3 puntos contra el Granada y a por Europa

El partido de ayer en San Mamés contra el Granada fue bastante malo pero si os digo la verdad me da exactamente igual.

Merecidísimo homenaje a Ernesto (Foto:  Athletic Club)
Merecidísimo homenaje a Ernesto (Foto: Athletic Club)
Ayer lo realmente importante eran los puntos y el Athletic los tenía que conseguir como fuese y así lo hizo. No quiero ni pensar la depresión en la que hubiésemos caído si se llega a perder este partido contra un equipo que está en puestos de descenso. Esta semana ya hemos tenido más que de sobra con el varapalo de Chipre. El quedar eliminados de la Europa League, cuando nadie lo esperaba, ha hecho que estos días anteriores al partido de liga se hayan hecho muy muy largos. De ahí que me da un poco igual el cómo se ha jugado. Se han obtenido tres puntos y a correr.
Antes del partido el club sorprendió al entrenador con un homenaje por haberse convertido en el entrenador con más partidos en el club, superando a Javier Clemente. La reacción de la afición zurigorri fue unánime. Una ovación sonora y continuada que se puede tomar como una vara de medir que nos indica lo que piensa la gente sobre el entrenador, sobre todo, en una semana que quizá es su semana más difícil en el cargo. Yo ya comenté que tengo muy claro que Ernesto sigue siendo el mejor entrenador para el Athletic y espero que siga aumentando la cifra de partidos más años. Zorionak, Ernesto!
Dicho lo cual, también quiero destacar que el juego del equipo tiene que mejorar muchísimo de aquí en adelante, si es que queremos tener como objetivo volver el año que viene a la Europa League. El partido fue realmente malo, con muy poquito juego, muy poquitas ideas, frente a un Granada que él mismo se suicidó por sus propios errores. Aunque tampoco quiero quitar mérito a Beñat por su recuperación en el balón del primer gol, a Williams por forzar esa cesión al portero, origen del segundo gol, ni a San José por poner todo en esa disputa con el portero Ochoa que le permite recuperar el balón y meter el último bacalao de la tarde. Aparte de esto poco más hubo.
El partido se afrontaba con bajas importantes y Valverde trató de suplirlas poniendo como novedad a Saborit en el centro de la defensa. No acabo de entender muy bien lo que le pasa a Valverde con Etxeita. Eso sí, no le debió gustar mucho a Txingurri la actuación de Enric, porque tras los primeros 45 minutos le sustituyó por Xabi, diciendo en rueda de prensa, tras partido, que fue por motivos técnicos. Las bandas fueron ocupadas por Lekue y Susaeta, casualmente dos de los protagonistas del encuentro, por meter un gol cada uno. Bien los dos aunque quizá yo espero más de ambos.
También me parece de destacar la nueva oportunidad de Williams de cara a gol en un mano a mano frente al portero. Pero no hay manera, no hay modo de que meta gol. Necesita acertar como el comer, porque son muchos fallos ya y muy seguidos, y le puede estar minando la confianza, incluso hacerle ponerse más nervioso y puede ser como la pescadilla que se muerde la cola, más nervios, más ansiedad y peor remate. ¡Ánimo Williams, que llegarán los goles!
Y el jueves contra el Sevilla, en el estado de forma en el que se encuentra, miedo me da. Sería fundamental para la Athletic sacar algo positivo ya que podríamos tomarlo como un punto de inflexión e intentar olvidarnos un poco de lo mal que lo estamos haciendo fuera de casa. Difícil salida para conseguirlo, pero en algún momento habrá que empezar y este jueves me parece el ideal.
¡Aúpa Athletic, y a por el Sevilla!

Estrepitosa derrota del Athletic en Europa

El partido de ayer ya no tiene vuelta atrás.

Así nos hemos quedado todos  (Foto: Athletic Club)
Así nos hemos quedado todos (Foto: Athletic Club)
En Nicosia empezaba lo importante de la temporada si uno de nuestros objetivos del Athletic era llegar hasta la final de Solna. ¡Pero qué optimistas somos! O mas bien, viendo el juego de este año del equipo fuera de casa… ¡qué inconscientes! Si os digo la verdad yo tenía miedo al partido, pero en mi fuero interno decía que era imposible que nos eliminaran. Que jugaban poco, que la defensa era un flete, y que era muy difícil volver a fallar tantos goles como lo hicimos en San Mamés. Pues no. No era imposible. Ha sido incluso fácil para ellos, que no han sufrido mucho. Por no ser capaces ni siquiera hemos sido capaces de meterles un gol jugando ellos más de 30 minutos con 10 jugadores. Y ya está. Se acabó. La trayectoria europea de este año del equipo ha sido lamentable, fuera de casa y así ha acabado, con un bodrio de difícil digestión.
El primer tiempo fue un poco la continuación del partido de La Catedral, dominio nuestro y ocasiones también, pero efectividad cero. Nula. Creo que Williams se lo tiene que mirar. Otras tres ocasiones claras, sobre todo dos y nada. Un par de tiros de Raúl, un churri remate de Muniain… y el Apoel muy tranquilo siendo dominado pero saliendo alguna vez con peligro.
El segundo tiempo de depresión. A los 30 segundos el primer gol. Internada por la banda frente a un De Marcos pasivo. Ya sé que no es lateral pero… es de lo que juega. No está fino y se le nota. Las facilidades que le da para irse y sacar el pase… en fin. Y el delantero que hace el gol de su vida adelantándose a Etxeita. Al de poco Balenziaga es el que se despista y… deja escapar a su jugador… cometiendo un dudoso penalti, pero al fin y al cabo penalti, y adiós a la eliminatoria. Adiós a Europa. Con lo difícil que es llegar, madre mía ¡qué desperdicio!, sobre todo porque es contra un equipo inferior al Athletic. Pero por supuesto sin despreciarlo, porque nos ha dado una lección de efectividad de no te menees. Los nombres no ganan. Son los goles y los nuestros están negados cara a puerta, y en los últimos partidos también están negados en la creación. Hay muchos jugadores flojitos y se nota.
Y para acabar con el partido de ayer quiero volver los ojos hacia Valverde, pero no para sacudirle y pedir su cabeza. Al contrario, creo que es el entrenador que necesita el Athletic. Nos ha dado muchísimo y puede seguir dándonos. Esta semana ha superado al gran Don Javier Clemente (un poco de pena ya me da que le quite ese honor). Pero su trabajo en las dos etapas en las que ha estado en el Club ha sido excelente. Le puedo poner pegas y discutir muchas de sus decisiones, que no comparto, pero considero que sigue siendo el mejor para nuestro equipo, así que espero, que nos olvidemos de este pequeño desastre y que siga mucho tiempo más.
Ahora a centrarnos sólo en la Liga pero con una depresión fuerte por el varapalo. El próximo partido sin tiempo para pensar es el domingo contra el Granada. ¡Qué miedo! Un equipo en puestos de descenso es lo que peor le viene al equipo ahora. No estoy de broma. Eso es lo grave, que no estoy de broma. Últimamente nos da por ser equipo aspirina y dar vida a los equipos desauciados. Espero que esto no ocurra el domingo. Hay que seguir sin mirar atrás y pensar que el año que viene queremos volver a estar en Europa para quitar el mal sabor de boca. Se puede, claro que se puede y hay que ir a por ello.
¡Aúpa Athletic y a por el Granada!