SE VAN ¿O ESPERAN?.

Miércoles 6 de septiembre de 2017

Nagua Alba, secretaria general de Podemos Euzkadi se va. Dice que hay que renovar la política y que no quiere hacer de la política su modus vivendi.

Estuvo en el Programa En Jaque en ETB y le pregunté cuántos años tenía. Me dijo que 27 y que solo llevaba dos años en el cargo.

Le pregunté el por qué siguiendo ese criterio no dejaba su escaño en Madrid. Me contestó diciendo que hay muchas cosas vascas que se discuten en Madrid. Y que se quedaba.

Toda la argumentación me sonó a falsa.

No se puede hablar con 27 años y con solo dos de actividad, decir que hay que renovar algo recién creado y que además no llega ni a un período de cuatro. Eso es mentir.

Pero lo curioso es que se queda con su escaño en Madrid, que es lo que al parecer le gusta.

De hecho una Secretaria General de un Partido vasco que no quiera tener escaño en el Parlamento Vasco y sí tenerlo, como una más de los 350 diputados en el Congreso de Madrid, es que tiene bemoles.

Iremos sabiendo dos cosas. Que Nagua Alba se va por los problemas internos que tiene que no desea abordarlos y, segundo, que le gusta mucho la política madrileña.

Está en su derecho pero que no nos hable de una política de información limpia.

Y el segundo que se va es Eduardo Madina, diputado socialista.

Mi conclusión es que este hombre estaba demasiado valorado y que él, o no es jefe, o se va a hacer dinero a otro sitio. También es legítimo pero muy pobre para los que se les llena la boca hablando de política y creyendo que este caballero era un gran líder.

Conté en su día como se molestó porque le critiqué que no se podía representar a Bizkaia en las Cortes, quitarle el lugar a Benegas, y vivir en Madrid y hacer solo política española. Se enfadó mucho. Luego supimos que su mujer había conseguido un buen puesto en una multinacional madrileña y que sus hijos vivían en la capital de España, con lo que él tenía como residencia el Madrid de los Borbones, no la margen izquierda y esa Bizkaia de la que se jactaba.

Posteriormente fracasó ante Pedro Sánchez en dos oportunidades y ante eso, tira la toalla, y decide dejar la política. Pues que le vaya bien, pero ha demostrado que políticamente no era un peso pesado y que, por contraste, los que tienen mérito son los que aguantan a las duras y a las maduras.

Un comentario sobre “SE VAN ¿O ESPERAN?.”

  1. Claro que hay actitudes que tienen bemoles, como la de apoyar con tus votos al PP en el parlamento, y hacerse el sueco respecto al proceso catalan. ¿No te suenan Iñaki?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *