Garantías de salud al comprar o adoptar una mascota

Imagen de previsualización de YouTube

También los animales nos dan ejemplo. Esta perrita llamada Miel ha adoptado cuatro gatitos que fueron abandonados en una caja.

¿Qué es lo que debemos de tener en cuenta cuando adoptamos un perro o un gato? ¿Qué es lo que debe de acompañar al cachorro cuando llega a casa? ¿Cuál es el protocolo veterinario que debe seguir un cachorro?
Depende de cual sea la vía elegida para obtener este cachorro, debemos revisar lo siguiente:

1- Si es una protectora o asociación, preguntar por los protocolos sanitarios de entrada.
Estos protocolos siguen una sistemática, pero no son cerrados pues dependiendo de la exposición del animal a los factores de riesgo por localización, hacinamiento, grupos numerosos, ambiente rural, etc. pueden variar para cada individuo.

Tanto Galgoleku, como APASOS tienen protocolos, de análisis serológicos para testar al animal sobre las enfermedades endémicas de las zonas de recogida: leishmania, erlichia, giardia, es decir enfermedades transmitidas por vectores (garrapatas, mosquitos, pulgas), de ahí la insistencia en la prevención desde aquí. APASOS también suele realizar algún test de enfermedad gastrointestinal (parvovirosis, rotavirosis o coronavirosis ) si en un grupo ha existido algún portador o eliminador de estos agentes infecciosos.

En general, es el criterio del veterinario colaborador, el que propone las líneas diagnósticas o de tratamiento, y la junta de la asociación la que decide la opción más valida en cada caso. Debemos de tener en cuenta que en su gran mayoría estos animales acogidos suelen estar en condiciones bastante malas y más concretamente en el caso de los rescates de Galgoleku, las condiciones llegan a ser deplorables.

Además, durante la acogida y antes de entregarlo en adopción, se procede a vacunarlos de rabia, parvovirosis, adenovirus, leptospirosis, hepatitis, moquillo y si se considera, tos de las perreras.

Felinos
En el caso de los felinos, se les realiza test hematológicos sobre leucemia e inmunodeficiencia y en caso negativo se procede a vacunar frente a estas enfermedades, además de calicivirosis y panleucopenia.
Por último, tanto en perros como en gatos se interviene quirúrgicamente para realizar la esterilización en los dos sexos, siempre y cuando su estado de salud lo permite. Esta medida se ha confirmado como la única vía efectiva para resolver los problemas de camadas indeseables y de abandono.

2- Si es un criador y nos lo envía por transporte nos interesaremos cómo nos lo manda, pues no todas las empresas disponen de medios o protocolos para trasladar animales.

Es imprescindible informarnos si se han realizado actuaciones clínicas, desparasitación-vacunación-chipado y las fechas de realización e inscripciones en otra autonomia, si viene de fuera. Los criadores (con sus veterinarios) tienen pautas vacunales que suelen ser similares a las planteadas en la clínica. No obstante, suele estar incompleta en el momento de la adopción, y se finaliza en la primera visita a vuestro veterinario. También es muy usual que el cachorro requiera una nueva desparasitación previa a la vacuna de recuerdo.
Si el chip es implantado por el criador debe realizarse el cambio oficial de propietario y su inscripción en la base de datos del Gobierno Vasco. Este papeleo es a veces más engorroso que la propia implantación del chip.

3- Si se ha adquirido en una tienda, se debe pedir la documentación (cartilla oficial o pasaporte) antes de la llegada del cachorro y ver el contrato. Durante años, estos contratos exigían condiciones (no sacar el perro a la calle, evitar el contacto con otros perros, etc.) que distaban muy mucho de favorecer el desarrollo físico y social del cachorro en sus primeras semanas de vida. Dejemos los aspectos de pureza de raza y pedigrí a los criadores, vendedores, tenderos, y elijamos un veterinario de confianza, no ligado a la venta, para los aspectos sanitarios.
En este año ha habido descenso en la adquisición del perro en tiendas. La accesibilidad de internet, el abaratamiento de los cachorros en el sur y la comodidad de recibirlo en casa, nos ha abierto la puerta a una formula más COMODA. El tiempo nos dirá si esta relación virtual es seria y permite adquirir un perro o gato con confianza.