Baño del Östersunds a un Athletic con suerte


Como siempre algunos pensaban que el Athletic iba a ganar con la boina en Suecia, pero para el minuto 11 de partido ya se vio de manera clara que nada más lejos de la realidad.

Encima Balenziaga lesionado (Foto: AFP)

Si para ese minuto Iago herrerin no hubiese estado super inspirado ya podríamos ir perdiendo 3 a 0. Ver para creer. Y para el 12 ya tuvieron otra oportunidad. Pero lo que son las cosas, gracias a la insistencia de Córdoba, el portero cómete un error y nos ponemos 0 a 1. Los milagros también existen. A partir de ahí hubo unos 10 minutos de tranquilidad que fueron un espejismo, porque ellos de nuevo comenzaron a tener oportunidades. Nuestro centro del campo estaba desaparecido y la distancia entre éstos y la delantera era abismal. Mientras, los jugadores suecos tenían la posesión y jugando al primer toque entraban como el cuchillo en la mantequilla, con una facilidad pasmosa, combinando con facilidad y generando ocasiones una tras otra. Lo dicho, un auténtico milagro llegar al final del primer tiempo ganando 0 a 1.

El segundo tiempo se inicia exactamente igual, ellos con la posesión del balón y nosotros achicando y viendo como entraban los jugadores por todos lados. Herrerín no bloca un balón y Laporte no es capaz de sacarlo, regalándoles el empate. Seguido vuelven a dejar un jugador solo en el borde del área que remata sin que nadie lo intente impedir. Gol, y ya teníamos un marcador mucho más acorde a lo que se estaba viendo en el campo, porque los suecos debían ir ganando por mucho más.

Cuco quitó a Córdoba lo que me sorprendió muchísimo ya que era uno de los pocos que parecía que podían provocar algo. Susaeta por su parte parece que quiere coger el papel protagonista de Muniain antes de la lesión, intentando echarse el equipo a la espalda. Hizo la jugada más bonita del partido internándose hasta plantarse solo delante del portero. Pena que éste  estuvo acertadísimo. En la siguiente, un perfecto pase suyo,  viendo la internada de Aduriz, que a su vez, pasó atrás para que Iñaki fusilase, maquillando el desastre.

Empate a 2 final, en absoluto merecido y totalmente engañoso.  Lo que nos deja en tercera posición en la liguilla de Europa League, pero a 4 puntos del segundo clasificado y a 5 del primero. Salvo que se gane todo de aquí al final no pasamos a dieciseisavos. El próximo partido es el 2 de noviembre precisamente contra este mismo equipo que nos ha pasado por la piedra.  Difícil papeleta tenemos, así como difícil papeleta tiene el Cuco Ziganda para conseguir que este equipo no sea tan irregular o, más bien, tan regular en su poco juego.

Y el domingo en Liga nos desplazamos a Leganés a jugar contra un equipo que lo está haciendo bastante bien. Da igual, porque nuestros jugadores demostraron contra Sevilla que también lo saben hacer bien.  ¡A por ellos! y…

¡Aúpa Athletic!

¿Nota muy alta a la temporada del Athletic? ¡JA!

¿En que están pensando los jugadores cuando hacen este tipo de declaraciones al final de un partido como el que han perpetrado hoy?

Esta imagen resume el partido (Foto: Borja Guerrero)
Esta imagen resume el partido (Foto: Borja Guerrero)

A lo largo de la temporada el Athletic ha jugado fuera de casa partidos malos, partidos horrorosos, partidos infumables y luego algo como lo de hoy. La salida al campo de los rojiblancos ha sido poco menos que inexplicable. Las cosas se pueden hacer mal, fatal o garrafal. Nosotros hoy en el Manzanares hemos optado por la última. Peor no se puede hacer. Sobre todo porque estamos hablando de un equipo que se estaba jugando nada menos que la posibilidad de estar el próximo año en la Europa League, un equipo cuyos jugadores esta semana no han hecho más que decir lo mucho que iban a luchar por conseguir el triunfo. Esos jugadores supermotivados y concienciados en estar a tope, para el minuto 10 ya iban perdiendo por 2 a 0. ¡Excepcional trabajo! El 2º gol llega en un contraataque en el que en imagen solo se veía a dos jugadores del Athletic, Iturraspe y Yeray. A ver… ¿me pude explicar alguien dónde estaban los otros tres integrantes de la defensa? Quedaban 80 minutos de partido para poder remontar un 1 a 0, como para poder intentar explicar que toda tu defensa está intentando meter gol… dejando la retaguardia como un solar… De nuevo inexplicable. Mientras el Atlético de Madrid no daba crédito ante tanta generosidad, y supongo que pensaría que era un detalle por parte de los nuestros participar de forma tan activa en la celebración o despedida del Manzanares, eso sí haciendo un ridículo más que importante. Sí, he dicho ridículo, porque ridículo es lo que han hecho. En el segundo tiempo la situación no cambió mucho ni siquiera a partir del gol o milagro de Williams. No hubo más. Solo esperar a que el Atlético de Madrid aumentase la cuenta como así ha sido. 3 a 1 y gracias.
No se puede dejar los deberes para última hora. No se puede pretender ganar un partido en el Manzanares, cuando es algo que no se nos ha dado nunca bien. Los buenos estudiantes hubiesen ganado al Alavés y al Leganés. Pero no, al Athletic le ha gustado dar emoción a la lucha por la UEFA y de nuevo nos hemos quedado con cara de tontos.
Por si esto fuera poco, tenemos que leer u oír las declaraciones de los jugadores, que es a lo que me refería en el título, hablando sobre su valoración de la temporada. Oscar De Marcos: “Le voy a dar una nota muy alta al equipo… un 7 o un 8”. Mikel San José: “Creo que ha sido una buena temporada”. Iker Muniain: “Buenísima”
Con estas declaraciones no me extraña que jueguen partidos como el de hoy. Hacen una valoración estupenda. Sí, yo también veo que han sacado muchos puntos, que con esos mismos puntos el año pasado fueron quintos, pero no me vale… porque este año los equipos de abajo han estado realmente mal y han sacado muy poquitos puntos, excepto curiosamente contra nosotros. En esta segunda vuelta se ha estado mejor, se han sacado más puntos… pero al final, en lo definitivo se ha fallado (Alavés, Leganés,…). Por no hablar de la Europa League en la que en el partido definitivo se hizo también el ridículo. Pero… para los jugadores ha estado muy bien. Buenísima, 7 u 8, buena. Vale, si ellos ponen el escalón tan bajo, creo que poco se puede añadir. Bueno sí, que se enfadarán conmigo al leer que no estoy para nada de acuerdo con ellos. Que de buenísima nada, de buena tampoco,… lo dejo en regular. Los deberes los tenían que haber hecho ellos. No estar deseando que el Barça gane la Copa… (buag…). Asi que auque se enfaden me da igual. Más enfadada estoy yo con ellos.
Para añadir algo también inexplicable… acabaré comentando otra cosa absurda hasta límites insospechados. Valverde ha dicho que el jefe de prensa del Athletic desvelará su futuro. ¿?¿?¿?¿? Aunque tarde… ¿no lo va a decir él? ¿No nos van a explicar por qué llevan mareando la perdiz tanto tiempo, ni por qué no lo han dicho antes? Igual hacen como con Gorka y no le dejan hacer declaraciones el día de su despedida. No digo lo que pienso porque es muy mal sonante.
Pero sea como sea… acabo mi comentario como siempre:
¡Aúpa Athletic!

Doble decepción en La Catedral: por el partido del Athletic y por el público

Que este partido era importantísimo para el Athletic no hace falta que se lo explique a nadie.

El gol del de siempre (Foto: Athletic Club)
El gol del de siempre (Foto: Athletic Club)
A pesar de ello el Athletic incomprensiblemente se ha dejado empatar por el Leganés, consiguiendo de este modo un solo punto. Desperdiciando, de nuevo, una magnífica oportunidad para acercarnos más a la Europa League, ya que nuestros dos rivales también han empatado. Teniendo en cuenta lo que nos jugábamos no entiendo nuestra salida al campo en el segundo tiempo. Daba la sensación que el único que se estaba jugando algo era el Leganés, que también, pero parecía que la cosa no iba con nosotros. Todo San Mamés estaba viendo que nos iban a empatar. Estaba claro. Ya sé que el equipo contrario también juega, de hecho es algo que he puesto en muchos de mis comentarios, pero el pésimo segundo tiempo, sobre todo en el inicio me llama poderosamente la atención. Se les ha dejado a los contrarios el balón, se les ha permitido dominarnos, y el Athletic, casi diría, que se ha encerrado en su área. Se mascaba la tragedia. Primero con el cabezazo de Bustinza qué saca muy bien Kepa Arrizabalaga. A la segunda llegó el empate a uno. Muy mal. Fatal, porque lo estábamos viendo todos. A partir de ahí, ya es el Athletic el que domina el partido, el que encierra al Leganés en su campo. La pregunta es ¿por qué no lo hizo antes? Ya fue tarde, porque no se consiguió meter el segundo gol, aunque la verdad es que tampoco lo merecíamos porque no se crearon grandes ocasiones. Así que desde aquí, me limito a felicitar al Leganés por el punto conseguido que les permite permanecer en Primera División. Mientras, nosotros, nos quedamos con cara de tontos y soñando con el milagro de ganar en el Vicente Calderón la última jornada de liga. En fin.
Por si esto fuera poco me quedo también con la otra decepción… con la decepción sobre el público de San Mamés.
¡Qué pena que se fuese tanto público! (Foto: Athletic Club)
¡Qué pena que se fuese tanto público! (Foto: Athletic Club)
¿Qué nos pasa? ¿Cómo es posible que siendo la despedida de un jugador que ha estado 10 años con nosotros, que es a muerte del Athletic,… cómo es posible que se vaya tanta gente? Ya sé que cada cual habrá tenido su razón, de hecho un amigo se volvía a Madrid en el autobús de 22:00 y ha tenido que salir antes,…Pero ¿los otros 20.000 que se han ido? ¿Tanto costaba quedarse? Sí, yo también tenía un cabreo bonito por el resultado, pero el esperar un poco era por otra cosa… por agradecer a un jugador su trabajo por nuestro equipo. Me ha dado mucha pena. Eso sí, como no me quiero quedar con lo negativo, voy a dar las gracias a los otros 20.000 o 30.000 que se han quedado, aplaudiéndole como se merece a un gran portero, que lo ha dado todo por los colores rojiblancos, nuestros colores, los suyos. Eskerrik asko,Gorka!!!
Y… ¡aúpa Athletic y a por el Atlético de Madrid!

¡Qué oportunidad perdida en Mendizorroza!

El que perdona paga y así ha sido.

Sin acierto (Foto: EFE)
Sin acierto (Foto: EFE)
El Athletic ha dispuesto de muchísimas oportunidades en el primer tiempo y no ha sido capaz de materializar ninguna de ellas. Ni Adu ni Williams han estado precisamente afortunados. El Alavés por su parte ha aprovechado una de las pocas que ha tenido, de modo que el uno a cero ha sido suficiente para que ellos se quedasen con los tres puntos, esos puntos que tanto necesitábamos nosotros y tan poco ellos.
Cuatro victorias seguidas eran las conseguidas por los rojiblancos, muchas. El haber conseguido la quinta nos hubiese situado en una posición privilegiada, en esta terrible lucha que se está llevando para conseguir plaza para la Europa League. Contra el Eibar o contra el Celta tuvimos la suerte de cara, pero hoy no ha sido así. Para colmo de males, el que ha metido el gol, Theo Hernández, ha conseguido su primer gol en Primera División. Por cierto, un golazo, pero ya es mala suerte que siempre sean los primeros goles contra nosotros. Aunque igual es algo más que mala suerte porque ¿cómo es posible que el jugador estuviese tan solo en el borde del área en un corner? Despiste generalizado de todo el equipo. Mal. Muy mal defendido. A partir de ese gol, que ha sido en el segundo tiempo en el minuto 52, el juego del Athletic ha caído muchos enteros. Ha sido un ejercicio de impotencia en el que los babazorros se sentían a sus anchas, como peces en el agua defendiendo el resultado. Y… se acabó.
Ahora hay que ir con todo a por el Leganés y esperar a que el resto fallen, pero sabiendo que no siempre van a fallar.
Contra los madrileños será el último partido en San Mamés de la temporada y último partido de Gorka Iraizoz en La Catedral defendiendo los colores del Athletic. Espero que se le despida cómo se merece, es decir, a lo grande porque lo ha dado todo, siendo uno de los nuestros.
Así como también espero que todo el público cante “Txingurri quédate”. Que sepa que eso es lo que La Catedral quiere.
¡Aúpa Athletic y a por el Leganés!

Nuevo derby para el Athletic en Iruña

El Athletic el pasado sábado, ante un cuasi descendido Osasuna, consiguió su segunda victoria consecutiva fuera de casa.

Aritz agradeciendo a Óscar su pase (Foto: Deia)
Aritz agradeciendo a Óscar su pase (Foto: Deia)
Tres nuevos puntos que le acercan al objetivo del año de una manera clara, sobre todo porque los dos equipos que también están en la pelea han fallado este fin de semana. El Villarreal perdíó en casa ante el Eibar, que está haciendo un temporadón (me alegro por el equipo, pero mucho más por Mendilibar). Y la Real solo consiguió un punto en su feudo (Anoeta que presentaba un aspecto desolador), contra el Leganés (parte de culpa de los puntos perdidos por la Real la tuvo Iago Herrerín. Enhorabuena, Iago, por tu buena temporada). Así las cosas, nos situamos a dos puntos del quinto puesto y a uno del sexto, que es ahora el Villarreal que nos espera el viernes en su casa.
No es que el Athletic el sábado hiciese un gran partido, pero fue fundamentalmente eficaz, y a estas alturas de la competición eso es lo que se pide. Fue un partido raro, en el que se veía que los navarros no están muy sobrados de nada. En defensa no eran muy solventes y los rojiblancos tuvieron bastantes oportunidades. De hecho, con la perfecta comunión de la banda derecha (De Marcos y Williams) en el primer tiempo se consiguieron dos goles que parecía dejaban sentenciado el partido. Destaco más al segundo porque a Óscar quizás le tengo que poner el pero de alguna laguna defensiva que agudizó el flojo partido de Eneko Bóveda, que seguramente hubiese agradecido mucho la ayuda del lateral, que en algunos casos no tuvo. Pero Óscar estuvo mucho más, en labores ofensivas, algo que notó el equipo y el marcador (las dos asistencias furon suyas) y que nos recordó al mejor Óscar de la época de Marcelo Bielsa.
El primer gol fue de Aduriz, tras una preciosa jugada entre Williams y De Marcos. Su gol número 100 con el Athletic, sólo le falta uno para entrar en el Top 10 del equipo, igualando al gran Julen Guerrero. Grande, Aritz y enormes números los que tiene. Y más que va a conseguir.
Quiero mencionar, así mismo, a Arrizabalaga porque de nuevo nos sostuvo en el partido, cuando tras el gol de Aduriz el equipo se durmió un poco, dejando a los rojillos alguna ocasión clara, sobre todo un cabezazo tras saque de córner. Perfecto. También a Rico, que en el poco tiempo que jugó consiguío retener el balón y contemporizar un poco para que acabasen esos últimos minutos de partido sin muchos sobresaltos.
Por último, tengo que destacar, pero por torpe, al entrenador de los rojillos. Pero lo hago, con mi enorme agradecimiento porque… ¿qué hacía Sergio León, su mejor hombre, en el banquillo? Fue salir al campo y meter un golazo. Menos mal que no estuvo más tiempo y menos mal, también, que su delantero hasta ese momento, había sido Miguel de las Cuevas, el cual tuvo unas oportunidades clarísimas que incomprensiblemente no transformó en gol. Gracias. El Osasuna tuvo unas cuantas oportunidades y otros jugadores de primera nos hubiesen puesto en más problemas, de ahí que diga que no fue un buen partido. Pero… los nuestros no necesitaron más para traerse los 3 puntos. Objetivo logrado.
Y ahora casi sin tiempo ni para estirar los músculos nos llega a La Catedral el Espanyol, equipo que también se ha metido en la lucha por los puestos europeos. Le tenemos a 4 puntos, por lo que es fundamental ya que no nos vamos a jugar solo los 3 puntos de rigor. Además es el martes, para que de nuevo el viernes, otra vez sin prácticamente descansar, nos toque jugar otro encuentro súper exigente contra el Villarreal. Lo de Tebas y sus horarios es para hacérselo mirar. Para el Athletic es imposible que sean peores. Es que ni adrede. Tebas… Tebas… Tebas… , que sepas que por aquí no eres muy querido…
Pero… es lo que hay.
¡Aúpa Athletic y a por el Espanyol!