Ante la abdicación holandesa el PSOE no es Juancarlista, es un partido monárquico

Martes 29 de enero de 2013

Es noticia que la reina de Holanda abdique. No debería serlo en el siglo XXI que una señora de 75 años diga que se va y que su hijo le va a suceder dentro de dos meses. En sociedades avanzadas esto debería ser un contrasentido. Pero lamentablemente es así. Una desgracia para la democracia. Sin embargo la gran diferencia con la monarquía española es que la abuela de la actual Beatriz, la reina Guillermina fue un símbolo contra los nazis. Tuvo que exiliarse y su regreso fue un acontecimiento democrático e histórico para Holanda. Aquí la familia real volvió de la mano de la dictadura y de un  general que fue colaborador de los nazis. La diferencia pues no es cualquier cosa.

Los parecidos entre Holanda y España en relación con la edad son manifiestos. Setenta y cinco años tiene uno, setenta y cinco tiene la otra señora. Cuarenta y cinco años tiene un heredero, cuarenta y cinco el otro. Aunque no tanto sus consortes. Letizia Rocasolano, que hoy parece que Eufemiano Fuentes le hubiera hecho una transfusión de sangre azul, nada tiene que ver con Máxima Zorreguieta. Hija ésta de un ministro del dictador Videla, no le dejaron a su padre ir a la boda de su hija y tuvo el tal Guillermo que pedir permiso al Parlamento para casarse con tal señora. Nada que ver con la obsequiosa España cañí ni con el Cardenal Rouco Varela que muy a gusto casó a una divorciada, por el mero hecho de ser la prometida de un Príncipe. Si hubiera sido tan solo la nieta de un taxista, todavía estaría haciendo cola.

Y el comentario final.

De portavoz del PSOE para comentar el hecho lo hizo Trinidad Jiménez. Puso cara de diva, colocó su mejor sonrisa y ante la pregunta de la abdicación o no del rey Juan Carlos contestó que eso correspondía a Su Majestad.

En un país de vasallos socialistas como es España es una buena respuesta. En un país de traidores a la historia de tantos socialistas que antes de ser fusilados gritaban ¡Viva la República!, es toda una manifestación de frivolidad y de imbecilidad de una señora que llamándose socialista le parece bien que un señor diga que se va cuando quiera, estando éste evidentemente cada vez más gagá, más torpe, y menos ejemplar y cada vez más claro que Urdangarin hizo lo que hizo tras ver lo que hacía su suegro.

Un socialista de verdad hubiera dicho que se vaya cuanto antes y que venga la República. Un socialista de pega como es la Sra. Jiménez contesta tan estúpidamente como lo ha hecho Trinidad Jiménez con lo que nos demuestran estos socialistas de pacotilla que no son Juancarlistas, sino monárquicos. Si fueran Juancarlistas, la monarquía acabaría con Juan Carlos. Al ser monárquicos, Trinidad Jiménez contesta como lo que es. Una cortesana, reverencia incluida,  de la Corte del Rey Juan Carlos. De vergüenza ajena.

3 comments

  1. [...] "CRITEO-300×250", 300, 250); 1 meneos   Ante la abdicación holandesa el PSOE no es Juancarlista, es un partido monárquico blogs.deia.com/anasagasti/2013/01/29/ante-la-abdicacion-h…  por Derezzed hace [...]

  2. el PSOE no saben ni ellos lo que son,hoy una cosa y mañana otra,pero siempre ant-vascos en eso no cambian nunca.como la monarkia,con esa gente,nunca nos ira bien

  3. como en todo no siempre, se puede estar de acuerdo contigo,pero en est punto no podías haber estado más acertado, a los burus de tu partido también les puedes dar una reprimenda, a ti seguro que te atienden y toman nota, alli se fue urkullu a rendir pleitesía,la imagen riéndole las gracias al borbón,no fue muy agradable,haber si logras que no se repita,euskadi,no se debe arrodillar ante esta gentuza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>