Poco juego pero 3 puntos más en la Catedral

En el título ya he resumido todo lo que ocurrió ayer.

Raúl, otra vez destacado y gol  (Foto: Athletic Club)
Raúl, otra vez destacado y gol (Foto: Athletic Club)
Nuestro Athletic sigue sumando de tres en tres en San Mamés, algo que tiene muchísimo mérito, de hecho, el único equipo que este año ha conseguido los mismos puntos en casa es el Real Madrid. Así que a pesar del poco juego nos deberíamos de dar con un canto en los dientes, pues ya quisiera lo mismo para él cualquier otro equipo de la Primera División. Otra cosa es ya si hablamos de los resultados fuera… horrorosos, ya sabemos.
Ayer el rival fue el Málaga que para el minuto tres ya había tenido tres oportunidades muy claras, gracias a errores de bulto nuestros. Ahí se dieron y se escucharon unos silbidos que demostraban que a los aficionados zurigorris no nos gustaba nada lo que estábamos viendo. Eso sí, también hay que decir que esos pitos fueron continuados por aplausos y gritos de ánimo. Perfecto, primero toque de atención, y después a intentar remar todos juntos. Al Athletic le costó conseguir su primera ocasión pero una vez empalaba Lekue su volea a las nubes, se fueron sucediendo otras jugadas con final también defectuoso. El día que afinemos la puntería el contrario se va a llevar un carro de goles. Lekue, Susaeta, Raúl, Yeray,… Nada.
El segundo tiempo similar con alguna ocasión clara para los malacitanos que tampoco consiguieron concretar. Sobre todo esos tres saques de banda hechos por el central que fueron bastante más peligrosos que cualquiera corner. Más que saques de banda parecían obuses. Dos rematados por ellos ante nuestra pasividad, en uno paradón de Iraizoz, y otro salida por alto del portero con algún apurillo para coger el balón. Alguna otra oportunidad nuestra, pero sin ser gran cosa y por fin el gol por medio de un penalti claro ejecutado de nuevo por uno de los mejores del partido. Raúl Garcia, uno de los más incisivos. Cuando no está Aritz se prodiga mucho más en todo tipo de remates. Da la sensación que se toma mas responsabilidad por la falta de nuestra referencia arriba. Se agradece tanto trabajo.
El otro destacado, como la semana pasada, también, Iñigo Lekue. Da gusto verle internarse por la banda e intentar el disparo a puerta con descaro y potencia. Sigue así.
También tengo que destacar algo preocupante… la cantidad de balones que se dieron al contrario sin causa aparente, digo en pases relativamente sencillos, lo que hace más incomprensible los errores. Hay que solucionarlo, como sea, pero hay que hacerlo porque lo lógico es que ayer a causa de alguno de los muchos errores (San José, Laporte, Iker,… ) nos hubiese caído algún gol. Hubo suerte y no fue así, por la impericia del Málaga y también por alguna parada de Gorka. Sea como fuese mantuvimos la portería a cero algo que no lográbamos creo desde hace 10 partidos. Demasiados.
Y la semana que viene a Anoeta, a seguir luchando por Europa. A ver si conseguimos jugar como contra el Sevilla y afinamos tanto en defensa como en ataque, y si fuese así podriamos sacar algo bueno, que… ¡ya es hora de lograrlo!
¡Aúpa Athletic y a por la Real!

Un Barça llorón y beneficiado…

El Barcelona no tiene vergüenza, ni los jugadores, ni el entrenador, ni la prensa deportiva que le sigue… da igual quién sea… Llevan ni sé el tiempo quejándose y llorando por los árbitros.

Árbitro chulo sí, valiente no (Foto: LFP)
Árbitro chulo sí, valiente no (Foto: LFP)
Y así, escandaloso en su contra sólo han tenido un gol, que no vieron que traspasó la línea y un fuera de juego mal pitado. Más que de sobra, según ellos, para llorar como plañideras. Y en medio nosotros… unos pringados que tienen que ir a jugar en el Camp Nou, justo el mismo día que tienen preparada para minuto 12 una pañolada de protesta por la enorme afrenta de quitarles dos puntos a ellos, a los intocables, a los que sólo pueden ser favorecidos… En esa situación, empieza el partido y estaba el Athletic jugando muy bien. Dominando por momentos el juego, no dejándoles sacar el balón por una presión muy alta que les impedía estar tan cómodos como normalmente. Los rojiblancos estaban teniendo incluso ocasiones clamorosas debido a sus errores en las entregas y a nuestras recuperaciones. Pena que sólo fueron ocasiones y no goles debido a la falta de pericia de nuestros delanteros. Cosa que no les ocurrió a ellos, que metieron un gol y otro más, dejando el marcador en un incomprensible 2 a 0 para el minuto 40. Antes a Piqué le sacan una tarjeta amarilla por una falta en el borde del área a Raúl García, que acaba dentro, siendo Gerard el último defensor.
Y en el último minuto de la primera mitad, también en el borde del área, el mismo jugador, cómete una falta clarísima sobre Laporte al que deja dolorido en el suelo. Tarjeta amarilla tan clara o más que la anterior… pero… González González, el árbitro de turno, que se hace el orejas como lo hubiese hecho cualquier otro trencilla… ¿por qué? Por cobarde, por ser imposible echar a Piqué o a cualquiera del Barça. Incluso perdiendo dos a cero. Por si acaso… no vaya a ser que se complique el partido.
Y siempre es así, y siempre será así. Tenemos que dejar de ser ingenuos.
El Barcelona es un equipazo. Juegan muchísimo. Tienen al mejor jugador del mundo y a otro montón que le andan cerca. No debería necesitar ayudas pero se las dan. Estoy harta de competir contra ellos siempre en inferioridad de condiciones y no me refiero a la calidad de los jugadores sino, lo que es peor, a los árbitros y a sus arbitrajes. Cuando las faltas de ellos sean consideradas como las nuestras, cuando sus fueras de juego se vean igual que los nuestros, cuando piten a nuestro favor los mismos penaltis que les pitan a ellos… dejaré de quejarme… De momento no puedo. Y sí… estoy siendo tan llorica como ellos… pero con una pequeña gran diferencia… Yo tengo razón. Algo se podía haber conseguido jugando el segundo tiempo completo el Barcelona con un jugador menos. Quizá, nunca lo sabremos. Otra vez será… ¡JA! ¡JA! ¡Qué más quisiera que eso ocurriera alguna vez!
Por supuesto, también me quejo de nuestros propios errores de cara a puerta y del de la portería… pero… Ya mejoraremos eso. Lo que no puedo o no podemos solucionar es lo otro. El competir en igualdad de condiciones arbitrales. Me encantaría, pero es una utopía.
¡Aúpa Athletic!

Aymeric regala los 3 puntos al Betis

El Betis se aprovechó de los despropósitos continuos de Laporte para ganar el partido.

Otro partido desafortunadísimo de Aymeric (Foto: Deia)
Otro partido desafortunadísimo de Aymeric (Foto: Deia)
No necesitó más que meter un gol puesto en bandeja por nuestro defensa central y a partir de ahí, defender de manera ordenada, impidiendo que los rojiblancos hiciesen incluso ocasiones de peligro, ya que si las contabilizamos todas, quizá surgen tres, no más. Que alguien me explique lo que le pasa Aymeric porque no lo entiendo. La jugada del minuto 2 es totalmente incomprensible. ¡Cómo un profesional en ese minuto puede conseguir una tarjeta amarilla de semejante manera tan estúpida! No podía estar ni revolucionado porque llevaban sólo 2 minutos de partido. Incomprensible. Das una enorme ventaja al equipo contrario que puede, a partir de ahí, como muy bien hizo buscarte para que te saquen la segunda cartulina y te quedes con cara de idiota. Del resto de errores garrafales que cometió no voy a decir nada. Todos los visteis y no hace falta hablar de ellos. En el minuto 18 con el gol ya Valverde le debería haber cambiado. Bueno, mejor dicho, no debería ni haberle sacado de titular porque lleva unas semanas horribles. Está claro que Txingurri quiere que coja la forma en el campo, pero a día de hoy es un auténtico peligro. Sobre esto lo único que quiero añadir es que menos mal que tenemos a Yeray porque si no el desaguisado hubiese sido aún mayor.
Yeray está impresionante. El nivel que exhibe nos está dejando a todos con la boca abierta. Y que siga así porque es evidente que el equipo le necesita. Tuvo unos cortes y una acciones de mucho mérito. ¡Cómo le quitó el balón a Joaquín cuando ya se cantaba el gol! Y ésta no fue su única jugada llamativa. Está a un nivel altísimo.
Mikel San José también sale tocado de este partido. Cambiado en el descanso. ¿Toque de atención de Ernesto? Me dicen que está teniendo dolores de espalda y lo está pasando mal. Ante esto yo digo, que se recupere, pero no jugando. Que descanse y ya volverá cuando esté mejor.
Sus compañeros tampoco están para muchas florituras, por lo menos cuando juegan fuera de casa y ayer de nuevo se desperdició una ocasión preciosa de situarnos en puntos de Champions League. Lo intentaron y lo intentaron pero no hubo manera. Habrá que esperar a la próxima ocasión, qué no va a llegar hasta el próximo lunes, de nuevo en La Catedral, contra el Celta. Esperemos que la imagen que den sea la de casa, porque si no es asi, estamos apañados.
Y para acabar por supuesto decir: ¡aúpa Laporte!, ¡aúpa San José! y ¡aupa Athletic!

El Athletic sólo empata en Viena

Un soso empate se consiguió ayer en Viena, cobtra el Rapid, en el último partido de la liguilla, antes de pasar a dieciseisavos de la Europa League.

Saborit mete su primer gol (Foto: Deia)
Saborit mete su primer gol (Foto: Deia)
Habrá que esperar hasta hoy a las 14:20 aproximadamente para saber si nos clasificamos como primeros o segundos de grupo. Esperemos que el Sassuolo nos haga un favor y consiga ganar al Genk. Sería de agradecer, desde luego.
Sobre nuestro partido y pensando que sólo me quiero quedar con lo positivo destacar de nuevo la actuación de Yeray. Al que como único lunar hay que decir que midió mal en una salida. Pero más llamativa fue la asistencia perfecta que le da a Eraso y que si este último hubiese andado un poco más espabilado debería haber acabado en gol. Una incorporación al ataque llena de fe y culminada con un pase entre líneas que dejó solo a nuestro media punta. Pena. También destaco la vuelta de Etxeita que otra vez cumplió. Y yo insisto que tal y como está Aymeric, ponía a Yeray con Etxeita o con Bóveda también en Liga.
Lekue en su línea, con alguna incorporación interesante que podía haber acabado mejor si sus compañeros aciertan de cara a puerta.
Sobre la defensa me queda hablar de Saborit, que ayer consiguió su primer gol con el Athletic. Fenómeno. Zorionak! Y por cierto, a pase de Villalibre que ayer también salió de refresco. Dos puñaditos de minutos en dos partidos y dos asistencias. Ahí es nada. Pobre, él mismo se está poniendo el listón muy alto. Bienvenido sea.
Mikel Rico volvió entonado y muy participativo, robando muchos balones. Muy buena primera parte.
Y Muniain ofreciéndose también continuamente. Consiguió varias faltas y estuvo apunto de meter su golito. Lo impidió el portero con un paradón. Pena también.
Y ya para mencionar a casi todos… a Sabin y a Williams les pido más, bastante más de lo que ofrecieron.
Conclusión: ayer jugó el Athletic con un montón de jugadores que tienen pocos minutos en su haber. Titularidad y minutos que les pueden venir fenomenal. Se controló el partido, hubo dominio de balón pero sin profundidad y malográndose las pocas ocasiones que se tuvieron. Pero… así se aprende y así se crece. La próxima vez lo harán mejor y los goles entrarán.
Y para acabar, el domingo y casi sin tiempo para descansar, el Athletic jugará contra el Betis en Sevilla. Habrá que mejorar bastante la imagen que se está dando fuera de casa si es que queremos conseguir algo positivo. Poder se puede, claro que sí.
¡Aúpa Athletic y a por el Betis!

Valverde, ¿y si alguien no está en forma?

A medida que van pasando los partidos de esta temporada cada vez se me plantea con más fuerza la siguiente pregunta a Valverde. ¿Por qué sigues insistiendo alineando a jugadores que no lo están haciendo bien?

San José y Aduriz mal ayer (Foto: Deia)
San José y Aduriz mal ayer (Foto: Deia)
Hay veces que hay partidos en los que unos jugadores juegan mal, mientras que en otros partidos son distintos los protagonistas negativos. Pero este año hay una serie de jugadores que de manera repetitiva no están dando su nivel, a pesar de lo cual siguen siempre en la alineación titular. Sería muy sencillo dejar ahí la pregunta sin dar nombres, pero no lo voy a hacer. Uno es Aymeric Laporte, del que ya he comentado muchas veces en mis post anteriores, que desconozco el motivo por el cual está irreconocible. Ayer de nuevo estuvo por debajo de su nivel. Le sobrepasan con facilidad. Y en otras ocasiones se pasa de frenada, como por ejemplo, en la nueva tarjeta que le sacaron. Me llamó la atención su actitud en el primer gol, de protagonista pasivo, viendo lo que ocurría. Llamativo y preocupante.
Otro es Mikel San José. El mismo Mikel que el año pasado fue tan determinante en muchos partidos y el que con su sola presencia preocupaba a los defensores… ¿Dónde está? Se le echa de menos muchísimo. No sólo por aportación en goles sino también por la falta de creación. Prácticamente no le está ayudando a Beñat. Está más lento de lo normal lo que hace que no recupere tantos balones como antes y que a la hora de jugar, los que recibe, no lo haga con claridad pues siempre tiene encima a algún contrario. Sus pérdidas de balón propician contras, como ayer una de la Unión Deportiva Las Palmas, que podía haber sido gol.
Y ya lo he dicho más veces, pero lo vuelvo a repetir, no pasa nada porque un jugador vaya al banquillo. Sus compañeros lo pueden hacer mejor que ellos o por lo menos se les puede dar la oportunidad para ver si demuestran lo que valen. Así de paso tienes a todos los jugadores activados. Por contra, tiene que ser muy frustrante para los que no son titulares ver que hay jugadores en tu puesto que juegan siempre aunque lo hagan mal, mientras tú te quedas en el banquillo sin poder demostrar tu valía. Para sustituir a Laporte ya ha demostrado Etxeita que lo puede hacer bien con Yeray, o sino Boveda con Yeray (poniendo a Lekue en el lateral). Y para Mikel, ahora que los otros están lesionados, quizá Elustondo aporta.
Por supuesto, no echo la culpa de la derrota de ayer en Las Palmas, o la culpa de derrotas anteriores, a estos dos jugadores, pero sí que digo que hubiese ayudado que en algún partido no estuvieran. No pasa nada porque los teóricos tutulares sean suplentes alguna vez. No pasa nada.
También tirón de orejas para Aritz (por la expulsión) y para Raúl (por su amarilla), con tarjetas por protestar, absurdas . Tirón pero muy fuerte, sobre todo al primero, porque le perdimos ayer durante 20 minutos o más y a saber cuántos partidos le caen. Con Raúl tampoco contaremos el domingo contra el Eibar ya que cumple ciclo de tarjetas.
Ahora, tras la nueva oportunidad perdida en Liga, para acercarnos a puestos europeos, nos toca ir a Santander a estrenarnos en la Copa. A ver qué partido jugamos.
¡A por el Racing y aúpa Athletic!