El sátrapa Mohamed VI marca a la ONU su posición sobre el Sáhara

Miércoles 8 de noviembre de 2017

En el 42 aniversario de la Marcha Verde, el rey de Marruecos reafirmó su soberanía sobre el territorio

El rey Mohamed VI de Marruecos hizo saber el 6 de noviembre (y nadie se hizo eco de esto) al secre­tario general de la ONU, Antonio Guterres, las condiciones de Marrue­cos para seguir buscando una solu­ción al contencioso del Sahara Occidental, en un discurso pronunciado al cumplirse el 42 aniversario de la Marcha Verde. Como cada año por estas fechas, el monarca afirmó con rotundidad la postura de su país sobre su primera causa nacional: “El Sahara seguirá siendo marroquí hasta el final de los tiempos, y poco importan los sacrificios que se nece­site hacer para que sea siempre así”. Pero en este discurso, el primero en la era de Antonio Guterres como Secretario General, el monarca quiso dejar claro que Marruecos se compromete “con la dinámica actual querida por Guterres”, antes de aña­dir: “Así será en tanto en cuanto se respeten los principios y fundamentos de la posición marroquí”.

Mohamed VI fue tajante: “No es posible ningún arreglo al asunto del Sahara fuera de la soberanía plena y entera de Marruecos sobre su Sahara, ni fuera de la iniciativa de autonomía”, descartando así de pla­no la opción del referéndum de autodeterminación a la que se aferra el Frente Polisario y eso que se trata de una situación colonial.

Para Marruecos el Consejo de Seguridad “es la única instancia internacional encargada de super­visar el proceso de solución”, lo que equivale a descartar a otros órganos de la ONU, y aun con más razón a la Unión Africana o a otros foros.

Otra condición impuesta por el rey marroquí es “el rechazo categórico a toda propuesta obsoleta para desviar al Plan de Arreglo de los parámetros de referencia fijados o incluir abusivamente otros temas, que deben ser tratados por las ins­tancias competentes”.

El mensaje de Mohamed VI a Anto­nio Guterres, muy explícito, se produce cuando el nuevo Enviado Per­sonal de Guterres para el Sahara, Horst Kóhler, aún no ha entregado al Consejo de Seguridad el informe de su visita a la región emprendida en octubre, un informe previsto para el 22 de noviembre.

Lo de siempre. Eso del derecho de autodeterminación es solo música para engañar a incautos cuando se dice que solo se hará en situaciones coloniales. Y, ni eso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *