07
mar 11

Basagoiti. Un siete machos de andar por casa.

Antonio Basagoiti es el presidente de la franquicia del PP en lo que ellos consideran Vascongadas. La sede central está en Madrid y él es tan solo un jefe de sucursal con ínfulas de jefe de sección. Pero ahí se queda todo. Mucho ruido y ninguna nuez.

Este domingo Esther Esteban le hacía una entrevista en el Mundo. Conozco a Esther Esteban y me extraña que le haya hecho una entrevista tan poco periodística y tan mala. La periodista le preguntaba lo siguiente:

P.- ¿Usted hubiera consentido que Rajoy le hiciera lo que Zapatero le está haciendo a López, pactando en Madrid con el PNV que aquí es su principal adversario?

R.- Yo no le hubiera consentido jamás a Rajoy que me ninguneara así, por mucho que necesitara al PNV.

Con el PNV Zapatero ha sido más zapaterista que nunca, le ha importado más él y mantenerse en el poder que el interés del País Vasco y de España. Pero eso no es novedad”.

Hasta aquí la pregunta y la respuesta. La leí el domingo en Madrid por lo que deduzco que un afiliado al PP en Moratalaz u otro de Almería habrá dicho: ”Este es todo un macho. Se enfrenta para defender su área. ¡Qué chico tan majo y tan valiente!”. Y de eso, nada. Otra cosa es que engaña y además dé el pego y que   Basagoiti sepa que actúa con red y con una prensa adicta y a veces poco profesional. Esther Esteban le debería haber replicado:” ¿Y por qué usted se arrugó y su partido votó en Madrid contra el blindaje del Concierto económico y poco después usted dijo que le provocaba decir “que se presenten ellos”?.”¿Por qué usted Sr. Basagoiti se fue a visitar, con el hábito de nazareno, a la sede de la Academia Vasca “Euskaltzandia” y pidió perdón por los muchos pecados cometidos contra el euskera y va y su partido posteriormente  se ríen del euskera en el Senado a cuenta de la traducción simultánea y usted no dice nada?.¿Y lo de Juaristi?.

Bueno pues este es Antonio Basagoiti, un bocazas impenitente que juega con la amnesia de la gente y la poca profesionalidad de sus entrevistadores. Y mientras esto ocurre él sale con esa cara de derechoso satisfecho tras hablar con los negritos de su plantación.

Decía Luther King que los malos son fuertes porque los buenos son débiles. Y demasiado silenciosos. Una pena porque este Basagoiti es más predecible que Belén Esteban. Y más malo que la quina.


02
mar 11

El dúo estático en el oasis de las maravillas

Se acaba de hacer público el aumento del paro en Euzkadi y no sé si con criterios de celebración salían a la opinión pública Basagoiti, y Pastor. O igual no. La celebración era por el segundo aniversario del gobierno López. Pero usaban dos engañosas argumentaciones. “Desde que estamos nosotros, se ha impuesto la normalidad” dice Antonio Basagoiti. “Se acabó el frentismo y los planes que dividían a los vascos” decía Pastor.

Han creído que por mucho repetir estas dos consignas la gente va a creérselas. La normalidad no ha llegado, pues ETA sigue existiendo aunque es verdad que la conjunción de éxitos policiales, cansancio de la sociedad, cooperación internacional, persuasión propia de que así no se llega a ninguna parte y la llegada de nuevas generaciones han ido desactivando la violencia desde hace diez años, no solo dos, recorriendo un camino que es verdad hoy está más despejado que hace unos años. Y eso a pesar de las balandronadas de Basagoiti y de sus gritos guerreros de derecha vieja y criminal.

Y en lo del frentismo solo un apunte. Formar un gobierno vasco con la confluencia del segundo y el tercer partido y la ayuda inestimable del feroz antinacionalismo de Rosa Díez para desalojar al primer partido de la presidencia por mero cálculo frentista y decir que se acabó el frentismo es como si Gadafi dijera que está esperando el Premio Nobel de la Paz.

Pero la manipulación es la manipulación y tratar de vendernos este oasis sin camellos y sin palmeras, por parte no del dúo dinámico sino del dúo estático, es lo que les va a unos y a otros. Mientras, el paro sube, el gobierno no tiene pulso, Bernabé Unda no se entera de nada, López vigila desde el minarete y el PSOE se prepara para recibir en las elecciones de mayo una derrota histórica y espectacular. Pero nada pasa, señora baronesa.

Efectivamente. Este es el País de las mil maravillas.


12
feb 11

El PP no cambia de discurso

Es conocido como suelo atizarle políticamente a Antonio Basagoiti. Lo mismo hace él conmigo. Pero esto no impide la corrección personal. Sin ir más lejos el pasado miércoles. Estaba en la T-4 en Barajas esperando en la cola antes de entrar en el avión, cuando llegó Antonio Basagoiti. Conversaba con un industrial eibarrés de Tekniker. Nos saludamos y le dije que me había parecido patética la intervención de Iñaki Oyarzabal sobre la presentación pública de Sortu. “Si eso hubiéramos dicho de Fraga, éste no estaría hoy en el senado ni habría sido presidente de La Xunta de Galicia” le dije. “Si te fijas, yo no he salido a la palestra” me contestó. Y luego hablamos sobre Sortu en política en el caso de que les legalicen. “Decía Arzalluz que si nos dormimos, ganarán ellos y si se duermen ganaremos nosotros, en una Euzkadi sin violencia”. Coincidió con el análisis. Sortu o HB tiene solo un adversario y una fijación: el PNV.

Al día siguiente, día en el que sesionaba el Parlamento Vasco, Oyarzabal cambiaba el discurso y era objeto de un minucioso análisis el viernes por parte de Lurdes Pérez, Mariano Ferrer e Imanol Pradales. ¿Le habría dicho algo Basagoiti?. Seguramente, pero no dejaba de hacerme gracia lo minucioso de las interpretaciones sobre todo de Mariano Ferrer, con una cierta pedantería de hombre que se lo sabe todo. Cuando analiza, pontifica y regaña. Pero así se hace opinión en este país.

En el PP de Madrid, no hay quien influya. Desde luego no Basagoiti. Para ellos todo lo que tiene que ver con ETA no lo meten en la carpeta de “material inflamable”, “asunto delicado”, “búsqueda de solución”, sino en la de lograr erosionar al PSOE. En el fondo no defienden a las víctimas sino a la españolidad y como ETA ha atacado duramente a la españolidad, además de asesinar a seres humanos, ellos quieren a una ETA humillada y vencida y si además ven que esto puede ser una baza para Pérez Rubalcaba, presionarán lo indecible a los jueces para que la judicatura no reconozca a Sortu.

Pero tarde o temprano, ésta sigla jugará en el tablero de la política vasca. El paso dado el lunes es demasiado importante para desconocerlo. Ojalá lo hubieran dado en 1977 en Chiberta.