La crítica exagerada pierde credibilidad.

Martes 2 de enero de 2018

Creo que Bildu y Podemos piensan que el Lehendakari es Ho Chi Minn y ha de utilizar el mensaje de Gabon de fin de año para declarar la guerra a Corea, subir los sueldos un 10%, declarar la independencia y pedirle al BBVA y a Iberdrola que se vayan de Euzkadi. Lo demás no se entienden sus diatribas ante el Mensaje de Navidad de un presidente que ha de desear lo mejor a sus ciudadanos, a todos, ante el nuevo año que comienza y hacerlo, como lo ha hecho, brevemente, fuera del Palacio y utilizando un tono como de prisa ante el futuro.

Para debates parlamentarios, ya está el Parlamento Vasco y para mensajes de Gabon, ya está la historia, iniciada por el Lehendakari Aguirre en 1936 cuando en plena guerra y cayendo las bombas una tras otra, mostraba su fe en el futuro y sus ganas de vencer en una contienda desigual. Porque ese es el papel de un Lehendakari en Navidad. Hacer un resumen optimista e invitar a la sociedad a mirar el futuro en unión y sin complejos.

No me extraña pues que Iker Casanova de Sortu haya echado pestes contra Urkullu. Está en su ADN. Siempre he dicho que este personaje es lo peor que hay en el actual Parlamento Vasco y debería ser más comedido o, sus conmilitones, no ponerle a opinar sobre nada con semejante pasado violento a sus espaldas. Euzkadi será normal cuando ETA desaparezca de una los Casanovas no ocupen el lugar que ocupan en una sociedad a la que le han hecho tantísimo daño. ¿O Bildu no tiene gente más decente para insultar al Lehendakari?. Entiendo que la labor de la oposición es criticar al gobierno, pero cuando la crítica es tan desmesurada, tan falsa y tan faltona, pierde toda credibilidad. La crítica hay que matizarla y más en Navidad, aunque ya sé que no se le pueden pedir peras al olmo.

El libro “La Ruta de la Derrota se presentó en Uruguay”

Homenaje a Gernika y Día del Euskera en Montevideo, de la mano del Centro Vasco Euskal Erria.

La celebración por el Día del Euskera 2017 organizada por el centro montevideano Euskal Erria estuvo dedicada especialmente a recordar el Bombardeo de Gernika, en el año del 80 aniversario del fatídico sucedo. Con el historiador Xabier Irujo, director del Centro de Estudios Vascos de Nevada-Reno, como invitado especial, se inauguró la muestra sobre el Bombardeo e Irujo ofreció una serie de charlas alusivas. En este contexto, se destapó una placa recordatoria en la localidad de Florida.

El programa de actividades por el Día del Euskera comenzó a 100 kms de la capital montevideana. En Florida, y en un acto impulsado por la colectividad vasca local, se colocó una placa recordatoria por el 80º aniversario del Bombardeo en la Plazoleta ‘Árbol de Gernika’. La colocación de la placa fue una de las tantas acciones para poner en valor el lugar, y que incluyeron, entre otras, tareas de recuperación del espacio. En el acto hicieron uso de la palabra el intendente interino Guillermo López, el arquitecto Curuchet y Servando Echeverría, en representación de la comunidad Vasconia Florida.

Los oradores coincidieron en destacar el carácter simbólico del acto en pos de homenajear a la inmigración vasca del Uruguay.

La plaza está vinculada al Mural de la Paz Mundial “Guernica”, que se encuentra a la salida de la ciudad y que fue inaugurado en el 2015, en el marco de la “Ruta de los Murales” de la Dirección General de Desarrollo Sustentable y Turismo. Terminado el evento en la Plazoleta, Xabier Irujo ofreció la charla “26 de abril de 1937: el Bombardeo de Gernika”.

Continuando con el programa, y tras una nueva conferencia de Xabier Irujo, esta vez en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Universidad de la República, el sábado 2 de diciembre se llevaron a cabo tres actividades.

Hacia el mediodía se realizó un homenaje en el monolito donde se recuerda el Bombardeo, en la Plaza Gernika de la capital uruguaya. Por la tarde, la editorial Euskal Erria presentó los libros que publicó este año, a saber, “El camino de la derrota” de Iñaki Anasagasti; “Baba Zula and the White Horse”, de Sophia Etxeberria; y “Cultura vasca en Uruguay Festividades, música y danza (1843 -1970)” de Eneko Sanz, Adriana Patrón y Alberto Irigoyen. Finalmente, el Centro Euskal Erria, anfitrión del evento, ofreció una cena.

Este año 2017 se han cumplido 80 años del ataque sufrido por la villa vizcaína y los actos de denuncia para visibilizar lo ocurrido así como los homenajes a las víctimas se multiplicaron en Euskal Herria y en la Diáspora.

Antes de que el año aniversario llegara a su fin, la capital uruguaya inauguró la muestra realizada por el Museo de la Paz de Gernika en la Cámara de Representantes de Uruguay. La exposición fue posible gracias a la acción conjunta de la Presidencia de la Cámara y del Centro Euskal Erria.

Para cerrar el programa de la semana, el historiador Irujo ofreció el 5 de diciembre una charla, en esta ocasión sobre el genocidio armenio, en la Universidad CLAEH.

Siguen siendo Jacobinos

Esto lo diría François Hollande y sigue siendo el santo y seña de todos los presidentes franceses. “El Estado ha de seguir siendo básicamente jacobino y nacional. Un jacobinismo, sin embargo, de la solidaridad, de la garantía de lo social, que sea capaz de delegar responsabilidades”. En otros países eso se llama descentralización o incluso Estado de las autonomías.

Pero no en la Francia del PS. “La integración en Europa es una prioridad para nosotros. Hay que crear estructuras unidas para la defensa, la política exterior, la legislación social. Pero preservando el Estado-Nación”.

“La respuesta es descentralizar sin desjacobinizar lo social. La respuesta está también en la educación. Hacer comprender a las clases medias que han de pagar por su propio interés, para evitar el estallido de la violencia urbana, y darles motivo para creer en un Estado que hay que renovar para salvar. Es toda una revolución cultural lo que hay que hacer”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *