Basagoiti, un tirapiedras verbal.

Habría que llevar una anotación de las majaderías, contradicciones, amenazas, improvisaciones preparadas, anuncios vacíos, y continuas estupideces de este liderzuelo  de la derecha vascongada que sabe que el verano es campo propicio para decir un día que Garitano es un proxeneta, o que si gana el PP, que Bildu que se prepare. Como un matón de barrio. Y así un día si  y otro también.

El 10 de julio nos decía que veía repugnante hacer creer que había habido dos tipos de violencia. Se refería, como no puede ser de otra manera a la violencia  de ETA, a la que solo condena  y a la policial, que rechaza se diga nada contra los torturadores, desconociendo además la principal que fue aquella  que dio origen a ETA en 1960  y que no fue otra que la dictadura franquista donde su familia medró de lo lindo.

Ahora, este sinsorgo, quiere ilegalizar a Bildu cuando es una coalición de tres partidos y solo, en todo caso, pueden ser ilegalizadas conductas personales de quienes forman parte de Bildu, una plataforma hecha legal por el Tribunal Constitucional muy a pesar del PP, que vio en ello la larga mano del PNV .Podía Basagoiti tener un poco más de prudencia ya que de leyes sabe lo que yo de motores.

Curiosamente, este pájaro loco de la política vasca con su amigo  y consejero aúlico Oyarzabal nada, pero es que nada, dijeron cuando se cumplió el 18 de julio el 75 aniversario del inicio de aquel océano de sangre propiciado por unos militares golpistas y por una derecha, de la que sociológicamente forma parte Basagoiti, que se benefició cuarenta años de aquella inmensa tragedia.

Pero a mi lo que me extraña de estas declaraciones y de todas estas bravatas es que hay políticos y periodistas en Madrid que les parece que este tirapiedras verbal está modernizando el PP confundiendo la relativa juventud del  bocazas con la modernidad siendo todo lo contrario. Las ideas de Basagoiti son pura naftalina, agua sucia quieta  ya conocida, y solo tienen como aporte que las ensaya en el espejo, las dice como quien improvisa y luego pone esa cara de satisfacción como Mr. Bean cuando se echa un cuesco en el ascensor.

Basagoiti se jactó y lo proclamó a grandes risotadas que en la bajada del Celedón no le había dado la mano al alcalde donostiarra, Juan Karlos Izaguirre. ¡Menuda hazaña!. Si todos hubiéramos hecho eso en 1977 con  los miembros de AP y luego del PP, quizás les hubiéramos enseñado educación a un sector de la españolidad que se describe con estas acciones. Izaguirre mal que le pese a Basagoiti representa a una ciudad de forma democrática y  el gesto cutre de Don Antonio no solo irrespetó al alcalde sino a toda la ciudad. Pero esta es la podrida derecha que tenemos que no ha aprendido nada, no ha olvidado nada  y que en cada elección pierde votos. Se los da  al PP en Madrid  pero  los pierde en Euzkadi. De fracaso en fracaso hasta el derrumbe final. Y luego  saca pecho diciendo que logrará que su partido apoye el Blindaje  al Concierto consiguiendo que su jefe Mariano le saque el dedo y él desconsolado dijera aquello de: ¡Que se presenten ellos!.

Basagoiti, finalmente, se  jacta  de condicionar a Patxi Lopez su gobierno. Tal para cual. Pura inacción. Nada con sifón. Pasará a la historia por haber desalojado de la presidencia al partido más votado pero en la practica no haber hecho nada por Euzkadi. Absolutamente nada más que decir bobadas y machadas cada poco tiempo. Un auténtico pobre hombre. Y un verdadero obstáculo para la normalización del país

Si no vas a la procesión, no te molestes en ir a Misa.

Dos años sin atentados de ETA. Bien. Y once del asesinato del presidente de Adegi, la patronal gipuzkoana, con ausencia del Diputado General, en el acto organizado en memoria de Korta. Mal.

Sí estuvo el secretario general de  EA, Pello  Urizar, que pidió no se les  marquen los tiempos, que ellos tienen su ritmo. Pero él sí estuvo, y no le deben hacer falta ni tiempos ni ritmos, solo sensibilidad humana. Lo que pasa es que Pello Urizar solo habla, pero no tiene el menor poder para cambiar nada. Para eso están los comisarios.

No debemos olvidar  que en democracia las formas son el fondo. La democracia es el gobierno de la mayoría, con respeto hacia la minoría. Pero es algo más. Son usos y costumbres, respeto al adversario, velar por el conjunto, representar a toda lo sociedad, dar  voz  a quien no la  tiene, y tener empatía. ¿Qué es eso?. Muy sencillo: es la capacidad de percibir en un contexto común lo que otro individuo puede  sentir.

¿La  tienen los dirigentes de Bildu?. No lo  dudo, pero no la están expresando adecuadamente y la sociedad se lo demanda. “No empujen” contestan. Hace 34 años, todos los partidos vascos nos registramos en Madrid para poder actuar en política. HB se negó. Sus dirigentes, 34 años después, empiezan ahora a poder hacer política “porque vamos a cumplir la ley de partidos a rajatabla”.”Lo haremos por Imperativo Legal”.Bien,pero lo harán. ¿Hacen falta 34 años de paciencia para que éste mundo haga política “por  imperativo legal” aunque  no les gusten las normas ?.

El 31 de julio de cada año se organiza una procesión en Azpeitia que comienza en el ayuntamiento y termina en la Basílica de Loyola. Es la fiesta del Patrón de Gipuzkoa. Entre ellas va el alcalde con su vara de mando que es un junco, no un bastón como en Bizkaia .Un junco que proclama que el poder no debe ser rigido,sino flexible.Se dobla, pero no se rompe. Bonito símil el que llevaba ese 31 el alcalde de Azpeitia en sus manos.

Las autoridades van en esa procesión. Este año, el Diputado  General de Gipuzkoa,  terminó la procesión al pie de la escalinata de la Basílica sin entrar en el templo ni escuchar la celebración de la Misa oficiada por el Obispo. ¿Para qué va entonces en la procesión?. En lugar de esto se dirigió al grupo de familiares de presos, Etxerat, que allí estaban y se identificó con ellos. Podía haberlo hecho y luego participar en la ceremonia, pero solo estuvo con  los familiares de los presos, familiares que legítimamente luchan por los derechos de sus representados pero que todavía no le han dicho a ETA que desaparezca.

Lo sangrante del caso es que la escena se produjo a escasos metros donde  ETA asesinó a Inaxio Uria, el constructor muerto cuando iba a jugar su partidita con los amigos y donde existe un pequeño monumento en su memoria. ¿Fue Garitano  a visitar el monumento?. NO. ¿Quiere como Diputado general representar a toda la ciudadanía gipuzkoana?. Dice que sí, pero no es éste el camino.

Y tampoco fue a la misa. Igual tuvo miedo que se le cayera la hermosísima Cúpula encima. Antes que él Aizarna, Murua, Galdós, Sodupe, González de Txabarri y Olano acudieron. ¿Hubiera acudido Martin Garitano de haberse tratado de una ceremonia palestina o budista?. Posiblemente sí. ¿Es contra la religión católica la animadversión de este mundo que se despacha diciendo que es laico?. Si. Ya sé que el  Diputado General de Gipuzkoa no es el Comendador de los Creyentes como el rey de Marruecos, pero la historia de Gipuzkoa no se entiende sin la fe católica, con sus luces y con sus sombras. Europa, mal que le pese a Garitano tiene sus bases morales asentadas en el cristianismo. EI propio Loyola es un paradigma y una figura universal de incalculable valor simbólico y con una obra que perdura. Acuérdese también de Ellacuria y de tantos jesuitas de la Teología de la Liberación, ya que estaba en su casa. Además, seguramente, el actual Diputado General ignora que la propia Basílica, tras la desamortización de Mendizábal en 1836 es la dueña de todo ese complejo que administran los jesuitas. Por cierto. EI nombre de Martin no es el de un pájaro, (Martin Pescador) sino el de un santo de la Iglesia católica, San Martin de Tours.

¿Se es más laico, más progresista, más demócrata, más  avanzado desconociendo usos y costumbres?. ¿Identificándose solo con los familiares de condenados por acciones de ETA que yendo a una misa en recuerdo del Patrón de Gipuzkoa, y, de alguna manera, marcando distancias con la mayoría de la población gipuzkoana que tibia o cálidamente se siente identificada por la ceremonia de la Basílica?. Creo que  no.

Un largo camino de educación democrática tiene todavía Bildu que recorrer. Un territorio no es una asamblea de partido. Quien no capte esto ni sepa que una Institución representa a todo un colectivo ciudadano y no a parte de él, da malos pasos y se equivoca gravemente. Porque no es solamente ir o no a  una celebración católica, es también rechazar la conmemoración de los aniversarios de la Fundación de la Villa, y tantas y tantas grandes y pequeñas ceremonias de las ciudades y de los pueblos que ha ido acumulando la historia y cuyo cambio no es que no sea posible, sino ha de hacerse con respeto, mucho cuidado y hablando con los partes. Recuerdo haber asistido en Valencia al Congreso de un partido valencianista y a la intervención de un alcalde que empezó su mandato no asistiendo a la procesión que cada año  se organizaba en el pueblo. Pero el  pueblo fue a la procesión sin el alcalde. Y él se  preguntó “¿No seré yo el raro por no asistir a lo que mi bisabuelo, mi abuelo y mi padre han hecho toda  su vida?. ¿Soy así más ateo o soy menos sensible a lo que quiere este pueblo?. ¿No es bueno que la gente nos vea como gente normal y no como gente rara?. Dicho  esto concluyó: “al año siguiente fui a la procesión y la gente agradeció que su alcalde estuviera con ellos. Y no solo por eso, pero también por eso, llevo ganando dos elecciones con mayoría absoluta. Conclusión: que la gente no nos vea como gente rara”.

Ojalá ésta simple reflexión lo codificara esa parte de Bildu que no va al recuerdo de Korta, que se va con los familiares de Etxerat y no acude a la misa anual, que no va a la procesión cívica de Bilbao siendo ellos expertos en manifestaciones de todo tipo y sobre todo que todo esto no les lleve a decirle a ETA que desaparezca y, entre todos, podamos vivir en una sociedad normalizada y sin dirigentes raros, sino a ser posible, con gente normal.

Bildu o la propaganda gratis

No sé si al escribir este comentario hago el mismo Juego que denuncio, pero creo que, a pesar de este riesgo, la denuncia se impone.

Bildu ganó en Gipuzkoa las elecciones. La propaganda previa se la habíamos hecho entre todos. Y eso que es complicado sacar de la nada un conejo con un nombre nuevo y que éste se aprenda. Pero es que venían de una  situación de ilegalización por el silencio de HB  ante ETA, ilegalización  creada por la ley PP-PSOE  de partidos políticos, que nosotros siempre hemos denunciado. Todo esto hizo que EA, Alternatiba e Independientes vinculados a la Izquierda Abertzale crearan Bildu bajo la  larga  y atenta mirada de Sortu, la verdadera heredera de HB y la  recipiendaria de sus legados y de sus dirigentes y, en el mismo paquete, todo el Comisariado alerta y heredero de la situación anterior.

EI Tribunal Supremo no les legalizó, pero al poco si lo  hizo el Tribunal Constitucional obteniendo un resultado histórico. La derecha puso el grito en el cielo. Nosotros abogamos por su legalización. Nunca nos lo agradecerán. Por esta operación Aralar y EB quedaron  tocados y parece que  es cuestión de tiempo que se sumen a una gran Izquierda Abertzale que así como en IU han estado bajo la férula del PC, aquí lo  estarán  bajo  la de HB. Es legítimo y solo ya es cuestión de  tiempo. Cuando suceda se llegará a lo que siempre  se  ha preconizado. Una Mesa de Cuatro Patas. Es decir una Euzkadi nucleada  alrededor de cuatro partidos. PNV, Sortu, PP, PSE. Y no hay más  cáscaras.

De alguna manera los partidos políticos hemos dado cien días a Bildu para ver como gobierna, qué propone, cuáles son sus  iniciativas y programas y nos hemos encontrado con gestos, mientras le demandábamos tomar postura ante la existencia de ETA con una doble dimensión. Pedir su desaparición y realizar alguna puesta en escena  en relación con las víctimas de ETA.

Bueno pues en dos meses no hemos visto relativo a  estos dos asuntos nada de nada. ¿Y qué hemos recibido?. Muchos gesto, mucha provocación, nombramientos curiosos, en definitiva agua con sifón.

¿Y qué hemos  hecho los demás?.

Escucharle a Basagoiti sus imprecaciones, insultos y extralimitaciones como esa de que Garitano es un  proxeneta. Este pájaro loco de la política vasca disfruta ensayando sus intervenciones, a cada cual más sonora, para que los medios de comunicación le tengan en cuenta. Y logra su objetivo porque entre que no hay noticias y que las burradas siempre lo son, logra su espacio. Me parece que los medios deberían protegernos de este personaje.

Caer en el debatillo sobre la balconada de las fiestas de Vitoria-Gasteiz, que si pueden o no invitar a  los familiares de ETA, que si el del PP le saluda al al­calde de Donostia-San Sebastian, que si han puesto las banderas y lo que antes criticaban ahora, callan, que si el alcalde jamás se pone corbata, que si se han reducido el sueldo, que si Garitano no se arrepiente. Vaciedades varias. Pero nada de sustancia sobre la gobernación del territorio o de la ciudad.

Para mi Bildu tiene todo el derecho de sacar cabeza de esta manera artificiosa,  pero por favor no nos hagamos eco de sus gestos ni de la necesidad del Madrid periodístico de echar carnaza a la extrema derecha. Que sean noticia cuando le pidan a ETA que desaparezca, que sean noticia cuando nos presenten su plan para las grandes inversiones, que sean noticia cuando hagan cosas de fuste en relación con el ciudadano.

Estoy a la espera de lo que harán en las fiestas de Bilbao con las banderas. Seguramente  simultanearán la protesta con la justificación por ponerlas ellos en Lizartza, en Donostia-San Sebastian y en  todas partes a cuenta del manido “Imperativo legal”. Y seguirán jugando a éstas cosas.

Ante todo ésto solo se impone la frase de: nosotros a lo nuestro. Y si no hay noticias, que la gente lea un libro. Que nunca viene mal.