Matías el platero. De Luiaondo a Getxo

 

Cuando dos décadas después irrumpieron el ferrocarril y las locomotoras de vapor, todo cambiaría para siempre. Era el progreso que irrumpía para, insaciable, engullir lo vivido hasta entonces.

Pero por aquel 1846 que nos interesa, lejos todavía de hacer acto de presencia los endiablados trenes, aún era Luiaondo el pueblo de siempre, una comunidad humana que respiraba acomodada en una interminable hilera de casas y que daba sentido a su existencia ofreciendo servicio a aquel venturoso camino que les garantizaba el sustento. Carreteros, arrieros, almacenistas y mesoneros eran el enjambre humano que allí moraba.

Porque por Luiaondo trajinaban sin descanso mercancías y gentes que le daban el palpitar diario, como para sentir la vida necesitamos las personas que fluya sangre por nuestras venas. Así, a diferencia de otros pueblos del entorno más basados en la ganadería o la agricultura, aquí el movimiento de personas era mucho más agitado y volátil que lo habitual. Por ello, fueron numerosos los seres que, sin tener raigambre histórica en el lugar, vieron la primera y última luz en aquel valle ayalés. Y vamos a centrarnos en uno de ellos, aunque sea someramente, para comentar una curiosidad toponímica.

He esperado al 18 de diciembre para publicar este articulillo desde Luiaondo [localidad en donde resido] porque he querido que fuese así. Porque en una mañana de un día como hoy pero de 1846 fue cuando suponemos que avisaron a un vecino de Luiaondo de nombre Ángel y de apellidos Romo Aldaeta. Debía dejar sus ocupaciones y acudir raudo a casa porque su esposa Feliciana (Isasi Barcina) ya estaba de parto con la comadrona del lugar. Había llegado el momento esperado, el mejor regalo para la cercana Navidad. Acudió sudoroso y nervioso para ponerse al lado de su amada y esperar. Poco más que clamar compasión a los cielos podía hacer. Y la miraba temeroso por los inherentes riesgos del parto pero confiado a su vez en la saludable fertilidad de aquella muchacha que había conocido años atrás.

Por fin, a las tres de la tarde, vio la luz aquel muchachote que al día siguiente bautizarían con el nombre de Matías en la parroquia local, advocada a Santa María Magdalena.

Matías, el personaje que nos interesa, era el tercero de los cuatro hermanos que nacerían en aquel alargado pueblo: Faustina (1843), José Mª (1844), Matías (1846) y María (1848). Y, aunque era una familia perfectamente integrada en el lugar, no eran oriundos de allí. El apellido Romo, que es el que nos interesa, lo recibía Matías de su padre Ángel, natural de —como él había declarado— “Aro de Castilla”, es decir, el Haro de la Rioja que hoy todos conocemos. También los abuelos paternos, Román Romo y Mª Concepción, eran originarios de la villa vitivinícola, unos años después declarada ciudad (1891).

Sea como fuere y sin despistarnos en el devenir de nuestra historia, damos un gran salto en el tiempo y así nos encontramos que, cuando aquel muchacho que había nacido en Luiaondo contaba ya con 47 años, era un conocido emprendedor y contaba con su propia familia: sin llegar a cumplir los 23 años de edad ya se había casado con la bilbaína Juliana Ugarte Agirre en la parroquia sietecallera de los Santos Juanes.

Y es entonces cuando construye una vivienda unifamiliar en el lugar llamado de Itzubaltzeta en Las Arenas, en una marisma que años atrás se había desecado para que dejasen de ser “arenales incultivados” como reza la documentación.

Junto a la vivienda instaló una fábrica para hacer cuberterías y objetos de servicio al culto religioso, definido como “platería y metales finos“. La publicidad con la que dio a conocer su nueva fábrica, rezaba que se “construye todo el artículo de Iglesia en plata, metal blanco y bronce. Y replatean “cubiertos” y restauran vajillas y objetos de iglesia“. Y trabajaba tanto en “dorado” como en “plateado”.

Con el paso del tiempo, aquel entorno se fue llenando de más y más edificaciones y se siguió manteniendo la referencia de “donde [la fábrica de Matías] Romo“. Y ahora ROMO es un barrio populoso y castizo de Getxo, conocido por todos. Pero pocos saben que su origen está en un apellido. De ahí que no se den por buenas las versiones “vasquizadas” de Erromo o Erromu que, aún hoy en día, se ven con cierta frecuencia.

 

Sobre la evolución de aquel barrio, la llegada de nuestro Matías Romo, planos, fotografías antiguas, etc. podéis leer bastante más en el excelente blog Getxosarri / Memorias de Getxo. De ahí hemos tomado el antiguo anuncio de prensa: una verdadera joya.

Respecto al topónimo en sí, también podéis leer lo que en su día –hace ya casi 10 años– publiqué en nuestra querida revista AUNIA (nº 22, pág. 50).

Y para finalizar, a continuación disponéis de imágenes de los diversos productos que ofrecía Matías Romo con su empresa, gracias a un catálogo que se vendió a través de una conocida página de coleccionismo y que no sabemos quién fue su comprador.

Pero eso es ya adentrarnos en espacios por los que hoy no me apetece caminar. Prefiero reducirlo a aquella historia que comenzó un día como hoy, 18 de diciembre de hace 171 años, aquí, en el entrañable pueblo de Luiaondo, cuando aún era un hervidero de trajineros que con carros y mulos no cesaban de subir y bajar por aquella alargada calle. Cuando, en una jornada seguramente de nieblas como es la de hoy, dio a luz Feliciana Isasi a un bebé que decidieron llamar Matías… Matías Romo, el que dio nombre al barrio de Getxo.

====================================

AMISTAD. Y si quieres recibir más notas de este estilo, no dudes en darle al “AGREGAR A AMIGOS” en Facebook: me voy a esmerar por no defraudarte ni aquí ni en la realidad exterior.

====================================

ARTIKULU GUZTIAK [todos los artículos]

 

 

Abendu, haizeak eta leihoak

Aurten, abenduaren 3a ez da soilik Euskararen Eguna izango, Gabonen aurretiko tarte berezi baten hasiera-eguna baizik: Adventus du izena. Eta pentsa nolako saltsa dugun ezen, gaztelaniadunek adviento duen bitartean, guk euskaldunok, ez baitugu horretarako hitz egokirik, abendua delako guretzat, hilak duen izen berbera, horretatik hartu genuelako bistan denez: adventus > abendu. Baina izatez gauza ezberdin bi dira. Horregatik, gabezia hori konpontzeko, abendualdi hitza asmatu behar izan genuen geroago, bereizteko hil osoa izendatzekoa eta diciembre-ren barruan dagoen beste aldi txikiago hori.

Abendualdiak ez du data finkorik, teorikoki, Kristo jaio aurretik lau igande behar izaten direlako tartean. Eta horren arabera finkatzen da. Beraz, 21 eta 28 egun bitarteko iraupena eduki dezake eta hasiera-eguna, azaroaren 27tik abenduaren 3rako tartean. Zorionez, aurten, 2017an, horren muturrean gaude, posiblea den abendualdi laburrenean, hasiera berantiarrenean: abenduaren 3an. 2023ra arte itxaron beharko dugu berriz egoera berean egoteko.

Jatorriz, kristauek praktikatzen duten purifikazio tarte bat da, aspaldi baraualdia eta guzti, ez oso urrun musulmanek praktikatzen duten ramadan-etik. IV. mendearen bukaeratik dokumentatua dugu abendualdia kristauen artean eta, segurtasun osoz, solstiziori aurre egiteko errito pagano baten ordezkoa izango da.

Izena ad ventus latinetik dator, ‘[Egun berriaren / Kristoren] etorrerantz’, ‘etorrera’. Jatorri berekoa da abentura hitza, ‘datorrenari’ aurre egiten diogunean.

Baina latinak ere hizkuntza indoeuroparretatik hartu zituen erro horiek. Eta, enbor beretik datozkigu erdal viento, ventana, euskaldunok ere gure duguna: bentana. Guztien jatorrian, ‘datorrena, doana, higitzen dena’ dago.

Hortaz, jatorriz, ventana / bentana zen haizea sartzeko tokia (ventus, ‘haizea’ berbatik), ez argia. Argia sartzekoak hiniestra-k ziren gaztelaniaz (fenestra latinotik). Baina Erdia Aroaz geroztik hiniestra eta ventana hitzak nahasten hasi ziren (Nebrijak sinonimotzat eman zituen lehenbiziz, 1495) lehena desagertu arte, soberan egoteagatik (Covarrubias-ek ez zuen kontuan izan, 1611). Haren arrastoak dira fenêtre frantsesa, finestra katalana, Italiako fenestra edo fenster germanikoa.

Erdia Aroa eta Errenazimenduaren tarteko garai horretan gureganatuko genuen hitz hori, euskal baserri-etxeen agerpen eta ugaltzearekin. Eta guk, etxeetara haizea sartzeko zulo horiek izendatzeko leiho hitz ederra bagenuen ere, bentana gureganatu egin genuen.

Areago oraindik, Euskal Herriaren mendebaldean, hain gogoko dudan Gorbeialdean (Orozko, Arratia, Zeberio…) esate baterako, ondo baino hobeto bereizten dira etxerako bentanak eta animalien ukuiluak aireztatzeko eta argiztatzeko zulo luzexka eta estuak: horiexek dira leihoak. Etxearen goiko aldekoak, bentanak. Horregatik dago jasota bentana hitza Hiztegi Batuan.

Ondo adierazi zuen Azkuek bere hiztegi entzutetsuan (1905): «Generalmente se entiende en V [Bizkaia] por esta palabra la ventana triangular antigua, la saetera y la tronera».

Amaitzeko, aipa dezagun benta [bideetako ostatuak] hitza ere jatorri berekoa dela, jatorriz, jenderik gabeko lekuetan ezartzen zirelako, joan-etorrietan zebiltzanentzat, haizeak nagusi ziren esparruetan.

Haizea bezala, berriz datorkigu solstizioa, egun berria, urteak eta bizitza bera. Eta lagun batzuk datozkigun bitartean beste batzuk joan doazkigu. Behialako bentetako mandazainen moduan, geu ere joan-etorrikoak garelako.

(Atzo joan zitzaigun Andres Garmilla lagunari eskainia. Hain gogoko zituen espazio irekietako haizeekin batera ibil dadin, betiko aske. In memoriam)

ARTIKULU GUZTIAK / Todos los artículos

¿Por qué son IJITOAK nuestras GITANAS?

«Cuando se tenía noticia de que algunos gitanos habían llegado al pueblo, corríamos a esconder las gallinas y otros animales en la cuadra porque andando ellos era seguro que te iba a faltar alguna». Políticamente incorrecto, sin duda. Pero eso contaba mi madre hace un tiempo, probablemente repitiendo los miedos que se habían escuchado y aprendido de generación en generación.

No sé ni a cuento de qué salió la conversación. Aunque sí recuerdo que estaba llenando los últimos botes de pimientos mientras mi padre, en perfecta armonía y sincronización, preparaba el caldero en que cocerlos. También este invierno se prometía feliz.

«No era conveniente hablar con ellos —añadió— porque para cuando te habías dado cuenta, ya te habían engañado».

Sin entrar a valorar cuánto tienen esas afirmaciones de falso mito o de realidad, se me ocurrió añadir que el gitano es un pueblo “un poco truhan” desde que los conocemos pues hasta su denominación es fruto de un engaño: me refiero a la palabra “gitanos” en castellano e “ijitoak” en euskera.

Tras dar cuatro pinceladas para explicarlo, mi pareja, que por allí andaba, me sugirió que lo publicase en el blog porque ella lo desconocía y le pareció curioso. Así es que allí vamos a destripar el misterio de por qué se llaman así.

Hoy en día, gracias a los estudios de genética y lingüística, conocemos perfectamente que el pueblo gitano procede de una zona entre las actuales India y Pakistán llamada Panyab. Por causas que se desconocen, en torno al siglo XI abandonan su tierra para emprender una larga migración o destierro que acaba arribando a nuestra Europa occidental a principios del siglo XV.

Hasta disponemos de fechas concretas…

Sabemos de ellos por primera vez en un documento que, a modo de salvoconducto, se expide a aquellos extraños personajes de piel oscura y vestimentas exóticas que levantaron gran expectación y admiración a su paso. Fue en Zaragoza, el 12 de enero de 1425.

Quizá aprovechando la confusión que provocaría su similitud con los Reyes Magos llegados de Oriente, cuya festividad acababa de celebrar aquel reino cristiano, el líder del grupo se identifica —usando el engaño— como un noble, “Juan de Egipto Menor” al que, por su altísima categoría, ordena el rey Alfonso V de Aragón en aquel salvoconducto «que sea bien tratado y acogido» […] y que él y sus acompañantes «sean dejados ir, estar y pasar por cualquier ciudad, villa, lugar y otras partes de nuestro señorío a salvo y con seguridad, siendo apartadas toda contradicción, impedimento o contraste. Proveyendo y dando a aquellos pasaje seguro y siendo conducidos cuando el mencionado don Juan lo requiera».

Se les trata con honores y se les facilita todo tipo de privilegios. Y es que ese ardid de identificarse como exóticos nobles egipcios les había funcionado muy bien en todo su periplo migratorio por Europa.

Pero aquel Juan el “egipcio” y su cohorte fueron en realidad los primeros de muchos y muchos gitanos que, en una irrefrenable oleada, llegaron después. Tantos que se empezó a sospechar de que aquel argumento de ser nobles del lejano Egipto, aquel con el que habían engañado a los cándidos gobernantes aragoneses, ya no era creíble ni sostenible tres cuartos de siglo después: todo había sido un embuste y, en cualquier caso, daba igual.

Y empieza la hostilidad. Con los xenófobos Reyes Católicos en la Corona, se busca su eliminación o expulsión. Para ello promulgan la Pragmática (1499), el inicio de una persecución que rompía con la vida pacífica y sedentaria que hasta entonces había llevado el pueblo gitano.

Se había truncado la armonía y ahora eran considerados infieles o al menos no cristianos viejos y, como se había hecho con moros y judíos, se les hostigó sin cesar:

«Mandamos a los egipcianos que andan vagando por nuestros reinos y señoríos […] que vivan por oficios conocidos […] o tomen vivienda de señores a quien sirvan […]. Si fueren hallados o tomados, sin oficio, sin señores, juntos […] que den a cada uno cien azotes por la primera vez y los destierren perpetuamente de estos reinos. Y por la segunda vez que les corten las orejas, y estén en la cadena y los tomen a desterrar como dicho es…». Sin miramiento alguno. Pero a lo que íbamos…

Como refleja el documento, ya se habla de ellos como “egipcianos” en referencia a su fabuloso y falso origen de Egipto. Una denominación que, en los documentos originales en latín es la de “egipt(i)anus” o EGIPTANO. Y de ahí surge nuestra actual palabra o etnónimo “gitano”, tras perder la vocal inicial, algo nada extraño en el castellano. De la misma a misma raíz proceden el “gypshy” inglés o el “gitan” francés.

Y por no quedarnos a la zaga, también los euskaldunes nos aferramos al mismo recurso léxico para resolver con gallardía aquella carencia idiomática que, como todas las lenguas del mundo, mostraba frente a aquella inesperada novedad humana.

Tal y como cabría esperar, siendo tan exigua la documentación escrita en euskera, nos aparece más tarde que en el castellano la primera constatación del término. Es en Sunbilla (Alto Bidasoa, Navarra): «Berze ijitorik ere baduk Baztanen» (1597).

El nombre “ijito” es en realidad la pronunciación propia de la palabra “Egipto”. También podría ser la evolución a partir del mismo “egiptano”, pues de todos es conocido el paso de “-ano” a “-o” en euskera.

Sea como fuere, los descendientes de aquellos “nobles de Egipto” fueron cada vez más perseguidos. Sin descanso ni tregua.

Dentro de ese pasado que por humillante que es no se enseña en los centros de enseñanza, destaca la conocida como “la gran redada” ordenada por Fernando VI y que decreta el apresamiento de todos los gitanos del reino, iniciándose de manera sorpresiva y sincronizada en todo el territorio español el miércoles 31 de agosto de 1749.

Buscaba arrestar de un solo golpe a todas las personas gitanas y desterrarlas de los territorios peninsulares. Fallida la expulsión, se ordenó separar físicamente hombres y mujeres, para que no pudieran reproducirse: las mujeres en casas de misericordia y los hombres en trabajos forzados en galeras y arsenales. Hasta el final de sus días.

Expulsados de todas las poblaciones, imposibilitándoles sistemáticamente el empadronamiento o el establecimiento de cualquier tipo de negocio, víctima de sí mismo, el pueblo gitano se tornó rebelde, vengativo incluso y, claro está, recurrió muchas veces a la delincuencia como modo irremediable de subsistencia. Quizá hasta robasen alguna gallina descarriada en el caserío de mi madre.

De todas formas, cuántas fechorías se les habrá achacado sin tener culpa alguna. Ya lo dice el saber popular: “a la sombra del gitano roba el aldeano“. Han sido el chivo expiatorio y el pagano de nuestra sociedad, la de los payos. ¿Qué vamos a decir a alguien que roba para comer cuando los máximos dirigentes del país, de familias bien acomodadas, han sido los mayores ladrones y han expoliado a manos llenas? Por no hablar de “pero sigo siendo el rey… ” y todo su enjambre.

Tras el franquismo se eliminaron aquellas leyes con referencia peyorativa especial a la raza gitana. Y, desde entonces, la normalización entre las dos culturas camina día a día a pasos de gigante. Se ha avanzado más en unas pocas décadas de mano tendida que en siglos de opresión. Ya es casi imposible encontrar gitanos nómadas y cada vez son menos los choques sociales o hurtos.

Cerró mi madre el último bote de pimientos y, casi al instante, como si de una parte insalvable de la liturgia se tratase, suspiró de satisfacción al ver que otra vez más había podido finalizar la labor que ha formado parte intrínseca de todos los otoños de su vida. Venía de superar un año demasiado complicado para la salud. Por eso quizá miró hacia arriba. Para buscar agradecida a ese dios en el que tozudamente sigue confiando, el mismo que creó a aquellos nobles llegados desde Egipto de los que huía en su infancia. Esos que hoy dejan escapar las gallinas para robar sólo corazones.

 

[ARTIKULU GUZTIAK / Todos los artículos]

 

 

ESKER MILA: blog revelación 2017

Berri ona ospatzeko sotondoan jan dudan txorizoa / Para celebrarlo, nada mejor que un chorizo comido junto al fuego

Horixe bera: EL ARCA DE NO SÉ 2017. urteko blog berritzaile hautatu dute deian.

Eso que lees: EL ARCA DE NO SÉ, ha sido elegido por DEIA como blog revelación de 2017.

Eta, gainera, hitz batzuk bota beharko ditut eta saria jaso Bilboko Euskalduna Jauregi arranditsuan. Ezin zezaketen, ni erosoago sentitzeko, etxe txikiago batean egin, su baten inguruan?

Toca además pronunciar unas palabras y recibir el galardón en el ostentoso Palacio Euskalduna de Bilbao. ¿No tendrían una casa con un fuego para que me sintiese más cómodo?

Badakidalako han goian egonda, lotsagorrituko naizela. Orain, lotsagorritzen naizen moduan aitortu behar izatean nola hasiera batean ez nion kontu honi sinesgarritasunik ematen eta nola behin baino gehiagotan esan behar izan zidaten aurrerako urratsa egiteko. Orain bai, badakit zer nolako hedabide ahaltsua den gaiak komunikatzeko orduan eta nola iristen zaien munduko bazter guztietan dauden milaka irakurleei. Eta zenbateraino eskertzen dizkidaten lurretik arimara igo ahala idazten ditudan testu irreflexibo horiek.

Porque allí arriba voy a sentir vergüenza. La misma que siento ahora aquí abajo al tener que reconocer mi error inicial al no creer en ello y que tuvieran que insistirme varias veces por falta de interés. Ahora sí soy consciente de qué gran herramienta es y lo que supone y a cuantos miles y miles de personas llega por todo el mundo y cuánto agradecen esas líneas que escribo según me brotan del alma.

Zer esanik ez, pozarren nago jasotako albistearekin. Ez al nizuen lehengo egunean esan txindorrak gure artean genituela eta, herri sinesmenen arabera, haiek zekartela zoriona?

Por supuesto, estoy encantado con la noticia. Ya os decía hace poco que se estaba llenado el mundo de petirrojos y que ellos –según las creencias populares– traían la buena suerte…

Eta zer esan? Ba… eskerrik asko guztioi eta, jakina, maite zaituztedala.

¿Y qué más añadir? Pues que muchísimas gracias y que, claro está, os quiero.

 


 

ARTIKULU GUZTIAK / Todos los artículos

zuretzako opariak

ARTIKULU GUZTIEN ARKIBIDEA

ÍNDICE DE TODOS LOS ARTÍCULOS

=========

EL ARCA DE NO SÉ
Maitasun osoz paratu dizudan bitxikeriez eta altxorrez betetako kutxa
El arca que te he preparado
repleta de curiosidades y tesoros

Saka ezazu esteken gainean idazkiak ikusteko
Pincha sobre los enlaces para ver los escritos

00. Eskerrik asko, lagun hori
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/08/08/eskerrik-asko-lagun-hori/

01. Sexo, ermitas y rock and roll. San Lorentzo de Luiaondo
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/08/09/sexo-ermitas-y-rock-and-roll-san-lorentzo-de-luiaondo/

02. hay-una-chica-en-orozko-que-literalmente-no-nos-deja-vivir
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/11/04/hay-una-chica-en-orozko-que-literalmente-no-nos-deja-vivir/

03. la-que-has-liado-lucas
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/11/09/la-que-has-liado-lucas/

04. helena-cada-dia-mas-buena
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/11/09/helena-cada-dia-mas-buena/

05. arakaldoko-gotorlekua
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/11/09/arakaldoko-gotorlekua/

06. demasiado-poco-vino-en-la-cofradia-de-laudio
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/11/10/demasiado-poco-vino-en-la-cofradia-de-laudio-2/

07. a-cada-santo-le-llega-su-san-martin
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/11/11/a-cada-santo-le-llega-su-san-martin/

08. este-domingo, akelarre
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/11/12/este-domingo-akelarre/

09. arrodillaos-tejeros-del-mundo
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/11/14/arrodillaos-tejeros-del-mundo/

10. no-les-toqueis-los-huevos
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/11/17/no-les-toqueis-los-huevos/

11. Arkastas: las-sensuales-virgenes-del-gorbeia
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/12/01/arkastas-las-sensuales-virgenes-del-gorbeia/

12. una-de-artaburus
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/12/03/una-de-artaburus/

13. la-concejala-mundiala
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/12/04/la-concejala-mundiala/

14. por-santa-lucia-empieza-a-alargar-el-dia
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/12/13/por-santa-lucia-empieza-a-alargar-el-dia/

15. los-ultimos-gentiles-en-laudio
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/12/16/los-ultimos-gentiles-en-laudio/

16. el-begitxindor-la-horchata-y-el-michi-michi-unidos-por-la-cebada
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/12/18/el-begitxindor-la-horchata-y-el-michi-michi-unidos-por-la-cebada/

17. dos-euskal-gazapos-linguistico-navidenos
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/12/19/dos-euskal-gazapos-linguistico-navidenos/

18. santo-tomas-mi-abuelo-y-la-renta-del-caserio
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/12/21/santo-tomas-mi-abuelo-y-la-renta-del-caserio/

19. pan-magia-y-rituales-en-nochebuena
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/12/23/pan-magia-y-rituales-en-nochebuena/

20. 26-de-diciembre-san-esteban-y-la-pedrea
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/12/26/26-de-diciembre-san-esteban-y-la-pedrea/

21. el-alcornoque-de-markuartu
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2016/12/29/el-alcornoque-de-markuartu/

22. a-candela-encendida
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/01/15/a-candela-encendida/

23. un-incendio-espartero-y-mi-txapela
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/01/23/un-incendio-espartero-y-mi-txapela/

24. el-enigma-de-nuestra-palabra-agur
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/01/28/el-enigma-de-nuestra-palabra-agur/

25. neguari-argi-eske
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/01/31/neguari-argi-eske/

26. el-despertar-del-oso-vasco
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/02/02/el-despertar-del-oso-vasco/

27. canto-primaveral-a-una-bella-siciliana
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/02/05/canto-primaveral-a-una-bella-siciliana/

28. basaratuste-el-carnaval-del-bosque
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/02/09/basaratuste-el-carnaval-del-bosque/

29. haragia-okela-bihurtu-genuen-eguna-euskararen-beste-bitxikeria-bat
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/02/18/haragia-okela-bihurtu-genuen-eguna-euskararen-beste-bitxikeria-bat/

30. hoy-es-eguen-zuri-el-mas-blanco-de-los-jueves
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/02/23/hoy-es-eguen-zuri-el-mas-blanco-de-los-jueves/

31. san-blas-haria-aratusteen-amaieran-erretzen-denean
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/02/28/san-blas-haria-aratusteen-amaieran-erretzen-denean/

32. Orai guztiak berdinak girade
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/03/03/463/

33. ritos-de-fertilidad-en-el-roble-de-atxondo
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/03/20/ritos-de-fertilidad-en-el-roble-de-atxondo/

34. animaliak-gure-herri-sinesmenetan
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/03/30/animaliak-gure-herri-sinesmenetan/

35. acabo-de-escuchar-al-kuku
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/04/02/acabo-de-escuchar-al-kuku/

36. me-duele-jose-arrue
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/04/04/me-duele-jose-arrue/

37. Orgullo de país
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/04/08/548/

38. maialen-eguna-esne-eguna
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/04/27/maialen-eguna-esne-eguna/

39. no-me-gusta-la-tamborrada-en-laudio
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/04/28/no-me-gusta-la-tamborrada-en-laudio/

40. itziar-neuk-ere-maite-zaitut
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/05/03/itziar-neuk-ere-maite-zaitut/

41. quiero-ser-arcangel-8-de-mayo
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/05/07/quiero-ser-arcangel-8-de-mayo/

42. maiatzean-laian-eta-orduan-jaian
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/05/15/maiatzean-laian-eta-orduan-jaian/

43. la-kortina-de-mendi
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/05/21/la-kortina-de-mendi/

44. salud-dinero-y-amor
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/06/17/salud-dinero-y-amor/

45. el-fresno-mágico-de-san-juan
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/06/24/el-fresno-magico/

46. la-sonrisa-de-lydia
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/07/17/la-sonrisa-de-lydia/

47. txosna-ala-txozna
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/07/18/txosna-ala-txozna/

48. murciélagos-los-ratones-viejos
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/08/08/murcielagos-los-ratones-viejos/

49. cuál-es-el-panuelo-tradicional-de-nuestras-fiestas
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/08/17/cual-es-el-panuelo-tradicional-de-nuestras-fiestas/

50. neskatoentzako-limonadea-aurkikuntza-baten-berri
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/08/23/neskatoentzako-limonadea-aurkikuntza-baten-berri/

51. cuando los cencerros enmudecen
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/08/28/callen-los-cencerros/

52. jose-arrue-orozkon-maitemindu-zen-artista
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/09/01/jose-arrue-orozkon-maitemindu-zen-artista/

53. gracias-a-tus-eskerriks
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/09/08/gracias-a-tus-eskerriks/

54. una-bandera-en-mi-ventana
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/09/11/una-bandera-en-mi-ventana/

55. morroiak-eta-onatiko-ikastola
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/09/16/morroiak-eta-onatiko-ikastola/

56. reverencia-solar-en-gordexola
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/09/25/reverencia-solar-en-gordexola/

57. hantxe-nahi-zaitut-jose-arruerekin-batera
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/09/27/hantxe-nahi-zaitut-jose-arruerekin-batera/

58. te-quiero-alli-junto-a-jose-arrue
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/09/27/te-quiero-alli-junto-a-jose-arrue/

59. 29-de-septiembre-176-anos-sin-sanmiguelada
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/09/29/29-de-septiembre-176-anos-sin-sanmiguelada/

60. a-nivelar-el-euskera
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/10/03/a-nivelar-el-euskera/

61. viva-el-rey-y-sus-trucos
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/10/05/viva-el-rey-y-sus-trucos/

62. el-vino-nos-une
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/10/10/el-vino-nos-une/

63. paisaje-modelado-por-los-castanos
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/10/15/paisaje-modelado-por-los-castanos/

64. salvar-a-la-princesa-letizia
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/10/27/salvar-a-la-princesa-letizia/

65. gaztainak-defuntuak-eta-negua-heldu-da
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/10/30/gaztainak-defuntuak-eta-negua-heldu-da/

66. taloaska
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/11/02/taloaska/

67. un-banco-con-alma-de-pastor
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/11/04/un-banco-con-alma-de-pastor/

68. 41-anos-sin-aire
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/11/07/41-anos-sin-aire/

69. txantxangorriak-eta-gure-zoriontasuna
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/11/11/txantxangorriak-eta-gure-zoriontasuna/

70. psicofonias-y-nuestros-nombres
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/11/13/psicofonias-y-nuestros-nombres/

71. la-maldicion-de-lezeaga
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/11/14/la-maldicion-de-lezeaga/

72. arima-ez-galtzeko-sudokuak
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/11/15/arima-ez-galtzeko-sudokuak/

73. 2017-blog-berritzaileena
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/11/19/2017-blog-berritzaileena/

74. por-que-son-ijitoak-nuestras-gitanas
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/11/22/por-que-son-ijitoak-nuestras-gitanas/

75. abendu-haizeak-eta-leihoak
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/12/03/abendu-haizeak-eta-leihoak/

76. matias-el-platero
http://blogs.deia.com/arca-de-no-se/2017/12/18/matias-el-platero/

 

 

 

 

Arima ez galtzeko sudokuak


Zaharren egoitzetan sudokuak egiten dituzte gure nagusiek, hala aholkatzen dietelako. Horrelako jardunez memoria lantzen delako eta gauzak ahaztea ekiditen delako. Pertsona batentzat ez dagoelako txarragorik nor izan den eta bere bizipen guztiak ahaztea baino. Amaiera…

Gauza bera gertatzen da herriekin, tamalez, zer diren ahazten baldin badute. Oroitzapen barik, arima galduko luketelako eta betiko desagertuko liratekeelako. Amaiera…


Ahanzturaren kontra, herriek ere, hainbat ariketa egin behar dute. Sudokuak. Bestela, behin galduta arima, ez dago ezer berreskuratzerik.

Atzo, herri memoriarako ariketak prestatu ditugu, Gorbeiako magaletan, gure herritarrek gogoan eduki dezaten aurretikoen ondarea. Telebistarako produktu berriak, gauza zaharrenetan oinarrituak… Hau kontraesana, hau aurkikuntza!!

Itesa produktorearekin, ETBren Sustraiak saiorako. 30 urte antenan… bat esan eta hamaika izan! Grabaketa bikoitza egin genuen, euskaraz zein gaztelaniaz ikusi ahal izateko. Gero share ditxosorik dutenetz ikusiko da… eta egiatan bost axola: nahikoa da uhinen bestaldean pertsona bakar bat egotea merezi izateko. Baten batzuk poztuko direlako ikustean, seguru, gaztetan bizi izandako kontuak berriz entzunda.

Grabazio-ordu pare, bai, gero maitasun-minututxo batzuk besterik ez eskaintzeko munduari. On ala txarrak ez dakit baina bai ahal izan dugun modu onenean egindakoak. Horretarako, gainera, familiari, maite ditudanei, haiekin egoteko beste opor egun bat lapurtu behar izan diet. Beste behin…

Baina uste dut mereziko duela eskuartean duguna herriaren memoria-galeraren kontrako beste sudoku bat delako… Behin arima galduta zertarako opor-egunik behar!!

 

 

La maldición de Lezeaga

No es extraño encontrarnos con leyendas que atribuyan a seres mágicos la edificación de puentes de piedra. Probablemente el solo hecho de que lo realizase una cuadrilla gremial venida de otro lugar desconocido, el que fuese una obra con un detallado proyecto reflejado en unos planos, algo extraordinario de lo que trataba gente que hablaba en una lengua extraña o vete a saber qué, hacía que se recurriese a la imaginación popular, a la leyenda, para justificar su obra.

Así, por toda Europa encontramos relatos que nos cuentan cómo alguien vendió su alma al diablo o a los seres oscuros del más allá, al Mal al fin y al cabo,  a cambio de su codiciada construcción. Pero, en todos ellos, en cierto momento se interrumpe la lógica del relato, rematándolo con un final más o menos feliz.

No fue precisamente venturoso el final de una muchacha de Laudio, convertida en bruja para toda la eternidad, castigada por haber usado malas tretas con tal de garantizar la construcción de aquel puente que tanto deseaba.

Son en realidad referencias de una leyenda que recogiese José Miguel Barandiaran allá por 1935 y que, quizá por su falta de interés o por su similitud con otras historias similares como las del no lejano Puente del Diablo (Kastrexana, Bizkaia), no publicó en sus conocidas obras sobre mitos y leyendas populares vascas.

Nuestra fabulosa historia se localiza en el entorno de Lezeaga (Laudio), paraje bien cargado de leyendas de brujas y cuya relato se desarrolla en un antiguo puente de piedra hoy no existente, eliminado y sustituido por el hormigón, como hizo la modernidad con los relatos de brujas locales que pasaban horas peinándose al sol.

Asimismo desapareció aquella legendaria cueva de Sorginzulo, sepultada en 1983,  la misma que colmaba nuestras aspiraciones exploradoras de la infancia, una cavidad que hemos conocido como “la cueva de Lezeaga” o, sin más, “la cueva de Lázaro” en referencia a su propietario, del cercano caserío Gorostitza.

Caserío Lusurbei, el más próximo a Lezeaga

Así es que sacamos ahora a la luz aquella leyenda de la joven hechizada, esperando que con ello rompamos aquel maleficio y que pueda correr libre para juntarse con nosotros, sus parientes ya lejanos. Para que nos cuente con más detalle cosas sobre brujas y sobre el cómo es el antro en el que tantos años vivió. Porque eso es lo que apetece ahora que ha llegado el invierno: sentarnos en torno al fuego y dejar que se deslicen sin prisa todas estas bellas leyendas que tanto nos deleitan. Porque sin ellas no somos y sin nosotros no son.

Lo transcribimos sin cambiar nada tal y como lo hemos recogido de las notas manuscritas del sacerdote de Ataun.

«Próximo a la cueva de “Sorginzulo” hay un puente llamado Puente de Leziaga al cual, por una esquina, le falta una piedra.

Cuentan que, como una muchacha tuviese que pasar por aquel lugar por agua y tuviese que dar una gran vuelta por alrededor del río pues no había puente antes, dijo un día malhumorada: “¿No habría algunas brujas que siquiera construyesen un puente aunque yo me juntare con ellas?”

En aquella misma noche un gran ruido tenía alarmados a los caseros vecinos. Eran las brujas que estaban construyendo el puente.

A la mañana temprano, cantó un gallo pinto de un caserío cercano y ellos decían con gran apuro: “canto y ni pío”. Más tarde pero antes de amanecer, cantó otro gallo blanco y volvieron a gritar muy apurados: “cal y canto”. Y finalmente, al amanecer cantó un gallo negro de un tercer caserío y, al oír el canto del gallo negro, todas se metieron a la cueva, juntamente con la chica que dijo que construyeran el puente, convertida ya en bruja.

Al puente, cuando cantó el gallo negro, le faltaba una piedra pero como despavoridas huyeron, el puente existe aún hoy con falta de una piedra.

A la cueva donde se metieron, la teme la gente, pues dicen que suele presentarse en ella la chica convertida en bruja».