22
abr 14

Aquel viaje clandestino del Lehendakari Leizaola

Martes 22 de abril de 2014

Hay historias que se van quedando en la bruma de los tiempos. Conviene recordarlas cuando se cumplen cuarenta años redondos, de aquella generación de vascos que querían dejar el legado de lo hecho a las nuevas generaciones “para que se completara y llegara a sus últimas consecuencias” como dijo un venerable señor con su sombrero recogido y ante el Árbol de Gernika en el Aberri Eguna de 1974.

“Iñaki, os damos una noticia extraordinaria que la hemos mantenido en secreto hasta hoy. El lehendakari Don Jesús María de Leizaola acaba de estar en Gernika, hoy,  Aberri Eguna, para decir a los jóvenes que la lucha continúa, que el gobierno vasco en el exilio permanece como símbolo de los vascos y que hay que prepararse, pues a la dictadura le queda poco”. Era el vicepresidente Martín Ugalde en conferencia telefónica desde Donibane Lohitzun poco antes del almuerzo, a frontón lleno para celebrar la fiesta de la Patria Vasca. En Caracas, también a frontón lleno recibimos aquella noticia con estupor y alegría y nos dedicamos a difundirla por todo el mundo, comenzando por la clandestina Radio Euzkadi y por aquel Centro Vasco que seguía muy de cerca lo que pasaba en Euzkadi.

El 14 de abril de 1974, los vascos celebraban por todo el mundo y, en la clandestinidad, el “Aberri Eguna”. La dictadura franquista iniciaba ya su última etapa, confirmada con la enfermedad del dictador. La Resistencia Vasca, lo que llamábamos, entonces, el “Interior” pidió al Lehendakari Leizaola que se trasladara, clandestinamente, a Gernika, para marcar, aquel año la celebración del “Aberri Eguna”. Hace ahora cuarenta años. Fecha redonda.

Su respuesta fue afirmativa. Sólo le preocupaba que se lo pedían demasiado tarde pues no podía entrenarse para andar por el monte, pero, enseguida, le tranquilizaron, pues atravesaría la “muga” en coche. El sábado por la tarde, víspera de “Aberri Eguna” pasaba por el puesto fronterizo de Ibardin, arropado por tres antiguos “gudaris”, Primi Abad, Hilario Zubizarreta y Deunoro Totorika. Iba con la documentación de un agente de aduanas de Hendaia fallecido pocos meses antes y padre político de un burukide del GBB en la clandestinidad.

A su llegada a Bilbao, en Begoña, fue recogido por el entonces Presidente del Consejo Delegado de la Resistencia, Fede Bergaretxe. Después de una visita a la Basílica de Begoña, el Lehendakari Leizaola se trasladó a Algorta, al domicilio del burukide bizkaino, Sabin de Zubiri, donde pasó la noche, antes de ir a Gernika, al día siguiente.

Allí, en Algorta, tuvo lugar la entrevista, del Lehendakari Leizaola, con el periodista francés, Dominique Pouchin, joven redactor del diario francés “Le Monde” y luego redactor-jefe de “L’Evénement du Jeudi”. A dicha conversación, asistieron, también, Juan Ajuriaguerra y Xabier Arzalluz.

A preguntas del periodista, el Lehendakari manifestó que era la primera vez que había pasado “la muga” después de 37 años de exilio. Recordó cómo allí cerca, en Serantes, había hecho su servicio militar en Artillería, recordando algunas anécdotas de aquella época. El Lehendakari, en su disertación, decía que le había costado reconocer Bilbao. Su transformación le pareció tan grande, que llegó a decir: ¡Bilbao es Caracas!.

Su admiración, ante la evolución de la industria le impresionaba, era “la riqueza de su país”, según manifestó. Uno de los presentes, le dijo: “Sobre todo la del gran capital vasco”. Pero el Lehendakari le replicó: “El gran capital también forma parte del pueblo vasco”. El Lehendakari explicó al periodista francés, lo que había sido el Gobierno Vasco, constituido a los dos meses de iniciarse la guerra, en Gernika, un Gobierno que comprendía a todas las fuerzas políticas que se opusieron a la sublevación militar.

El Lehendakari explicó cómo aquel Gobierno consiguió formar un Ejército, reorganizando las primeras milicias, un ejército que resistió varios meses a los sublevados, antes de que pudieran ocupar Bilbao y el resto de Euzkadi. Un Gobierno que mantuvo el Orden Público, que consiguió el funcionamiento normal de los Tribunales de Justicia y que instituyó la Universidad Vasca, empezando por la Facultad de Medicina… La conferencia de prensa duró hasta bien entrada la noche, despidiéndose hasta la mañana siguiente en Gernika.

El acto en la Casa de Juntas de Gernika, breve, fue emocionante. Acudieron casi un centenar de alderdikides, que habían sido invitados a acudir a Gernika, sin saber que el Lehendakari Leizaola iba a estar presente. La figura de aquel anciano, casi de 80 años, erguido frente al Árbol milenario, era la genuina representación del pueblo vasco que, después de tantos años de dictadura, seguía en pie, esperando que, pronto, amaneciera el sol de la Libertad.

Finalizado el acto, el Lehendakari iniciósu viaje de regreso, deteniéndose en el cementerio de Sukarrieta, ante la tumba del fundador del Nacionalismo Vasco, aun sabiendo que sus restos no estaban allí, ya que habían sido trasladados, para evitar su profanación por los franquistas al ocupar Euzkadi.

Al regresar a Donibane, el periodista francés quiso despedirse del Lehendakari, pues él no podía quedarse a la comida que iba a tener lugar allí. Francia estaba en campaña electoral. Al mes siguiente se celebraban las elecciones presidenciales, por el fallecimiento del Presidente Pompidou. Uno de los candidatos era François Mitterand, quien iba a celebrar una conferencia de prensa, en su propiedad de Latché, en las Landas, cerca de Bayona. Tenía que asegurar, para su periódico, la participación en dicha conferencia.

Le preguntó al Lehendakari por lo que había sentido horas antes, cuando se había recogido ante el Árbol, en Gernika. El Lehendakari le contestó: “Lo mismo que le dije anoche. Que había venido a Gernika, para explicar a los jóvenes que, hacía casi 37 años, se había constituido el primer Gobierno de Euzkadi, que este Gobierno, obligado a hacer la guerra, creó el Ejército Vasco, a base de las milicias populares, que creó la Universidad Vasca, empezando por la Facultad de Medicina y que oficializó la ikurriña, como bandera nacional vasca. Que el Gobierno había cumplido su misión y que, ahora, correspondía a los jóvenes el seguir esa misión, mejorándola y perfeccionándola”. El periodista le interrumpió para preguntarle: “¿Y cree Vd. Presidente, que lo conseguirá?”. El Lehendakari, sonriendo, le contestó: “Tengo fe”.

Efectivamente, aquellas palabras, pronunciadas a su regreso de Gernika, donde había ido clandestinamente, respondiendo a la invitación de la Resistencia Vasca, para celebrar “Aberri Eguna” se cumplieron pocos años más tarde. Al regresar, ya definitivamente del exilio en diciembre de 1979, pudo entregar el testigo a un joven nava­rro, Carlos Garaikoetxea, nominado para Lehendakari por EAJ-PNV.

El viaje clandestino del Lehendakari Leizaola se efectuó sin ningún incidente. La Policía franquista fue ridiculizada, pues no se enteraron hasta el día siguiente. Sin embargo la prensa de Madrid trató de restar importancia a dicho viaje. El diario falangista “Pueblo” del 19 de abril, en un artículo de su enviado espe­cial a París, escribía “La visita no fue clandestina, sino autorizada”. El monárquico “ABC” decía que “su nostálgico retorno le ha enemistado con sus correligionarios del otro lado de la frontera”. Insistía diciendo: “Círculos fidedignos españoles se muestran escépticos en re­lación con la noticia, difundida por la prensa francesa sobre la presencia de José (sic) María Leizaola en Bilbao”. “En los mencionados círculos se piensa que tales informaciones responden a un montaje propagandístico, aunque no puede descartarse en absoluto que Leizaola cruzase la frontera”. La desinformación y la mentira fueron durante 40 años las principales armas de la prensa y radio franquistas.

También por parte de la izquierda abertzale hubo algún intento de minimizar el viaje a Gernika del Lehendakari. Sin embargo, Telesforo de Monzón, ya alejado del Gobierno y de las posiciones políticas de EAJ-PNV, al día siguiente, envió un telegrama de felicitación al Lehendakari Leizaola.

El viaje a Gernika del Lehendakari fue un gesto digno y valiente. También el de un hombre disciplinado, que supo acceder a la sugerencia, a la invitación de la Resistencia Vasca. Fue el colofón a una actuación discreta, pero eficaz, como Lehendakari de Euzkadi. Fue en aquel tiempo, un bombazo político.

 


21
abr 14

Carta de un antiguo votante de BILDU negándose a votar por ellos como consecuencia de su Chavismo

Lunes 21 de abril de 2014

Estimados compatriotas,

He recibido el correo de EH Bildu con el mensaje en el   Aberri Eguna  2014 y la información referente a las elecciones al parlamento europeo del próximo 25 de mayo

Dice así:

ABERRI EGUNA:  El debate sobre el derecho de los pueblos a decidir está abierto en Europa y en Euskal Herria. Y eso es lo que vamos a reclamar el 19 de abril en Larresoso bajo el lema ” Euskal Herria decide, las 7 provincas unidas”. Euskal Herria erabaki! Zaspiak bat”.

Totalmente de acuerdo, siempre he querido y seguiré  queriendo. Trabajando por una Euskal Herria libre y unida: ZAZPIAK BAT.

Lo he hecho, junto a mis aitas y hermanos, durante mis primeros 60 años en Venezuela y ahora en Euskadi,  desde hace 10 años, Donostia-San Sebastian.

Respecto al mensaje para las elecciones al parlamento europeo:

Y para las personas que conformamos EH Bildu, tiene especial importancia avanzar en ese camino junto con todos los hombre y mujeres que vivís fuera de Euskal Herria, junto con vuestras experiencias, opiniones y luchas

Respecto a la solicitud del voto, quiero trasmitirles mi reflexión.  Como vasco que soy deseo, fervientemente, una Euskadi libre y como Venezolano que soy deseo con igual intensidad una Venezuela libre, en PAZ, con justicia, sin intromisiones extranjeras de ningún tipo o marca de Imperialismo, donde se respeten los DDHH. Lamento, profundamente, que en Venezuela  por la búsqueda  e implantación del llamado Socialismo del Siglo XXI hayan  sumido al país en un caos, fracaso  institucional, industrial y agrícola, con un 57% de inflación y 30 % de desabastecimiento.

He sido votante  de EA, Aralar y últimamente de Bildu pero NUNCA MAS, por su apoyo irrestricto al  gobierno de la Dictadura Constitucional, de Chávez y Maduro. Por su negativa a reconocer los atropellos de los DDHH en los últimos dos meses, atropellos denunciados por numerosas instituciones, entre ellas Amnistía Internacional y PROVEA , ONG desde 1988, que defendió y vigiló por los DDHH de Chávez y los otros militares cuando el golpe de estado de 1992 y así mismo ha sido defensor de 3 refugiados vascos  que fueron extraditados a España por el gobierno de Chávez, durante  el gobierno de Aznar. Nunca antes, ni con la dictadura de Pérez Jiménez ni los siguientes 40 años de democracia habían sido perseguido los refugiados vascos.

No puedo votar de nuevo por Bildu, me duele mucho haberme equivocado al creer en Uds. como un movimiento verdaderamente democrático, no puede creer en un partido que al igual que defiende y apoya a un gobierno totalitario y autócrata podría llegar a implantar un régimen semejante en nuestra Euskadi.

Puedo asegurarles que muchos, venezolanos y vascos-venezolanos, con derecho a voto harán un examen de conciencia al respecto y dudo que puedan volver a votar por Bildu

Reciban un respetuoso saludo, besarkada

Xabier Arozena

Nota: aunque sé que es poco probable,  me encantaría recibir una respuesta de Uds.

 


20
abr 14

Idoia Mendia insulta a los socialistas que celebraron el Aberri Eguna

MendiaDomingo 20 de abril de 2014.

 

 

 

 

Los socialistas vascos celebraron el Aberri Eguna hasta 1979. Después, como en el caso de Navarra, se fueron con  la central de su partido en Ferraz .A medida que Felipe González  podía tocar  poder, el PSE añadía la O y se convertía en la sucursal de este partido en Euzkadi. De ahí que las declaraciones de Idoia Mendia tildando el Aberri Eguna de  SANTORAL NACIONALISTA y de que los abertzales celebramos la Pascua de Resurrección y ellos no, sobraban porque su partido celebró el Aberri Eguna  nada meos que 42 años. Desde 1937, en que formando parte del Gobierno Vasco, el PSE asumió el Aberri Eguna como la fiesta nacional de todos los vascos. Que Mendia sea una ignorante de la historia de Euzkadi y la de su partido no le exime de  decir tonterías ofensivas como las que ha dicho. Y es una pena, pues es de las más listas y sensibles de ese cotarro.

Le recomiendo a Mendia lea  la intervención del Lehendakari Aguirre en el Congreso Mundial Vasco de 1956 en Paris donde hizo el gran descargo de aquellos años boreales. Y delante tenía a todo el Comité Socialista de Euzkadi, Navarra incluida.

El PSE se jacta de ser un partido más histórico que el PNV en Euzkadi. Dejémoslo en fechas, porque a la hora de la defensa vasca y de los represaliados, los fusilados, y su propia historia deja mucho que desear. Como  hace el PP para ellos solo hay víctimas de ETA y  toda su historia se resume en Ramón Rubial cuando tienen,  este sí, todo un santoral de fusilados y reprimidos a los que ignora continuamente, no por mala voluntad sino por una profunda ignorancia y falta de sensibilidad.

Mendia decía que el PNV se había cargado la Fiesta Nacional Vasca que el PSE de Patxi López pactó con Antonio Basagoiti del PP  que aprobó el 25 de octubre para conmemorar el segundo estatuto, aquel que el PP rechazó, y no el primero, el de octubre de 1936 adversado por la derecha que levantada en armas estaba a pocos kilómetros de una Gernika en la que el Lehendakari Aguirre juraba su compromiso con su Patria y  con  aquel gobierno de concentración.

Hace mal Mendia en ignorar la historia y en meternos en una encasillada fiesta religiosa, desconociendo el contexto en el que nació esta festividad e ignorando que compañeros suyos han celebrado durante  42 años esta cita y que hoy, no tiene esta connotación.

¿Será porque para el PSE su Fiesta Nacional es el 12 de octubre, Fiesta de la Hispanidad?. Parece que sí.