El Athletic no puede contra los grandes

No me gusta mucho jugar bien y perder el partido. De hecho, prefiero no jugar nada y ganar, aunque sea de manera injusta.

Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Pero no es lo que ocurrió el pasado sábado contra el Real Madrid. Esta temporada es lo que nos toca, jugar bien contra los equipos denominados grandes, a pesar de lo cual, perdemos y así nos ha ocurrido tanto en Liga como en Copa. Madrid, Barcelona Sevilla son los equipos que están ocupando las tres primeras posiciones y contra ellos hemos hecho muy buenos partidos. Pero… no hay manera, no hemos conseguido rascar ni medio punto. La catedral de nuevo fue testigo de un buen partido de su equipo pero contra éstos se necesita algo más, se necesita ese punto de suerte, una efectividad del 100%, que el árbitro no influya, que ellos no estén acertados,… Demasiadas cosas. El equipo empezó intentando controlar el partido desde el primer minuto. Hubo alguna internada interesante de Lekue por banda derecha y un par de oportunidades nuestras, pero el Real Madrid en dos acercamientos casi nos hiela la sangre ¡qué peligrosos son, madre mía! El Athletic siguió a lo suyo pero en una de éstas Benzema acabó transformando el contrataque de los blancos en gol. Nosotros dominamos el partido pero sin grandes ocasiones y ellos estaban muy relajados saliendo al contrataque con muchísimo peligro.
De todas formas, decisorio en el primer tiempo se volvió a convertir el árbitro, Latre, que como siempre utilizó un reglamento distinto para los jugadores del Real Madrid. Si en vez de llevar una camiseta blanca, Casemiro, llevase una de cualquier otro color no hubiese acabado ni siquiera el primer tiempo, porque mereció la expulsión por doble amarilla. En el minuto 22 le dio una patada a Williams que lo puso en órbita y el árbitro muy enfadado, como suelen hacer, le avisó y le dijo que ni una más. Le avisó porque es del Real Madrid porque la tarjeta que merecía era tan clara que no admite ni discusión. Y el mismo jugador en el minuto 30 sí que recibió la primera tarjeta, cuando en realidad debería haber sido la de la expulsión. Pero esto es así, lo saben ellos, lo sé yo, lo sabemos todos. Un asco, pero es sí. Poco después hay una tangana en la que a Aduriz le empujan por lo menos 3 jugadores distintos del Real Madrid, pero aunque no hayáis visto el partido sé seguro que sabéis quién se llevó una tarjeta. Pues efectivamente, Aduriz. Ya casi es como para que nos entre la risa. Es una película que ya habíamos visto todos y que todos sabíamos cómo iba a acabar. Y luego desde Madrid te intentan vender la película de que el Athletic es violento, cuando en realidad, Casemiro parecía Chuck Norris. O también, que les perjudican los árbitros. Es de llorar, por la poca vergüenza que tienen.
A pesar de ello los rojiblancos lo siguieron intentando y en el segundo tiempo se consiguió incluso la igualada por medio del de siempre, por medio de Aduriz, ayudado de su fiel escudero, Raúl García, que le puso un balón medido a la cabeza. Pena que somos unos panchitos y al de 3 minutos se volvieron a poner por delante en el marcador en una jugada en la que todos estaban preocupados de Sergio Ramos, dejando en el área, al jugador que tenía que haber estado expulsado, más solo que la una. Casemiro agradeció el regalo y metío gol. Luego mucho asedio del Athletic pero sin finalización, algo que este año nos está costando muchos partidos. Necesitamos muchísimas oportunidades para meter algún gol. La efectividad es bajísima.
Y así sin grandes alardes el Real Madrid los ha vuelto a pintar la cara, y perdemos la imbatibilidad en San Mamés. Algo que nos duraba desde la visita del Barcelona en agosto. Eso sí, algo positivo tenía que tener esta jornada y ha sido que ninguno de nuestros rivales directos ha conseguido ganar su partido, por lo que tanto Real Sociedad como Villarreal siguen a la misma distancia que antes, a 4 puntos. Es decir, seguimos de lleno en la pelea por la Europa League.
Ahora toca descansar unos días por el parón de las selecciones. Por cierto, aprovecho la ocasión para felicitar a Yeray por su primera convocatoria, más que merecida porque está un nivel muy alto. Un Yeray que va a ir acompañado de Kepa y de Iñaki Williams, dos también de los destacados el sábado. Enhorabuena a los tres.
Y tras el descanso a por el Osasuna y esperemos que con el mismo buen juego que hemos estado exhibiendo estas últimas jornadas, aunque algunos de los resultados no hayan acompañado, sise juega así es difícil no sacar algo positivo.
¡Aúpa Athletic!

Triste empate contra la U.D. Las Palmas

Ya no dependemos de nosotros mismos. Nos las prometíamos muy felices la semana pasada cuando subimos al quinto puesto pero… lo hemos perdido y ahora tenemos que esperar que el Atlético de Madrid haga unos deberes que ni le van ni le vienen pues ya no tiene opciones en la Liga.

Valerón, el mayor protagonista del encuentro (Foto: La Liga)
Valerón, el mayor protagonista del encuentro (Foto: La Liga)
El empate cosechado en Las Palmas no sabe a nada. Es incluso amargo. Se ve que el equipo en palabras de Valverde y una evidencia clara, ha llegado muy justo a esta parte de la Liga. Normal, porque llevan un tute importante, pero… una pena. El partido fue bastante flojo, como los dos anteriores de Liga. Muchos pases erróneos, y algunos jugadores al límite. Por ejemplo, De Marcos, cuya carrocería a base de ser forzada, en mitad del partido dijo que ya no podía más. ¿Lesión nueva o el pubis ya conocido? Al sustituirle Gurpegi lo primero que pensé fue: “Por favor, por favor, que no le saquen una tarjeta…” Imagino que es como pensamos todos, ya que nos gustaría que se despidiese del Athletic (en Eitb lo dijeron ayer) jugando el último partido en San Mamés… y como estaba solo a una tarjeta de la suspensión… En eso hubo suerte. El sábado ahí estaremos todos para aplaudirle a rabiar.
Otros como Muniain, simplemente no están. Mira que lo intentó y lo intentó, pidió el balón y no paró de ofrecerse ni un minuto, pero… nada de nada. Está irreconocible. Ayer completó el partido y ya se ha puesto en los mil minutos esta temporada pero… minutos la mayoría de ellos intrascendentes. El equipo le necesita y esperemos que vuelva. Si no es el próximo sábado, por lo menos que sea la temporada que viene.
Williams desde la última lesión tampoco ha sido el mismo y ayer no fue distinto. Falló la mayoría de los pases que hizo. A ver el sábado…
Por supuesto, no digo que el mal partido haya sido por ellos, sólo faltaba. Simplemente son unos nombres. El ritmo no era el adecuado y la U.D. estaba tranquila en esa fiesta que era para ellos la despedida del “abuelo” Valerón (41 añitos). ¡Chapeau por su carrera!
Sobre los cambios… el de Raúl García salvo que se estuviese muriendo no lo entiendo. Siempre te aporta algo. Además al salir Iturraspe no se mejoró nada. Itu falló unos cuantos pases de los que dio. A ver si Ander, también, el año que viene vuelve a carburar como con Bielsa, porque está irreconocible (sólo le recuerdo de esta temporada un par de partidos aseaditos).
Y así… sin más pena que gloria acabó el partido como había empezado. Empate a cero y tristes para Bilbao. ¡Ah! Casi se me olvida un detallito súper importante… a Boveda le anularon un gol legal. El fuera de juego pitado era inexistente. ¡Qué raro! Los árbitros siempre ayudándonos. Sí, difícil de ver, pero… éste que no es, lo ven y el de, por ejemplo, Griezmann en Champions que sí que fue… no lo ven. O el de Benzema ayer… que también fue… no. ¡Qué raro!
Por último, Raúl llama a tus amigos colchoneros y que acaben bien frente a su público, por favor. Que ganen al Celta. Está claro que al Athletic no le conviene tener que pasar dos eliminatorias para entrar en la Europa League, lo que supondría volver a empezar la temporada prontísimo. Además no nos olvidemos que es posible que Aduriz y San José vayan a la Eurocopa. Todo desventajas para nosotros (me alegraría muchísimo por ellos, incluso yo también me llevaría a Beñat, pero para el Athletic…).
Bueno, y recordar que el Atlético no es el único que tiene que hacer algo. Nosotros tenemos que ganar al Sevilla. Y por mucho que el Sevilla venga con el equipo h para estar descansado en sus dos finales de la siguiente semana… nosotros tampoco estamos para muchos alardes. Sea como sea…
¡Aúpa Athletic y a por el Sevilla!

Regalos a pares al Real Madrid

Lo que nos faltaba es hacer semejantes regalos, a pares y encima contra el Real Madrid. Si no son suficientemente buenos… toma. ¡Vaya manera más estupida de perder un partido! Se ha visto desde los primeros minutos que encima no era el día de Aduriz y si no es el día de Aritz ya sabemos todos que todavía lo tenemos más difícil. Casi al comenzar le ha llegado un pase en profundidad y raro en él… se ha dormido. No sé si eso le ha afectado pero a partir de ahí todos los balones que ha tocado en el primer tiempo los ha perdido, todos han sido pases demasiado cortos, imposibles para sus compañeros. En el segundo tiempo ha tenido un par de remates pero no era su noche. Una faena.

¡Vaya cantada! (Foto: Athletic Club)
¡Vaya cantada! (Foto: Athletic Club)
Más grave ha sido lo de Mikel San Jose, con la inestimable colaboración de Gorka. El portero ve a todos los jugadores y jamás le debe hacer ese pase, porque Mikel está de espaldas y no ve dónde están los atacantes. Mikel tenía dos demasiado cerca como para que Gorka le pase. Fatal Gorka. Y fatal San José por devolverle el balón sin mirar. Un desastre… vamos… el ideal para Benzema que se tenía que frotar los ojos para entender el regalo. Gol que evidentemente facilita el juego al Madrid que se dedica a mantener el balón, pases por aquí y por allá, que no van a nada pero que pretenden que adelantemos aún más las filas y matarnos al contrataque, que si algo les sobra es calidad y rapidez. Los nuestros a partir de ahí a correr detrás de sombras porque no olían el esférico. Por momentos los blancos me recordaban al Barcelona más pesado sobando la bola, pero les servía de sobra. Encima San José, quizá por el error desaparece. Encima nosotros no teníamos bandas. Sabin Merino por la izquierda ha estado desaparecido todo el primer tiempo y en el segundo se ha presentado para meter el golazo en plancha. Pero por la izquierda nada más. Ha mejorado muchísimo cuando ha pasado a la derecha. ¡Qué diferencia! y lo poco que ha estado lo ha hecho mucho mejor que Susaeta, que sí, ha hecho el pase del gol pero así mismo ha destrozado tres contrataques con un último pase horroroso. Sabin, también por la derecha ha dado un cabezazo que ha puesto a prueba a Keylor Navas. ¿No se puede poner a Sabin por la derecha?
Una vez que ha empatado el Athletic, repito con un gol precioso, incomprensiblemente tras dos minutos… los dos de la banda izquierda desaparecen y le dejan a Isco una autopista hacia el gol. Pase sencillo y sin oposición para que Benzema fusile. Otro regalo que no tiene explicación. ¿Cómo es posible dejar esa vía de agua? Isco se frota las manos y entra hasta la cocina, pasando, para que Benzema empuje, y si no es él, Cristiano que estaba detrás. Todo el esfuerzo a tomar vientos.
Otra cosa llamativa. Sacas a Kike Sola, mantienes a Aduriz, sacas a Ibai, y se siguen sin enviar balones desde las bandas para que se rematen de cabeza. Una de las jugadas ha sido especialmente llamativa. Íbamos ya perdiendo 1 a 2, llega el balón a la banda izquierda y Balenziaga, en vez de pasarle a Ibai, centra él al área. Él. Cuando sabemos todos cómo centra Mikel. Que me lo explique alguien porque no lo entiendo.
Por supuesto no me voy al olvidar de quien ya avise el lunes que nos podía amargar. El de amarillo… Mateu Lahoz. El mayor bluf que incomprensiblemente tiene fama de ser buen árbitro. Lo que sí es, es protagonista. Se tiene que dejar ver. Le puede. Con mucha diferencia ha sido el que más tiempo ha perdido cuando el Madrid iba por delante. Todo el rato hablando y vuelta a perder el tiempo. Da la ley de la ventaja según le convenga al equipo grande. Faltas clarísimas no las pita y corta el juego cuando nadie ha visto nada. Desquicia. Es horrible. Y encima se ha dedicado a coger la cara de los jugadores con las dos manos hasta dos veces… Es es… es… no sé ni que decir… es… por decir algo suave… es desesperante. Y lo peor de todo… es malvado. Porque su arbitraje siempre favorece a los mismos.
Y para acabar decir, que así, tras los regalos se pierde un partido en el que el Athletic podía o merecía haber obtenido algo más. Pero si a los errores clamorosos le unes que ni Aduriz ni Beñat han estado inspirados como lo suelen estar… es muy complicado. Conclusión: cero puntos y con cara de primos para casa. En Liga seguimos con tres puntos, pero las sensaciones han sido un poco mejores. Con ello nos quedamos y ahora a preparar el siguiente. El domingo nos toca en Donosti contra la Real y … a por los tres puntos. ¡Qué así sea!
¡Aúpa Athletic!

Victoria del Real Madrid sin paliativos pero…

Nada que objetar a la victoria del Real Madrid. El Athletic se lo puso relativamente fácil a los merengues que no tuvieron que sudar mucho para llevarse la victoria. Una pena. Como bien dijo Valverde al acabar el partido, las sensaciones no fueron buenas porque el equipo debería haber ofrecido algo más. Los seis puntos ya obtenidos te dan una tranquilidad y ves la derrota sin mucha pesadumbre pero… ofreciendo tan poco el Madrid, te queda la duda de si se podía haber conseguido algo más.

Obstrucción de Gurpegi
Obstrucción de Gurpegi

Por otro lado, si ésta va a ser la mejora defensiva que íbamos a conseguir… buf… miedo me da. El primer gol es para ponérselo en vídeo a Iraola doscientas veces, a ver si se le cae la cara de vergüenza. ¿Cómo es posible que esté dos metros más retrasado que los centrales? Chiquillo, que estáis jugando un poco con la táctica del fuera de juego… ¡que has dejado en pañales al equipo! Y además… era la segunda vez que le ocurría, porque minutos antes también se queda dormido y de repente reacciona y sale dos metros, y de chiripa el linier marca fuera de juego de Ronaldo. Si está así de atento siempre, nos van a caer tropocientos goles.

Iago me ha gustado bastante. Sí, le han caído 3 goles pero es que le podían haber caído 6, y no ha sido así porque ha hecho varias paradas de mérito. Para mí no debería haber dudas en la portería. Iago sale mejor que Iraizoz de largo, es mejor con los pies y encima tiene reflejos y anda rápido ante pases largos del contrario. Espero que cuando Gorka esté recuperado, siga Iago de titular porque creo que se lo está ganando.

Me encanta cómo abre a bandas el balón Beñat. Tiene un guante en el pie, pena que alguno de los pases en profundidad que ha dado no los han entendido sus compañeros y al final han sido balones perdidos. Estoy segura que lo único que faltan son más minutos para que esa compenetración sea buena y nos demuestre lo que es capaz de crear. Buen fichaje.

Por último quiero hablar del árbitro. Lo dejo para el final para que quede claro que no le pongo excusas a la derrota pero… es que… no sé cómo no se les cae la cara de vergüenza. Voy a hacer el balance del primer tiempo: Patada de Di María, pisotón de Marcelo a Aduriz en el tobillo, teniendo éste el pie apoyado, y manotazo de Ramos a Susaeta a diez centrimetros de la nariz del linier. Total: cero tarjetas. Obstrucción de Gurpegi a Cristiano, total una tarjeta amarilla. La de Marcelo podía ser incluso roja. La de Ramos sin duda amarilla, y la de Di María también. Pero no. Por supuesto que no. Un amigo que estaba viendo el partido conmigo me decía que no me enfadase que es lo que pasa siempre. Y sí, claro que sé que es lo que pasa siempre pero… el que sea habitual no impide que me enfade. Me cabreo y no puedo entender cómo se puede tener tal caradura. Por no hablar del penalti de Ramos a Susaeta. Penalti absurdo donde los haya pero… agarrón dentro del área, Ramos se desentiende del balón y sujeta a Markel… Nada… sigan chicos que Ramos, ademas de poder golpear fuera del área, también puede agarrar en ella. Esta vez ha sido Clos Gómez, pero tanto da sea éste u otro. Conclusión: Váyanse a la mierda: los árbitros, el Cómite de árbitros y la poca vergüenza de todos ellos.

Y para acabar…  (otro día me extenderé en el tema) vaya marrón el tema de Ander Herrera. Sólo voy a hacer una pregunta: ¿Ahora se va a cantar en San Mamés… Y Herrera ¿qué?, y Herrera ¿qué?,  y Herrera ¿qué??

¡Lo que nos faltaba!