El Papa en Madrid, Rouco se queda y Basagoiti en Radio Euzkadi

Parece  que el Papa vuelve a Roma. Algunos  respirarán. Su  viaje a la capital de España  lo puede rentabilizar el   cardenal  Rouco Valera  en  la  casilla de  los éxitos. Por la buena   organización, por  haber logrado una magnífica esponsorización,  por los  mensajes quitamiedos como  manifestación del   orgullo de  ser católico, y como el   gran  y vistoso  espectáculo que ha sido con una escenografía impresionante y con una asistencia millonaria, zapatos rojos del Papa incluidos, símbolo del poder. Ha tenido además de acompañamiento esta visita una radicalidad marginal llamada  laicista que al pasarse  siete  estaciones  ha  hecho bueno  su gran montaje. No  se puede andar por la  vida, desde una minoría y  en la calle, aunque no en la sociedad (el ateismo y el laicismo son opciones personales, respetables y democráticas), tratando  de  extorsionar a unos peregrinos que de buena fe  y creyendo  en  lo suyo   y sin meterse con nadie se reúnen en un país cada cierto  tiempo. Se puede discrepar, pero no de esta manera  tan cutre  y perdiendo   toda la razón al hacerlo violentamente e insultando.

Y digo que  ha  venido  a España pues  allí  le  he  visto  al  rey, a Zapatero, a Bono, a Rajoy y a la portavoz del PP en el Congreso Soraya Sáenz de  Santamaría con omisión de  otros grupos del  arco parlamentario. Esos no cuentan. Para Rouco solo existe el PP. Ya nos hicieron algo  así en uno de los viajes de Juan Pablo II. Quisimos   ir a una de estas  ceremonias  y se nos negó aduciendo  que a España le representa  solo el poder central. Nosotros sacamos a colación la prueba evidente de una fotografía de otro viaje en  la que  el Papa saludaba a Miguel Roca  y a Xabier Arzalluz, pero no valió de  nada. Y a partir de ahí, que le den pomada a Rouco  Varela  y a sus chicos.

Por  la  noche  tuve el interés de ver en Intereconomía  ese programa de  humor negro  llamado   “EI  gato  al   agua”.  Unían  en el debate la religión católica a la españolidad cuando si algo es contradictorio con la universalidad del catolicismo es la territorialidad  y mucho menos sublimada en lo más genuino de una españolidad de extrema derecha.

Me divertí mucho  cuando  el  general Monzón dijo que había notado que faltaban uniformes  en  las ceremonias y en la calle  y  que eso  es  síntoma de  los  complejos   que   padecemos y de lo mal que está la sociedad española. ¿Y los niños  vestidos de  guardias suizos?. En fin. Que  se  va Benedicto XVI pero que se nos queda Rouco  con su sonrisa de  buitre.

Y en  relación a la  entrevista de Radio   Euzkadi a Basagoiti solo  un apunte. Me  llama la  atención  las  entrevistas   tan  blanditas   que  hacen  los  entrevistadores de esta emisora a ciertos políticos.  José Luis Fonseca, creo se  llama  así el  periodista de  Radio  Euzkadi, dejaba  a  Basagoiti  salir vivo de una entrevista alfombra en  relación con  la descalificación  que  anteayer le hizo González Pons el  portavoz del  PP español al   concejal del  PP donostiarra, tras  aparecer  brindando con Izaguirre  en  las fiestas de  Donostia-San Sebastian. En primer lugar no  me  creo  nada de  la justificación  que  ha dado  éste diciendo que le estaba reclamando no  se  que de  las banderas. Mentira. Se lo estaba pasando pipa, brindando y comiendo canapés y departiendo normalmente y además ésto es comprensible. No se puede ser tan  ridículo ni tan beligerante  como Basagoiti  llamando  proxeneta a Garitano  un día, no dando la mano  en  la bajada del Celedón  a Izaguirre  otro  y diciendo  estupideces  cada segundo y luego  convivir con gente normal. Y, en segundo lugar, cuando Basagoiti  campanudo  él le dice  a Fonseca  que  no permitirá que Rajoy,  en caso  de ganar las  elecciones,  le  hará a él lo que Zapatero  le ha hecho  a López con el  PNV, Fonseca solo   tenía  que haberle   recordado  lo que  acababa de  hacer González Pons desde Madrid descalificando al concejal Gómez y lo que  le  hicieron a Basagoiti  sus jefes del PP en Madrid con el   blindaje del   Concierto   Económico  y el   euskera en el  Senado. En Radio Euzkadi  hay un periodismo  de plastilina  que  solo le meten el  dedo  en el  ojo, como Mourinho, si  eres del PNV.

Y que  recuerde el pájaro  loco de  la política  vasca, Basagoiti,  lo   que decía Iturgaiz, instigado por Mayor Oreja cuando el PP gobernaba en Madrid en 1996. “Mientras  a nosotros nos matan, Cascos cena  kokotxas  en Sabín Etxea”. Pues  claro. Y eso  en  tiempos  de Aznar. Y Fonseca sin enterarse. ¿Por qué no preguntará éste hombre?. De todas formas me quedo con Iturgaiz. Por lo menos animaba las veladas con la acordeón. Basagoiti con un caso de motorista. ¡Puaf.!

El Senado pide incorporar al registro a los desaparecidos del Franquismo

El Senado aprobó en el último pleno que los desaparecidos de la Guerra Civil y la dictadura -fusilados y arrojados a fosas comunes- sean inscritos como fallecidos en el Registro Civil. La medida, presentada como una enmienda del Grupo Socialista al proyecto de Ley de Registro Civil, fue aprobada por 125 votos a favor y 114 en contra. Debe ser ratificada en el Congreso para incorporarse a la ley. El partido popular votó en contra. Nada nuevo.

Esta era una vieja reivindicación de las asociaciones de memoria histórica. La ley exige la comprobación cierta del fallecimiento por testigos presenciales u otras pruebas difíciles de aportar por los familiares de los desaparecidos del franquismo. La enmienda atenúa el rigor de la prueba de defunción para que estas personas, que ya están inscritas como nacidas, puedan estarlo también como fallecidas.

El Senado también aprobó extender la concesión de la nacionalidad española a los nietos de las exiliadas que perdieron la suya tras casarse con un extranjero.

Hoy se ha abierto una fosa común en Burgos. Allí estaba Pako Etxeberria haciendo un magnífico trabajo con la Fundación Aranzadi y con las gentes del lugar que sabían, por comentarios familiares, donde estaban sus deudos. Pero esto carece de importancia para el PP.

Este partido ha presentado una moción en Ermua para que Bildu se moje en relación a ETA. No les dan ni los cien días. Y, la verdad, no entiendo como Bildu, no le dice a ETA que desaparezca cuando el propio Arnaldo Otegi lo dijo la semana pasada en la Audiencia Nacional. Pero al PP, en el fondo le importa un pito que Bildu condene o no a ETA, lo único  que quiere es ponerle en dificultades al ministro del interior Alfredo Pérez Rubalcaba, su nueva diana electoral. Es lo único que busca porque puestos a condenar  terrorismos varios, condenemos la sublevación militar de hace  76 años, la caída de Bilbao hace 75, la guerra civil, las masacres franquistas, las fosas comunes, los niños robados. No, eso no. Solo el jueguito del impresentable Basagoiti con ETA, para meterle el dedo en el ojo a Don Alfredo. ¡Y que haya medios que les sigan la corriente!.

Paco Maruenda ¿Es catalán?

Conocí al hoy director del periódico La Razón, cuando éste era Secretario de Estado de Relaciones con Las Cortes en los tiempos de Mariano Rajoy ministro de la Presidencia. Iba a las Juntas de Portavoces y luchaba sobre todo con Jesús Caldera y María Teresa Fernández de la Vega. Hay que decir que Francisco Maruenda es catalán. ¿O no?.

Pues bien. El pasado martes, en uno de esos comentarios editoriales de su periódico, escribía Maruenda o su plumífero, ésta perla:

Los hospitales, a CiU por un puñado de votos

Los nacionalistas de CiU salieron ayer al res­cate del Gobierno. Su apoyo permitió que la Comisión de Trabajo del Congreso diera luz verde a alargar la edad de jubilación hasta los 67 años. No fue un acuerdo fácil para el Gobierno. Ni barato para los españoles. A cambio de su apoyo, el Ejecutivo socialista se comprometió a ceder la propiedad de la red de hospitales de Cataluña a la Generalitat. Que el Gobierno intercambie votos por patrimonio del Estado es la mayor prueba del agotamiento de la legislatura”.

Partiendo de la base de que la noticia está tergiversada solo co­mentar dos cosas. Catalunya es tan estado como Madrid, y, si no, que lo digan. Bueno ya lo dijo esperanza Aguirre cuando la fusión de Endesa y comentó que se la llevaban de España. Pero Catalunya pertenece jurídicamente al estado español que dicen es un estado de las autonomías. Mientras no se cambie la actual Constitución, presentar el hecho como si Artur Mas con Pujol se hayan llevado los hospitales a Monserrat y allí los tienen bajo siete llaves, cuando los hospitales siguen en su sitio, dan atención ciudadana y lo único que ha cambiado es la titularidad para dar mejor servicio, clama al cielo.

Que un catalán de derechas como Maruenda  haga estos comentarios significa que siguen sin asumir el estado de las autonomías.

Es curioso. Maruenda calienta el puchero en Madrid, Alicia Sánchez Camacho lo enfría con Xavier Trias en la alcaldía de Barcelona e IU, les da a los del PP la presidencia de la Junta de Extremadura, mientras por aquí el titiritero de Basagoiti quiere presentar mociones para echar a Bildu de las Instituciones. ¡Ay que miedo dan estos del PP!.

Para que luego aplaudamos el hecho de que quieran elecciones anticipadas. !Que Dios nos coja confesados con ésta gente tan demócrata y autonomista!.