En el Athletic, sin juego sí hay paraiso

Cambiando una palabra de una serie colombiana de televisión me sale el título para este comentario, dando así mi resumen perfecto a lo visto ayer contra el Betis en Sevilla.

¡ENORME, IAGO! (Foto: EFE)

Que el Athletic no está para florituras es algo que lo lleva demostrando a lo largo de toda la temporada, pero como dije el otro día, viniendo de dónde venimos no estamos para exquisiteces sino más bien para resultados y es lo que nuestro equipo está consiguiendo, así que…  ¡chapeau! Tenemos tres nuevos puntos, conseguidos fuera de casa, que nos permiten irnos a las vacaciones de Navidad con una tranquilidad que necesitábamos.

El Betis salió a comerse a los leones. Parecía que tenía una marcha más. Eso unido a la pérdida incomprensible (pero repetitiva) de balones de nuestros jugadores hizo que pareciese que el gol estaba a punto de caer. Menos mal que Iago Herrerín otra vez estuvo de dulce. ¡Vaya 3 paradones que se cascó! Si a ello le unimos que el Olentzero estaba por llegar, miel sobre hojuelas. ¡Gracias, Amat! Un placer que nos regales una auto expulsión, junto a un penalti. Minuto 35 y 0 a 1 gracias a Raúl García. Ver para creer.

A partir de ahí se podía pensar que el partido podía cambiar a nuestro favor pero nada más lejos de la realidad. Sí que tuvimos oportunidades, algunas muy claras, incluso clarísimas, pero, sobre todo Williams no está y el acierto cara a puerta es más bien pobre. Así el partido se convirtió en un correcalles porque nosotros seguíamos regalando balones al contrario. Iago volvió a estar providencial en alguna jugada. Y el segundo regalo de la noche vino por medio de un gol en propia puerta, eso sí, tras buena jugada y cabalgada de De Marcos, para repetir la misma jugada vista en Levante. Internada hasta la línea de fondo, pase atrás y los contrarios… balón 0a la cazuela. Bacalao, que diría Jose Iragorri y con un 0 a 2 para casa todos más contentos que unas pascuas.

Herrerín y Susaeta los mejores, y ya no parece una casualidad, ni en el caso del uno, ni en el caso del otro. Markel, en ese erial que es el centro del campo, destaca sobremanera intentando poner un poco de criterio creativo. Muy bien.

Y así, cómo conclusión, con poco juego, con capacidad de sufrir, con una pizca de suerte y con el acierto de dos o tres jugadores, nos volvemos de Sevilla con 3 puntos maravillosos. Pero con muchos deberes para el próximo año, en forma de muchas cosas por mejorar. Pero también año, al que sólo lo puedo ver con optimismo, ya que vamos a seguir recuperando jugadores. Ayer mismo ya jugó Iturraspe (aunque con nula presencia) y tuvo unos minutos Beñat. Poco a poco volverán a su nivel. Igualmente, esta semana Yeray ha jugado su primer partido. Balenziaga y Kepa tienen tiempo para ir recuperándose. No estamos lejos de puestos europeos. Todo será positivo en el futuro. Así que… ¡felices fiestas!.

Zorionak eta…

¡Aúpa Athletic!

 

¡Vaya arbitrajes sufre el Athletic!

Ya llevo quejándome tiempo del tema. De hecho uno de mis anteriores comentarios lo acabé, diciendo que esperaba que el árbitro pasase desapercibido, que fuese imparcial.

Da la sensación que se ríen de ti (Foto: El desmarque Bizkaia)
Da la sensación que se ríen de ti (Foto: El desmarque Bizkaia)
Pues nada más lejos de la realidad. Los dos últimos arbitrajes que hemos recibido han sido calamitosos. Para empezar, contra el Sevilla fue Prieto Iglesias el que nos puso las cosas imposibles. De hecho el Comité de Competición le ha dado la razón al Athletic en uno de los errores importantes del colegiado, al quitarle la tarjeta amarilla a Laporte, dejando claro que no fue penalti el pitado. Es decir, que el segundo gol no debería haber subido al marcador. Laporte sin tarjeta pero el equipo se queda con ese marcador. Sobre el penalti a Aduriz nada que decir… Casualidad, el que sí fue penalti, el árbitro no lo vio. Y el que no existió, se lo inventó. Esto son las paradojas de la vida.
En Castellón no hubo problemas de penaltis ni jugadas dudosas. El problema en Villarreal fue que Velasco Carballo, vio y no vio lo que le dio la gana. Ni él ni sus linieres ni el cuarto árbitro. Se ve que ejerzo de adivina pero vistos los partidos de Bailly este año contra el Athletic ya avisé que había que tener cuidado con él. La verdad es que tampoco me voy a dar ningún mérito por adiviarlo, simplemente era una evidencia. En el partido de Liga a Kike Sola le dio hasta en el carnet de identidad. El miércoles pasado en Copa hizo lo mismo con Aduriz y con todo el que se acercaba a su zona (como pudo comprobar también Beñat). Y esta semana las jugadas que ha tenido con Aduriz son de auténtica vergüenza. Le tenían que haber expulsado dos veces. En la primera jugada en un salto le da un codazo en la cabeza, ya de por sí merecedor de tarjeta amarilla, que no la vio. Le debió parecer poco al marfileño porque al quedarse Aritz dolorido en el suelo le pisó. Vamos roja directa. Ah, y para coronar el despropósito de la jugada, aparte de no sacar ninguna tarjeta a Bailly, la tarjeta se la llevó nuestro delantero centro por protestar.
Y si eso no fuera suficiente, el mismo jugador, Bailly, en una disputa por alto, le clavó la rodilla otra vez a Aritz en la espalda. Aquí sí se llevó la amarilla, pero la jugada igual era incluso de roja. Un fenómeno el marfileño. Tampoco Eraso se libró de su entrada.
Así mismo, Soldado en otra jugada sin venir a cuento le pega por la espalda a Etxeita un golpe sin balón ni nada. Por supuesto sin consecuencias. Etxeita se dio la vuelta y le miró alucinado, como nos quedamos todos, alucinados. Excepto Velasco Carballo que por supuesto no vio nada. Velasco Carballo no vio nada. Los linieres tampoco y el cuarto árbitro tampoco. Curiosamente el cuarto árbitro hace poco nos dejó con un jugador menos cuando se chivó que San José se había revuelto para empujar a un jugador que le había dado una patada por detrás… pero que casualmente esa patada no vio nadie porque le sacaron una roja a Mikel, el contrario se fue tan pichi y solucionado el problema. ¿Por qué tenemos tan mala suerte? ¿O no es cuestión de suerte?
Y ahora voy a lo importante. ¿El Athletic hace algo ante estos continuos atropellos? Ya sabemos que el Comité no va a rearbitrar si no se le pide, pero… ahí debería entrar el Athletic. Primero solicitando que a Aritz se le quite la tarjeta. E incluso voy más lejos. Yo denunciaba a Bailly, enviando las imágenes de las entradas y que el Comité haga lo que deba. Ya está bien la tomadura de pelo. Nuestra Junta directiva algo tiene que hacer. En un programa de radio le he oído a Iturralde González que eso no lo hacen los clubs para curarse en salud y que luego no les ocurra a ellos. Pero lo que está claro es que si los clubs denunciasen, los jugadores se cuidarían muy mucho de hacer ese tipo de cosas tan a menudo porque con la cantidad de cámaras que hay ahora se les pilla siempre. ¿Por qué no les interesa a los clubs? No lo entiendo.
Todo esto lo uno a que el domingo vamos a Barcelona, donde se están quejando amargamente por las entradas que le hicieron ayer a Messi. Entradas todas repetidas mil veces en la tele y para mí entradas normales, de tarjeta amarilla y tarjeta tuvieron. Eso sí nada o poco dicen de los dos pisotones de Alves y Mascherano, que debieron ser fortuitos ambos (¡JA!). También se habla de la de Caicedo sobre Ter Stegen. Para mí tres rojas como tres casas, pero… Lo de los arbitrajes es un desastre. Allí el artista fue Fernández Borbalán. Por cierto, Televisión Española no tenía imágenes de las entradas de Bailly. ¡Qué casualidad! De verdad, que todo me parece una vergüenza. Mientras, por las entradas a Messi, el Barça se pasará los cuatro días llorando hasta que lleguemos nosotros el domingo, los siguientes primos y hasta por tirar a saque de banda nos sacarán tarjeta. Encima con Mateu Lahoz. Así que lo tengo muy claro, el domingo hacía rotaciones y dejaba a los jugadores que quiero que estén frescos para la Copa el miércoles, sin jugar. Total, va a dar lo mismo lo que hagamos, seguro que nos la lían de alguna manera, porque en Barcelona nos ha pasado de todo. Las cosas más rocambolescas. Os recuerdo algunas. Iraizoz hizo un penalti con el labio a Henry. Sí sí. ¿A que os acordáis de la patada que dio el francés en la cara a Gorka y fue sancionado con penalti? Otra el puñetazo de Rivaldo a Mari Lacruz, con por supuesto tarjeta para nuestro jugador. Salivazo de Eto’o a Expósito. Agresión de Valdés a Toquero,… Y no me invento nada, por si no me creeis he encontrado en Youtube un vídeo con la voz del gran Jose Iragorri, que introduzco, en el que nos dice lo que pensamos todos: “Vamos allí, nos ganan, encima nos dan de leches y volvemos nosotros con algún jugador expulsado”. Así que, ¡Cuidado Athletic!
Salga con quien salga Txingurri (mejor los suplentes): ¡Aúpa Athletic y a por el Barcelona!

ATHLETIC TXAPELDUN!!!

Desde luego el título no es el más original que he puesto, ni el más imaginativo. Simplemente es el mejor. El mejor por el significado. ¡Por fin! Treinta y un años persiguiéndolo y POR FIN, se ha conseguido.

¡Gracias Athletic!
¡Gracias Athletic!
El sábado decía, en mi anterior comentario, que el Athletic merecía un título y lo necesitaba. Por eso mismo, y por la cercanía de la meta, después del partido del viernes, estos tres días han sido muy largos, muy muy largos, por la incertidumbre de si nuestros leones iban a ser capaces de aguantar el asedio del mejor equipo de la historia. El Barcelona es mucho equipo y aunque en La Catedral el Athletic les barrió del campo, no nos podíamos fiar en absoluto. El miedo es libre y yo tenía mucho. No es falta de confianza en los rojiblancos, es la misma realidad la que decía que si alguien podía remontar ese resultado tan abultado, eran ellos. Los mismos que nos han dado para el pelo tantas veces y en tantas finales. ¡Por fin, se la devolvemos! Me da igual que estemos al principio de temporada y su poco rodaje. También nosotros estamos poco rodados. Nuestros chicos han sido capaces de ir al Camp Nou y empatar allí a uno, consiguiendo no sólo la Supercopa, sino que encima el resultado global ha sido nada más y nada menos que un 5 – 1. Palabras mayores. David ha derrotado a Goliat. La juventud, la inexperiencia,… han sido sustituidas por el coraje, la fuerza, y el hambre… de unos jugadores mayoritariamente inferiores en lo deportivo a los culés, pero que han dado todo lo que tenían, consiguiendo lo máximo a lo que podían aspirar. Un título. Han obrado el milagro. Un milagro que muchos, todos hemos perseguido desde hace 31 años, y repito, POR FIN, estos jugadores lo han logrado.
Cuando Aduriz ha conseguido el gol he empezado a llorar y no podía parar. Llanto incontrolable por saber que ya estaba, que se había conseguido, que tras tantos años sin nada que echarse a las manos, la Copa era nuestra. Una Copa. Otra Copa. Algo tan normal antes, pero tan raro o imposible en la actualidad. Lágrimas de tranquilidad, de alegría. Lágrimas por todos los jugadores a los que les hubiese gustado levantarla (habiendo jugado alguna final) y no habiéndolo conseguido. Por los jugadores que aún mereciéndolo por calidad, ni siquiera tuvieron la posibilidad de disputar una final. Por Iraola o por Toquero que ya no están en el equipo (aunque estén). Por Gurpegi que ha logrado levantar un trofeo que tanto deseaba y merecía. Por mi padre que estará encantado en el cielo con todos sus amigos zurigorris (Zarra, Eneko Arieta, Lezama, Jose Iragorri, Txema Landa…) Por todos esos niños, mis hijos incluidos, que me han preguntado estos días que cuándo sacan la gabarra. Por todas las personas mayores que pensaban que se iban a ir sin volver a ver al Athletic campeón. Por todos los que necesitaban un título para seguir creyendo. Por los que piden extranjeros para que tarden un poco más en volver a solicitarlos. Lágrimas, ¡qué demontre!, por mi también, que tuve la suerte de vivir los anteriores títulos de Ligas y Copas, pero que quiero dejar de contárselo a nuestros pequeños, porque ellos también habrán vivido una como protagonistas, y ya no pensarán que casi les mentimos, que eso es imposible que ocurriese. Lágrimas también por todos los athleticzales que lo han pasado tan mal o peor que yo. E incluso por los que nos tiene que aguantar con nuestra locura, que son aficionados más tranquilos, o más racionales, o que ni siquiera son aficionados.
Y para acabar lágrimas por el milagro que es el Athletic con su filosofía. Un equipo que se asemeja a una isla minúscula que por momentos parece poder acabar devorada por este mar o este fútbol actual. Parece, digo, sólo parece, porque es imposible que suceda por la afición que tiene detrás. Afición que sin un triste título que llevarse a la boca ahí ha estado a las duras y a las maduras durante 31 años. Así que esta Supercopa va para todos ellos, va para todos nosotros, va para las generaciones anteriores y para las futuras que ya tienen algo más que contar. Así nuestros hijos podrán contar a sus hijos, vivida en primera persona, la Supercopa ganada, al Campeón de todo de ese año, al Barça, al que se le ha privado de su sexto título en un solo año… al campeón de la Champion, al campeón de la Liga, al campeón de la Copa, al campeón de la Supercopa europea,… a ese mismo Barcelona. ¿Y quién lo ha conseguido? El ATHLETIC Y SU AFICIÓN ¡¡Enhorabuena a todos!!
ATHLETIC TXAPELDUN!

Sala de prensa Jose Iragorri

Esto es un llamamiento a todos los compromisarios para que apoyen la iniciativa de conseguir que la sala de prensa de San Mamés se denomine Jose Iragorri.

Porque se lo merece (Dibujo de Asier y Javier)
Porque se lo merece (Dibujo de Asier y Javier)
Hace pocos días ante la pregunta de un periodista al presidente Urrutia sobre este tema, él dijo que era algo que correspondía a los socios. Bonita forma de quitarse el tema de encima. Recuerdo que para que los socios puedan decidir sobre ello la única posibilidad es que el tema sea sacado en una asamblea. La Junta Directiva lo podría plantear sin problemas, si quisieran, ya que los estatutos les permiten presentar propuestas a la asamblea para que tras el debate los socios compromisarios decidan su aprobación o no. Los mismos estatutos dicen que los socios pueden introducir un punto en el orden del día de la asamblea, pero el tanto por ciento necesario de socios que lo deberían firmar lo convierte en algo inimaginable e imposible, una quimera. En el caso de los socios compromisarios el tanto por ciento para presentar cualquier propuesta es de 10, es decir, serían necesarias unas 80 o 90 firmas, porque los compromisarios actualmente estamos entre los 800 y los 900. Desconozco la cifra exacta. La cifra no parece muy complicada. Pero el problema de conseguirla es que los compromisarios no nos conocemos entre nosotros y no sabemos a quién pedir que firme. Se ha intentado por activa y por pasiva que el Club habilite algún sistema para que los compromisarios estuviésemos en contacto, por ejemplo, que se habilitase una pestaña en la web del club, para propuestas de este tipo pero… al Club, o a los que están dirigiendo ahora el Club, y a los anteriores porque así me consta, no les interesaba ni les interesa para nada. ¿Lo consideran peligroso? Supongo que sí.
Por ello, estoy yo aquí haciendo el llamamiento. Yo como compromisaria que soy ya he firmado y he dado mi copia del carnet de identidad, y he solicitado a los compromisarios que conozco que hagan lo mismo. Todos los que conozco han firmado también, pero tampoco conozco a muchos. De ahí que aproveche este foro para animar a los que no lo han hecho todavía a hacer el esfuerzo. Las firmas hay que conseguirlas antes de este jueves a las 19:30, porque luego hay que entregarlas en el Club dentro del plazo que indican los estatutos, sino no se podrá debatir, en la asamblea del próximo lunes 14 de octubre.
Las firmas y los DNI se pueden entregar en dos bares de Bilbao, el Huevo Berria de la calle Licenciado Poza 65 y el Aroaldi de Elcano 24, así como en las oficinas de Radio Popular. Incluso si los compromisarios no pueden acercarse físicamente a estos lugares todavía estarían a tiempo de enviarlo por correo ordinario. La hoja que tienen que firmar se la pueden descargar de internet, por ejemplo de la página de Facebook Sala de Prensa Jose Iragorri.
Todavía no he dicho por qué me gustaría que esto fuese así, quizá porque me parece que no es ni necesario explicarlo. Pero por si acaso…. Jose me parecía además de un gran periodista, una persona que llevaba siempre presentes los colores del Athletic allá a donde iba, porque eran sus colores. Era sentimiento rojiblanco en estado puro. Muchos nos hemos criado con el bacalao, con su bacalao, que aunque no lo inventó él, sí que él lo desarrolló de una forma muy personal e inconfundible. De hecho, aunque se siguen cantando no es lo mismo, ni de lejos, por mucho que me gusten y me gustan los que han tenido la difícil misión de sustituirle en esa tarea, pero… ¿cómo es posible sustituir a alguien insustituible? Junto con todo esto, los que le conocieron dicen que era una gran persona, por ello precisamente por todo quiero que se le homenajee de esta forma tan sencilla, poner su nombre a la Sala de Prensa de San Mamés, que es donde él estaba como pez en el agua. Otros medios de comunicación se han hecho eco de esta iniciativa. La he visto o escuchado comentada en Radio Nervión, el Tele Bilbao, en Tele 7, y por supuesto en Radio Popular,… Todo es poco para conseguir algo tan sencillo como es un simple homenaje. Por él, por cómo era, y porque se lo merece, por favor, firmad la iniciativa. Y si no sois compromisarios acordaos de quién sí lo son y dadles el “turre” para que lo firmen. Muchas gracias por vuestra colaboración.
Y aprovecho para decir… ¡Aúpa Jose, allá donde estés! Y por supuesto ¡Aúpa Athletic!

Hasta siempre, Jose Iragorri

No le conocí pero como si lo hubiese hecho. O por lo menos con esa sensación me quedo.

El gran Jose Iragorri
El gran Jose Iragorri

Ayer nos dejó por la tarde Jose Iragorri, y repito, a pesar de no haber tenido la suerte de conocerlo, el disgusto que me he llevado ha sido enorme. Sé que aunque sea un poco irracional, estoy segura que muchísimas personas estarán como yo. Se sentirán como un poco huérfanas pensando que no vamos a volver a oír sus bacalaos. Son treinta años los que ha cumplido este año el cantar los goles de esa forma tan especial, y aunque él no lo inició, sí que ha estado más de veinte años haciéndolo, ya que él fue el que sustituyó a Fede Merino en esa labor. Labor que creo no se puede hacer mejor que como él lo ha hecho, ni con tanto sentimiento. Sentimiento que contagiaba al que le escuchaba, pues era imposible no sentir su amor a los colores. Unos colores, que al ser los colores de todos, han hecho que esa unión entre radiooyentes y locutor haya sido increíble. Esas retransmisiones de los partidos durante su programa “La emoción del bacalao”. Retransmisiones desde el cariño, tanto a su profesión como al equipo de su corazón. Cariño que se descubría desde el minuto uno hasta el final. Lo vamos a echar de menos. Mucho. Muchísimo. El penúltimo partido de esta Liga en San Mamés, el que jugamos contra el Sevilla, el Athletic proyectó el vídeo “Denok batera… lortuko dugu”. Al día siguiente ya comenté en este blog que se me puso la carne de gallina viéndolo, porque entre otras cosas, entre las imágenes, se introducía uno de los bacalaos de Guerrero, por supuesto cantado por “Joss o Hoss” (como le llamaban los amigos), un bacalao de su Julen, porque él entre otras cosas se postulaba “sarabista” y “guerrerista”. Carne de gallina, por acordarme de él en ese momento, sabiendo que estaba luchando contra esa enfermedad que se lleva a tanta gente buena. Otra más.

Ayer por la noche en el programa de Radio Popular, su radio, su casa,  comentaba, creo que Imanol Reino, que se encontró con Jose hace poco y que él mismo le dijo que ese partido no lo iba a poder ganar. A lo que Imanol ha comentado que sí. Que sí lo ha ganado porque Jose va a seguir en el corazón de todos los rojiblancos. Y así es porque en el mío desde luego está y estará, y seguro que en el vuestro también.

Un abrazo enorme a su familia, a sus amigos, y a toda la familia del Athletic, un abrazo a todos los que sabemos que desde ahora vamos a tener a otro hincha animando desde el cielo, y en este caso no sólo animando, sino también cantando los bacalaos, los bacalaos de su Athletic, de nuestro Athletic.

Y con su permiso me despido: Al doble grito de Aupa Athletic y Goian bego, Jose Iragorri.