¡Hasta siempre, Gorka!

Seguramente el puesto de portero es el más complicado dentro de un equipo de fútbol.

Gracias, Gorka (Foto: Athletic Club)
Gracias, Gorka (Foto: Athletic Club)
Es el que tiene que sacar el balón de la portería cuando acaba de recibir un gol. Es la cabeza más visible y a la que se suele culpabilizar, muchas veces no teniendo la culpa. Gorka ha estado nada menos que 10 años en nuestro, su equipo, siendo titular siempre, salvo este final de temporada. Sus números son impresionantes, habiendose convertido en el tercer portero con más partidos tras Iribar y Carmelo. ¡Ahí es nada!
Yo no puedo tener más que palabras de agradecimiento hacia él y su labor. Por supuesto que ha tenido sombras pero como todos los jugadores del mundo mundial. Y han sido muchas más las luces. De hecho, considero que deja el Club un año en el que no lo ha hecho nada mal. Sí, muchos se estarán acordando de las faltas de Messi, pero ya me hubiese gustado a mí ver a otros porteros en esa situación. De verdad creo que con esas jugadas ha tenido un poco de mala suerte, pero desde luego para nada empaña su trayectoria. Lo que ocurre es que la ley del fútbol es la que es y si parece que hay uno mejor, se puede llegar a exagerar las cosas.
Ahora con el tema de los porteros en el Athletic estamos en un momento excepcional. ¡Hasta nos sobran! Iago estuvo aquí a un altísimo nivel y en Leganés están encantados con él y él con su temporada. Y ¡qué decir de Kepa! Tiene una pinta fenomenal, ha hecho grandes paradas en poco tiempo y nos está encantando. Pero… todo es relativo… Kepa también fallará, y Iago, y Remiro, y todos… porque todos fallan.
Diez años son muchos años y Gorka se ha sabido reponer a alguna época más difícil. Tiene un enorme mérito y así se lo valoro. Le agradezco todo lo que ha dado al Club, a su Athletic, que ha sido mucho, no, muchisimo. Por si alguien no se acuerda le diré que si Aduriz fue fundamental en la obtención de nuestro último título, Gorka no se le quedó muy a la zaga, por ejemplo, parándole una falta a Messi, sí a Messi, que iba a la escuadra. Y es un sólo ejemplo. Participó en ese título y ha participado en todas las últimas clasificaciones para la Europa League, y también de los momentos malos, y los ha sufrido tanto o más que nosotros. Y precisamente por todo eso, y porque éste ha sido, es y será su equipo, por ello, no puedo más que desearle toda la suerte del mundo en su nueva andadura, sea la que sea, y repetir de nuevo… y con mayúsculas…
MILA ESKER, GORKA!
Y como es probable que no se le pueda despedir jugando…espero que surja algo como lo que se hizo con Gurpe y se pueda llevar el cariño de La Catedral, porque se lo merece.
AÚPA IRAIZOZ Y AÚPA ATHLETIC!

Superioridad absoluta del Athletic frente a la U.D. Las Palmas

Partido más plácido en la Catedral ya nos costará encontrar.

Maravilloso golpeo de Muni  para golazo (Foto Athletic Club)
Maravilloso golpeo de Muni previo al golazo (Foto Athletic Club)
El Athletic salió desde el segundo uno a comerse a su rival y así lo hizo, como ha reconocido el mismo entrenador contrario, Quique Setién, al decir que los rojiblancos dominaron a la Unión Deportiva Las Palmas en todas las facetas del juego. Dominio abrumador que se tradujo para el minuto 18 en un resultado de 3 a 1. Parecía que iba a ser una orgía goleadora. Los jugadores entraban muy fácil, jugando rápido y bien y asfixiando a los canarios. Curiosamente Las Palmas, a priori, era un equipo que nos daba bastante miedo por el buen manejo que tiene del balón. De hecho, Valverde en la previa comentó que había que impedir que tuviese el esférico, precisamente por eso, porque te pueden enredar en su juego y con la calidad que tienen meterte en líos. El principal problema de los canarios ha sido que no han sabido salir de esa presión alta que ha planteado el equipo. Nuestros jugadores se estaban gustando, llegando con facilidad, no solo por los 3 goles sino por otro montón de oportunidades que tuvieron en la primera parte, en la cual se podían haber ido al descanso con un carro de goles en el zurrón.
En el descanso tuvimos la oportunidad de dejarnos las manos aplaudiendo a Sepp Maier jugador elegido por el club para recibir el One Club Man Award.
Dos grandes, Maier e Iribar (Foto: Athletic Club)
Dos grandes, Maier e Iribar (Foto: Athletic Club)
Elección perfecta que lo ratificó el público con una enorme ovación. Un gustazo ver juntos sobre el césped de San Mamés al “Txopo”, Iribar y a Sepp Maier, dos de los porteros más grandes de la historia del fútbol. Seguro que el alemán se ha quedado encantado con el trato, con el premio y con el partido que estaba viendo.
El segundo tiempo no fue muy distinto. El Athletic salió como si fuese cero a cero y para el minuto 60 ya tenía dos goles más y el partido estaba finiquitado.
Me parece muy difícil destacar a un solo jugador porque ha habido muchos que han estado a un gran nivel. Quizá quiero empezar por Iturraspe debido a lo poco que está jugando este año. Muy buen partido el suyo sustituyendo a Beñat y consiguiendo un asistencia de gol con un saque de esquina (una de nuestras asignaturas pendientes este año). Bien. Qué decir de Muniain que es probable que haya hecho el mejor partido de la temporada con dos golazos, uno de ellos de falta magistral, y con una participación en prácticamente todas las jugadas de peligro del partido. Iñaki Williams también ha estado inmenso volviendo loca a la defensa, la cual no ha conseguido pararlo ni por la derecha ni por la izquierda. Pena que se haya ido sin un gol. San José qué lleva una temporada más de sombras que de luces ha podido disfrutar hoy. Gol de corner y asistencia a Aritz para que empujase el balón a la red. Aduriz otros dos golitos para la colección. Kepa, por su parte, nos ha vuelto a deleitar con otra mano prodigiosa frente a un tiro que iba a la escuadra. Muy bien. Y las únicas pegas que pongo al partido son que nos siguen rematando fácil los saques de esquina y los balones parados, y que hay que evitar hacer fallos en las entregas (ha habido unas cuantas) porque alguno nos ha podido costar un gol más del que nos han hecho.
También quiero destacar al público canario porque ha sido otro gustazo tenerlos en el campo.
Y ahora con estos 3 puntitos a meter presión a los rivales, y a esperar que alguno falle (si son todos mejor). El Villarreal, la Real y el Eibar juegan los 3 fuera de casa contra el Alavés, el Barça y el Betis, respectivamente. A ver qué pasa.
Y la semana que viene otro partido de vida o muerte por ser de nuevo rival directo. El Eibar en Ipurúa. Difícil, por el temporadón que está haciendo el equipo de Mendilibar, pero nosotros llevamos tiempo haciéndolo muy bien, así que hay que volver a dar el callo fuera de casa, porque otra vez nos jugamos algo más que tres puntos.
¡Aúpa Athletic y a por el Eibar!

¡San Mamés, beti gurekin!

Decir Agur San Mamés es algo realmente difícil después de haber vivido en él todo lo que hemos vivido. En mi caso son 40 años de partidos y anécdotas. Pero visto lo visto, da igual que sean 20, 40 años o sólo unos meses de vivencias. El sentimiento es lo que importa y cómo lo vive cada uno.

Agur, tras 100 años
Agur, tras 100 años

 

Ayer se volvió a demostrar que ese amor, esa pasión descontrolada, que se ha esparcido por San Mamés desde su primer partido, seguirá vivo en el nuevo campo, porque somos nosotros los portadores del espíritu rojiblanco. Desde el niño de meses, hasta el anciano de 94 años, todos estuvimos anoche unidos y sintiendo la misma pasión. Da igual que seamos de Rosario, de Lepe, de Roma, de Bilbao (centro centro), o de Singapur. Si alguien ha tenido la suerte de recibir esa pasión, que cada uno la ha recibido de distintas procedencias (en mi caso de mi padre), y la ha tomado como suya, es imposible que ayer no se le conmoviera hasta el último gramo de su cuerpo. E imposible, a su vez, que no quiera transmitírsela a los que tenga a su lado (a mis hijos, que son ya tan athletizales o más que yo)

La salida de los ex jugadores y ex entrenadores, seguro que no se le hizo a nadie larga. Todos importantes, todos de la misma familia. Según de la generación que seamos cada uno, más contentos al ver a los que fueron nuestros primeros ídolos, pero sin olvidar a todos y hasta el último de ellos. E incluso, aunque no fueran de los que vimos jugar primero… ¡Qué emoción ver salir a Iriondo, con sus 94 años! ¡A José María Maguregi (casi 90) ayudado de las muletas! Buf…

Mané, Clemente, Irureta, Maguregi, Iribar, Iriondo, Koldo Aguirre...
Mané, Clemente, Irureta, Maguregi, Iribar, Iriondo, Koldo Aguirre…

El partido posterior era en realidad lo de menos, aunque me gustó que fuese una selección de Bizkaia, porque así es seguro que los que estaban en el campo estaban casi tan emocionados o más que los que estábamos en la grada o en casa. Algunos, muchos, ex jugadores del Athletic: Carlos Merino, Urko Vera, Koikili (me encantó como jugó), Tarantino, Vilarchao… Otros que igual vienen: Etxeita, Beñat,… Muchos de ellos socios del club y entre ellos uno de los más felices, el que va a pasar a la historia por ser jugador que metió el último gol en La Catedral, Alain Arroyo. Ahí es nada.

Y llegó el momento sorpresa más agradable de todos, la salida final de los grandes capitanes. Orbaiz, que nos hace pensar que quizá es su pequeña despedida por no haberla tenido oficial, pero ya al salir Julen, el delirio, Andrinua, Dani (mi Dani) primer jugador y casi único al que pedí un autógrafo allá por los 70. (Buf… su lesión se me atragantó y me está doliendo todavía). Y como traca final… El Chopo. Si alguien no estaba llorando ya, supongo que eso fue el motivo definitivo para no poder controlar las lágrimas. Mientras, el público en comunión perfecta, “Julen, Julen”, “Iribar, Iribar, Iribar es cojonudo… Como Iribar no hay ninguno”.

Todos disfrutando del momento. Mikel Rico, dijo al final del partido que había sido increíble. Que cuando chutó Guerrero había intentado apartarse pero que el balón le dio. Y que instintivamente le salió el ir a pedirle disculpas por haber parado el tiro (otro del Athletic). Si llega a entrar… si llega a entrar… hubiese sido casi como su cuarto gol al Osasuna en aquella famosa remontada (4-3, otro momento mágico). Si llega a entrar… se cae el campo sin necesidad de grúas.

El espectáculo siguiente fue en la misma línea, de muchísima calidad con luces, fuegos, y un vídeo precioso en el que también se seguían recordando momentos inolvidables, entre los que distinguí un par de goles de nuestras leonas Nerea Onaindia y Eva Ferreira, conseguidos en San Mamés y que precedieron a alguno de sus títulos (lunar que le pongo a la Junta Directiva por no estar las neskas en la fiesta). Imágenes antiguas mezcladas con recientes en las que todos nos reconocemos y nos situamos, que provocaron lágrimas, congoja, aplausos o gritos del público improvisados, pero que salían todos del corazón. Como el reconocimiento a Bielsa que partió de esos cantos unánimes de “Bielsa, Bielsa” y “Bielsa, quédate”, que demostraron que le consideramos uno de los nuestros. Cantos o mejor rugidos que no salían sólo de los fondos (como han dicho que ha ocurrido en otros partidos), sino de todos los corazones rojiblancos, que le devuelven a Bielsa un poco de lo que él nos ha dado. Gracias. Eskerrik Asko!

Y para acabar, copiaré a un amigo que ha dicho, que ayer, toda la despedida le confirmó que esas teorías que suponen que los objetos se impregnan de la energía de las personas que los poseen, son totalmente ciertas. Y en el nuevo San Mamés esa energía de los que lo habitarán será la misma o mayor que la anterior, porque todo es cuestión de sentimiento, y el sentimiento rojiblanco es una cosa que no morirá jamás. Perdurará para siempre como nuestro amor al Athletic.

¡Aupa Athletic!