Iago Herrerín, el portero paciente

Como tópico se dice de los porteros que tienen un toque de locura. A Herrerín no le conozco personalmente por lo tanto no puedo afirmar si está frase es cierta o no.

Listo Iago sacando rápido (Foto: Athletic Club)

Lo que sí me da la sensación es que es un portero paciente. Paciente porque en el Athletic todavía no ha acabado de conseguir la titularidad. Da la sensación de que siempre está a la sombra de alguien. Antes era a la de Gorka Iraizoz y ahora a la de Kepa Arrizabalaga. A pesar de ello tiene un buen número de partidos jugados, gracias a la moda de alternar los porteros en las distintas competiciones. Eso ha hecho que en las 5 temporadas en las que lleva jugando en el Athletic la mayor parte de los 69 partidos que ha disputado han sido en Copa y en UEFA  (22 y 33 respectivamente), mientras que en Liga sólo 12. El que no haya sido nunca considerado titular también nos hace entender que el año pasado saliese en el mercado de invierno cedido para jugar en el Leganés, donde disputó 21 partidos dejando un muy buen sabor de boca tanto en el club como en los aficionados.

La trayectoria que lleva en Bilbao es de destacar porque a pesar de no ser titular cada vez que ha salido ha cumplido con creces, siendo en muchos de los partidos uno de los destacados. En Europa League el año pasado fue uno de los mejores. Y este año en el que el Athletic nos está destacando por su gran juego y sí por la debilidad defensiva, él se ha convertido muchos partidos en protagonista. Me acuerdo sobre todo del jugado contra el Östersunds en Suecia, en el que le llegaban balones a puerta por tierra , mar y aire… y mantuvo al equipo en el partido con sus paradas. Ello le ha llevado a que en esta primera parte de la temporada seguramente haya sido uno de los jugadores más destacados.

El sábado le tocó también ser titular en Liga en San Mamés contra la Real pero fue debido a la lesión de Kepa. Por cierto, sobre este tema de la lesión permitidme que haga un parón para dar dos collejas, una a los mal pensados y otra bastante más fuerte al Club y a su incomprensible y horrorosa política de comunicación. ¿Tan difícil era decir a lo largo de la semana que Kepa estaba entrenando con molestias? ¿Y no esperar a una hora antes del partido para decir que no juega? ¡Qué más quieren los mal pensados que tener carnaza a la que agarrarse! Tras este paréntesis decir que Iago hizo un buen partido porque el poco trabajo que tuvo lo solventó sin problemas y encima fue el protagonista de seguramente la mejor jugada del partido haciendo un saque de puerta increíble, pasando el balón rapidísimamente y al pie a Susaeta, pillando desprevenida a la Real. Pena que Markel no pudo conseguir algo más. Pero impresionante Iago, con una visión del juego, que demuestra que está metidísimo en el partido y que es listo, muy listo. Y si a esto le unimos su juego de pies, miel sobre hojuelas, porque puso el balón donde quiso y rápido sin dar tiempo al equipo contrario casi a reaccionar. Perfecto. Y no es la primera vez que lo hace, y seguramente no será la última.

Iago, paciente también porque el culebrón Kepa seguramente a él es al que más afecta del equipo. Si yo estoy hasta el gorro del tema no me puedo ni imaginar cómo estará Iago. Yo, por supuesto, quiero que Kepa se quede, pero si no lo hace, sé que la portería es un puesto que tenemos perfectamente cubierto gracias a él, y a los que vienen por detrás Remiro, Simón…

Para acabar sólo decir que Zorionak, Iago, por tu trayectoria en el Athletic, y por tu temporada. Espero que sigas siendo muchos años portero de nuestro Club. ¡Aurrera Iago! y…

¡Aúpa Athletic!

Lamentable eliminación copera ante el Formentera

Penoso, patético,… hay más adjetivos, muchos más, pero sólo voy a añadir  TRISTE, que es con el que me quedo.

Zorionak Formentera (Foto: EFE)

Triste porque  cuándo metió  el gol el Formentera  lo primero que pensé fue que me alegraba enormemente por ellos  y que quizá  es el mal menor para nuestro equipo tal y como se encuentra en estos momentos. No creo que estamos para nada  y mucho menos para seguir jugando dos partidos a la semana. Asi que… no voy a decir que qué bien, pero… ¡qué disfruten los isleños el regalo!, que a nosotros parece que nos queda grande.

Y puestos a criticar de Ziganda criticaría su insistencia en sacar a una pareja de mediocentros como Vesga y San José, que no crean absolutamente nada. Bueno, miento. San José le ha dado dos pases buenos a Williams,  pero ya se ha encargado el delantero de desaprovecharlos. Nada más. Cuco, Vesga y San José no están. No. No están.
Y por no centrarme sólo en ellos también decir que Iñaki tampoco… ¿qué le pasa? Está … no está. Las que falló ayer… madre mia, y es que ni siquiera pasa bien… nada. No es de recibo todo lo que falla. No. Tampoco son aceptables las dos últimas jugadas del partido. Iñigo Lekue… ¿en qué estabas pensando en la jugada antes de córner? Buf…

¡Qué mal cuerpo se me ha quedado! Y no sólo por el frío que pasé… sino por la sensación de impotencia. Dentro de unos años recordaré y podré decir esa frase  que nos gustan tanto de “yo estuve ahí”, pero no refiriéndome a Manchester, sino a La Catedral en este famoso “Formenterazo”. Ah… y que quede claro que no me arrepiento de haber ido. Con mi equipo a las duras y a las maduras. Y aunque quedan pocas fuerzas… ¡ánimo a todos los que ayer estuvieron tan mal! La próxima mejor. Y por supuesto…

¡Aúpa Athletic!

 

Mikel Rico y Susaeta muy bien

Si observamos las estadísticas de Mikel y Markel esta temporada nos indican que no son jugadores de los considerados titulares para Ziganda.

Los mejores del partido Rico y Susaeta (Foto:EFE)

A pesar de ello los dos salieron el jueves en el segundo tiempo como revulsivo en la Europa League y cumplieron más que de sobra. Eso ha supuesto que ayer jugasen también como titulares y completasen el partido con una actuación ambos más que notable. Ese agujero negro que es el centro del campo del Athletic ayer lo fue menos. Por supuesto, parte de culpa la tienen estos jugadores con la ayuda también inestimable de Iturraspe. A ver si ya por fin así Cuco considera que ha dado con la tecla y saca como titulares a Ander y a Rico. No digo Mikel para no crear confusión ya que parece que San José y Vesga no están precisamente bien, a pesar de contar, casi hasta ahora con la total y absoluta confianza del míster. El de ayer es quizá el partido de esta temporada más aceotable de los jugados fuera de casa. Esperemos que sea el inicio de una remontada en la clasificación. Escalada que no será posible si no se arregla el otro problema, que ayer fue el de la defensa, porque a los errores gruesos se le unieron una serie de despistes generalizados que hicieron que casi regalásemos los dos goles al Deportivo. Los gallegos con un juego más bien escasito apunto estuvieron de darnos el disgusto final, en el último segundo de partido, en esa ocasión qué in extremis y de forma repetitiva siempre se dedican a regalar nuestros jugadores. Gracias al remate final defectuoso del deportivista si no… hoy no podríamos siquiera disfrutar de ese triste punto que conseguimos con el empate.

Ah… y estamos de enhorabuena por la vuelta de Óscar de Marcos. Qué rabia que se tuviese que retirar lesionado porque lo estaba haciendo también francamente bien.

No puedo acabar el comentario sin decir la maravilla de contraataque entre Rico, Oscar y Adu, que culminó Markel. ¡Qué preciosidad! No he visto el resto pero… seguramente deberia ser el mejor gol de la jornada. También Raúl sobresaliente en la asistencia a Iñaki. Un Iñaki, por cierto,  al que no sé qué le pasa pero… a pesar de que juega… yo le echo de menos. ¡Aúpa Williams!

Y el miércoles la Copa contra el Formentera… ¡a las 21:30! ¡Qué difícil nos lo ponen! Espero que vayamos el mayor número de socios posibles al campo y si no se puede ir por el motivo que sea, por favor, dejad los carnets. Mila esker

¡A por el Formentera y aúpa Athletic!

 

Inicio copero paupérrimo del Athletic

Ayer inició el Athletic en Formentera su andadura en la Copa, torneo por el que los Athleticzales siempre tenemos predilección.

Aketxe el que más se dejó ver (Foto: EFE)

Visto lo visto y si siguen jugando tan poco como en la isla, no creo que lleguemos muy lejos en esta competición. Supongo que esperábamos una buena oportunidad para que los rojiblancos se redimiesen de los últimos petardazos, pero no ha sido posible ni jugando contra un equipo de Segunda B. Sí, ya sé que el campo era pequeño, también que la hierba era artificial y que el balón botaba más qué una bola loca… todo eso lo sé. Pero también sé que nuestros jugadores deberían haber demostrado la diferencia de calidad entre unos y otros. ¿O es que no la hay? Salieron a jugar muchos suplentes e incluso debutaron dos cachorros (Óscar Gil e Iñigo Muñoz). Quizá esta última sea la mejor noticia del partido de ayer, o la única noticia… Todo lo demás fue bastante prescindible. Beñat sigue sin estar muy fino. Vesga regala el balón demasiadas veces. Kike Sola no pudo inquietar al portero pero es que, prácticamente, no le llegó ningún balón. Aketxe lo intento con tiros lejanos y con alguna falta frontal, pero juego tampoco consiguió crear mucho.

El primer tiempo fue horroroso. El segundo tiempo, quizá tuvo un poco más de ritmo porque el Formentera físicamente bajo un poco, pero por nuestra parte no fue para tirar cohetes. De hecho nos consiguieron meter un gol que nos sonrojo a todos. Menos mal que salió Raúl García a escena y en el primer balón que tocó,único por cierto bien puesto al área, cabeceó lejos del portero local. Así acabó con empate a uno y más pena que gloria. Ahora habrá que finalizarlo en San Mamés. A ver porque…

Y el sábado… ¡Qué horror! Viene el lider, el Barça que salga quien salga se está gustando y, encima, si tienen algún problemilla, pues si eso, ya les regalan goles, como el primero en el minuto dos contra el Málaga (previamente salió el balón por línea de fondo 20 cm o más). Buf… miedo me da. Encima… tal y como está el equipo… no sé qué puede ser de nosotros. A pesar de todo, y como ya sabéis… ¡a por ellos! y…

¡Aúpa Athletic!

Un Athletic sin rumbo pierde en Leganés

Sin rumbo, sin chispa, sin juego, sin ideas, sin capacidad de reacción,… demasiados sin para que el Athletic sacase algo positivo de Leganés.

Gol y se acabó (Foto: EFE)

Un partido casi casi tan malo como el que el Athletic de Valverde jugó en el mismo lugar, Butarque, en Liga la temporada pasada. Si nos queremos consolar de alguna manera diremos que quizá  el del año pasado fue aún peor, en cuanto a juego, aunque no en resultado porque empatamos. Jugando, o mejor, no jugando a casi nada, es imposible ganar, lo lógico es perder como ayer (1 a 0). Lo peor de todo quizá fueron las dos declaraciones después del partido que les oí a Mikel San José y a Ánder Iturraspe. Ambos dijeron que el equipo jugó bien. ¡MADRE MÍA! ¿A qué llaman éstos jugar bien?

En el primer tiempo ni un sólo tiro a puerta. Un remate raquítico de cabeza de Raúl García y un tiro a palos (entiéndase término de rugby) de San Jo. El comentarista dio en el minuto 35 del primer tiempo el desolador dato que el Athletic llevaba solo el 55% de acierto en el pase. El centro del campo no creó absolutamente nada, sí a eso le añadimos el dar continuamente el balón al contrario… nos sale el truño que salió. Además los centrales se unieron al despropósito: tanto Núñez como Laporte regalaron una oportunidad de gol  cada uno a los madrileños. ¿Tan difícil es pasar el balón a los compañeros?… sobre todo sin oposición. ¿En qué estabas pensando Aymeric para darle ese balón al del Leganés? No doy crédito.

En el segundo tiempo se mejoró durante 12 minutos… tuvimos hasta 3 oportunidades. Pero incomprensiblemente Williams no vio a Aduriz solo a su izquierda y, lo peor de todo,  volvió a chutar al muñeco (bueno, el muñeco hizo una buena parada). Mikel San José cabeceó al travesaño, y… se acabó. ¿Cómo? preguntaréis. Pues con un nuevo regalo, en este caso de éste último mencionado,  Mikel, que por enésima vez en esta temporada, se durmió y se dejó comer la tostada por Beauvue. Pérdida en el centro del campo y autopista para el delantero que, tras romper la cintura a Laporte, fusiló a Kepa. Agur partido, agur tres puntos,… Había tiempo más que de sobra para empatar e incluso, ganar el partido, pero el jarro de agua fría fue tan enorme que de nuevo los jugadores no supieron sobreponerse. Susaeta saliendo desde el banquillo lo volvió a intentar pero no consiguió nada. Córdoba tampoco cejó en el intento pero sin éxito. Tuvo un tiro muy bueno que iba a portería pero le dio en la cabeza a un defensa. Nada más. Eso sí,… para Mikel y Ander el equipo jugó bien. En fin, pues esperemos que de aquí en adelante el equipo deje de jugar bien, como creen los futbolistas, y empiecen a hacerlo genial, de maravilla, estupendamente,… porque esto no pinta muy bien.

A pesar de todo, no perdamos la calma y sigamos animando. Alguien podría pensar que después de criticarles como lo estoy haciendo es un poco contrasentido decir la frase anterior, pero no. Claro que voy a seguir animando, lo cual no quita para que desde aquí les critique, sobre todo porque no es de recibo que tras el horroroso partido digan que han jugado bien… Sin más. Pero a partir de ahí, animar y animar y ya, porque, de momento, este mismo miércoles se inicia la competición de Copa contra el Formentera, en su campo, así que… ¡a por el Formentera! y …

¡Aúpa Athletic!