El bochornoso tratamiento de televisión española y la incoherente postura de su Consejo de Informativos.

Hoy por la  mañana he estado repartiendo propaganda en Mungia. También  estaba en el grupo Juan Mari Atutxa. Citados en el batzoki hemos salido con la alcaldesa, la candidatura y los burukides de la Junta  y del Bizkai a repartir propaganda al mercadillo y al mercadazo. Digo esto porque había unas lechugas, tomates, patatas y vainas de pronóstico reservado.

El paseo ha sido amable, al que ha acompañado el buen tiempo. Desde el paro, al encauzamiento del río, o la situación de la Bilbaina, cada uno  nos contaba  su historia y  formulaba  su reivindicación. Son tiempos de examen y de hacer balance. Uno, al darle la propaganda me ha dicho: ”¿ya me daría usted para un café?”. Y se lo he dado. Tiempos también de pensar el voto. Un veterano me ha dicho: ”Estos de Bildu, se creen la Santísima Trinidad porque son Tres en Uno, y quieren arreglar el mundo, pero lo primero que tienen que hacer es arreglarse entre ellos. No se como van a trabajar tres gallos en un gallinero”. De todas formas, soldado de mil batallas, veo el ambiente frío. No hay pasión.

Tras el paseo que es todo un trabajo de campo, he visto zapeando  a las tres  de la tarde  varios informativos. El de TVE me ha puesto furioso. La primera noticia, con gran despliegue y campanillas, era que “los príncipes han visitado Lorca”. No algo referente a la buena gente damnificada. ¿Es eso noticia en un informativo serio o en un programa del corazón?.Digo esto porque esta pareja no son absolutamente nadie y no representan a nada, más que a si mismos. Nadie los ha elegido. Nadie. Vaya usted a la Constitución y ésta  habla del rey como Jefe del Estado pero de su hijo solo a efectos de sucesión, nada más. Entonces ¿a qué viene darles este relieve, esta importancia, este incienso propio de la monarquía tailandesa?. También ha ido Zapatero que es el presidente del gobierno, pero este señor iba en segundo lugar, como si fuera parte del séquito de la parejita. Y luego hablan de una democracia asentada en España cuando la campaña de imagen que llevan estos señores de La Zarzuela es gratis total no siendo absolutamente nadie, más que una pareja con dos niñas. Nada más. Una vergüenza.

Y lo segundo que me ha llamado la atención es la protesta del Consejo de Informativos de TVE, que leen todos los días y en donde se quejan que tienen que aplicar una normativa electoral  a la hora de informar de los actos que se producen en el día y ellos lo que quieren es hacer periodismo. Pues bien. Si estos señores son del PP tendríamos el PP hasta en la sopa, pero como son del PSOE, pues  hacen lo que pueden. Y de no haberse aprobado esta normativa, al PNV no le sacaban en Televisión ni hartos de Rioja. Por lo que la normativa me parece muy buena. Y la prueba está en que viéndose televisión española, la de ámbito estatal, en Euzkadi, Torrespaña  desde Madrid  nos ignora olímpicamente y solo habla del PP, del PSOE y algo de IU. Pero en las casa de todos los vascos, las opciones vascas brillan por su ausencia. Si en Sollube pondrían una cortina de ondas hertzianas para que lo que nos mandan de Madrid de forma excluyente no se viera, no diría nada, pero es que de Madrid solo nos viene esa albóndiga del PPPSOEIU y encima los  periodistas de de aquí se quejan  de que ellos no puedan hacer periodismo. ¡Que vergüenza!.

Yo a estos profesionales les haría dos preguntas:

1.- Si no existiera esa normativa, ¿qué lugar ocuparían los partidos mayoritarios en Euzkadi?. Porque ustedes con su periodismo y con su subjetividad incluso podrían decir que había que sacar más al PP o a Bildu. ¿Quién regula eso?.

2.- ¿Por qué no se quejan de que además de la información desenganchada de Madrid, donde se trata informativamente lo que hace el PP y el PSOE, desde la información estatal solo nos vienen a Euzkadi las ofertas del PP, PSOE e IU?.

3.- ¿Por qué nunca se quejan de la abundantísima y hagiográfica información de todo lo que hace la familia real?.

El día que este Consejo de Informativos se queje de la manipulación diaria que tenemos con la parejita abriendo telediarios, o del cobismo a un rey que está más para allá que para acá, o de un Real Madrid que nos lo meten hasta en la sopa, podría pensar que alguna razón podrían tener, pero desde luego, con su critica tan sectaria, tan  específica de lo suyo, carecen de la mínima razón. Y la manipulación diaria continúa. Menos mal que hay gente, como las que se ven en los mercados y mercadillos que tienen las ideas claras y no se dejan influenciar, por este aguacero informativo, porque lo demás aquí estaríamos informativamente como en la época de Urdaci o Calviño.

El mayor mérito de la Reina Sofía

Estuve viendo la película sobre Jorge VI “El Discurso del rey”. Me gustó, no solo por su argumento y su realización sino por la normalidad como trata Inglaterra los defectos de sus reyes. Este era tartamudo y la película trata del trabajo de un logopeda australiano para superar este defecto del padre de Isabel II, actual reina, para poder pronunciar discursos ya que, como le dijo su padre Jorge V, los reyes habían pasado de ser una familia, para ser actores de teatro. Y eso requiere unas cualidades mínimas. No me imagino aquí una película sobre la Infanta Elena, su boda con Marichalar y lo que hacen uno y otro en  la actualidad.

El martes me vino a visitar desde Madrid un equipo de televisión que trabaja sobre un reportaje dedicado a la Reina. Les ha debido parecer todo lo entrevistado muy ditirámbico y que les salía algo no muy  digestivamente creíble porque sabiendo lo que opino de esta familia, la primera pregunta que me hicieron fue  cual era para mí el principal mérito de la Reina Sofía. Y les he contestado: “Aguantar a su marido”. Un personaje infiel y muy poco elegante con ella. No sé si lo sacarán. Hoy le he visto en la Pascua Militar y me ha parecido todo patético.

La reina Victoria Eugenia, esposa de Alfonso XIII, cuando tuvieron que marcharse al exilio en 1931 y por tanto dejar de disimular, lo primero que hizo fue mandarle a su augusto esposo a paseo. Él vivió y murió en Roma en un hotel y ella en  Lausana. Estaba harta del borboneo del Borbón. No sé lo que hubiera hecho Dña. Sofía en las mismas circunstancias.

Lo malo es que ante el 73 cumpleaños del rey este 5 de  enero y lo precario de su salud asistimos al montaje de la  operación “parejita” que consiste en meternos hasta en la sopa a Felipe y Letizia como diciéndonos: “no importa que los reyes estén mayores y él, enfermo, porque el recambio está preparado”. Por eso en su poco visto mensaje de Navidad el rey se ha sentido obligado a decir que seguirá con la misma pasión sirviendo a España. Grandes palabras para ocultar la preocupación que tiene de que lo den a él por amortizado.

Y frente a todo este cruce de puñales, la monarquía inglesa  se reinventa con gente más normal que Felipe y Letizia.

Porque la nueva pareja casadera  inglesa piensa que los empleados del hogar arruinarían la independencia y la intimidad dentro de la casa que compartirá con su esposa es una idea que ni su padre Carlos ha sido capaz de sacar de la cabeza a Guillermo de Inglaterra. A cuatro meses de su boda, el heredero ya ha avisado a Carlos de que Kate Middleton y él no necesitarán los más de 150 sirvientes que se preocupan de suplir todas sus necesidades en el palacio de Buckingham. Ambos, al parecer, están acostumbrados a valerse por sí mismos en las tareas domésticas.

Así lo han demostrado en los numerosos fines de semana que ya han pasado juntos en una cabaña aislada de toda civilización que Guillermo ha alquilado en Angelsey, al norte de la costa galesa. A pesar de que en sus inmediaciones cuentan con vigilantes de seguridad las 24 horas del día, la futura pareja real no quie­re intrusos dentro de su casa.

Algo que aquí sería impensable al verle a la nieta de un taxista, con todo lo que de respetable tiene esta profesión, creerse la reina Victoria. Distancia, reverencias, fondo de armario carísimo, decenas de guardaespaldas, vida lujosa, y todo ésto cubierto con el férreo manto de silencio de una prensa obsequiosa empezando por CNN Plus, ahora cerrada, hasta La Razón. En el fondo pura debilidad y artificio.

Discurso del rey: eso se lo dice usted a la parejita


Ayer  24 por la noche, y como todos los años tuvimos el discurso del rey, aunque él solo lo lea pastosamente.  En la monarquía británica, la reina habla en nombre del gobierno. Aquí no sabemos quién es el redactor del discurso y si el rey sugiere algo. Yo creo que lo suyo es solo leer. Por eso todo es un misterio  en esa Casa que en contrapartida, diga lo que diga, siempre tiene  el fervoroso y entregado aplauso de todos los medios de comunicación españoles y de los dirigentes socialistas y populares. Es  el guión de todos los años.  Poco se suele decir del NO-DO previo que emite TVE con tal cantidad de incienso que es difícil permanecer cinco minutos escuchando semejante cuento de hadas, donde la parejita (Felipe y Leticia) tienen su consabido espacio así como Cristina y Elena y los guapos nietecitos aunque  siempre hecho en falta un tratamiento especial para Don Leandro, ahora que el pobre anda malito.

Sobre el discurso en sí, poco que decir.  El clásico y aséptico  recuento de tópicos, el saludo a los militares desplazados en el exterior y a los policías, y la despedida hierática, sin una alusión, la mínima, al saludo en euskera, catalán y gallego.  Mucho rollo con eso de la monarquía integradora para actuar siendo lo que es: una monarquía castellana, bastante mal educada.  Pero, en el fondo, mejor.  Malo sería para el republicanismo un rey sensible a los hechos diferenciales.  En este renglón pues, estamos como todos los años, es decir, bien.

Y finalmente, la supernovedad.  En la Villa y Corte y en todas las redacciones de los medios españoles que llevan incorporado el botafumeiro, hoy  solo se comenta la afirmación rotunda y elevando la voz que nos lanzó  al final del discurso  diciendo con voz sonora que él, como Franco, morirán siendo rey.  Pues muy bien, pero a nosotros no nos lo cuente.  Dígaselo usted a la parejita y a los secretarios de sus queridos hijos que son los que le están moviendo la silla o el trono y los que quieren usar El Bribón.  Son ellos los que viajan a todas partes, inauguran Cervantes, asisten a tomas de posesión, y hasta  quieren comprar un piso en la Gran Vía de Bilbao para no dejarle al alcalde  Azkuna inaugurar nada sin ellos. Que se lo digan a Blanco al que no de dejaron inaugurar esta semana  solo el AVE a Cuenca.  Dígaselo a los ciudadanos de Girona que ahora utilizan el nombre de su ciudad para crear una peana del principado de Girona para mostrarnos lo catalán que es.  Confío en que Laporta y Toni Strubell logren se rechace esta plataforma tan absurda y vejatoria. Es pues la parejita a la que tenemos hasta en la sopa yendo y viniendo.  Es Leticia, que ya tiene un fondo de armario considerable, no estando contemplada en la constitución la figura del heredero más que a la hora de la sucesión, y, mucho menos, su plebeya esposa.  El resto se lo ha inventado la Casa Real con el aplauso de un Zapatero más monárquico que Peñafiel.  Por lo que eso de que usted sigue, dígalo en casa a ver si se enteran, porque lo demás lo veo como el 23-F, con el uniforme puesto, dando un golpe de estado contra la parejita.

Por lo demás, nada con sifón. Un 25 y un 26 cargado de almibar, melcocha, incienso y mirra. El negocio, rodeado de censura, continuará. Feliz Año Majestades. (Melchor, Gaspar y Baltasar).