El eficaz antídoto de “El otro Pacto de Santoña”.

Sábado 9 de diciembre de 2017

Curucuteando  en las librerías he visto como el dirigente del PP, Carlos Olazabal, ha escrito un libro que se titula “El PNV y la Rendición de Santoña”. Con ese título se pueden ustedes imaginar de qué va el panfleto. Tratar de demostrar que el Ejército Vasco traicionó a la República, cuando fue al revés, al no enviar dicho gobierno ni aviones, ni fusiles, y tener el Cantábrico incendiado con  los cañonazos del Canarias y del Cervera y tras firmar el Pacto de No Intervención todos los gobiernos europeos y ser bombardeados los vascos por los nazis alemanes y disparados por los Flechas Negras italianos. Ésto a Olazabal le parece estupendo. Y no lo resalta.

Previendo algo así, con Koldo San Sebastián y abundante documentación, escribimos “El Otro Pacto de Santoña” que presentamos con Andoni Ortuzar en  Sabin Etxea. Por su parte  la Fundación Sabino Arana, hace dos jueves organizó una charla sobre dicho libro que me tocó darla solo ya que Koldo excusó su asistencia y nos envió el  interesante esquema de lo que pensaba  decir. Es éste:

* El PNV se sumó a la defensa de la legalidad republicana el mismo día 18 de julio. En pocas horas se pasó del “esperar a ver” a la defensa de la democracia.

* El PNV no disponía de armas para equipar a sus milicias. Y no solo eso, hubo maniobras interesadas para que no se armasen (especialmente, por parte de los comunistas).

* Conseguidas las armas, las milicias nacionalistas, Euzko Gudarostea puso más hombres que casi todas las demás fuerzas (de partido) republicanas juntas. Y por supuesto, más muertos y heridos que las demás.

* El 30 de marzo de 1937 comenzó la ofensiva franquista, aumentando los bombardeos de la población civil (con el fin de desmoralizar la moral de los defensores), aun así los rebeldes llegaron a Bilbao el 19 de junio y no conquistaron el resto del territorio hasta agosto.

Resistieron mucho más que los ejércitos nacionales de los países del Benelux, de Francia y el cuerpo expedicionario Británico (+ divisiones polacas) juntos a la ofensiva Alemana.

* En la defensa de Bilbao, destacaron algunos batallones del PNV, tales como el Gordexola o el Itsalde. El Gordexola, por ejemplo, perdió casi el 40 por ciento de sus efectivos. El primero fue propuesto para la Laureada colectiva, el segundo recibió una mención especial. Ambos batallones fueron los encargados de evitar excesos en Bilbao y, en Barakaldo, evitar que se dinamitasen las industrrias.

* Ha habido una generación remisa a contar la historia de Santoña. Si no se contaba todo. Aun así desde que se publicó el famoso “Informe de José Antonio Aguirre” nunca se ocultaron informes “reveladores” como el de los comisarios Lejarcegi y Ugarte usados por determinados historiadores contra el PNV. Este informa en concreto fue publica entre los documentos de Aguirre, en las memorias de José Estornés o por el propio hijo de Lejarzegi.

La aparición de “El otro Pacto  de Santoña” ha servido de eficaz antídoto contra lo que hubiese sido una auténtica cacería contra el Partido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *