La “obediencia vasca” 80 años después

Domingo 7 de enero de 2018

Eva Domaika, en su sección diaria en La Ser, hizo el pasado viernes la siguiente reseña:

“Andan los socialistas vascos molestos porque sus socios del PNV les presiona para avanzar en la ponencia de autogobierno hacia el reconocimiento del derecho a decidir y de Euskadi como nación. La presidenta del Bizkai dijo hace días que los partidos estatales llevan determinadas mochilas y tienen que hacer un tránsito no fácil. El socialista Andueza cree que los jeltzales les quieren hacer una envolvente para que el PSE termine convirtiéndose en algo que no es.

Casualidad estos días estoy leyendo “La obediencia vasca”, de Iñaki Anasagasti, y compruebo que ya en tiempos de otro gobierno de coalición: el del lehendakari Agirre, el PNV también presionaba a los consejeros socialistas para conseguir de ellos una declaración de nacionalidad vasca, la adhesión a la idea nacional, sin pasar por Madrid.

Los socialistas tuvieron su debate entre vasquistas y no tanto sobre el hecho diferencial vasco y la unidad del Gobierno, que tanto mimaba Aguirre. Telesforo Monzón se explicaba: “como patriotas vascos, no podemos estar dispuestos a que el nacionalismo vasco se vea eternamente concretado a los que hoy se consideran nacionalistas. Seguiremos procurando incorporar a la idea nacional vasca a los elementos de izquierdas o derechas del país”.

Pasó hace 80 años, pero a que suena muy actual, ¿no?”.

Ese día,por la tarde-noche me entrevistaba sobre el libro,ya en las librerías y la Ser,publicaba esta reseña:

Anasagasti: “Cuando el lehendakari Aguirre tenía que dar un golpe en la mesa, lo daba”.

Iñaki Anasagasti ha presentado en ‘La Ventana Euskadi’ su último libro “La obediencia vasca. Santiago Aznar y aquella comida en Guéthary (1940)” de editorial Pamiela.

Anasagasti está casado con la nieta del protagonista del libro, Santiago Aznar, consejero socialista del gobierno del lehendakari Aguirre. Del archivo Aznar
ha conseguido varias cartas inéditas que ilustran una de las épocas sobre la que más se ha escrito en Euzkadi, la del Gobierno Vasco en el exilio. Esos manuscritos le permiten al político peneuvista repasar tanto la gestión como la salud del Ejecutivo, desde un punto de vista distinto. “Ves al lehendakari Aguirre tal y como era. Se le representa siempre como un buenista, pero cuando tenía que dar un golpe en la mesa, lo daba”, cuenta, por ejemplo, ante las cuatro dimisiones que le presentó Monzón. “Se ve la precariedad en la que trabajaba el Gobierno y las envidias y miserías de una situación límite tras la pérdida de una guerra y el comienzo de otra,la mundial”, asegura.

El título del libro “La obediencia vasca” refiere a la convicción que se instala en el PNV durante el Gobierno en el exilio, de que “una situación excepcional como ella exigía que el Gobierno Vasco estuviera compuesto por consejeros que debieran obediencia a Euzkadi”.

Un comentario sobre “La “obediencia vasca” 80 años después”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *