Estrepitosa derrota del Athletic en Europa

El partido de ayer ya no tiene vuelta atrás.

Así nos hemos quedado todos  (Foto: Athletic Club)
Así nos hemos quedado todos (Foto: Athletic Club)
En Nicosia empezaba lo importante de la temporada si uno de nuestros objetivos del Athletic era llegar hasta la final de Solna. ¡Pero qué optimistas somos! O mas bien, viendo el juego de este año del equipo fuera de casa… ¡qué inconscientes! Si os digo la verdad yo tenía miedo al partido, pero en mi fuero interno decía que era imposible que nos eliminaran. Que jugaban poco, que la defensa era un flete, y que era muy difícil volver a fallar tantos goles como lo hicimos en San Mamés. Pues no. No era imposible. Ha sido incluso fácil para ellos, que no han sufrido mucho. Por no ser capaces ni siquiera hemos sido capaces de meterles un gol jugando ellos más de 30 minutos con 10 jugadores. Y ya está. Se acabó. La trayectoria europea de este año del equipo ha sido lamentable, fuera de casa y así ha acabado, con un bodrio de difícil digestión.
El primer tiempo fue un poco la continuación del partido de La Catedral, dominio nuestro y ocasiones también, pero efectividad cero. Nula. Creo que Williams se lo tiene que mirar. Otras tres ocasiones claras, sobre todo dos y nada. Un par de tiros de Raúl, un churri remate de Muniain… y el Apoel muy tranquilo siendo dominado pero saliendo alguna vez con peligro.
El segundo tiempo de depresión. A los 30 segundos el primer gol. Internada por la banda frente a un De Marcos pasivo. Ya sé que no es lateral pero… es de lo que juega. No está fino y se le nota. Las facilidades que le da para irse y sacar el pase… en fin. Y el delantero que hace el gol de su vida adelantándose a Etxeita. Al de poco Balenziaga es el que se despista y… deja escapar a su jugador… cometiendo un dudoso penalti, pero al fin y al cabo penalti, y adiós a la eliminatoria. Adiós a Europa. Con lo difícil que es llegar, madre mía ¡qué desperdicio!, sobre todo porque es contra un equipo inferior al Athletic. Pero por supuesto sin despreciarlo, porque nos ha dado una lección de efectividad de no te menees. Los nombres no ganan. Son los goles y los nuestros están negados cara a puerta, y en los últimos partidos también están negados en la creación. Hay muchos jugadores flojitos y se nota.
Y para acabar con el partido de ayer quiero volver los ojos hacia Valverde, pero no para sacudirle y pedir su cabeza. Al contrario, creo que es el entrenador que necesita el Athletic. Nos ha dado muchísimo y puede seguir dándonos. Esta semana ha superado al gran Don Javier Clemente (un poco de pena ya me da que le quite ese honor). Pero su trabajo en las dos etapas en las que ha estado en el Club ha sido excelente. Le puedo poner pegas y discutir muchas de sus decisiones, que no comparto, pero considero que sigue siendo el mejor para nuestro equipo, así que espero, que nos olvidemos de este pequeño desastre y que siga mucho tiempo más.
Ahora a centrarnos sólo en la Liga pero con una depresión fuerte por el varapalo. El próximo partido sin tiempo para pensar es el domingo contra el Granada. ¡Qué miedo! Un equipo en puestos de descenso es lo que peor le viene al equipo ahora. No estoy de broma. Eso es lo grave, que no estoy de broma. Últimamente nos da por ser equipo aspirina y dar vida a los equipos desauciados. Espero que esto no ocurra el domingo. Hay que seguir sin mirar atrás y pensar que el año que viene queremos volver a estar en Europa para quitar el mal sabor de boca. Se puede, claro que se puede y hay que ir a por ello.
¡Aúpa Athletic y a por el Granada!

¿Qué te ocurre Aymeric?

Creo que está es la pregunta del millón. La verdad es que desde que ha debutado en el Athletic Aymeric, en varias ocasiones ha cometido errores de bulto que han supuesto goles y pérdida de puntos. Pero esos errores los alternaba con otras acciones de mérito (muchas) e incluso con partidos en los que demostraba su gran calidad (muchos también) .

¿Quizá ésta es la razón? (Foto: Marca)
¿Quizá ésta es la razón? (Foto: Marca)
Calidad que nadie pone en duda, de hecho este verano iban a pagar un montón de millones por hacerse con sus servicios y todos hemos aplaudido el hecho de que el mismo jugador haya decidido quedarse en el Athletic. Pero esta temporada está siendo distinta. En los cuatro encuentros los errores han sido continuos. Lo que produce que la defensa tenga una enorme inseguridad. Ayer en el minuto dos protagonizó una jugada impropia. En palabras del periodista Jon Rivas, que sin su permiso (perdón) me apropio, dejó pasar al defensa como lo hubiese hecho el mejor recortador de toros. Increíble. Y claro, gol de los ches que te obliga a remontar. Y lo malo es que no fue el único error. ¿Qué le pasa? El otro día Valverde comentaba que tras salir de una lesión como la que ha tenido es importante perder el miedo. Igual Txingurri tiene razón y se le pase pronto. De todas formas ya lo dije el otro día en mi comentario, no pasa nada si se queda un partido o dos de suplente y juega otro en su lugar. Bóveda ayer volvió a jugar a un gran nivel (se retiró tocado) y los pocos minutos de Yeray (su sustituto) volvieron a ser buenos. Etxeita siempre me ha gustado porque cuando sale cumple, así que… no pasa nada. Eso sí, si sigue jugando Aymeric estaremos con él, le aplaudiremos y esperaremos a que vuelva a ser el mismo (aunque sin errores por suficiencia). Así que… ánimo Laporte, que eres un gran jugador.
Para acabar no me resisto a mencionar los dos golazos de Aduriz, sobre todo el segundo, el paradón de Kepa Arrizabalaga y el enorme aplauso que se han llevado las chicas de Athletic femenino al ofrecer el trofeo de la Liga conseguida el año pasado. Zorionak a los tres. Bueno y zorionak al Athletic por los 3 nuevos puntos.
¡Aúpa Athletic y a por el Granada!

Arbitraje horroroso contra el Athletic

Voy a aprovechar el título de un libro de Gabriel García Márquez para hablar del partido contra el Sporting.

Del Cerro Grande te has lucido (Foto: La Liga)
Del Cerro Grande te has lucido (Foto: La Liga)
“Crónica de un arbitraje horroroso anunciado”. Desde el mismo momento que acabó el partido Granada Sporting esta semana y Abelardo, entrenador de los sportinguistas, largó de lo lindo por el arbitraje perjudicial que tuvieron, solicitando que el Molinón contra el Athletic, fuese una olla a presión, ya supimos todos lo que iba a ocurrir. ¿A que lo sabíamos? Sí. No hacía falta ser muy listo para imaginarlo. Estábamos avisados. Aparecía en todos los periódicos, se dijo en todas las radios: “¡Cuidado que se han quejado de los árbitros!” Lo más triste de todo es que a los árbitros les debe dar igual. Fíjate que entre todos los trencillas Del Cerro Grande no me parece de los peores, pero ayer dio igual. ¡Qué desastre! No dio una a derechas o ¿no quiso dar una a derechas? Y casualidad, todos los errores fueron a favor del Sporting. Bueno no. En el primer minuto de partido pitaron contra el Sporting un fuera de juego alucinante porque el jugador estaba así como 5 metros en su campo. Increíble. A partir de ahí… todo a su favor. No tenía el gusto de conocer a Vranjes, el lateral derecho. Madre mía. Empezó el recital con una entrada sobre Laporte en la que además de darle, hace la tijera, lo que convierte la entrada en peligrosa. Debería haber sido tarjeta. Sólo pitó falta. En otro lance, otra vez Vranges, saltó a por el balón clavándole la rodilla en la espalda a Muniain, al que vio perfectamente. Ni tarjeta ni falta. Sigo. Derribó por detras, el mismo jugador, a Muniain. Esta vez falta y, por fin, tarjeta. Seguimos en el primer tiempo, y con el mismo fenómeno. El balón le llegaba en el área a Aduriz y le derribó cometiendo un penalti clarísimo. Ni tarjeta ni penalti. Vranges no debía haber acabado el primer tiempo. Si esto fuese poco, en el segundo tiempo, sacó dos tarjetas a Laporte, que ya dijo Valverde que las iban a recurrir y seguro, seguro que se las quitan. Si el Comité tiene un poco de vergüenza no va ni a dudar, porque de verdad, ¡qué tarjetas! La primera tocó con la mano al jugador contrario. Tocar. Pero es que en la segunda, Aymeric se apartó y ni siquiera rozó a Halivovic. No importó, segunda tarjeta y expulsión. Y así el Athletic durante 15 minutos a matarse a correr para que no pudiesen remontar. Más cosas, porque el recital no acabó con todo lo mencionado. Codazo a Etxeita en la cara. Ni falta ni tarjeta… Y no sé qué más porque seguro que me dejo algo. ¡Cómo es posible hacerlo tan mal! El enfado no se me quita fácilmente porque este año es un auténtico despropósito el tema arbitral contra el Athletic. Un horror tras otro seguido. Y ayer no nos supuso puntos porque nuestros chicos fueron infinitamente superiores a ellos. Pero si no hubiese sido así te hubieses quedado con cara de idiota como nos ocurre habitualmente. Entre los equipos no hay tantas diferencias y cualquier pequeño detalle arbitral te puede destrozar el partido. Nosotros no nos debemos quejar bien porque a nosotros no nos vale. No recuerdo ni un solo partido en el que en el conjunto nos hayan beneficiado. Pido yo también respeto para el Athletic, pero no para que me den. Sólo para que no que quiten. Porque ya está bien. Porque estamos hartos. Porque esto es una vergüenza. Y vuelvo a repetir, vuelvo a solicitar a la Junta Directiva, al Presidente del Athletic que hagan algo. Que protesten. Que manden vídeos. Lo que sea, pero algo. Por favor. Ya sé que todo esto ya lo he escrito antes, pero la paciencia tiene un límite y aunque no sirva más que para desahogarse, permitidme que lo haga.
Por último, mencionar los golazos de Beñat y De Marcos, que hemos adelantado al Celta y estamos en puestos UEFA, y recordar que ahora llegamos al momento crucial de la temporada. Esta semana llega el Valencia en la Europa League, a La Catedral. Sin confianzas y con seriedad a jugar como todos los partidos. ¡A por ellos y aúpa Athletic!

Ejercicio de impotencia del Athletic frente al Villarreal

La definición del partido del sábado con unas pocas palabras sería: Un quiero y no puedo, por parte del Athletic.

Querer y no poder (Foto: Athletic Club)
Querer y no poder (Foto: Athletic Club)
Hay veces que nos olvidamos del equipo que está delante a la hora de hacer el análisis de lo ocurrido. En este caso es imposible porque la solidez del Villarreal fue evidente desde el primer minuto. ¡Madre mía qué peligrosos! No era el mismo equipo que jugó en la Copa contra nosotros. Y no dejaron ni un sólo resquicio por el que colarse nuestros jugadores. De hecho, entre los tres palos no hizo nuestro equipo ni un solo tiro en todo el partido. Y tiros sin ir a puerta, muy poquitos, creo recordar dos de Williams. Y no fue porque no lo intentásemos, porque de nuevo lo dieron todo. Correr, corren más que nadie. También creo que tuvimos más posesión que los de Marcelino, pero sin generar peligro. Mientras, el Villarreal tuvo un par de oportunidades muy claras, que gracias a que Iraizoz estuvo muy inspirado porque sino ahora estaríamos hablando de otra cosa. Una de las ocasiones fue nada más empezar y hubiese sido una losa demasiado pesada y difícil de levantar. Las otras fueron en el segundo tiempo. Pero a lo que voy es que Iraizoz nos mantuvo en la pelea. Bien por él.
Otro nombre propio positivo es el de Lekue. Segundo partido que juega de lateral derecho y el equipo lo agradece. De Marcos no jugó por sanción, pero me gustaría que contra el Real Madrid Iñigo siguiese en el lateral y mientras la banda se la dejaría a De Marcos, ya que Markel Susaeta está el hombre bastante desafortunado. No pasa nada por pasar por el banquillo. Y a ver si así con un poco de descanso vuelve a aportar algo. El sábado perdió la mayor parte de los balones que intentó jugar. Y lo intenta y lo intenta hasta la extenuación pero… no le sale. Una buena opción es la que he dicho. Lekue abajo y De Marcos arriba. A ver.
Sobre Eraso he escuchado críticas y a mí me parece que hizo muy buen papel en la faceta defensiva, pero en la creativa le costó más pero por lo que estoy comentando de la calidad del Villarreal. Javier si tiene minutos va a volver a dar lo que dio al principio de temporada, seguro. Muniain le sustituyó, pero repito, igual que la semana pasada, que necesita tiempo y además mucho. No hay que olvidar que ha estado ocho meses de baja y que la temporada anterior tampoco estaba para echar cohetes. Es decir, necesita tiempo para ser el que fue.
Para acabar decir que el punto conseguido me parece un punto de mérito, por la calidad del rival.
Y el fin de semana que viene al Bernabeu. Buf… ¡Qué pereza! El Madrid según le dé te puede hacer un lío o las puede pasar canutas como contra el Granada o contra el Betis, pero con la pegada que tiene… con que tengas algún despiste hasta cuatro o cinco jugadores te la pueden clavar. Encima, nos van a faltar San José y Williams. Dos piezas importantes cada uno en su labor. Conclusión: los que salgan van a tener que estar con los cinco sentidos y todos los reflejos del mundo para no dejar ni media opción. Además de eso nos tenemos que encomendar a no sé que santo, para que no nos masacre el árbitro de turno, en este caso Alvárez Izquierdo. Ay madre mía, ¡qué miedo!
Sea lo que sea… ¡A por ellos y Aúpa Athletic!

Granada no es para el Athletic

La mezcla de los errores propios y la mala suerte hicieron imposible que el Athletic pudiese sacar algo positivo de Granada.

No fue su día (Foto:  Pablo Viñas)
No fue su día (Foto: Pablo Viñas)
Por supuesto es imposible hablar de este partido sin comentar los muchos errores que cometió Laporte. Todo su partido fue un despropósito. Pero como ayer lunes fue el tema estrella no le voy a dar más leña. Eso sí no me resigno a no comentar la última jugada del partido. Jugada incomprensible donde las haya. Fue un córner a favor de los nuestros jugadores. Se sacó cerrado y cuando iba a entrar a la red incomprensiblemente un jugador de nuestros la sacó fuera. Laporte otra vez. ¿Por qué? Pues porque estaba claro que no era su día. Surrealista. Nunca había visto nada igual.
Sus compañeros tampoco estuvieron para echar cohetes. Raúl Garcia falló muchísimos pases. Aduriz (aún siendo de lo mejor) desperdició un remate que de 100 van 99 dentro. Williams no culminó un mano a mano con el portero tras jugada y pase primoroso de Aritz. Iñaki, quizá acusó los dos partidos internacionales. Susaeta, ¿estuvo? De Marcos… buf…
La sensación que quedó es que podían haber estado jugando tres días pero que no iban a conseguir nada. Los Cármenes no se les da bien. Era el colista. Estaban necesitadísimos de puntos… Andalucía… Si hubiesemos ganado, nos poníamos arriba… Demasiados condicionantes. El Athletic siempre hace algún petardazo de éstos y nos tocó el domingo, justo cuando teníamos a mano los puestos europeos. Parece como si les diese miedo… En fin…
Ahora a olvidarlo. Bueno. Olvidarlo no. Mejor pasar página y pensar sólo en el Augsburgo. Hay que certificar la clasificación. Pero para ello tiene que jugar el otro Athletic. No el de Granada.
¡Aúpa athletic! ¡Y a por el Augsburgo!