NADIE SE HA MUERTO POR ZABALGARBI

Viernes 12 de mayo de 2017

Zabalgabi(Comprimida)Uno de los casos más evidentes de manipulación de la realidad lo tenemos en estos momentos en Gipuzkoa por parte de esta plataforma, que no es más que la IA disfrazada, que está en contra de la construcción de la Incineradora, tras haber paralizado su construcción en su infausto mandato y obligado al personal a una cosa tan sicodélica como el Puerta a Puerta.

El proyecto original de quema de basuras y cogeneración de energía, data de 1993 y tenía inicialmente dos proyectos: Zabalgarbi (Bizkaia) y Zergarbi (Gipuzkoa). El de Zergarbi, se debería haber hecho en aquel momento y Gipuzkoa se hubiera ahorrado este camino tan tortuoso por una decisión mal tomada, fundamentalmente por miedo a los ecologistas.

Zabalgarbi, pese a la oposición de falsos ecologistas, ETA, la IA y todo aquel que a falta de banderas eligieron esa, se hizo en Bizkaia. Doce años después sigue funcionando y que yo sepa, ninguna de las catástrofes bíblicas que nos anunciaron se han cumplido.

¿No es este argumento suficiente para decir que todas estas gentes de buena voluntad que son arrastradas por una mentira, deberían desengancharse del tema cuanto antes?.

“Incineradora un muerto cada hora” y “Como miente, la Diputada de Medio Ambiente” fueron sus gritos de guerra mientras echaban huevos, rompían actos, los teníamos debajo de casa e hicieron de la búsqueda de su ubicación todo un martirio. Pero se hizo y ahí está. Y no ha pasado nada.

Previamente quienes promovían la iniciativa desde la Diputación de Bizkaia viajaron a Europa con todos los grupos políticos de las Juntas Generales de Bizkaia y periodistas para comprobar si lo que se quería construir aquí era una aberración o era práctica común europea. Y vieron que en el centro de Londres y en otras ciudades europeas, la Incineración era práctica común admitida, eso si, con todos los controles habidos y por haber y no como en Bermeo que HB usó y permitió una incineradora que a punto estuvo de llevar al otro barrio a medio pueblo.

Estos días ha aparecido un reportaje sobre las 477 plantas operativas que hay en Europa. El dato es muy gráfico, pero no le harán estos fanáticos, como con todo, rechazarlo. Su ideología totalitaria se lo impide. Dice así

EUROPA CUENTA CON 477 PLANTAS OPERATIVAS

Algunas están situadas en el corazón de las ciudades, y hay capitales con hasta cuatro incineradoras, como Colonia o Viena.

«¿Aquí al lado hay una incineradora? No tenía ni idea. Nunca hemos tenido proble­mas ni hemos sentido olores». Así respondía una florista de un cen­tro comercial del centro de Oberhausen en Alemania en la vi­sita realizada el año pasado por la Diputación para conocer el funcionamiento de varias plantas. En esa localidad, la infraestructura, construida hace cuarenta años, da ser­vicio a cinco millones de personas que viven en la cuenca del Rhur. El país teutón cuenta con casi un cen­tenar de infraestructuras de este tipo que además de dar solución al problema de las basuras también sirven para proporcionar energía a los hogares o las entidades públi­cas. Es solo un ejemplo de la convivencia de la mayor parte de Eu­ropa con estas instalaciones.

Francia ocupa el primer puesto del podio en cuanto al número de incineradoras. En la actualidad, el país galo cuenta con 125 plantas, una de ellas ni más ni menos que en el corazón de su gran capital, París. Pero no es la única gran ciudad europea con una infraestructura de estas características en el mismísimo centro. La situada en el barrio de Spittelau de Viena (Austria) tie­ne una capacidad de valorización de 250.000 toneladas de basura al año. «Una instalación moderna y que cuenta con todas las medidas de seguridad», señalaban orgullo­sos sus responsables.

Situada a orillas del Danubio, está gestionada por la empresa pú­blica Wine Energy que pertenece a un holding de factorías de la ca­pital austríaca. La planta genera energía calórica urbana para calefacción y aire acondicionado para abastecer a unas 100.000 familias al año pero, además, también la suministra al Hospital general de Viena. La instalación está construi­da a cien metros de la estación de metro de Spittelau. Mientras que la Universidad de Ecología y la Es­cuela de Farmacia están a medio kilómetro.

La capital austríaca tiene ade­más otras tres incineradoras que dan servicio a los dos millones de habitantes del área metropolitana. En total, generan calefacción ur­bana para 340.000 viviendas. Más de un tercio de los hogares de Vie­na se calientan en invierno gracias a la energía que producen estas plantas incineradoras de residuos.

Oberhausen, Bremen, Kassel, Rostóck, Berlín, Herten… así has­ta 99 ciudades alemanas tienen una incineradora para dar salida a sus basuras. Colonia cuenta con una de las más grandes de Alemania. Da servicio a unos dos millones de ha­bitantes de la ciudad y está gestionada en un 51% por el Ayuntamiento y en un 49% por la empre­sa Remondis, líder en gestión de re­siduos.

Aunque en un principio los regi­dores locales se encontraron con una gran contestación social en contra de la incineradora, poco a poco con­siguieron aplacar «las grandes pro­testas que se hicieron. Fuimos muy honestos con ellos y les explicamos que no tenía efectos nocivos para la salud», dice Hans-Werner Barstch, o de los dos alcaldes de Colonia. La planta incluso ha llegado a albergar conciertos en su interior.

PLANTAS OPERATIVAS

Francia 125 Dinamarca 26 Finlandia 9 Estonia 1
Alemania 99 Bélgica 18 Portugal 3 Lituania 1
Italia 40 Noruega 17 República Checa 3 Irlanda 1
Suecia 33 Países Bajos 12 Eslovaquia 2
Reino Unido 32 España 12 Polonia 1
Suiza 30 Austria 11 Hungria 1

Hasta aquí el reportaje que es muy gráfico y contundente. Solo decir que por esos complejos y absurdas rivalidades entre Gipuzkoa y Bizkaia estos señores se fueron hasta Colonia y Viena, cuando tenían una incineradora a cien kilómetros de la que van a construir. Así es este país nuestro de acomplejado y superficial, pero bueno, lo importante es que la hagan y que de una vez por todas arreglen el tema de sus basuras que al parecer pasa por todas partes menos por Bizkaia.

 

2 comentarios sobre “NADIE SE HA MUERTO POR ZABALGARBI”

  1. Menuda semanita lleváis los estómagos agradecidos del Partido del Negocio Vasco. Parece ser que con TeleBatzoki, El Chorreo y El Diario Fatxo no es suficiente y estáis oliendo que el pacto entre la derecha corrupta vasca y española no ha gustado mucho a la sociedad vasca. Y eso que tenéis a pleno rendimiento toda vuestra basura propagandística mediática. Pero ni por esas.

  2. Kaixo Iñaki; Hasta hace dos telediarios nadie moría por el amianto.
    Lo jodido es que haya alternativas a las incineradoras tal como hoy están planificadas y el negocio rápido no lo quiera ver.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *