Un gesto de DEIA

El domingo falleció en Madrid Eruki Larrañaga cuya biografía apareció este martes en el obituario de Deia. Al recabar  información sobre su vida surgió la pregunta: ¿es con una o dos erres?”. “Pues ni con una ni con dos erres. Es con r con tilde, la forma sabiniana de escribir y reforzar las erres”. “¿Y por qué?”. “Porque su aita Patxikin Larrañaga era un nacionalista vasco sabiniano y le decía a su hija. “Tu nombre se escribe con una r y encima una tilde, y si no se puede, con una r, nunca con dos”. Genio y figura de toda una generación que la hija hizo suya.

Casualmente el 4 de Enero de 1977, en plena transición, las Cortes aprobaron una ley, la 17/1977 que modificaba el Registro Civil para permitir la inscripción de nombres propios en cualquiera de las lenguas del estado y no solo en castellano. Se acababa la dictadura franquista y yo pasé de Ignacio a Iñaki, como Piedad a Eruki. Hace ahora 34 años.

Pues bien, Deia ha respetado esta voluntad y ha puesto la r con tilde, cosa que no hicieron con las gemelas Eruki y Argiñe cuando estudiaron en el Colegio del Sagrado Corazón de Bilbao llamándoles Piedad y Luz, traduciendo sus nombres con la excusa de vivir bajo una dictadura.

Pero la libertad no consiste en ésto. Consiste en respetar y en tratar de agradar. El bueno de Patxikin Larrañaga estará hoy contento no solo por juntarse con su hija sino porque el medio que él ayudó a poner en marcha respeta lo que él y Sabino querían. Ojalá fuera también así en todos los medios con la Z de Euzkadi. Era así, hasta que cuatro progres de la época, le enmendaron la plana al creador del neologismo que, equivocándose o no, lo escribió con z, no con s. Y los neologismos son creaciones y no tienen por qué respetar  leyes ortográficas. Yo lo escribo con Z, y lo bueno es que éste periódico lo respeta. Y lo agradezco.

Dilma Rousseff se entrevista con un señor sin representatividad

La primera noticia que el domingo al mediodía TVE ofreció como gran  información la expuso así en el sumario: “La nueva presidenta de Brasil recibe al príncipe Felipe como primer mandatario extranjero”.

Que yo sepa, Felipe de Borbón no es mandatario de nada. Puede que mande en su casa, si su señora esposa le deja, pero no es mandatario, ni enviado, ni representa  nada. Solo es el hijo de su padre. Nada más que eso. Aunque para algunos es más que suficiente. Y eso que en el debate parlamentario de noviembre de 1931 a Alfonso XIII lo encausaron y le quitaron a él y a toda su familia, títulos  y derechos. Vaya usted a la Constitución española de 1978  y verá como solo habla de él a efectos de sucesión. Para lo demás no existe. Pero Felipe  y los suyos, creen que sí. Y abusan.

En un sistema parlamentario los mandatarios, todos ellos  son elegidos y pueden ser controlados políticamente en el Parlamento. A éste señor no lo ha elegido nadie y políticamente nadie sabe de qué ha hablado con la nueva presidenta de Brasil. Y no se le puede controlar, aunque si pagar sus caros viajes y estancias lujosas. Solo sabemos que ha llevado una carta de su padre invitándole a visitar Madrid a la nueva presidenta. Y la buena señora le ha dicho que muy bien, pero cuando su agenda se lo permita. Pero lo dicho, no podemos controlar nada de las obviedades que le ha debido decir. Habrá  que esperar a wikyleaks.

Pero fíjense como en esta Televisión pública, que debería velar por una mínima  neutralidad, le dan al hijo del Sr. Borbón, la categoría de “mandatario” y él, con aires muy de gran príncipe se permite opinar de ésto y de lo otro, y mantener la cabeza muy firme ante la nueva presidenta, mientras a él le hacen reverencias, cuando solo representa a su esposa Leticia, a sus hijas Leonor y Sofía y quizás al jardinero de su chalet, que por cierto no es suyo.

Pero ésta es la diaria manipulación existente en casi todos los medios que cual gota malaya nos presentan a estos actores, sin mandato democrático alguno, usurpando la representatividad de la  voluntad popular y presentándose como la quinta esencia de lo representativo democrático  del estado español cuando  no lo son.

Ya sé que todos los cortesanos están encantados. Pero todavía quedan republicanos a los que, como a mí, esta usurpación de cargo del Sr. Borbón, nos molesta por ser un bochornoso espectáculo profundamente antidemocrático que nos toca las narices.

UNOS CONSTRUYEN MIENTRAS OTROS DESTRUYEN

La Comisión Gestora de Ondarroa, siguiendo con la tradición de ir utilizando como lienzos paredes ubicadas en sitios emblemáticos del municipio, ha querido celebrar  la entrada al nuevo año 2011 con un mural en el que se contemplan la pesca de la ballena; las traineras; los Puentes Zubizahar e Ikurriña, así como la celosía con el nombre del municipio, mural cuya imagen parece doble en las aguas cada vez más limpias de la Ría de Artibai.

 Hace ya casi dos años inició esta andadura con la pintura del “Boga boga mariñela…… agur Ondarroako itsas itsaso bazterra… boga! mariñela” en la puerta de acceso al Puerto de Ondarroa. Gustó mucho y lo más importante, se ha respetado, por lo que en esta nueva pantalla ubicada en el corazón del municipio entre los emblemáticos Puentes Viejo y Nuevo se ha intentado conectar con lo que ha sido nuestro viejo pueblo y de momento  los comentarios espontáneos de la gente  dicen que también ha gustado, por lo que  la gente normal,que es la mayoría,espera que  también se respete

 

Lo que no se respeta nada es el mobiliario. Cualquier época del año  a la borrokada le parece propicia en Ondarroa para pintarlo,y romperlo todo etc, pero las navidades parece que se han convertido en la época ideal para romper el mayor número posible de ellas ya que se dedican a introducir petardos, encenderlos y cuando explotan salen éstas volando. En Kamiñazpi el 90% de ellas, en la Alameda el 100% y así podría seguir a lo largo y ancho de todo el pueblo.

Pero como parece que con las papeleras no basta, se han dedicado a romper 19 de las 25 luces del Puente viejo, pintar el suelo de la Alameda, suelo cuyas piezas de recambió  son del tipo “Costa verde”, difíciles de conseguir. Pues bien, ahí han dejado su zarpa en forma de firma o con su gran bandera antisabiniana “Euskal Herria”, manchando así un nombre que define lingüísticamente a la Euzkadi política. Pero ¿qué se puede esperar de un asno sino rebuznos?. Pues es lo que acaba de hacer esta gente que no se distingue precisamente por su limpieza, sino por su suciedad. Suciedad en las ideas violentas y en todo lo que tocan.

Menos mal que unos, la mayoría, se dedica a construir, porque si prosperara esta minoría, de Ondarroa no quedaría ni el recuerdo. En el fondo no quieren a su villa. Porque la, odian, a destruyen. No puede haber otra explicación.