Ajuriaguerra y las dos partes del lema.

Domingo 17 de diciembre de 2017

Nos contaba una delegación venezolana. ”En Caracas de noche las calle ya no tienen luz, los baches son inmensos, no se pintan y mantienen las casas porque hay que elegir entre pintar o comer y la mayoría come solo una o, como mucho dos veces al día, hay trescientos mil niños famélicos con posibilidad de morirse, la muerte de un familiar sin medicinas es algo tan común que ya no impresiona, a partir de las siete no puedes salir de casa, no verás por la calle ni gatos, ni perros porque se los han comido todos…y así hasta una decena más de calamidades sobre una ciudad otrora moderna y en punta para terminar diciéndonos que el problema radica en una ideología cainita obsesionada por abolir la propiedad privada y arremeter contra los pocos empresarios que quedan. Con semejante back ground Venezuela marcha hacia un régimen antidemocrático como el cubano”. Venezuela no tiene un cuartel, sino un cuartel tiene a Venezuela.

Terrible panorama y quizás la explicación del por qué ni Bildu ni Podemos quieren hablar de Venezuela, sede del exilio vasco en 1939, y de miembros de ETA en tiempos de Felipe González, como país de acogida. Y sin embargo Bildu no condena semejante régimen, ni hace nada por sacar aquellos presos de la cárcel. Presos solo son los suyos, que se han convertido en su única bandera, porque todas las demás llevarían a Euzkadi a la situación actual de miseria de Venezuela puño en alto. Y es que para ellos era muy gracioso reírse del “¡Exprópiese!” de Chávez, pero muy triste, ver en qué acaba una militarada que ha convertido un país riquísimo en un lugar miserable, agusanado por el narcotráfico, y del que la gente huye despavorida.

Peter Drucker lo resumió bien: “el comunismo colapsó como un sistema económico. En lugar de crear riqueza, creó miseria. En lugar de crear igualdad económica, creó nomenklatura de funcionarios con privilegios sin precedentes. El marxismo se derrumbó porque al no haber tenido éxito en la creación del “Hombre nuevo”, en su lugar trajo y fortaleció todo lo peor del viejo Adán: corrupción, codicia y ansia de poder, envidia y desconfianza mutua, pequeña tiranía y secretismo; mentir, robar, denunciar y sobre todo cinismo”.

Y ya se ve. Llegan al poder por las urnas y no les sacas de ahí ni con agua hirviendo. Evo Morales ya ha cambiado la Constitución para perpetuarse y el chavismo lleva ya 18 años en un poder cada vez más omnímodo y se resiste, apoyado en el ejército, en convocar unas elecciones libres, como tampoco lo hacen en Cuba, que ya lleva sesenta años bajo una dictadura y es que a Fidel le sucedió su hermano.

A los militantes de Bildu les fascina la “revolución bolivariana”. Preguntada Rosaura Valentini en Radio Euzkadi, la esposa del nieto de vascos encarcelado Yon Goicoechea, qué le diría a los que tienen como modelo dicha revolución, contestó : “que visiten y vivan en Venezuela quince días”.

Bueno, pues este es el modelo de Bildu jaleado en suficientes programas, manifiestos, y asambleas de Bildu donde programáticamente se definen marxistas leninistas, aunque se disfracen hoy de Jagi Jagi. En la IA hay mucho abertzale de corazón que no saben que, detrás de una ikurriña ondeada por sus jefes, hay una concepción de la sociedad totalitaria y que tiene como referencias la Cuba de Fidel y la Venezuela de Maduro. No se me olvida el acto organizado en el Puerto de Donosti tras la muerte de Castro ni lo que dijo puño en alto el nuevo comandante de Sortu Arkaitz Rodríguez, ni el duelo por Belén González Peñalva. Si eso no es apología de una dictadura, que venga Sabino y que lo vea.

En el programa de Radio Euzkadi “El Parlamento en las Ondas” comentando el parlamentario del PSE, la positiva acción de los “artesanos de la paz”, le interrumpió maleducadamente el antiguo jefe de Jarrai Iker Casanova, para recordarle la responsabilidad socialista en relación con los Gal. Andueza tuvo el reflejo de condenar el Gal con contundencia mientras le pedía a Casanova hiciera lo propio con ETA. Este, no lo hizo.

En verano tuvimos el numerito de las acciones de Ernai contra el turismo y en noviembre la abstención de Bildu ante el Cupo, en plena campaña del españolismo militante contra el Concierto. Se han pasado treinta años sin acudir a Madrid, y ahora cuando van, le envían a Trump un telegrama y ponen la gran torta en relación con el Cupo por puro antipeneuvismo.

Critican que no se negocie con ellos los presupuestos cuando la palabra negociar para este mundo es el todo o la nada. Poner de antemano como lo ponen cargarse la Y vasca, no es precisamente realpolitik, pero lo hacen porque tienen vértigo al pacto y vértigo a una foto de “cambio de cromos” como tildan a cualquier negociación con el PNV. Piensan que es el abrazo de la muerte pactar con un partido “neoliberal y autonomista que mantiene en el poder al PP”. Y se quedan tan anchos tras haber creado esa matriz de opinión que algunos terminan por creérsela. Y si no, ahí está el Sr. Txiki Muñoz para recordarles e indicarles lo que deben hacer. Por cierto. Fue el PNV quien propició el nacimiento de ELA en 1911 y que yo sepa, no se conoce que un partido de “derecha” alumbre una organización reivindicativa de los derechos de los trabajadores.

Y como es bueno recordar de donde viene uno para saber a dónde va traigo aquí el viaje de los diputados y burukides del PNV al Vaticano en 1935. Querían les recibiera el Papa para pedirle que los Obispos españoles no actuaran como gobernadores civiles. El cardenal Pizzardo les dijo que les recibiría si, en las elecciones de febrero de 1936 se sumaban para ir conjuntamente con la Confederación Española de Derechas Autónomas (CEDA). Los nuestros muy dignamente le dijeron al Monseñor que no habían ido a Roma a recibir instrucciones políticas, y se fueron. Acudieron solos a la contienda y tuvieron un magnífico resultado con un slogan expresivo “Por la Civilización cristiana, la libertad patria y la justicia social”, suscribible hoy en día 81 años después.

Traigo esta historia a cuento porque aquellos católicos a machamartillo, se hubieran escandalizado por lo que acaba de decir el Cardenal Cañizares, uno de esos cardenales trabucaires que todavía quedan en España ya que para él, ”no se puede ser independentista y buen católico”. Aquellos diputados y burukides lo fueron y demostraron la falsedad de este aserto.

En La Fundación Sabino Arana recordamos, hace dos semanas, como hace ochenta años los italianos traicionaron a los gudaris en lo que se conoce como el Pacto de Santoña, un pacto humanitario para fundamentalmente salvar vidas, y de como Juan Ajuriaguerra, tras aquella traición, cogió el avión desde Biarritz y aterrizó en la playa de Laredo para seguir la suerte de su gente. Convencido de que iba a morir fusilado escribió tres cartas. Una al EBB, otra a su familia y otra al general italiano traidor.

Entresaco el párrafo final de lo escrito por él dirigido al PNV y que el Cardenal Cañizares debería conocer: ”Como supongo que pronto iremos cayendo los demás quiero antes de hacerlo, hacer a usted patente quizás por última vez ,mi razonado, firme, inquebrantable adhesión a las doctrinas del PNV en las dos partes del lema, como católico y como patriota y la esperanza, la seguridad más bien, de que la sangre que aquí se derrame no será baldía sino que ha de dar en Euzkadi frutos de libertad en tiempos próximos y que nuestros sufrimientos se han de transformar para la Patria en días de felicidad y ventura”.

Ajuriaguerra fue indultado por presión italiana y condenado a cadena perpetua pero fueron miles los gudaris fusilados al grito de “¡Gora Euzkadi Askatuta!”, por cierto no al de ¡Euskal Herria Askatuta!, que nos han impuesto. Aquella generación era cristiana e independentista y murió por sus ideas, a pesar de la Carta Pastoral que convirtió una sublevación militar en una Cruzada. Y de aquel PNV, viene el actual PNV.

Han pasado ochenta años y vivimos en momentos de paz y ventura gracias al compromiso de aquella juventud tan digna. En contraste, Bildu no encuentra su camino porque sigue viviendo de la falsa épica de una enloquecida lucha armada que fracasó de la cruz a la raya. Deberían reordenar sus ideas, no irse a Cuba ni a Venezuela a buscar sus referencias trogloditas y cuando entonen el “Euzko Gudariak” se acuerden de aquellos gudaris fusilados que murieron gritando “¡Gora Euzkadi Askatuta!” y no sus obsesiones antipeneuvíticas que hasta les agrian el carácter y les hacen meter la pata hasta el zancarrón.

 

Georg Eickhoff, ex-representante de la Fundación Konrad Adenauer en Venezuela.

Viernes 15 de diciembre de 2017

Georg Eickhoff: El chavismo solo puede sobrevivir como dictadura

Georg Eickhoff es alemán, fue alcalde en su país, llegó a Venezuela en 2008 y con un trabajo para la Fundación Konrad Adenauer vino la adopción de una nueva tierra y hasta una familia. En 2013 partió, primero a Uruguay y ahora a México, pero este país sigue siendo motivo de sus desvelos. Doctor en Historia Moderna, Noticiero Digital lo entrevistó para consultarle sobre cómo se ve Venezuela a la distancia y luego de haber participado en un pedazo de su historia.

Doctor Eickhoff, en agosto usted escribía Los partidos bajo la dictadura, un artículo que generó polémica. Decía, palabras más, palabras menos, que los partidos opositores tenían que adaptarse a un rol de oposición leal o desaparecer. Nicolás Maduro señaló el lunes que PJ y VP no deberían participar más en elecciones, por no haber ido a las municipales. ¿Qué tan cerca estamos de tener un sistema de “partidos” como el de Alemania Oriental?

Eickhoff: “Lo único que espero del diálogo es una estabilización de la dictadura”

Hice una comparación con los llamados “partidos del bloque” en la Alemania Oriental comunista, que acataron el rol constitucional de liderazgo del Partido Comunista y recibieron pequeños espacios y puestos a cambio.

Quien acata el rol de la Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela, sin ser del PSUV, se parece a estos partidos alemanes bajo las condiciones de una dictadura. No hay un sistema como en Alemania porque los partidos venezolanos se comportan de manera diferente, incluyendo el PSUV.

En la RDA, el partido comunista tenía el poder otorgado por la fuerza de ocupación soviética. En Venezuela son grupos de delincuentes que controlan el partido oficial. En las elecciones municipales se hizo evidente que también los partidos de oposición se comportaron de varias maneras diferentes del modelo comunista alemán.

Mi punto es solamente que la dictadura tiene muchos mecanismos para domesticar a una oposición organizada en partidos. Cuando las elecciones ya no funcionan, como es el caso en la dictadura venezolana, la oposición debe organizarse más allá de los partidos.

¿Está definitivamente derrotada la oposición en Venezuela luego del resultado de las elecciones municipales de este domingo?

La vía electoral está cerrada desde el bloqueo del revocatorio. De cierta manera, el derrotado es el chavismo, que carece de apoyo popular y solamente puede sobrevivir como dictadura. Estoy convencido de que la oposición venezolana es la vencedora histórica. Ha derrotado al chavismo como modelo continental. Ya nadie quiere imitar al chavismo. Ni siquiera la memoria de Chávez ha sobrevivido. Maduro mató el mito de Chávez. Ahora es solamente de consumo privado de una izquierda esotérica. Se fuma, para decirlo así. Como mucho se estampa en camisetas. Será comercializado para turistas. Ya no es factor de poder internacional.

Era por el músculo electoral de la oposición que Chávez en 2012 y Maduro en 2013 tuvieron que botar la casa por la ventana para ganar las elecciones. De esta manera se quebró el chavismo como modelo. El exministro Giordani lo ha explicado en algún escrito que es quizás el más lúcido de toda su vida. La fuerza de la oposición quebró al chavismo.

Eickhoff: “Lo único que espero del diálogo es una estabilización de la dictadura”

Cuando ellos hablan de “guerra económica” se sienten derrotados por otros y tienen razón. América Latina debe gratitud y hasta admiración a esta oposición que sirvió de contención a la expansión de la enfermedad chavista.

¿Cómo ve usted el diálogo en el contexto de los partidos opositores? Lo han vendido como la única oportunidad real, quizás la última, de negociar un retorno a la normalidad en el país. ¿Comparte usted esa opinión?

No. El gobierno no tiene intención de negociar porque no tiene necesidad. Lo único que espero del diálogo es una estabilización de la dictadura. Si el gobierno ofrece algo, por ejemplo alguna garantía aparente para las elecciones presidenciales, no tengo ni la más mínima esperanza de que tenga intención de honrar sus promesas. Las elecciones presidenciales van a ser un trámite de la dictadura con uno o varios candidatos opositores como decoración.

En Venezuela se cifran esperanzas en la comunidad internacional. A su vez, Maduro cifra sus esperanzas en que en Brasil vuelva a ganar Lula, y que en México, donde usted reside, gane López Obrador, para estar menos aislado en el continente. ¿Quién tiene más los pies sobre la tierra en esto?

Por sus lazos con el crimen organizado Maduro no tiene oportunidad de alianzas internacionales serias o relevantes. No creo que Lula o López Obrador tengan muchas ganas de meterse en líos. En el pasado, las cajas negras de Chávez pagaban campañas electorales y compraban amistades. Pero esto son tiempos pasados.

La Venezuela quebrada es un aliado interesante para grupos criminales, no para otros países y sus gobiernos. Tanto Estados Unidos como Canadá y la Unión Europea deben de tratar al Gobierno venezolano como lo que es: un grupo de delincuentes que se ha hecho con el control de un gobierno de un estado fallido. Con que hagan eso me parece suficiente.

No espero que invadan Venezuela. Van a perseguir el narcotráfico organizado por las Fuerzas Armadas venezolanas y van a impedir que Venezuela se consolide como factor del terrorismo internacional. Con eso la comunidad internacional tiene trabajo suficiente. Para la comunidad internacional Venezuela no es un tema político sino de seguridad.

¿Es posible que la presión coordinada de la Unión Europea y Estados Unidos logre un cambio en el statu quo en Venezuela?

No. Si logran la contención de la acción criminal internacional de la dictadura venezolana se van a dar por contentos. Posiblemente van a ayudar a Colombia y Brasil para mitigar la catástrofe humanitaria que viene cuando las clases bajas venezolanas opten por la huida masiva de su gobierno delincuente.

El gobierno de Maduro va a hacer lo posible para reducir la población del país. Menos clase media significa menos oposición y menos clase baja significa menos gastos para bolsas CLAP y otros consumos y más margen para el enriquecimiento personal. La tragedia humanitaria se promueve y se usa con esta intención. Los bebés y viejitos muertos por mengua en Venezuela son víctimas de una guerra del gobierno contra la población. Es una antigua utopía comunista crearse una población conveniente y al crimen organizado obviamente le gusta la idea.

Desde la distancia, que observa cómo más probable: ¿Un estallido social o una crisis humanitaria que obligue a los vecinos de Venezuela y la comunidad internacional a actuar?

Veo la emigración masiva. Veo una nueva nación venezolana que se define más allá de un territorio. Recientemente visité Irlanda. El irlandés más importante de la historia se llama John F. Kennedy. Ganó sus elecciones con un grupo importante de técnicos electorales de raíces irlandesas. Irlanda es una nación más allá de una isla. Así habrá una nueva nación venezolana donde los protagonistas no necesariamente vivan todos en el territorio nacional.

El mundo globalizado y digitalizado nos hará conocer naciones de nuevo tipo con una relación simbólica a un territorio. El gentilicio y la cultura comunitaria venezolanos tienen tanta fuerza que aguantarán que el territorio nacional esté por algunas décadas en manos del narcotráfico precariamente hecho Estado. La dictadura dejará enormes daños ecológicos. Pero creo que el Ávila seguirá bello e imponente cuando se hayan muerto los destructores de Venezuela.

Si son ciertas la mayoría de las cosas que se dicen sobre las relaciones del Gobierno de Nicolás Maduro con el narcotráfico y la violación de derechos humanos, ¿cuál debería ser la actitud de la comunidad internacional?

Combatir al gobierno venezolano como lo que es: crimen organizado.

 

 

 

Premios parlamentarios y el ataque de Compromis.

Jueves 14 de diciembre de 2017

No he sido muy entusiasta de los Premios que los Periodistas Parlamentarios que trabajan en las Cortes en Madrid entregan a final de año y eso que tengo cinco de ellos, entre el Congreso y el Senado. Siempre me han parecido injustos, parciales, a veces sectarios, e insultantes para quienes de verdad lo merecían y para el Senado, pero ahí están dados en una cena cara (50 euros) en el Palace, con vestidos de gala y a veces un humor dudoso. Cuando fui secretario primero de la Mesa les hicimos un boicot, roto solo por una senadora vasca de IU, que buscaba el suyo. Cosas veredes querido Sancho. Condición humana.

Asimismo me tocó hablar con Pio García Escudero, Manuel Marín y todos los portavoces para que a Joseba Zubia le tuvieran en cuenta para darle el premio a la trayectoria de toda una vida, cuando anunció su retirada. Se lo dieron pero no fue fácil conseguirlo a pesar que en el escrito allí estaban todos firmando ,pero algunos periodistas no querían dárselo a pesar del padrinazgo porque, en sus cálculos y juegos de poder, Joseba, tras casi una vida dedicada al parlamentarismo no les decía nada y ellos solo querían fuegos artificiales. Estos Premios son tan falsos como los Príncipe de Asturias. Pero es lo que hay.

Este año el Grupo Vasco se ha llevado tres. Aitor Esteban el mejor orador, Mikel Legarda el más trabajador y Jokin Bildarratz, que ni lo esperaba, no fue a recogerlo como Marlon Brando el Oscar. Esos premios han tratado de pena al Senado y ni García Escudero, ni Rojo, acudían a ellos.

Se vé que este año estamos de moda y eso no está nada mal, aunque la presidenta del Congreso sin mucha gracia habló del Cupón que había recibido Esteban. La Sra. Pastor que llevaba el guión escrito no se destaca precisamente por su imaginación y su fino sentido del humor.

Erkoreka, Emilio Olabarria y yo mismo recibimos ese premio en momentos coyunturales parecidos y me imagino que ésto habrá dolido de manera especial a Bildu que cree que en Madrid no hay que ser útil para Euzkadi sino hacer testimonialismo. Lo hace Rufián, pero de otra manera, y sin el pasado que tiene Sortu, y le premian, aunque si sigue abusando de sus números guionizados, perderá el interés que ahora suscita. Los que creyeron como Bescansa que llevando un bebé a amamantar, o besándose en el hemiciclo, o yendo al Congreso como a un picnic, con el tiempo comienzan a darse cuenta que la gente se cansa y lo que quiere es resultados y no números de vodevil.

Además de felicitar a los tres galardonados, porque como casi todos los parlamentarios del PNV que han logrado ser nominados y premiados o que trabajan en el anonimato sin premio, son tenidos en cuenta por su seriedad y dedicación o porque destacan en algo y por tanto lo merecen, pero hay, además de ellos, muchos no conocidos que son a veces más merecedores que los que salen a recogerlos a la tarima. Y no me refiero a los dados esta oportunidad que están bien dados.

Y un apunte, sin “acritú” que diría González. Me hubiera gustado que al recibir los premios los dos diputados se hubieran acordado de otro diputado, Eduardo Vallejo, fallecido hace un mes. Fue tan diputado como ellos, fue a esas cenas, y nunca fue premiado a pesar de haber trabajado como un poseso y simultaneado la alcaldía de Gernika con sus trabajo en pleno y comisión. La vida va muy deprisa y los fastos se olvidan, porque ¿quién se acuerda de los premiados en el pasado?, como pronto nadie se acordará de los de éste año. Sin embargo los gestos de compañerismo y humanidad nunca están de más, sobre todo en una organización que trata de ser humanista como la nuestra. ¿O no?

Landaburu decía que el PNV era una gran familia, con sus cumpleaños, sus críos y abuelos, sus éxitos y sus fracasos, y su historia de 122 años y que eso es en el fondo lo que está en el corazón de la propuesta que se hace a la sociedad, y que no se puede olvidar nunca. Lo lamento pues, aunque reitero mi felicitación a los tres parlamentarios premiados, pidiendo que el año que viene ,sea una mujer del Grupo Vasco quien lo reciba. Eso sí sería también un gran éxito.

Compromís

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, criticó una vez más, desde su ignorancia y afán de llamar la atención, que el PP, para asegurar la continuidad del Gobierno de Mariano Rajoy, esté primando el cupo vasco o el estatuto canario y en cambio tenga aparcada desde 2011 la reforma estatutaria de la Comunidad Valenciana, que nosotros deploramos, pero por favor, no yerre el tiro.

Este personaje, en lugar de defender lo suyo, ataca lo de los demás sabiendo que el Cupo vasco ni arregla los problemas de mala gestión de Valencia, ni hace daño a nadie y si tanta envidia tiene, debería pedirlo para la Comunidad Valenciana, cosa que no hará porque sabe que el Concierto es una figura de riesgo. Tu tienes que recaudar más de lo que gastas y si no lo haces no tienes posibilidad de llamar a papá estado para que te arregle el agujero de tus aeropuertos sin aviones, Terras Míticas sin gente, o carreras de coches y visitas del Papa con gastos millonarios y corrupción estomagante.

Pero este tipo, no habla de eso sino que ataca a los vascos y a los canarios. Si en la política española hay majaderos éste uno de ellos. ¿Qué gana con semejante histrionismo tan poco riguroso?.

Compromís, que ya votó en contra del Cupo vasco en el Congreso en protesta por el retraso en resolver lo que considera infrafinanciación de la Comunidad Valenciana, sostiene que el PP, para tratar de aprobar sus Presupuestos Generales y seguir en el Palacio de la Moncloa, está decidiendo reformar un estatuto antes que otro y está primando un sistema de financiación mientras otros quedan aparcados, afectando a derechos fundamentales. Eso es mentira.

“Los derechos fundamentales de los ciudadanos, de las comunidades, no pueden estar al albur de que el PP necesite esos votos”, ha añadido Baldoví. Ni la figura histórica del Concierto erosionada por este tipo de salvapatrias que no saben que la negociación del Cupo no la hace el PNV, sino las Diputaciones y el Gobierno Vasco.

Este deplorable político, al que creí más listo y elegante, no se ha enterado todavía que la política en Madrid es el dot ut des y por eso ataca a los vascos y a los canarios aparentemente solo por hacer daño. No sé porque está en el Congreso, sinceramente. Valencia necesita una más seria y mejor representación de sus justos intereses. Y en eso el PNV siempre ha ayudado y siempre ayudará.