Agradecimiento a la Junta Directiva del Athletic

Aprovecho estas líneas para agradecer desde aquí a la directiva lo hecho en las últimas horas, con respecto a la adaptación de los Estatutos del Club. Y para explicarlo mejor remito a los lectores a mi entrada anterior (Reunión explicativa en Ibaigane sobre la próxima Asamblea) en la que comenté, que hubo la semana pasada una reunión en Ibaigane con los compromisarios, convocada por el Athletic, para explicar, entre otras cosas, los cambios que se han introducido en los actuales Estatutos del Club, para adaptarlos al nuevo Decreto de Clubes Deportivos, adaptación obligatoria y que se debe realizar antes del próximo 13 de julio.

 Así mismo indiqué que en ella hubo un intercambio de impresiones entre sobre uno de los artículos que se había reformulado, ante el cual la directiva quedó que se estudiaría para ver si era posible dejarlo como estaba, que era lo que querían los compromisarios, o ver si se podía redactar de otra manera.

 Acabo de comprobar en el Txoko de los socios que se ha producido lo prometido, incluyendo de nuevo las palabras originales, es decir, ““No obstante, las votaciones deberán ser necesariamente secretas, si lo solicita un 20% del total de los socios compromisarios presentes en la Asamblea,…”. Desapareciendo así el “podrán ser” que no gustaba a algunos de los compromisarios.

Por ello, de nuevo, reitero mi mayor agradecimiento a la Junta Directiva, por tener en cuenta las opiniones de los socios, algo a lo que no estábamos muy acostumbrados. Muchas gracias.

Reunión explicativa en Ibaigane sobre la próxima Asamblea

 

         El martes día 21 asistí a una reunión en Ibaigane, que convocó la Junta Directiva del Athletic para explicar a los compromisarios la próxima Asamblea General Extraordinaria del próximo 29 de febrero, y más concretamente, por un lado los cambios que se han introducido en los actuales Estatutos del Club para adaptarlos al nuevo Decreto de Clubes, adaptación que es obligatoria y se debe dar antes del próximo 13 de julio; y por otro para tratar la posibilidad de, tras ello, abrir una nueva fase de modificación de los estatutos, no obligatoria, pero sí necesaria para adaptarlos a los nuevos tiempos y para mejorar algunos aspectos de los mismos que no gustan a nadie (proceso electoral, voto por correo, utilización de nuevas tecnologías,… )

         La adaptación que han realizado desde el Club al Decreto de Clubes es una adaptación de mínimos que la Junta puede realizar porque los actuales estatutos así lo indican. De hecho no sería ni siquiera necesario que la Asamblea Extraordinaria los ratificase. El club los puede presentar en el Registro directamente. Esta Junta no ha querido actuar así, y ha preferido presentarlos ante los compromisarios, algo que aplaudo desde aquí, como imagino muchos otros socios también.

         En la reunión se dio un intercambio de opiniones entre varios de los compromisarios y la Junta sobre uno de los artículos cambiados, el 33, en el que se decía que: “No obstante, las votaciones deberán ser necesariamente secretas, si lo solicita un 20% del total de los socios compromisarios presentes en la Asamblea,…” y ahora se pretende quitar el “deberán ser necesariamente”, e introducir “podrán ser”. Este cambio no era del agrado de los compromisarios mencionados (incluida yo) que indicábamos que podía dar pie a que alguna Junta interpretando los estatutos pudiese hacer caso omiso y no hacer votación secreta. Tras una larga discusión, la directiva quedó pendiente de estudiarlo y ver si se puede mantener el texto inicial sin que sea contrario a la ley (como ellos indicaban), o adaptarlo de manera que sea del agrado de todos. Aunque parezca una mera cuestión semántica, no lo es, sobre todo porque los antecedentes llevan a que se pueda pensar que otra Junta pueda utilizarlo de manera contraria a los intereses de los socios, como ya sabemos que se ha hecho con otras cuestiones (no hay que alejarse mucho en el tiempo para recordarlo). Los nuevos Estatutos se pretende que sean para muchos años y si con la redacción se pueden eliminar las interpretaciones, mejor que mejor. Y vuelvo a repetir que no es desconfianza ante la Junta actual y ante su palabra, sólo es que la experiencia cercana hace que se tenga un “poco de miedo” ante otras posibles actuaciones “irregulares” de otras Juntas venideras.

 Conclusión: diálogo y a ver si se consiguen unos buenos Estatutos.

Y el jueves el Lokomotiv

Esto es un sinvivir por la cantidad de partidos que tenemos. Para los jugadores será un poco asfixiante, pero para los aficionados es una gozada porque no tenemos tiempo de aburrirnos. Además si se da un fiasco como el de Moscú, tienes poco tiempo para lamentarte ya que enseguida tienes que hablar del siguiente partido, rival y nuevo resultado. Sin ir más lejos hoy nos ha visitado el Malaga y con la alegría de los nuevos 3 puntos conseguidos nos olvidamos de lo de Moscú.

 Si estudiamos los dos últimos partidos de esta semana curiosamente se producen situaciones contrapuestas. El jueves el equipo estuvo muy bien en el primer tiempo y en el segundo el Lokomotiv fue muy superior. Hoy el primer tiempo ha sido claramente del Málaga y el segundo del Athletic. Evidentemente me quedo con el de hoy… por el resultado, pero estas situaciones nos llevan a preguntarnos: ¿por qué el Athletic se transforma del Doctor Jeckyl y Mr Hide tan fácilmente?. La respuesta es complicada y si se tuviese, Marcelo Bielsa lo solucionaría pero…

 Del partido de hoy me quedo con el enorme segundo tiempo de Toquero. Llevamos toda la temporada pidiendo a gritos alguien que sacase mejor los corners que lo que lo hace Susaeta (ya sabemos que David López e Iñigo Pérez lo hacen pero al no estar…), Ander Herrera en los dos que ha sacado no lo ha hecho bien y con buen criterio (¿o Bielsa se lo ha dicho?) le ha cedido los saques a Gaizka, y han ido mucho mejor tocados. El balón del segundo gol al tocarla San José ha salido como un obús. ¿Y qué decir de su gol? Pues que ha sido soberbio, que casi no tenía ángulo y que hay que tener muchísima confianza en sí mismo para sólo intentarlo. Un golazo. ¡Enhorabuena Gaizka!

 Y ahora a por los rusos, que el jueves pasado casi nos dan más disgusto del que nos dieron, y tras el horrible segundo tiempo traernos de allí un 2-1 es un resultado muy bueno. Se puede y se debe dar la vuelta a la eliminatoria, para lo cual, habrá que ponerse el traje de faena, tanto los jugadores como los aficionados, y ¡a por los rusos que el Manchester United nos espera!

¡A la final!

¡Qué mejor forma de empezar a escribir en un blog que diciendo que el Athletic llega a su segunda final de Copa en los últimos 4 años! Como dato no está nada mal, más de otro grande lo quisiera para él, pero… no lo han conseguido. Eso sí, este año la final tiene que ser para ganarla (con o sin permiso del Barcelona), y así ponernos de nuevo a pelear con ellos por ser de nuevo el auténtico y primer Rey de Copas. Pero como todavía queda mucho para que llegue ese partido ya habrá tiempo para hablar de lo futbolístico.

Mientras llega, nos “divertiremos” (podría poner alguna palabrota, pero no quedaría fino…) viendo como el Madrid intenta evitar que el partido se juegue en su estadio. ¡Qué tristeza! Y esto último lo digo no sólo porque me parece una pataleta infantil que no quieran ver al Barça en su estadio, sino porque también considero que la decisión debería ser, si los Clubs participantes están de acuerdo, en el estadio que ellos decidieran; y que la Federación debería obligar al Club elegido a ceder su campo. Y así, se acabaría la discusión. Pero… pena, que la Federación no pinte nada, y que pueda volver a quedar en evidencia en esta situación ante los equipos grandes o equipo grande, que en este País por decreto son sólo el Real Madrid y, de vez en cuando, el Barcelona.

Y mientras los aficionados (últimos monos de todo este negocio que es el fútbol) esperando… a ver cuánto tardan en decirnos fecha y lugar, a ver dónde nos ponen más caros los hoteles, a ver si los vuelos, viajes y desplazamientos varios, son totalmente prohibitivos…, y suspirar porque podamos ir a animar a nuestro equipo allá donde sea. Pero por favor, que no sea en Barcelona, ¡que ya será el colmo!