acercarlo al veterinario, acogerlo temporalmente, administrarle la medicación, etc. En una situación crítica de estas características, no todos los colaboradores disponen de tiempo, espacio, conocimientos y, sobre todo, “amor incondicional” hacia los animales, como para hacerse cargo de un caso de estas características. En estas circunstancias conocí hasta dónde llega el alcance de su LABOR.
Si la recogida del animal, el acercamiento hasta el veterinario y el traslado posterior hasta Bilbao, precisó de un gran esfuerzo logístico por parte de Galgoleku. Paliar el dolor durante aquella noche fue complicado. La gravedad de las lesiones implicaba, que varios veterinarios colaboradores abordásemos conjuntamente la intervención.
Al día siguiente, observamos que desde el momento del rescate, la incontinencia se había ido agravando con el tiempo. Esta, no era debida a la obligada inmovilidad de Pituso, sino que  se había establecido, como consecuencia de la fractura y el desplazamiento del hueso sobre el nervio responsable del control de esfínteres. Roberto, un compañero veterinario, estimó como irresoluble la afección del nervio. Las pruebas realizadas a posteriori, nos confirmaron esta valoración.
Esa misma tarde, Joseba y  Natalia, dirección de la asociación, informados de la situación y con un pronóstico muy desfavorable, decidieron eutanasiarlo. Seis colaboradores de Galgoleku, cuatro veterinarios y numerosos asociados en comunicación directa, implicados todos ellos en un rescate de un galgo, lloramos la perdida de Pituso. Solo 48 horas después de haber sido encontrado. Para mí ,forma parte de mi profesión, pero para ellos… no he visto nunca una manifestación más clara de amores perros.
Para Pituso

Garantías de salud al comprar o adoptar una mascota

También los animales nos dan ejemplo. Esta perrita llamada Miel ha adoptado cuatro gatitos que fueron abandonados en una caja.

¿Qué es lo que debemos de tener en cuenta cuando adoptamos un perro o un gato? ¿Qué es lo que debe de acompañar al cachorro cuando llega a casa? ¿Cuál es el protocolo veterinario que debe seguir un cachorro?
Depende de cual sea la vía elegida para obtener este cachorro, debemos revisar lo siguiente:

1- Si es una protectora o asociación, preguntar por los protocolos sanitarios de entrada.
Estos protocolos siguen una sistemática, pero no son cerrados pues dependiendo de la exposición del animal a los factores de riesgo por localización, hacinamiento, grupos numerosos, ambiente rural, etc. pueden variar para cada individuo.

Tanto Galgoleku, como APASOS tienen protocolos, de análisis serológicos para testar al animal sobre las enfermedades endémicas de las zonas de recogida: leishmania, erlichia, giardia, es decir enfermedades transmitidas por vectores (garrapatas, mosquitos, pulgas), de ahí la insistencia en la prevención desde aquí. APASOS también suele realizar algún test de enfermedad gastrointestinal (parvovirosis, rotavirosis o coronavirosis ) si en un grupo ha existido algún portador o eliminador de estos agentes infecciosos.

En general, es el criterio del veterinario colaborador, el que propone las líneas diagnósticas o de tratamiento, y la junta de la asociación la que decide la opción más valida en cada caso. Debemos de tener en cuenta que en su gran mayoría estos animales acogidos suelen estar en condiciones bastante malas y más concretamente en el caso de los rescates de Galgoleku, las condiciones llegan a ser deplorables.

Además, durante la acogida y antes de entregarlo en adopción, se procede a vacunarlos de rabia, parvovirosis, adenovirus, leptospirosis, hepatitis, moquillo y si se considera, tos de las perreras.

Felinos
En el caso de los felinos, se les realiza test hematológicos sobre leucemia e inmunodeficiencia y en caso negativo se procede a vacunar frente a estas enfermedades, además de calicivirosis y panleucopenia.
Por último, tanto en perros como en gatos se interviene quirúrgicamente para realizar la esterilización en los dos sexos, siempre y cuando su estado de salud lo permite. Esta medida se ha confirmado como la única vía efectiva para resolver los problemas de camadas indeseables y de abandono.

2- Si es un criador y nos lo envía por transporte nos interesaremos cómo nos lo manda, pues no todas las empresas disponen de medios o protocolos para trasladar animales.

Es imprescindible informarnos si se han realizado actuaciones clínicas, desparasitación-vacunación-chipado y las fechas de realización e inscripciones en otra autonomia, si viene de fuera. Los criadores (con sus veterinarios) tienen pautas vacunales que suelen ser similares a las planteadas en la clínica. No obstante, suele estar incompleta en el momento de la adopción, y se finaliza en la primera visita a vuestro veterinario. También es muy usual que el cachorro requiera una nueva desparasitación previa a la vacuna de recuerdo.
Si el chip es implantado por el criador debe realizarse el cambio oficial de propietario y su inscripción en la base de datos del Gobierno Vasco. Este papeleo es a veces más engorroso que la propia implantación del chip.

3- Si se ha adquirido en una tienda, se debe pedir la documentación (cartilla oficial o pasaporte) antes de la llegada del cachorro y ver el contrato. Durante años, estos contratos exigían condiciones (no sacar el perro a la calle, evitar el contacto con otros perros, etc.) que distaban muy mucho de favorecer el desarrollo físico y social del cachorro en sus primeras semanas de vida. Dejemos los aspectos de pureza de raza y pedigrí a los criadores, vendedores, tenderos, y elijamos un veterinario de confianza, no ligado a la venta, para los aspectos sanitarios.
En este año ha habido descenso en la adquisición del perro en tiendas. La accesibilidad de internet, el abaratamiento de los cachorros en el sur y la comodidad de recibirlo en casa, nos ha abierto la puerta a una formula más COMODA. El tiempo nos dirá si esta relación virtual es seria y permite adquirir un perro o gato con confianza.

Guti y Romina, “amores perros”

Guti y Romina hacen alarde de sus "amores perros"

El ex futbolista del Real Madrid F.C. es tan aficionado a los tatuajes que, además de grabarse las iniciales de su futura mujer en el hombro, quiere lucir el mismo tatuaje con ella

El dibujo de las huellas de su perrita Bella, regalo del 15 cumpleaños de Zaida, hija de Guti y Arancha de Benito, decora los abdómenes de Guti y Romina, demostrando con ello sus “amores perros”. Después de tatuarse, la presentadora y el futbolista pusieron rumbo a una escapada romántica a Milán. Las consecuencias del tatuaje no impidieron que el futuro matrimonio se fuera de viaje. La pareja estuvo de compras por la ciudad y publicaron todos sus movimientos en sus cuentas de Twitter.