¡Qué ganas de enmierdar la final!

A un día de la final hablar de algo que no sea fútbol es una auténtica pena, pero es que entre unos y otros están haciendo muy difícil que eso no sea así. Baños y obras, banderas, silbidos, políticas, fascismos, políticos, permisos a manifestaciones, no permisos, sí permisos, ladridos,… Que no, que es un partido de fútbol, que debe ser algo deportivo, que nos una, que aunque haya rivalidad que se pueda disfrutar desde la caballerosidad.

Pues no. Parece que es imposible que haya paz con esta cuestión, que es de todo menos deportiva. Hoy ya hay muchísima gente que va a ir a Madrid (del Athletic sí, no sé si del Barcelona también). Mañana supongo nos desplazaremos el siguiente grueso de la “expedición”, que ya se sabe, antes de ir que va a ser “muy, muy grueso”. Y es una pena enorme que vayamos con miedo, y yo desde luego un poco sí que tengo. No me hace ninguna gracia este caldo de cultivo que se ha creado.

Empezó el señor Florentino con su brillante idea de, no sé cómo llamarlo, … ¿”alicatar” los baños del Bernabeu?. Vale, genial. Así se te atraganten todas las obras futuras y venideras que se hagan en tu estadio. Gracias a él, soy una más, entre otras muchísimas personas a las que les gustaría asistir al partido y no lo va a poder hacer. Mil gracias, de verdad. (Por cierto, mis condolencias al señor presidente, y no es de broma, que una cosa no quita la otra) .

Estuve en Valencia y no pité el himno (debo de reconocer que es que ni si quiera lo oí, porque había tal follón que no había manera de oír nada). No tengo intención de pitarlo, pero sé que a mucha gente que pensaba como yo le han entrado unas ganas enormes de hacerlo, e incluso alguno, me consta que no pitó en Valencia, sé que se ha comprado un silbato para hacer el mayor ruido posible. Y, de verdad, no tiene nada contra el himno. Es una respuesta a la estupidez que se ha apoderado de algunos, que escuchándoles, los considero peligrosos e incendiarios. Que no, que no señora ministra, que no voy a Madrid a pitar el himno. Que voy a un partido de fútbol, a animar a mi equipo, que da igual que yo sea nacionalista, fascista, comunista o abertzale, verde o roja,… Que sólo quiero aplaudir a los míos y volverme a Bilbao con la Copa y SIN PROBLEMAS.

¿Que permiten una manifestación como la que han permitido a pesar de los informes de la policía contrarios a ella por pensar que puede haber disturbios… ? Esto sí que me da que pensar… y me da más miedo todavía… Repito: No quiero problemas, quiero una fiesta, quiero juntarme a los aficionados del Athletic, de Bilbao, de Madrid, de Chinchilla, de Lepe, de México, de Italia, … de juntarme a españoles, a vascos, a catalanes, a valencianos, a murcianos, a americanos, a… juntarme a los que sea y gritar ¡AUPA ATHLETIC!

Así que desde aquí pido cordura a todos para que sea una fiesta, una fiesta en la calle como lo fue en Valencia, como lo ha sido en Manchester, en Gelsenkirchen, en Lisboa,… Una fiesta de la que todo el mundo pueda disfrutar, sea cual sea la ideología, la bandera, o el equipo. Una fiesta de todos los aficionados al fútbol… y a la fiesta.

POR FAVOR, QUE ASÍ SEA. Y por supuesto, otra vez, y más alto que antes:

¡A por ellos!

 

¡ATHLEEEEEEETIC,    EUP!

 

¡Quiero un entrada para la final!

Esta es la frase del mes. No porque la diga yo, que también la digo a todo el que me quiera oír, sino porque la dice todo el mundo. Aunque yo matizo… quiero una entrada para la final SIN REVENTA. Si ya lo primero es difícil de conseguir… lo segundo es poco menos que un milagro. Estos días se están recogiendo en San Mamés las entradas que tocaron tras el sorteo. Sólo de pensar que algunas de ellas serán utilizadas para revenderlas se me abren las carnes. Ya sé que ha pasado toda la vida. Ya sé que siempre hay mucho listo que quiere hacer el agosto. Ya sé todo lo que estáis pensando, pero… qué le voy a hacer, se me revuelven las tripas.

El objeto de deseo

Ayer me ofrecieron desde Madrid dos entradas a 250 euros cada una pero eran de palco. Supuestamente sin recargo. Cuando dije que sí… tras un tiempo de pensar el que las ofrecía me envió un mensaje diciendo “que se había confundido” , que las de palco eran a 700 euros, que las de 250 eran otras… No especificó cuáles, aunque supongo que serán en los váteres o así… No hijo, no. No las quiero, gracias. El que la ofrecía era un seguidor del Atlético de Madrid, que mira qué suerte él sí tiene entradas, porque se las ha dado Gil Marín, decía. !!Qué te aprovechen!!

Así mismo, que les aprovechen a todos los enchufados, conocidos de la Federación, o Federaciones, árbitros,  conocidos del Atlético de Madrid,… a los que el Barça y el Athletic les trae sin cuidado, pero que han visto una mina de oro al pensar que los súper aficionados del Athletic son capaces de pagar una barbaridad por ver a su equipo.  Aunque en el descargo de éstos diré que por lo menos no son del Athletic…

Pero que el aficionado del Athletic se lo revenda a otro… me parece de todo… menos bonito. Y aprovecho para denunciarlo desde aquí. No deberíamos comprarlas (otro milagro), y así que se las tuvieran que comer.

Conclusión: Me iré a Madrid sin entrada, esperando que algún alma súper caritativa, si después de ofrecérsela a todos sus amigos no ha encontrado a algún comprador (otro milagro más…), se acuerde de mí. 

Siempre he creído en los milagros… Así que… ¡MUCHÍSIMAS GRACIAS!

Evaluación de la Liga

        Acabada la Liga llega la hora de evaluarla, lo que no podemos hacer (por lo menos yo) , sin tener en cuenta que en las otras dos competiciones hemos llegado a la Final.

Única Copa a la que no hemos aspirado

 

        En primer lugar, decir que esta Liga para el Athletic ha estado mediatizada por dos rachas que han sido la del inicio y la del final de la misma. El Athletic en los primeros partidos estaba acoplándose al entrenador, estaban aprendiendo la enorme cantidad de conceptos nuevos que Marcelo Bielsa ha introducido. Por su parte el entrenador tenía que conocer los mimbres que tenía y colocar a cada uno en su sitio. Eso hizo que en los primeros partidos se sacasen poquísimos puntos. Lógico. A pesar de que en algunos partidos se jugó bien pero sin resultados por falta de “suerte”,…. 

        En segundo lugar nos encontramos con este final de Liga, en el que quien mas, quien menos, todos hemos tenido la cabeza en las finales. Es muy difícil saber cómo acertar. ¿Juego en Liga con todo para conseguir algo más, o reservo para conseguir llegar a la final de Europa League, y estar bien en ella y en la de Copa? Difícil respuesta. Yo a priori, me pareció perfecto que se priorizaran las finales. A posteriori también. Me parece mejor ganar o quedar subcampeón en algo, que conseguir un mejor puesto en Liga. Los títulos, títulos son, y el conseguir la Champion siendo importantísimo, tiene menos valor.

        A esto hay que añadirle todo ese montón de puntos que hemos perdido en los minutos finales de los partidos, incluso en los descuentos, que por lo menos han sido 12 ó 13. Con esos puntos estaríamos en el 4º … ya sé que es ciencia ficción pero, es lo que hay. Otra vez, podemos hablar de suerte o de torpeza, o de falta de concentración… pero… a punto estuvo de conseguirse.

        Todo ello ha llevado a un 10º puesto final que suena feo y decepcionante pero… No podemos olvidar que : ¡HEMOS LLEGADO A DOS FINALES! Así que no puedo hacer una valoración negativa, imposible. Y sobre todo, decir que éste es el primer año del entrenador, y pedir más … es un poco exagerado. El año que viene, que ESPERO, DESEO, ANSÍO,… que Bielsa siga con nosotros, ya pediremos más cosas…

¡Ánimo Athletic!

        En primer lugar tengo que dar la enhorabuena al Atlético de Madrid porque fue justísimo vencedor de la final. Jugaron mejor y desde el minuto uno fueron superiores. Sí que tuvieron ese punto de suerte en algunos detalles, pero eso no les pone ningún pero a su triunfo.

        En segundo lugar también tengo que dar la enhorabuena a los jugadores, al cuerpo técnico, y a todo el que haya tenido algo que ver con este temporadón que está llevando a cabo el Club. No puedo hacer otra cosa que darles las gracias por lo que nos están haciendo disfrutar desde el inicio.

¡Ánimo Athletic!

        Que el partido fue horrible es evidente, que no dieron una a derechas no lo puede negar nadie, que sólo uno o dos jugadores dieron la talla está claro. A pesar de ello no les puedo criticar, ni a Bielsa, ni a los propios jugadores.

        La tensión era excesiva, 115 años de historia son muchos, y era la posibilidad de conseguir algo por primera vez en la gran historia del Club. Y como poco la posibilidad de conseguir otro título desde hace 28 años. Sólo estos “pequeñitos detalles” hicieron que unos críos no pudieran con la tensión. Pero vamos a pensarlo fríamente… a ver quién es el guapo que hubiese podido con esa presión. Yo desde luego no.

        Los jugadores del Atlético de Madrid son profesionales, pero no creo que muchos de ellos sientan los colores como nuestros jugadores. ¿Ventaja o desventaja? Quizá en algunos momentos desventaja, pero en una situación así quizá ventaja. Pongamos como ejemplo a Falcao. Consiguió el año pasado también la Europa League pero con el Oporto. El año que viene parece que intentará conseguir otro titulo con otro equipo. Son jugadores “independientes”, no tienen el peso de la historia sobre sus espaldas.

        A todo hay que añadirle que se podía conseguir, que el juego desplegado por el Athletic durante todo la Europa League hacía que creyésemos en el triunfo, y que incluso pensásemos que se lo merecía, por lo de Manchester, por lo de Gelsenkirchen, por lo de París, por todo lo de San Mamés,… Se podía. Pero… no ha sido así. Desilusión, tristeza, lloros, lamentos,…

        Y ahora… a olvidarnos de lo anterior. Otra vez, y como siempre, a muerte con nuestros jugadores, con nuestro equipo, con nuestros colores. Buscar la segunda oportunidad, se puede, es muy difícil, pero por intentarlo que no quede. Todo igual, la ciudad engalanada, las ilusiones en todo lo alto y a apoyar a los nuestros que van a dar todo por lograrlo. (Sobre el recital de la afición en Bucarest y en cualquier sitio ya hablaré otro día)

        Y como acabé mi anterior comentario decir, que SER DEL ATHLETIC SIEMPRE ES, HA SIDO Y SERÁ UNA SUERTE, con títulos o sin ellos”

        ¡AUPA ATHLETIC!

 

¡Nos vemos en Bucarest!

        Hoy me han confirmado a las 12 del mediodía que mi avión salía a las 6 de la madrugada de Loiu a Bucarest … Supuestamante salía… porque me acaban de llamar ahora  a las 18:00 para decirme que salimos de Foronda a las 4:15, y que nos cogen en Garellano a la 1:00 para trasladarnos a dicho aeropuerto. Lo de los aviones , los horarios, los cambios de horarios, … está aumentando el nervio que ya tenemos  a cuenta de la final.

       Y todos los vuelos andan parecido. Supongo que Rumanía debe estar preparada para absorver una conferencia de la reproducción del cangrejo en invierno, a la que acudirían todos los afamados estudiosos del tema. Pero ha dejado claro que no es capaz de absorver el desplazamiento masivo de estas dos aficiones. Ante lo cual… llegamos a la pregunta de siempre: Si el aeropuerto no es capaz de dar entrada y salida a un número elevado de vuelos, si la ciudad tiene una pobre infraestructura hotelera,… ¿a qué concho te llevan a jugar una final allí? Federaciones , Uefas, y más organismos que se benefician y se hacen favores entre ellos , como siempre sin tener en cuenta al que va a ver el fútbol, los paganos que somos siempre los que menos pintamos,… Y eso sí, la Uefa se ha quedado con 32.000 entradas… y nosotros con 9.000 y el Athlético con otras 9.000. “Menos mal que sólo nos han dado ésas” porque sino tendríamos que ir en globo aerostático.

        Y todo esto para saber cómo vamos… ya nos han avisado que la vuelta va a ser todavía peor… Aunque si venimos con la Copa, y teniendo en cuenta que somos de Bilbao, igual venimos hasta andando.

        ¡A POR LA COPA!