El Athletic peor ya imposible

El ir a San Mamés se está convirtiendo en un acto de fe, o más bien en un acto de inconsciencia.

El equipo está para pocas florituras (Foto: Athletic Club)

Este equipo no juega absolutamente nada y lo peor de todo es que da igual el rival que tengamos enfrente. La Unión Deportiva Las Palmas ha puesto mucha voluntad, pero calidad más bien poca. A pesar de eso ha conseguido llevarse un punto de la catedral casi sin despeinarse. Nuestro centro del campo es un solar en el que nadie es capaz de crear absolutamente nada. Así, salvo un milagro, es muy difícil ganar un partido. Ya podemos ponernos las pilas en verano para introducir varias novedades en este centro del campo tan paupérrimo. Con Beñat ha mejorado un poco en el segundo tiempo pero ha sido tan poco que casi no lo notamos.

Y para colmo de males, una ocasión de gol clarísima que vuelve a tener nuestro delantero Williams y que incomprensiblemente, la vuelve a desperdiciar cuando tenía totalmente solo a su izquierda a Aritz Aduriz, que por supuesto, no ha entendido que su compañero no le pasase el balón, como no lo ha entendido absolutamente nadie de todo San Mamés. Fatal Iñaki. Necesita el gol como el comer pero eso no justifica de ninguna manera la jugada de hoy. Así se lo ha reprochado Aritz y así se lo reprocho yo. Considero que ha ayudado a perder dos puntos. Duro, pero es así.

Por cierto, Córdoba, a pesar de los pocos minutos jugados, ha vuelto a aportar más que muchos de sus compañeros. ¿Volverá a desaparecer de las alineaciones?

Por último, el arbitraje ha sido desquiciante y horroroso. Un ejemplo: ¿por qué no ha sacado tarjeta al portero de ellos si ha tirado al suelo sin balón a Aritz? Lamentable también.

Ahora a Moscú… ¿con el mismo ánimo que los que van al matadero? Pues espero que no. Dejarse el alma sé que lo van a hacer, porque trabajar trabajan un montón. Eso sí, espero que con más acierto que hasta ahora.

¡Aúpa Athletic!

Muy mala pinta tiene este Athletic

El Athletic llevaba 10 partidos sin perder pero desarrollando un juego más bien escaso.

Yeray la mejor noticia (Foto: Pablo Viñas)

Ayer se perdió contra el Girona 2 a 0 acabando con esa racha de imbatibilidad. Racha que tampoco era para echar cohetes porque la mayoría de los resultados habían sido empates. No sólo poco juego, también pocos puntos.

Ziganda, según ha comentado en la rueda de prensa, decidió cambiar ayer el sistema de juego poniendo tres centrales y dos carrileros ya que lo anterior parecía que últimamente no estaba funcionando. Tampoco esto funcionó ayer, pero la duda que me vuelve a asaltar es que quizá no funcionó porque otra vez muchos jugadores estuvieron bastante mal y así es imposible que nada, que ningún plan pueda ser llevado adelante. No sé la cantidad exacta de balones que se entregaron al contrario, pero sí sé que fueron muchísimos. Iturraspe, Iñigo Lekue, Unai Núñez… regalaron mucho. Nos empeñamos en poner fácil las cosas al rival. De todas formas sobre el cambio de sistema quizá sólo comentar que además vino acompañado de demasiadas novedades: reaparición de Yeray, debut de un cachorro, Andoni López y debut, así mismo, de Íñigo Martínez, la vuelta a la titularidad de Beñat,… No sé si demasiados cosas todas a la vez. Quizá sí.

Mala suerte para el debutante Andoni, al cometer ese penalti nada mas comenzar,  que marcó ya todo el partido. Los minutos siguientes al mismo, estuvo muy nervioso pero luego poco a poco se fue entonando.

La mejor noticia de ayer fue la vuelta a la competición de Yeray, un auténtico león, que sólo sabe él, lo que ha tenido que luchar para estar otra vez en el césped cómo titular. ¡Enhorabuena!

El otro debutante fue Íñigo Martínez que hizo la única jugada de peligro de su equipo,  una chilena preciosa que fue al travesaño. Pena que no entrase. Creo, bueno, mas bien, estoy segura que nos va a dar muchas alegrías.

Todo lo demás un desastre del que no merece la pena seguir hablando. Ahora a intentar volver a jugar a algo el próximo viernes contra la Unión Deportiva La Palmas, en La Catedral.

¡A por Las Palmas y aúpa Athletic!

Triunfo del Athletic, pero… ¿y el fútbol?

Soy la primera que salió ayer encantada de La Catedral. Encantada, claro, por el resultado única y exclusivamente, porque si pienso en todo lo demás me preocupo.

Alegría por el milagro consumado (Foto: EFE)

Ganamos 3 a 2 contra el Hertha de Berlin y no solo seguimos vivos en la Europa League sino que encima podemos, incluso, quedar primeros de grupo. Alucinante. Increíble, sobre todo visto un primer tiempo lamentable en el que los alemanes nos volvieron a dar un baño total y absoluto, en el que el único tiro a puerta de nuestro equipo fue el de Aduriz gracias al penalti. No se puede jugar menos, no se puede hacer peor,… Porque… ¿a que no queréis que os comente nada sobre el segundo gol del Hertha… 30 segundos después del milagroso empate de los nuestros?

El segundo tiempo mejoro un poco pero eso, sólo un poco,  como muy bien reconoció Aritz al acabar el partido en una entrevista. Menos mal que lo ve igual que nosotros porque sino es cuando nos cabreamos más. En la txiki mejoría tuvieron que ver los cambios que introdujo Ziganda sacando al campo a Iturraspe, el cual debió jugar de inicio, y a Susaeta. Ambos, le metieron un poco de vida al equipo, ya que con San José estaba muerto. También ayudó el Hertha, que se echó hacia atrás, quizá pensando en pillar otra vez al equipo en algún contraataque. Este segundo tiempo, tampoco es que fuese como para echar cohetes pero ante el desierto inicial… De todas formas, el triunfo no nos debe cegar porque no siempre es posible ganar a base de arreones, a base de hígados, a base de empuje… Todo esto se agradece, por supuesto, pero se necesita mucho más.

Por sacar cosas positivas quiero volver a destacar a Rico; a Balenziaga, que es incansable; a Aritz y a su efectividad goleadora (en este caso con los dos penaltis); a Lekue que jugó mucho partido con un golpe enorme en el pie y a ver cómo está hoy; a Córdoba, que no deja de intentarlo; a Raúl, por lo listísimo que es y su manera de iniciar el contraataque del tercer gol con un saque de falta rapidísimo; a Balenziaga por contraatacar y hacerlo tan perfecto; y, sobre todo, a un extraordinario Iago Herrerín, que nos volvió a mantener vivos en el partido, haciendo tres paradones ya para el minuto 13, y una parada en el último minuto del descuento ( cómo es posible que se les deje rematar a los alemanes en ese último minuto, ¡qué horror, cómo estamos!).

Conclusión: contenta, pero con reservas porque los milagros no tienen lugar muchas veces en un mismo año, y ya es probable que hayamos cubierto el cupo. Hay que mejorar, hay que jugar algo al fútbol, hay que recuperar a muchos jugadores que están en el campo, pero no están… Se puede Athletic, se puede.

Y el domingo, sin tiempo para descansar, nos toca jugar otra final, contra el Deportivo de la Coruña, que tal y como estamos ahora, es un equipo de nuestra Liga. Hay que ganar sí o sí. Y como se puede y porque se puede… ¡a por ellos! y…

¡Aúpa Athletic!

P.d.: Permitidme que introduzca un comentario muy personal, que con mucha diferencia ha sido lo mejor del partido: Mi ama de 88 años me ha acompañado a San Mamés, y en el primer tiempo, que estábamos jugando horriblemente mal, ella estaba encantada de la vida, simplemente por el hecho de estar allí, estaba súper emocionada, y me lo decía. Eso es el Athletic, este sentimiento, da igual que se haga mal o bien, somos de unos colores y los queremos. Y no os voy a decir lo contenta que se ha ido a la cama con los tres puntos en el bolsillo,… porque ya lo sabéis.

¡Gracias Athletic por hacernos sentir esto!

Jugando así, sí, Athletic

Curiosamente los aficionados del Athletic estamos mucho más contentos después de perder 0 a 2 en la Catedral contra el Barcelona que habiendo empatado contra el Östersunds en Suecia.

Buen tandem por la izquierda (Foto: Athletic Club)

Parece un contrasentido pero no es así porque en lo que nos estamos fijando es en el juego. Contra el Barça a pesar de perder se compitió, incluso dio la sensación de que el Athletic era superior a los culés, en determinados momentos. Nos volvió a penalizar la falta de puntería o de calidad, en dos o tres situaciones, mientras que ellos se apoyaron en un Messi que apareció un par de veces, para apuntillar a los rojiblancos. Otro partido se hubiese dado si Aritz acierta con alguna de las que tuvo en el primer tiempo. Sobre todo en el mano a mano. Tampoco estuvo acertado en el pase e incluso por un error suyo vino el segundo gol de los catalanes en el descuento, que dejó un marcador cruel, que para nada merecieron nuestros jugadores. Una pena.

Pero lo dicho, nos quedamos con las cosas positivas, entre las que habría que destacar la pareja que formaron Lekue y Córdoba en la banda izquierda. Estuvo muy incisiva todo el partido poniendo en continuos aprietos a la defensa barcelonista. Le vendrá muy bien al lateral porque en los partidos anteriores no estuvo tan afortunado y éste puede ser un buen empujoncito para su moral. Córdoba por su parte, siguió en su línea de todos los minutos que lleva jugando desde su début. Da gusto verle. A veces, da sensación incluso de ser él el veterano, que se intenta echar el equipo a la espalda. ¡Que siga así! Porque ya vemos lo difícil que es mantenerse o mantener el nivel, una vez que se entra en el primer equipo. Si no que le pregunten a Iñaki Williams que no está pasando por su mejor temporada, lo que nos lleva a todos a preguntarnos que qué le está ocurriendo.

Otro de los debutantes del año Nuñez estuvo también francamente bien, adelantándose a los delanteros en la mayoría de los lances. A seguir así.

Y ya este jueves en Europa League, en la final ante los suecos,  a demostrar que son capaces de jugar como el sábado, sea quien sea el rival. ¡A por el Östersunds! y…

¡AÚPA ATHLETIC!

 

El Athletic me da dos disgustos en Las Palmas

El mal juego del Athletic tenía que acabar en algún momento en derrota y nos ha pasado a la cuarta jornada.

Cuco ante su primera derrota (Foto: EFE)

Por supuesto, éste ha sido mi primer disgusto. Perder el partido ante un equipo, la Unión Deportiva Las Palmas, que tampoco es que hiciera grandes maravillas. Ziganda volvió a optar por las rotaciones. En este partido 8 cambios, con respecto a Berlín. No seré yo quien las critique porque ya he comentado que no me parece mal que dé descanso a los jugadores y así se tiene a toda la plantilla con las orejas tiesas porque pueden desaparecer de la alineación si no están bien. Sino que se lo pregunten a Beñat, que supuestamente ya estaba descansado porque no estuvo convocado contra el Hertha y ayer tampoco jugó de titular. Sus partidos anteriores, no muy buenos, supongo que le han llevado a Cuco a ello. Ayer de todas formas ni el juego de Vesga, ni el de Iturraspe tuvieron que enamorar al entrenador, ya que si de algo careció el equipo de nuevo,  fue de creación. Estamos planos. Seguimos perdiendo unos balones que es como para mirárselo. Recuerdo un contrataque llevado por Vesga que tenía a dos compañeros a su izquierda y optó por lo más difícil, regatear al defensor que le salía de frente y, claro, perder el balón propiciando, con un único pase de ellos,  un contrataque peligrosisimo, que si no acabó en gol fue porque al delantero se le escapó largo el control y dio tiempo a Kepa para llegar al balón. Esta jugada fue en el primer tiempo, pero como ella hubo un montón durante todo el partido. Visto que el centro del campo no funcionaba  no sé podía haber sacado antes a Beñat (salió en el 86). No suelo entender los cambios tan cercanos al final, salvo que sean para perder tiempo o algún problema claro. Algo más que Vesga o Itu ya creo que podía haber hecho con más minutos. En fin.

Williams tampoco estuvo especialmente afortunado en el pase. Así como en el mano a mano que tuvo con el portero. Si lo hubiese estado quizá ahora estaríamos hablando de otra cosa, igual un triunfo, porque oportunidades sí que tuvimos, tantas como la Unión Deportiva, pero esta vez ellos se han llevado el gato al agua. No siempre la suerte va a estar de nuestro lado.

Para el triunfo, Remy fue determinante saliendo desde el banquillo, por su movilidad que metió en graves problemas a nuestra banda derecha,  hasta llegar su gol, por medio de una jugada individual, en la que hizo todo perfecto. Agur tres puntos. Agur imbatibilidad. Agur portería a cero.

El segundo disgusto que me llevé fue por la poca o nada deportividad que demostró mi equipo al no devolver el balón en una jugada en la que deberían haberlo hecho. ¡Vaya cabreo que me agarré! Me recordó a esos equipos… … … que no me gustan nada, nada, nada. ¡Qué desilusión! Gure estiloa. ¿Dónde queda así Gure estiloa? La falta de Muniain fue clara. Sí ya sé que el jugador exageraría y que no se estaba muriendo, pero los contrarios tiraron el balón fuera y nosotros teníamos que devolverlo y si no lo haces…  … eres bastante… … Una pena, que espero sea un error puntual que no se vuelve a repetir.

Y sin descansar, en tres días el Atlético de Madrid en La Catedral. A solucionar los problemas, sobre todo de creación,  a por ellos y …

¡Aúpa Athletic!