CUESTIONAN LA NEFASTA INTERMEDIACION DE ZAPATERO

Martes 5 de septiembre de 2017

Tengo la peor de las opiniones sobre José Luis Rodríguez Zapatero, una personalidad nefasta, metepatas e interesada en  meter la nariz  en el proceso de  consolidación  de la dictadura venezolana que solo ha logrado blanquear la dictadura y obtener pingues beneficios personales. Más digno ha sido su correligionario Felipe González.

En Madrid se ha creado, este pasado lunes, una plataforma de apoyo a Yon Goicochea el vasco venezolano encarcelado por la dictadura madurista, esa dictadura que Sortu apoya con pintadas tales como “Maduro, ales duro” en Ondarroa, en Lekeitio y en otros lugares.

Nelson Bocaranda es un prestigioso periodista venezolano que acaba de publicar lo que reedito abajo y que denuncia el juego de un personaje tan banal como el ex presidente del gobierno español.

Dice así:

“¿Y ZAPATERO QUE?

Cuestiono la intermediación “obligada” del exjefe del gobierno español tomando como ejemplo un solo caso, emblemático, de las violaciones de los DD.HH. por parte del gobierno de Maduro y sus brazos ejecutores de uniforme que controlan diferentes instancias del poder. Siendo Yon Goicoechea un ciudadano que también goza de la nacionalidad española me preguntaba ¿qué ha hecho Rodríguez Zapatero para hacer cumplir lo que el mismo Tribunal 21 en Funciones de Control Penal, que lleva su caso, al dictar una medida de libertad condicional a su favor, al constatar que no fueron encontrados elementos probatorios para que la Fiscalía presentara una acusación en su contra?

Esta medida, no obstante, ha sido desacatada por el SEBIN, Servicio de Inteligencia del régimen)  sin explicación alguna. La defensa de Yon ha interpuesto más de 4 acciones de amparo ante el tribunal 21 de Control Penal de Caracas (encargado del caso), ante la Corte de Apelaciones del Circuito Judicial Penal de Caracas (asignados a la Sala 2 de esa Corte), y ante la Sala Constitucional del TSJ. La respuesta ha sido el silencio absoluto. El tribunal 21 cerró su despacho desde diciembre de 2016, teniendo más de 8 meses (récord inédito) de cierre ininterrumpido.

La verdad se comentaba en  los pasillos del Palacio de Justicia: “el tribunal no tiene nada que decir respecto al caso de Yon y cerrar el despacho fue la vía más fácil que encontraron para no dar la cara”. La Corte de Apelaciones, tiene desde el 20 de diciembre un amparo constitucional que debió decidir en máximo una semana, y lleva más de 8 meses en absoluto silencio. La Sala Constitucional del Tribunal  Superior de Justicia  tiene en sus manos otra solicitud de amparo de julio de este año, que debió resolver en horas según lo dispone la Ley Orgánica de Amparo, y hasta hoy su respuesta ha sido la misma que la de los otros tribunales: silencio absoluto. En julio de 2017, la investigación penal del caso de YG se dio por completamente concluida, arrojando como resultado su plena inocencia, con la consecuente solicitud por parte del Fiscal a cargo del cierre definitivo del caso (sobreseimiento), sin que a la fecha se haya hecho efectiva. La detención de YG fue calificada así por el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de la ONU ante lo cual se exigió su inmediata liberación. Este órgano de la ONU determinó que en el caso el gobierno ha violado gravemente disposiciones del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, vinculante para Venezuela. ¿Se topará con esa queja Maduro si va a la Comisión de DD.HH. de la ONU? ¿Se dará RZ por aludido?…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *