Lo de las esposas ya está inventado – La omisión de Darpón – Las migajas de Bildu – La pituitaria de Sebastián.

Miércoles 15 de noviembre de 2017

  •  Gabriel Rufian, diputado de ERC, no hace parlamentarismo sino teatro. Prepara mucho sus intervenciones histriónicas y como el personal no está acostumbrado a ésto, impacta, pero eso no tiene nada que ver con el parlamentarismo, sino con un mal teatrillo. Llegará un momento en que la gente se canse. Como se cansó del bebé de la Sra. Bescansa y del beso de Iglesias. La gente quiere políticos que resuelvan sus problemas, no que hagan coreografía.

Este miércoles Rufián ha llevado unas esposas, las ha mostrado y ha amenazado a Rajoy con ellas. Todo muy preparado y muy puesto en escena. Y traigo a colación una intervención que tuve en el Congreso de los diputados en tiempos de la mayoría de Aznar para recordar que lo de Rufián no es inédito. Está todo inventado. Fue tan brutal en un pleno en su ataque que le dije que si quería me ponía las esposas que yo ponía las manos. Y de ahí el gesto y la cara de asustado de Paulino Rivero que estaba detrás. Pero eso es parlamentarismo, surgido al calor de la discusión, no teatro con guión.

  • Desayuno de Jon Darpon en el Forum Europa. Una buena catarata de información y de claridad en las respuestas. Se queda uno con la imagen de una sanidad vasca en buenas manos, mejorable si, pero con valores y planes, bien gestionada y con amenazas recentralizadoras por parte del Ministerio de Sanidad, que el Consejero ha denunciado.

Solo le ha faltado nombrar a su antecesor, el primer Consejero de Sanidad, Alfredo Espinosa, fusilado por Franco en junio de 1937, cuando fue traicionado por el piloto Yanguas y aterrizado su avión en la playa de Zarautz. Escribió al Lehendakari una carta de despedida preciosa que no hubiera estado nada mal recordarla en su 80 aniversario. Igual alguien me dice que ya se le puso el nombre de Espinosa a un hospital. Es verdad, pero nadie le llama así, sino hospital de Urduliz. A Darpón le ha faltado un punto para el diez. Creo que estas cosas deberían ser una obligación.

  • Este miércoles ha estado Maddalen Iriarte en ETB1. Dice que la independencia no va a ser lineal y que el estado va a dar unos golpes tremendos y como era de esperar le pide al PNV que rompa su alianza con el PSE con el señuelo que Bildu está dispuesto a negociar los presupuestos. Catarata de palabras vacías y repetitivas. Por su parte Iker Ruiz de Egino nos dice que no quieren negociar migajas.

Creo que Bildu jamás se ha tomado en serio negociar nunca nada y menos los presupuestos. Su fórmula de negociación es siempre la misma: o se hace lo que yo diga, o nada. O todo, o nada. O el PNV de rodillas y que yo pueda mostrar la foto, o nada. Todo lo demás son migajas y traiciones, cuando de verdad los presupuestos con un 77% dedicado a lo social, son habas contadas.

A Bildu le hacen falta todavía, por lo menos, ocho años para superar la adolescencia política. Mientras, a esperar y pactar con quienes quieran hacerlo.

  • Quien fuera ministro de Industria de Rodríguez Zapatero, Miguel Sebastián, ha dicho en una entrevista que lo ocurrido en Catalunya vacuna a España durante décadas contra los nacionalismos y los populismos. Da por sentado que el nacionalismo español es el bueno y el que se queda. En relación a los populismos, veremos. Solo se combate el populismo con políticas justas y políticos honrados. A pesar del énfasis que ha puesto, me da que este comentario de Miguel Sebastián va a quedar como aquella promesa que hizo de ser alcalde de Madrid. Es decir, ná de ná.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *