NO ES MÁS ABERTZALE EL QUE MÁS VOCIFERA.

Viernes 8 de septiembre de 2017

La Izquierda Abertzale, que pinta menos en Madrid, que Maximino en Haro, quiere que nos pleguemos a sus dictados en nuestra relación con el gobierno central. Con dos diputados son Irrelevantes y solo hacen testimonialismo en la Villa y Corte. Es una manera de hacer política pero muy ineficaz. Euzkadi no gana nada.

Nosotros somos cinco diputados y seis senadores y, ante la coyuntura actual, estamos logrando a trancas y barrancas desatascar situaciones bloqueadas en décadas y, de seguir así, podemos augurar el cierre definitivo del estatuto de autonomía de Gernika en esta legislatura, estatuto que debería haber estado cerrado hace treinta años. Siendo ley Orgánica refrendada, es insólito en una democracia y con unos políticos españoles que solo te hablan de que hay que cumplir su ley, que esta actitud no se tenga con todo y las tragaderas del PP y el PSOE ante este cumplimiento hayan sido absolutas. Una doble vara de medir.

Pero la vida es así y ante la disyuntiva solo hay dos salidas. O la violencia de ETA, derrotada por asesina y antiética, o tratar de hacer política que es en lo que estamos. El pequeño tiene que ser inteligente.

Pero eso a Bildu y a Gara no le gusta. Otegi antes de viajar a Barcelona, donde curiosamente no fue con el tema de Hipercor, nos dijo el miércoles que “Hay que elegir; o se está con Catalunya o con un gobierno que utiliza la fuerza”. Y siempre están con esas disyuntivas que pretenden anular la acción política del PNV.

Nosotros haremos lo mejor para Euzkadi y en relación con Catalunya estaremos en la Diada y en todo aquellos que sea apoyo moral pero así como Tarradellas dejó el exilio cuando quiso y Leizaola se mantuvo hasta no conseguir un nuevo estatuto superior al del 36, en este caso haremos lo que sea conveniente sin que Otegi nos marque el camino.

Hemos conseguido poner a la Ertzaintza en Schengen, desbloquear la negociación del Cupo, lograr una tarifa eléctrica mejor para las empresas, quitar las vías férreas de la margen izquierda que divide los centros urbanos y un largo etcétera que seguirá en la siguiente negociación presupuestaria. Y sabemos que esto les irrita a los de Sortu y a un viñetero Tasio, dibujante sin gracia, que ven en ello un camino a la españolidad. Que lo sigan creyendo. Nosotros a lo nuestro y ellos a la demagogia.

No es más abertzale el más bocazas, sino el que más trabaja con hechos por su pueblo. Y en eso estamos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *