El Athletic no puede contra los grandes

No me gusta mucho jugar bien y perder el partido. De hecho, prefiero no jugar nada y ganar, aunque sea de manera injusta.

Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Pero no es lo que ocurrió el pasado sábado contra el Real Madrid. Esta temporada es lo que nos toca, jugar bien contra los equipos denominados grandes, a pesar de lo cual, perdemos y así nos ha ocurrido tanto en Liga como en Copa. Madrid, Barcelona Sevilla son los equipos que están ocupando las tres primeras posiciones y contra ellos hemos hecho muy buenos partidos. Pero… no hay manera, no hemos conseguido rascar ni medio punto. La catedral de nuevo fue testigo de un buen partido de su equipo pero contra éstos se necesita algo más, se necesita ese punto de suerte, una efectividad del 100%, que el árbitro no influya, que ellos no estén acertados,… Demasiadas cosas. El equipo empezó intentando controlar el partido desde el primer minuto. Hubo alguna internada interesante de Lekue por banda derecha y un par de oportunidades nuestras, pero el Real Madrid en dos acercamientos casi nos hiela la sangre ¡qué peligrosos son, madre mía! El Athletic siguió a lo suyo pero en una de éstas Benzema acabó transformando el contrataque de los blancos en gol. Nosotros dominamos el partido pero sin grandes ocasiones y ellos estaban muy relajados saliendo al contrataque con muchísimo peligro.
De todas formas, decisorio en el primer tiempo se volvió a convertir el árbitro, Latre, que como siempre utilizó un reglamento distinto para los jugadores del Real Madrid. Si en vez de llevar una camiseta blanca, Casemiro, llevase una de cualquier otro color no hubiese acabado ni siquiera el primer tiempo, porque mereció la expulsión por doble amarilla. En el minuto 22 le dio una patada a Williams que lo puso en órbita y el árbitro muy enfadado, como suelen hacer, le avisó y le dijo que ni una más. Le avisó porque es del Real Madrid porque la tarjeta que merecía era tan clara que no admite ni discusión. Y el mismo jugador en el minuto 30 sí que recibió la primera tarjeta, cuando en realidad debería haber sido la de la expulsión. Pero esto es así, lo saben ellos, lo sé yo, lo sabemos todos. Un asco, pero es sí. Poco después hay una tangana en la que a Aduriz le empujan por lo menos 3 jugadores distintos del Real Madrid, pero aunque no hayáis visto el partido sé seguro que sabéis quién se llevó una tarjeta. Pues efectivamente, Aduriz. Ya casi es como para que nos entre la risa. Es una película que ya habíamos visto todos y que todos sabíamos cómo iba a acabar. Y luego desde Madrid te intentan vender la película de que el Athletic es violento, cuando en realidad, Casemiro parecía Chuck Norris. O también, que les perjudican los árbitros. Es de llorar, por la poca vergüenza que tienen.
A pesar de ello los rojiblancos lo siguieron intentando y en el segundo tiempo se consiguió incluso la igualada por medio del de siempre, por medio de Aduriz, ayudado de su fiel escudero, Raúl García, que le puso un balón medido a la cabeza. Pena que somos unos panchitos y al de 3 minutos se volvieron a poner por delante en el marcador en una jugada en la que todos estaban preocupados de Sergio Ramos, dejando en el área, al jugador que tenía que haber estado expulsado, más solo que la una. Casemiro agradeció el regalo y metío gol. Luego mucho asedio del Athletic pero sin finalización, algo que este año nos está costando muchos partidos. Necesitamos muchísimas oportunidades para meter algún gol. La efectividad es bajísima.
Y así sin grandes alardes el Real Madrid los ha vuelto a pintar la cara, y perdemos la imbatibilidad en San Mamés. Algo que nos duraba desde la visita del Barcelona en agosto. Eso sí, algo positivo tenía que tener esta jornada y ha sido que ninguno de nuestros rivales directos ha conseguido ganar su partido, por lo que tanto Real Sociedad como Villarreal siguen a la misma distancia que antes, a 4 puntos. Es decir, seguimos de lleno en la pelea por la Europa League.
Ahora toca descansar unos días por el parón de las selecciones. Por cierto, aprovecho la ocasión para felicitar a Yeray por su primera convocatoria, más que merecida porque está un nivel muy alto. Un Yeray que va a ir acompañado de Kepa y de Iñaki Williams, dos también de los destacados el sábado. Enhorabuena a los tres.
Y tras el descanso a por el Osasuna y esperemos que con el mismo buen juego que hemos estado exhibiendo estas últimas jornadas, aunque algunos de los resultados no hayan acompañado, sise juega así es difícil no sacar algo positivo.
¡Aúpa Athletic!

3 puntos contra el Granada y a por Europa

El partido de ayer en San Mamés contra el Granada fue bastante malo pero si os digo la verdad me da exactamente igual.

Merecidísimo homenaje a Ernesto (Foto:  Athletic Club)
Merecidísimo homenaje a Ernesto (Foto: Athletic Club)
Ayer lo realmente importante eran los puntos y el Athletic los tenía que conseguir como fuese y así lo hizo. No quiero ni pensar la depresión en la que hubiésemos caído si se llega a perder este partido contra un equipo que está en puestos de descenso. Esta semana ya hemos tenido más que de sobra con el varapalo de Chipre. El quedar eliminados de la Europa League, cuando nadie lo esperaba, ha hecho que estos días anteriores al partido de liga se hayan hecho muy muy largos. De ahí que me da un poco igual el cómo se ha jugado. Se han obtenido tres puntos y a correr.
Antes del partido el club sorprendió al entrenador con un homenaje por haberse convertido en el entrenador con más partidos en el club, superando a Javier Clemente. La reacción de la afición zurigorri fue unánime. Una ovación sonora y continuada que se puede tomar como una vara de medir que nos indica lo que piensa la gente sobre el entrenador, sobre todo, en una semana que quizá es su semana más difícil en el cargo. Yo ya comenté que tengo muy claro que Ernesto sigue siendo el mejor entrenador para el Athletic y espero que siga aumentando la cifra de partidos más años. Zorionak, Ernesto!
Dicho lo cual, también quiero destacar que el juego del equipo tiene que mejorar muchísimo de aquí en adelante, si es que queremos tener como objetivo volver el año que viene a la Europa League. El partido fue realmente malo, con muy poquito juego, muy poquitas ideas, frente a un Granada que él mismo se suicidó por sus propios errores. Aunque tampoco quiero quitar mérito a Beñat por su recuperación en el balón del primer gol, a Williams por forzar esa cesión al portero, origen del segundo gol, ni a San José por poner todo en esa disputa con el portero Ochoa que le permite recuperar el balón y meter el último bacalao de la tarde. Aparte de esto poco más hubo.
El partido se afrontaba con bajas importantes y Valverde trató de suplirlas poniendo como novedad a Saborit en el centro de la defensa. No acabo de entender muy bien lo que le pasa a Valverde con Etxeita. Eso sí, no le debió gustar mucho a Txingurri la actuación de Enric, porque tras los primeros 45 minutos le sustituyó por Xabi, diciendo en rueda de prensa, tras partido, que fue por motivos técnicos. Las bandas fueron ocupadas por Lekue y Susaeta, casualmente dos de los protagonistas del encuentro, por meter un gol cada uno. Bien los dos aunque quizá yo espero más de ambos.
También me parece de destacar la nueva oportunidad de Williams de cara a gol en un mano a mano frente al portero. Pero no hay manera, no hay modo de que meta gol. Necesita acertar como el comer, porque son muchos fallos ya y muy seguidos, y le puede estar minando la confianza, incluso hacerle ponerse más nervioso y puede ser como la pescadilla que se muerde la cola, más nervios, más ansiedad y peor remate. ¡Ánimo Williams, que llegarán los goles!
Y el jueves contra el Sevilla, en el estado de forma en el que se encuentra, miedo me da. Sería fundamental para la Athletic sacar algo positivo ya que podríamos tomarlo como un punto de inflexión e intentar olvidarnos un poco de lo mal que lo estamos haciendo fuera de casa. Difícil salida para conseguirlo, pero en algún momento habrá que empezar y este jueves me parece el ideal.
¡Aúpa Athletic, y a por el Sevilla!

Estrepitosa derrota del Athletic en Europa

El partido de ayer ya no tiene vuelta atrás.

Así nos hemos quedado todos  (Foto: Athletic Club)
Así nos hemos quedado todos (Foto: Athletic Club)
En Nicosia empezaba lo importante de la temporada si uno de nuestros objetivos del Athletic era llegar hasta la final de Solna. ¡Pero qué optimistas somos! O mas bien, viendo el juego de este año del equipo fuera de casa… ¡qué inconscientes! Si os digo la verdad yo tenía miedo al partido, pero en mi fuero interno decía que era imposible que nos eliminaran. Que jugaban poco, que la defensa era un flete, y que era muy difícil volver a fallar tantos goles como lo hicimos en San Mamés. Pues no. No era imposible. Ha sido incluso fácil para ellos, que no han sufrido mucho. Por no ser capaces ni siquiera hemos sido capaces de meterles un gol jugando ellos más de 30 minutos con 10 jugadores. Y ya está. Se acabó. La trayectoria europea de este año del equipo ha sido lamentable, fuera de casa y así ha acabado, con un bodrio de difícil digestión.
El primer tiempo fue un poco la continuación del partido de La Catedral, dominio nuestro y ocasiones también, pero efectividad cero. Nula. Creo que Williams se lo tiene que mirar. Otras tres ocasiones claras, sobre todo dos y nada. Un par de tiros de Raúl, un churri remate de Muniain… y el Apoel muy tranquilo siendo dominado pero saliendo alguna vez con peligro.
El segundo tiempo de depresión. A los 30 segundos el primer gol. Internada por la banda frente a un De Marcos pasivo. Ya sé que no es lateral pero… es de lo que juega. No está fino y se le nota. Las facilidades que le da para irse y sacar el pase… en fin. Y el delantero que hace el gol de su vida adelantándose a Etxeita. Al de poco Balenziaga es el que se despista y… deja escapar a su jugador… cometiendo un dudoso penalti, pero al fin y al cabo penalti, y adiós a la eliminatoria. Adiós a Europa. Con lo difícil que es llegar, madre mía ¡qué desperdicio!, sobre todo porque es contra un equipo inferior al Athletic. Pero por supuesto sin despreciarlo, porque nos ha dado una lección de efectividad de no te menees. Los nombres no ganan. Son los goles y los nuestros están negados cara a puerta, y en los últimos partidos también están negados en la creación. Hay muchos jugadores flojitos y se nota.
Y para acabar con el partido de ayer quiero volver los ojos hacia Valverde, pero no para sacudirle y pedir su cabeza. Al contrario, creo que es el entrenador que necesita el Athletic. Nos ha dado muchísimo y puede seguir dándonos. Esta semana ha superado al gran Don Javier Clemente (un poco de pena ya me da que le quite ese honor). Pero su trabajo en las dos etapas en las que ha estado en el Club ha sido excelente. Le puedo poner pegas y discutir muchas de sus decisiones, que no comparto, pero considero que sigue siendo el mejor para nuestro equipo, así que espero, que nos olvidemos de este pequeño desastre y que siga mucho tiempo más.
Ahora a centrarnos sólo en la Liga pero con una depresión fuerte por el varapalo. El próximo partido sin tiempo para pensar es el domingo contra el Granada. ¡Qué miedo! Un equipo en puestos de descenso es lo que peor le viene al equipo ahora. No estoy de broma. Eso es lo grave, que no estoy de broma. Últimamente nos da por ser equipo aspirina y dar vida a los equipos desauciados. Espero que esto no ocurra el domingo. Hay que seguir sin mirar atrás y pensar que el año que viene queremos volver a estar en Europa para quitar el mal sabor de boca. Se puede, claro que se puede y hay que ir a por ello.
¡Aúpa Athletic y a por el Granada!

¡VAYA POTRA EL APOEL!

Que el resultado final del partido de ayer fuese sólo un 3 a 2 a favor del Athletic es increíble.

Golaza de Iñaki de cabeza (Foto: Mundo Deportivo)
Golaza de Iñaki de cabeza (Foto: Mundo Deportivo)
Los rojiblancos les dieron un repasito en toda regla a los chipriotas pero incomprensiblemente se consiguieron ir a su isla con un resultado excelente para ellos. Los aficionados nos tiramos de los pelos y supongo que los jugadores también. Quizá el Athletic tuvo más de 20 ocasiones de gol o por lo menos 20 tiros a puerta. Se podían haber ido con 6 goles perfectamente y lo que son las cosas, ellos tiraron sólo tres veces a puerta y dos de ellas fueron gol y una tercera, tras excelente parada de Iraizoz, fue al palo. A eso le llamo yo, bueno, y todo el mundo una efectividad extraordinaria y también una potra indecente. El dominio del Athletic fue claro y nada de un dominio insulso, sin ocasiones, nada de una posesión sin llegada. ¡Qué va! Fue un continuo percutir ante la meta contraria: entradas por banda sobre todo por la banda de Williams, pases por arriba, por abajo, 15 corners, un montón de faltas laterales, y también un carro de remates. Pero está claro que no era el día de meter goles. Entre el portero que hizo alguna parada extraordinaria, nuestra mala puntería y la pizca de suerte de ellos o poca suerte nuestra, la escasez de tino en el último pase,… todo ello evitó que el partido de la semana que viene, se convirtiera en un simple trámite, algo que nos hubiese gustado a todos. Otra vez será.
Además hay que añadir que hemos vuelto a empezar el partido palmando. Se ve que le hemos cogido gustillo a eso de remontar. Es una faena porque desgasta muchísimo, pero de momento nos está saliendo bien, por el resultado final no por lo demás. Eso sí, nos quedaremos con la capacidad de sufrimiento de nuestros jugadores, su trabajo continuo y su tesón. No paran un minuto. Hoy cuando íbamos 3 a 1 todo el mundo veía mucho más cerca el 4 a 1, ya que nuestro dominio era total. Pero lo dicho, una jugada excelente, otra vez de ellos y adiós, gol y, ahora toca sufrir en Chipre para pasar la eliminatoria. Aquí los rojiblancos han parecido muy superiores pero miedo me da pensar en la vuelta porque al Athletic le toca jugar bastante más de lo que lo está haciendo fuera hasta ahora. Pero eso sí, la ilusión no me la van a quitar y el convencimiento de que van a ganar tampoco. Seguro además.
Williams fue quizá el mejor del partido. Ya le tocaba hacer un partido de éstos, incluido gol de cabeza, algo que se le echa en cara que no hace bien. Le va a venir fenomenal para mejorar su confianza.
Ander Iturraspe volvió a estar bien, como pareja de Beñat, pero fue sustituido… ¿quizá por alguna molestia? Me sorprendió.
Ahora el domingo en Liga a Valencia. Otra salida, en este caso ante un equipo que está en crisis pero que de repente te gana partidos fácil… ¿Qué Valencia nos encontraremos? Pero aún mucho más importante que esta última pregunta hay otra… ¿va a mejorar el Athletic a domicilio? Voy a contestarla directamente. Sí, sí, sin ninguna duda.
¡Aúpa Athletic y a por los 3 puntos en Mestalla!

La vuelta de Muniain

Quizá en los últimos 5 ó 6 comentarios de mi blog he hablado sobre Iker Muniain y sobre su mejoría y la importancia de su juego en el equipo.

Iker y Aritz ,fundamentales los dos en la victoria (Foto: Deia)
Iker y Aritz, fundamentales los dos en la victoria (Foto: Deia)
Hoy me he decidido a titular mi comentario como la vuelta de Muniain, porque me parece que son suficientes partidos seguidos destacando como para no tomarlo en cuenta. El sábado se volvió a echar el equipo a sus espaldas para intentar crear un juego que estaba desaparecido en el primer tiempo, para intentar dar una mayor mordiente que pudiese descentrar de alguna manera a un Deportivo de la Coruña muy muy ordenado. No sólo eso, sino que encima consiguió meter el gol que inicio la remontada, el gol del empate. Es su cuarto gol en esta temporada, con lo que ya ha mejorado los registros de las dos anteriores. Y que siga subiendo. En una jugada de listo, de atento, consiguió empujar a la red el rechace en corto del portero Tytoń, a un cabezazo colocado de Aritz Aduriz. Llevábamos mucho tiempo echando de menos a Iker y que tantos partidos seguidos esté destacando nos hace desear que su vuelta sea definitiva y para quedarse. Quizás esa mejoría en su juego es debida precisamente a los cambios que de vez en cuando introduce Valverde situándole como media punta. El sábado de vez en cuando aparecía por allí intercambiando el puesto con Raúl García, lo que también es probable que cree problemas a los defensores por la variedad en el juego. Un placer poder volver a destacar tu juego, Iker. Sigue así.
Es obligatorio también mencionar a Markel Susaeta un jugador que no creo que lo esté pasando muy bien este año, por lo poco que está participando, cuando los años anteriores era practicante titular siempre. El sábado su salida al campo sustituyendo a Raúl García fue determinante, ya que al siguiente minuto puso un centro medido sobre la cabeza de Aduriz, que acabó en el gol de Muniain. Markel siguió siendo incisivo y en una de sus incursiones en este caso por el lado contrario, por el izquierdo, acabó dejando el balón de nuevo a Aritz, que con sus 36 años recién estrenados llevó el esférico a la red cuando ya el partido estaba en sus últimos suspiros. Seguro que estos pocos minutos le dan mucha moral a Markel, de quien Txingurri en rueda de prensa dijo que va a tener más oportunidades. Muy bien, Markel.
Para terminar, zorionak Aritz por tu cumpleaños, zorionak por tu gol y zorionak por tu nueva juventud. 36 años y 15 goles, ya de momento esta temporada en todas las competiciones. ¡Qué maravilla!
Y el jueves vuelve la Europa League, esa competición que nos ilusiona tanto a todos, pero en la que no vamos a poder fallar como lo estamos haciendo, y no me refiero a la victoria del sábado como fallo, sino al tener que remontar siempre por empezar perdiendo o por regalar tiempos o muchos minutos del partido, en los que no se juega a nada. Un gol del equipo contrario en casa en esta competición puede ser fatal, así que habrá que salir puestísimo desde el minuto uno. Si no se hace así cualquier equipo te puede meter en un lío y el Apoel seguro que no es menos.
¡Aúpa Athletic y a por los chipriotas!