La importancia de ganar al Oporto

Hoy nos la jugamos en San Mamés contra los portugueses en Champions.

Partido decisivo si pretendemos pasar a la siguiente ronda
Partido decisivo si pretendemos pasar a la siguiente ronda
El Athletic con los resultados anteriores en esta competición ha hecho que este partido sea el indicador de adónde vamos. Me explico. La dificultad de la clasificación para la siguiente ronda es evidente, porque parece que habría que ganar los 3 partidos. Cosa que sin ser imposible, visto lo visto hasta ahora, los partidos tirados y los resultados malos, no parece fácil. Por otra parte, el Athletic hoy es distinto al de unas semanas atrás, por lo que podemos pensar que quizá el ganar los tres partidos no es una quimera. Disyuntiva que mañana se resolverá. Evidentemente el equipo tiene que salir a por todas, porque debe ser así siempre y porque no se puede pasear en la máxima competición europea, a la que ha costado tanto llegar, como para que te echen así sin pena ni gloria. Sería muy triste. Además está el premio económico que supone un resultado positivo. Si se gana, te dan nada menos que un millón de euros. Ahí es nada. Ya con las cantidades de dinero que se mueven en el fútbol parece que es poco pero… ¡cagüen la leche!, que estamos hablando de 160 millones de las antiguas pesetas. Así que aunque sea una razón menor, desde luego, por muy de Bilbao que seamos, no hay que olvidarla.
También la semana anterior decíamos que el fútbol es muchas veces un estado de ánimo. Que nuestros chicos estaban deprimidos por la situación en la que estaban tanto en Liga como en Champions y sobre todo por lo poco y mal que se estaba jugando. Pero las tornas han cambiado, primero, con la presencia de un poco más de juego contra el Celta y contra el Oporto allí, a pesar de que sólo se consiguió sacar un puntito de ambos partidos; y, segundo, con los dos triunfos consecutivos, en Almería y contra el Sevilla. Lo que más optimista me hace es que contra el Sevilla, añadidos a los tres puntos, se dio mejor imagen. O por lo menos eso dice todo el mundo (el partido no lo pude ver): que el partido y el juego fueron mejores. Encima contra un equipo que sólo había perdido un encuentro hasta ese momento y que si nos llega a ganar se ponía de líder. Ahí es nada. La moral que nos ha dado es impagable. Y si el fútbol es un estado de ánimo a esto nos tenemos que agarrar para ir a por todas en la máxima competición. Es difícil, por supuesto, pero son más las ventajas que los inconvenientes. Si se gana la moral va a estar por las nubes y vamos a ir a Valencia (que está también que se sale…) pensando en algo positivo, no como corderos al matadero. Si se gana está más fácil la clasificación para la UEL, y nos podría llevar a elevar más las metas. Pensar en ganar en Ucrania y … Pero vamos, partido a partido.
La baja de Aritz es un handicap pero… tampoco jugó el segundo tiempo de Oporto, lo hizo Guillermo y lo hizo bien. Si no llega a ser por los errores individuales de De Marcos e Iraizoz, ahora estaríamos hablando de otra cosa. Y ese tiempo de calidad se jugó con el joven delantero de delantero centro, ya que en el paso por el vestuario Valverde decidió que Aduriz el segundo tiempo no lo jugase. Conclusión, que confío en Guillermo porque sé que lo puede hacer bien. Así mismo, también tenemos a Viguera. A Borja se le han dado poquísimos minutos y encima cuando ha salido lo ha hecho en un equipo que estaba jugando muy mal y así es muy difícil. A pesar de ello le vi cosas a destacar. Ganas de balón, desparpajo, y movilidad, mucha movilidad dando y ofreciendo opciones a sus compañeros. Creo que también lo podría hacer bien. Sola, ni idea, porque no lo he visto y Txingurri no parece muy por la labor de darle bolilla. Él sabrá. Toquero lo veo más como segundo delantero, o cayendo a banda. Todo esto lo comento para concluir que aunque no esté Aduriz, el que salga lo puede hacer bien. Y sea el que sea el que salga, tiene que tomarlo como una oportunidad inmejorable para demostrar que él también puede ser titular. Así que al que juegue ánimo y le deseo la mejor de las suertes.
Para acabar, el Oporto no me pareció invencible ni mucho menos. Demostró carencias y debilidades. Sí, tiene jugadores de mucha calidad pero también momentos en los que desapareció. En el segundo tiempo de allí yo veía más cerca el 0 a 2, que el empate que nos encasquetaron. Pero… nuestros errores nos condenaron. Si no se regala, se les puede ganar. Así que … ¡A por ellos!

¡Enorme Athletic contra el Sevilla!

El Athletic ha sido demasiado equipo para este Sevilla que no ha podido ni siquiera inquietar un poquito, a unos jugadores que están en estado de gracia. Ha sido un placer asistir a este partido por todo. La afición zurigorri conocedora de lo que nos jugábamos antes de empezar el partido ya ha ido a acompañar al equipo a su salida del hotel de concentración (como en los momentos importantes, todos juntos). Ya una vez en San Mamés, para empezar a abrir boca, en el marcador que ponen el  vídeo de Zu Zara Nagusia: Lortuko dugu… Denok batera (Lo conseguiremos entre todos), que es precioso y me pone la carne de gallina durante los escasos 1′ 32″, que dura. Emocionante, pero sobre todo cuando le oigo a Jose Iragorri cantar un Bacalao de Julen Guerrero, y cuando otro locutor dice… “el triunfo nuevamente de once aldeanos” ante el gol de De Marcos de hace dos años en Manchester. Chapeau al Club por haber creado el vídeo.

Mosaico en La Catedral (Foto: Marca)
Mosaico en La Catedral (Foto: Marca)

Lo siguiente, el mosaico que a mí en el campo, desde mi perspectiva de la Tribuna Este, me ha parecido perfecto, cosa que se demuestra en la foto. Después el minuto de silencio por Tito Vilanova, respetado, respetadísimo (al no haber música, impresionaba el silencio). Y luego, y más importante, todo el partido en sí. Tengo que reconocer que iba muy nerviosa a La Catedral, sabía, como todos, lo que nos jugábamos y que era “El partido”. Como ya mencioné la semana pasada era una auténtica final, pero jugando en casa, con todas las ventajas que ello tiene. San Mamés es mucha Catedral y el Sevilla, casi sin darse cuenta, ya estaba en la lona para el minuto 4. Gol Olímpico de Markel Susaeta, que facilita las cosas de una manera sustancial. El Sevilla, a decir verdad, da la sensación de que ni se inmuta porque sigue jugando igual. Sigue haciendo lo que tenía planeado que era esperar al Athletic en defensa, y salir a la contra para, aprovechándose de algún error nuestro, marcarnos algún gol. Pero, claro, teniendo ya un bacalao los rojiblancos, no se entiende mucho el seguir igual.  Aunque es evidente que para ellos sí. El Athletic ha seguido a lo suyo, es decir, a atacar pero guardando bien las espaldas, y con más tranquilidad. La tranquilidad que te da el que sean ellos los obligados a conseguir algo más. Podíamos haber aumentado el marcador en el primer tiempo pero… no todo va a ser tan sencillo. Pena el taconazo de Aduriz, que ya que no metió la preciosa chilena del otro día, se podía haber resarcido con un gol de espuela.

En el segundo tiempo salimos igual que el primero y para el minuto 8, Iturraspe (imperial de nuevo), cruza con su pase el campo y le pone el balón a Iraola, que centra con rosca perfecto a la llegada de Muniain quien se saca un remate dificilísimo con la derecha de volea, que se pega a la cepa del poste, haciendo imposible la parada de Beto. 2-0 y más tranquilidad. Y en el minuto 73 el éxtasis, con una casi réplica del inicio del gol anterior, pero con dos pequeñas variaciones en la culminación. De nuevo Iturraspe (imperial, lo repito, pero añado que, imperial durante toda la Liga) cruza el campo con un pase a Iraola, que controla otra vez, centra, y en este caso es Ander Herrera que casi tirándose en plancha, mete el tercero de cabeza. BACALAAAOOOOO y casi casi en Champions. Además, como poco antes del gol Diogo se autoexpulsa con una chiquillada que le supone la segunda amarilla e irse para la caseta, más tranquilidad no se puede pedir. El Athletic a lo suyo, que no ha sido otra cosa que hacer parecer inferiores a los equipos contrarios. Durante todo el campeonato nos ha parecido… es que el Celta no ha jugado nada, es que el Almería ha sido muy flojo, es que eran malos,…. Ayer… es que el Sevilla pensaba en la UEFA. Sí, bien pero… de tan repetido que está siendo esto, yo creo que ya no es casualidad. Lo que pasa es que el Athletic está muy bien, y hace pequeños a los rivales. En la tele a un aficionado le han preguntado que si le había parecido el Sevilla tan fiero como lo pintaban, y él con muy buen criterio ha dicho que lo que ocurre es que quizá es al Athletic al que no lo pintan realmente todo lo fiero que es. Estoy de acuerdo con él. Por supuesto, no me olvido que la alineación del Sevilla no era la titular. Sobre todo porque faltaba su mejor hombre Rakitic, pero, tras darle las gracias a Emery, él sabrá quién pone de titular. Ellos sabrán a qué le dan más importancia. Desde luego para nosotros ha sido una suerte que este partido se haya jugado justo en medio de la semifinal de UEFA. Pero, ¿quién sabe?, quizá aunque hubiese jugado con todos sus titulares el resultado hubiese sido el mismo. Nos da igual el equipo contrario, porque los nuestros están tremendos. Eso sí, gracias Emery, por empezar a disputar tan tarde el partido. De hecho han conseguido meter un gol y se veía que eran peligrosos. Pero no lo suficiente para este Athletic.

Como siempre voy a dar nombres, aunque deberían ser todos. Los goleadores, el asistente (ya mencionados). San José que creo ha hecho su mejor partido. Balenziaga, totalmente asentado y cada vez más, mejorando sus prestaciones en ataque. Rico, barriendo el centro del campo. Iraizoz, fundamental en un par de balones a los que ha tenido que salir rápido. Laporte (normal que lo quieran un montón de equipos). Y a todos y a cada uno de ellos: Chapeau, leones.

Y ahora a rematar la faena en Vallecas, campo en el que siempre se nos recibe bien y al que siempre van muchísimos aficionados zurigorris. Encima el partido es en viernes, y en medio de un puente para muchos (aunque no sea mi caso), por lo que puede ser un desplazamiento masivo. Además, hemos tenido la inmensa suerte de que el Rayo ha ganado este fin de semana fuera su partido, por lo que con esos tres puntitos matemáticamente están fuera de peligro. Aunque esa salvación quizá les dé más tranquilidad y estén menos nerviosos. Pero… yo, desde luego, prefiero encontrarles a ellos así y que no se jueguen nada.  Tal y como está el equipo, no debería preocuparnos cómo esté el rival. Por tanto, Athletic, vosotros a lo vuestro y ¡a por el Rayo! y ¡a por la Champions!

Ay… Susaeta, Susaeta…

El título puede inducir a error, y hacer pensar al que lo lee que hablo del penalti. Y ¡Qué va! Con el título no me refiero a eso. Me refiero al detallito de su gol, que me ha parecido un detalle muy feo. 

Toquero inventándose un gol
Toquero inventándose un gol

Independientemente de que para mí entraba claro, si para él había duda tenía tiempo de sobra de esperar y comprobarlo porque estaba en el palo. Pero no. Prefiere meterlo. No me gusta. Además, no me gusta no sólo porque considero que le quita el gol a su compañero, sino porque podía haber sido fuera de juego. De hecho, él cuando empuja el balón, lo primero que hace es mirar al linier. Si llega a ser fuera de juego, que podía haber sido, no hubiese titulado este artículo de esta manera tan suave, sino de una mucho peor. Vamos, que tras la explicación tengo motivos más que de sobra para estar enfadada con él. Tercero, cuando va a celebrar el gol con Toquero, en las imágenes da la sensación que se está explicando ante Gaizka. Nada, no sirve. Ni por esas, para mí no tiene justificación. Pero como Gaizka parece buena persona, seguro que le ha perdonado.

¿Y hablo sobre el penalti? ¡Qué pereza! Han dado en la tele un tanto por ciento de error de auténtico escándalo. El año no lo he oído bien, creo que han dicho desde el 2.006, un 46,2% de penaltis no transformados. Buf. ¡Qué desastre! Es lo de siempre, el que lo falla es el que lo tira. Es acierto del portero, es… no sé lo que es. En el caso concreto del penalti de ayer me parece que es muy difícil tirarlo peor. Primero a media altura. El ideal para el portero. Segundo tirado hacia la izquierda, pero muy centrado (lo segundo más fácil para el meta). Y encima para colmo de males, el portero se ha tirado antes de tiempo precisamente para ese lado. Así que… lo que hubiese sido un milagro es que entrase, no que lo fallase. Fatal Markel.

Más sobre Markel… vaya manera de sacar los corners. ¡Qué despropósito! ¿cuantos ha sacado al final? ¿10? ¿Cómo se puede desaprovechar así una jugada tan importante? Cada vez que sacaba uno el Sevilla se nos ponían los pelos de punta del susto… pero los nuestros… En fin.

No me voy a centrar en lo negativo que hay muchas cosas positivas, y también de Susaeta, por ejemplo, que lo sigue intentando e intentando por mucho que falle. Así que sigue currando que seguro que hay partidos mejores. Más cosas buenas: Ayer no sacaron estadísticas de posesión, pero seguro que eran muy a favor del Athletic. Ya sé que con la posesión no se gana pero que a todo un Sevilla no le permitas tener en su casa, casi nada el balón, habla muy bien de tu trabajo. Los nuestros dominaron casi todo el partido. El Sevilla sólo metía miedo, y bastante, con la estrategia. De hecho han practicado todo su repertorio, y es bueno, variado y efectivo. Además del gol, tuvieron alguna que otra (gol anulado, bien anulado) y algún otro susto (salida a por uvas de Gorka). En esta mayor posesión destaca fundamentealmente el buen trabajo en el centro del campo, sobre todo para controlar el tiempo del partido. De nuevo muy bien Iturraspe (¡cómo se multiplica para desbaratar ocasiones del contrario!) y Mikel Rico. Y aunque le sigo viendo flojo y perdiendo muchos balones, Ander Herrera también colaboró ayer en ese trabajo del centro del campo.

Así mismo, se vuelve a conseguir superar un resultado adverso, y en este caso fuera de casa. Consiguiendo así, además, hacer el partido más completo a domicilio. Y vuelvo a repetir, encima contra el Sevilla, plaza que se nos da fatal, por historia, y sobre todo, sabiendo que los andaluces venían de una buena racha de tres partidos seguidos ganados. Bien, bien por lo nuestros.

Tampoco me puedo olvidar del trabajo de Toquero, que va a por un balón que no hubiese ido nadie y zas… golito al canto. ¡Sigue así Gaizka!

Además este resultado puede dar más moral para todo lo que queda. Que en Liga el Athletic lleve también varios partidos sin perder, el ganar al Barça, el empatar contra el sevilla allí,… Son resultados o puntos que tienen un valor añadido, por lo que suponen en lo anímico. Se pueden creer todo. Deben saber que pueden conseguir más. Por ello, es un punto muy muy importante. Y más sabiendo que este jueves nos tenemos que jugar las alubias en Copa y de nuevo remontar un resultado adverso contra el Celta. Resultado, como ya dije el otro día, muy peligroso, que nos obliga a jugar muy bien, y sin despistes porque un gol vigués puede ser fatal. Pero teniendo en cuenta cómo les veo a los jugadores soy optimista. Muy optimista. Así que.. ¡A por el Celta!

¡Partidazo del Athletic contra el Barça!

El rival hace que multipliquemos el valor de la victoria, por cuatro, pero es normal. Primera derrota en Liga del Todo poderoso Barcelona. Y han sido nuestros chicos, los de Txingurri, quien se la han infligido. Bien, no. Genial. Además al Barça, con las ganas que le tenemos, desde siempre, pero mucho más desde las finales. Y no soy rencorosa… jeje.

¡Qué mejor homenaje!
¡Qué mejor homenaje!

Lo que ha hecho hoy el Athletic ha sido la mejor forma de homenajear a un presidente que nos ha dejado. Beti Duñabeitia, de quien mi padre siempre ha hablado fenomenal (era de su quinta y un buen amigo), un trabajador, como lo han sido hoy más que nunca los leones. O quizá más que leones, gladiadores (como me ha dicho otro amigo). Le he respondido que me gustaría saber el número de kilómetros que han hecho todos ellos. ¡Qué derroche de energia! El rival lo exigía, igual que todos me diréis, pero… en realidad no. El Barça lo exige más por la calidad que atesora. Los catalanes en el primer tiempo han tenido un par de jugadas de Play Station, que no han acabado en gol, de milagro. Uno de los milagros ha sido la mano que Iraizoz le ha sacado a Neymar en un balón que ya estaba dentro. Lo curioso del caso es que Iraizoz no ha tenido que parar más, a pesar de que Martino ha dicho que sus jugadores han estado muy bien y que han merecido más. Hombre, no estoy de acuerdo. Si algún portero ha intervenido hoy más ha sido Pinto. Incluyendo una palomita que le ha quedado, desde mi punto de vista, RIDÍCULA. El Athletic ha tenido más oportunidades, ha sido el que más ha tirado a puerta. El que más lo ha buscado no puedo decir, porque el Barcelona no ha bajado los brazos en ningún momento. Aunque el gol les ha caído como un mazazo y a partir de ahí eran incapaces de casi sacar el balón de su campo porque los rojiblancos seguían inmensos en la presión, todos, absolutamente todos. Aunque si tenemos que destacar un nombre en esta faceta, por supuesto destaca el de Toquero. Es como un milagro que haya podido acabar el partido. Ya me gustaría saber los kilómetros que ha hecho, aunque es probable que haya pasado de vueltas el cuenta kilómetros Pena que no haya podido redondear su trabajo con un gol. Pero aún y sin gol, su trabajo hoy ha sido fundamental. ¡Bravo Gaizka!

Destaco a todos, pero por mencionar más nombres, Rico e Iturraspe han sido providenciales tapando o haciendo casi desaparecer el centro del campo catalán. De hecho hemos tenido pocas noticias de Xabi e Iniesta (sustituidos los dos uno entre aplausos y el otro entre silbidos de San Mamés, como todo el partido) y el que hayan pasado desapercibidos ha sido gracias a Mikel y Ander, aunque por supuesto, no a ellos solos. También Ander Herrera se ha vaciado y a pesar de estar con la reserva en el segundo tiempo ha sido capaz de recuperar ese balón en el minuto 70 y servírselo perfecto a Susaeta para que la pusiese en el lugar preciso. Y gracias a la ambición de nuestros jugadores no teníamos sólo un jugador en el centro del área, sino dos. No llega Toquero, pero sí Iker, para llevar el éxtasis a la afición rojiblanca. El defensor del Barça estaba con los dos. El Barça dormido, pero los nuestros no, porque querían la victoria. Y a partir de ahí, más cerca el 2-0 que el empate. Repito, que ha sido una pena que ese cabezazo a bocajarro de Gaizka haya ido justo al cuerpo de Pinto. Hubiese sido el no va más.

Hablando de penas también lo ha sido la lesión de Balenciaga, que hasta ese momento, lo estaba haciendo muy bien. A ver si se queda en nada porque se estaba asentando en el equipo y sería una faena volver a salir de él, con lo que cuesta asentarse en el “maldito” lateral izquierdo.

Por último, a disfrutar dos semanitas de la situación en la que nos encontramos en Liga. ¡En Champion y con 29 puntazos!. Y entre medio, a luchar por la Copa en Vigo. ¡A por el Celta!

¿Tan difícil es pasar el balón al compañero?

El título que he elegido creo que resume la sensación que me quedó del partido del lunes. Pero releyendo mi comentario de la semana pasada veo que los despropósitos que ahí comentaba se han repetido incluyendo a más protagonistas en el desastre. En Sevilla el primer tiempo de nuestro centro del campo fue para cortarse las venas. Tanto San José como Ander Herrera siguieron como contra el Granada, pero quizá multiplicado por 10. Balón que tocaban balón que daban al contrario. Y no estoy hablando de pases de 30 ó 40 metros de distancia, sino de incluso sencillos pases a dos metros y sin oposición que acababan indefectiblemente en los pies de los jugadores contrarios. En el segundo tiempo, San José no pudo seguir con su “concierto” pero le tocó el turno a Iturraspe, que tampoco estuvo muy fino en esta faceta. Herrera mejoró un poco en el segundo tiempo pero sus entregas increíbles continuaron.  Siendo de éstos de los que hablé el partido pasado, ahora también voy a añadir a De Marcos y a Muniain, que no sé si contagiados o por mimetismo, participaron del mismo desaguisado. Y voy al título ¿tan difícil es pasar el balón al compañero?, y no sé si escribirlo con interrogaciones o con exclamaciones. El último pasa para acercarse al área era siempre HORROROSO. Tampoco me puedo olvidar de Iraola, que sus últimos pases fueron…

Así nos quedamos todos

En esta situación, con un centro del campo que no crea nada, es muy difícil que surjan ocasiones de gol. Además alguien les podría decir que no es necesario hacer diez paredes para meterse en el área, ni es necesario el pase increíble al hueco y de tacón,  ni la rabona, ni la “espaldiña”. Que quizá las cosas se pueden hacer más sencillas, y sobre todo mejor.

¡Qué pena que Laporte estropeara su partido con esas dos entradas a destiempo, sobre todo la primera, que le mandaron a la caseta! Cosa que seguramente nos costó por lo menos ese puntito que teníamos, y que incluso se podía haber convertido en 3 por las ganas que le pusieron. Porque eso sí que no me lo puede negar nadie (aunque siempre hay alguno que lo niega). Nuestros chicos están haciéndolo mal de verdad, pero ganas ponen y correr, corren un rato. Algo demostrado que no es suficiente, pero por lo menos trabajar trabajan.

Y ahora voy a sacudirle un poquito al “árbitroquedejajugaryespocotarjetero”. En la tele comentaban que despista a los jugadores, que luego se van calentando y hacen más y más entradas hasta que el partido se le va de las manos. A mí el partido de ayer no me pareció ni violento ni tosco ni de entradas duras, Menos mal, porque sacó 13 ó 14 tarjetas y se quedó tan ancho. Eso hace que contra el Real Madrid estemos en cuadro… Donde puso el ojo puso la tarjeta. Jugador apercibido jugador que recibió su quinta tarjeta. Un artista. Las de Laporte no son discutibles pero la de Aduriz y la de Gurpegi ya me crean más dudas, sobre todo porque hubo otras similares en el otro bando y no se sacaron. Por cierto, del penalti que le hicieron a Llorente casi ni hablamos… Yo empiezo a pensar que quizá los árbitros esta Liga tengan una consigna de no pitar penaltis a favor del Athletic, porque hacernos nos hacen un montón.

Conclusión: que no lo estamos haciendo nada bien, que es difícil pasar tan mal el balón, que muchos, muchos jugadores tienen que espabilar, y tampoco estaría nada mal que se fuesen al banquillo y, así, quizá como Iraizoz, le veían las orejas al lobo y empezaban a jugar algo.