UN ÁRBITRO COMPRADO.

Miércoles 15 de marzo de 2017

EL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL GIRA MÁS A LA DERECHA

457.17Como estaba previsto tras la elección la pasada semana por el Pleno del Senado, a propuesta de Asambleas Legislativas de varias Comunidades Autónomas, de 4 nuevos magistrados del Tribunal Constitucional, han tomado posesión de sus cargos en el Palacio de la Zarzuela en un acto presidido por el Rey, bajo la atenta y complaciente mirada de Mariano Rajoy, Ana Pastor, Pío García Escudero, Carlos Lesmes y el IMPRESENTABLE ministro de Justicia, Rafael Catalá.

Se ha completado así la elección de los 12 miembros que lo componen tras el proceso de renovación parcial de un tercio de sus miembros. En los próximos días el Pleno del Tribunal tendrá que elegir a su Presidente y Vicepresidente.

Como también estaba no menos previsto, de los 12 miembros que forman el Alto Tribunal, por muchos eufemismos y ambigüedades que se quieran utilizar, el hecho cierto es que una mayoría holgada formada por 7 magistrados son marcadamente conservadores, de derecha dura, algunos además están estrechamente vinculados al Partido Popular, mientras que una minoría formada por los 5 restantes considerados de talante progresista, están próximos al PSOE, excepción hecha de la magistrada Encarnación Roca Trías que a tenor de lo que afirman conocer de cerca su trayectoria no ocultan que desde un tiempo a esta parte mantiene unas posiciones cada día, hora y minuto más cercanas al grupo conservador. Y en esto de la unidad de España, tanto el PP como el PSOE piensan igual.es decir, aquí se ha elegido un árbitro comprado.

El PNV no ha estado en esa elección. Les hemos hecho boicot por la vergüenza que supone que los dos partidos con casos en los juzgados, se reparten la justicia a dos. Como aquel que decía que la justicia era igual para todos, menos para él.

En todo caso, que nadie se lleve a engaño. Si durante la etapa presidida por Francisco Pérez de los Cobos, ex militante activo del PP, el Gobierno de Rajoy encontró en sus sentencias cariño y comprensión con la nueva composición estas relaciones de aprecio reciproco se consolidarán aún más gracias a esa mayoría formada por magistrados que han sido propuestos, sugeridos, insinuados y/o patrocinados por el Partido Popular y/o a través de asociaciones judiciales emparentadas con los inquilinos de Génova 13.

Para los más despistados aquí os va un rápido perfil de los 12 magistrados que en los próximos años irán con sus sentencias fijando criterio en cuestiones claves que afectaran tanto a nuestros derechos y libertades como a la organización territorial del Estado. Vayamos a ello.

Conservadores

1.- Juan José González Rivas. (2012). Magistrado Tribunal Supremo. Nombrado en julio del 2012 a  propuesta del Congreso y bajo el patrocinio del Grupo Parlamentario Popular (GPP). Miembro de la Asociación Profesional de la Magistratura. Colaborados Fundación FAES.

2.- Andrés Ollero Tassara (2012). Catedrático de Universidad. Nombrado en julio del 2012 a propuesta del Congreso y bajo el patrocinio del Grupo Parlamentario Popular (GPP). Numerario del Opus Dei. Ex diputado durante 19 años del PP en el Congreso. Le conozco. Más a la derecha, la pared.

3.- Santiago Martínez-Vares García. (2013). Magistrado Tribunal Supremo. Nombrado en junio del 2013 a propuesta del CGPJ bajo el patrocinio de la Asociación Profesional de la Magistratura de la que fue su Presidente. Colabora con la Fundación FAES.

4.- Pedro José González-Trevijano Sánchez. Catedrático de Universidad (2013). Ex Rector de la Universidad Rey Juan Carlos. Nombrado en junio del 2013 a propuesta Gobierno de Rajoy. Colabora con la Fundación FAES.

5.- Antonio Narváez Rodríguez.(2014). Teniente Fiscal de la Fiscalía del Tribunal Supremo. Nombrado en julio del 2014 a propuesta del Gobierno de Rajoy. Sustituye a Enrique López que dimitió tras ser detenido por conducir ebrio. Colabora con la Fundación FAES.

6.- Ricardo Enríquez Sancho. Magistrado Tribunal Supremo (2014 y 2017). Nombrado en marzo del 2013 y en marzo del 2017 a propuesta del Senado bajo el patrocinio del Grupo Parlamentario Popular (GPP).

7.- Alfredo Montoya Melgar. Catedrático de Universidad (2017). Nombrado en marzo del 2017 a propuesta del Senado (GPP) bajo el patrocinio del Grupo Parlamentario Popular (GPP). Colaborador Fundación FAES.

“Progresistas”. Mejor sería llamarles progresistas intermitentes.

1.- Fernando Valdés Dal-Ré. Catedrático de Universidad. Nombrado en julio del 2012 a propuesta del Congreso y con el respaldo del Grupo Parlamentario Socialista (GPS)

2.- Encarnación Roca Trías. Magistrada del Tribunal Supremo (2012). Nombrada en julio del 2012 a propuesta del Congreso con el respaldo de Convergencia i Unió (CiU)

3.- Juan Antonio Xiol Ríos. (2013). Magistrado del Tribunal Supremo. Nombrado en junio del 2013 a propuesta del CGPJ

4.- Cándido Conde-Pumpido Tourón. Magistrado del Tribunal Supremo. Ex Fiscal General del Estado durante los gobiernos de ZP. Nombrado en marzo 2017 a propuesta del Senado y con el respaldo del Grupo Parlamentario Socialista (GPS)

5.- María Luisa Balaguer Callejón. Catedrática de Universidad. Nombrada en marzo del 2017 a propuesta del Senado y con el respaldo del Grupo Parlamentario Socialista (GPS)

De entrada, entre los magistrados conservadores, como no lo fueron sus propias nominaciones, tampoco es casual que salvo 1 de los 7, todos hayan colaborando entusiastamente en los cursos y seminarios organizados por la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), ligada estrechamente desde su creación al Partido Popular.  En la actualidad está presidida por José María Aznar.

Por lo que se refiere a sus valores conservadores, salvo alguna excepción muy excepcional, son numerosos los ejemplos que acreditan que funcionan como un bloque compacto y homogéneo. Las contadas diferencias que se han producido tienen que ver más con el hecho de que algunos magistrados son aún más conservadores que sus colegas de ”bancada”. Brillan con luz propia, Ollero Tassara, González Rivas y Enríquez Sancho. Los dos primeros firmes candidatos a ser uno de ellos Presidente del Tribunal.

Por lo que corresponde al falso  “sector progresista”, dada su abultada condición de minoría minoritaria, sus posibilidades de influir en cuestiones de calado en las decisiones de la mayoría son nulas. Sus votos particulares serán la mejor prueba que la mayoría conservadora en “los temas de comer” no dejan margen alguno para el consenso. Esto es lo que hay. Lo dicho, que nadie se lleve a engaño.

Y dirán que ante todo ,la ley. Su ley, y su interpretación de la ley.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *