Agur, Iraia, Eli, Irune! Agur, lehoiak!

Ayer dieron una rueda de prensa en Lezama Iraia Iturregi, Eli Ibarra e Irune Murua.

Despedida con sus compañeras (Foto: Athletic Club)
Despedida con sus compañeras (Foto: Athletic Club)
Las 3 dejan el Athletic este año tras un montón de temporadas, un montón de partidos y un montón de goles. Fue una rueda de prensa terriblemente emotiva. Lloro Eli mientras hablaba, lo mismo le pasó a Iraia, e Irune, ni siquiera fue capaz de hablar, de lo que lloró. Y bueno ni os quiero contar lo que lloré yo al escucharlas, y sobre todo al pensar que no las voy a volver a ver vistiendo la camiseta rojiblanca, en partido oficial, una vez que acabe esta temporada.
Las dos primeras han estado en el Club desde el primer minuto, parece que fue ayer. 15 años, como dijeron en la rueda de prensa, casi la mitad de sus vida. Envidia me dan pero de la buena. Ni me imagino lo que tiene que ser hacer lo que te gusta, el deporte que te gusta y encima en el equipo de tus amores. Unas privilegiadas. Ellas lo saben, lo han disfrutado y también lo han sufrido porque si las alegrías son mayores en tu equipo, las tristezas igualmente son enormes. De todas formas, en mi caso, yo me quedo fundamentalmente con las alegrías que nos han dado, que han sido muchas. Además, sabiendo que ha sido casi de una forma desinteresada porque evidentemente del fútbol no han podido vivir, a pesar de lo que han conseguido. Ellas sí que representan verdaderamente lo que es amor a los colores. El sacrificio, el esfuerzo, el disfrute, por el deporte en sí y no por un sueldo desorbitado que te pagan, ya que no es el caso. Quizá algún día puedan vivir de ello las siguientes generaciones de rojiblancas, de hecho es una de las cosas que pidió ayer Iraia en su despedida. Ellas han abierto el camino, ellas han sido ejemplo y espejo en el que mirarse de muchas niñas que quieren también jugar al fútbol. Han sido las primeras y van a quedar para siempre en la memoria de los athleticzales. Y ya no estoy hablando solo de su juego en el campo, de la estupenda zurda de Eli, de sus internadas por banda y de las de Iraia, de sus balones tocados, centros laterales, corners, faltas extraordinariamente sacadas… que Irune y sus compañeras se encargaban de convertir en goles, si es que no eran ellas mismas las que lo hacían. No, no solo hablo de eso. También hablo de su labor fuera del campo, sobre todo en el caso de Iraia. De su presencia en charlas en la que se hablase sobre fútbol femenino, de su accesibilidad, de su presencia en colegios o en campos de futbol para apoyar torneos, campus, o lo que fuese. Siempre dispuesta a ayudar, al igual que sus compañeras. Un lujo la capitana. Una gran capitana.
Ayer les preguntaron por algún mejor momento o recuerdo. Eli comentó su debut en el que incluso marcó un gol, Iraia, entre otros, la primera Liga que se consiguió en San Mamés ante 35.000 aficionados rojiblancos entregados. ¡Ahí estaba yo!. Y lo pongo entre exclamaciones porque no sólo fardo o chuleo de haber estado en Manchester con los chicos, también estoy orgullosísima, quizá incluso más, de haber vivido algunas cosas con las chicas. Yo estuve allí, sí señor. Así como también estuve esta temporada en La Catedral, un día entre semana, con otros 11.000 aficionados, aplaudiéndoles a rabiar, en el partido de Champion League, contra el Fortuna Hjorring, en el que empezaron ganando, para luego pasar a ser dominadas por las danesas, incluso recibir un gol. Pero como dijo ayer Iraia (como característica del equipo), fueron capaces de, a pesar de que el equipo contrario quizá era un poco superior, repito, fueron capaces de levantarse y de conseguir meter el gol de la victoria, 2 a 1. Partido que me hizo otra vez sentirme orgullosa de ellas. Eso es el Athletic, el que se levanta y consigue un título tras 9 años de esfuerzos (tristezas y golpes por haber estado cerca), o 33 años luchando por ello (como los chicos). Incluso me sentí orgullosísima cuando perdieron en la vuelta en Dinamarca. Dieron todo lo que tenían dentro, estuvieron cerca, muy cerca de pasar a la siguiente ronda, pero no pudo ser. A pesar de ello, incluso en la tristeza, el sentimiento de orgullo…fue increíble. Gracias por habernos hecho sentir así, y lo digo en plural porque sé que no es un sentimiento exclusivo mío.

MILA ESKER, IRAIA!! MILA ESKER, ELI!! MILA ESKER, IRUNE!!

Beti Athleticen parte izango zarete!

AÚPA ATHLETIC!!!

Los 3 puntos de Ipurúa saben a Europa

Que el partido contra el Eibar era importantísimo lo sabíamos todos.

Yeray el mejor del encuentro (Foto: EFE)
Yeray el mejor del encuentro (Foto: EFE)
No se jugaban sólo tres puntos, sino algo más importante, como la posibilidad de dejar al Eibar a 6 puntos de distancia, más el golaverage. Pues bien, es precisamente lo que el Athletic ha conseguido esta noche. El obtener una plaza para la Europa League del próximo año está más cerca, aunque todavía hay que seguir luchando por ella, porque también es factible conseguir la plaza de acceso directo, sin rondas clasificatorias, el quinto puesto. Para ello, habrá que seguir sumando de 3 en 3 y que los demás pinchen. De momento, sólo tenemos delante al Villarreal, a un punto más el golaverage. Partido a partido, y ya iremos viendo.
Sobre el encuentro en sí, comentar que lo mejor han sido los 3 puntos. Pero antes de ponerme a decir que si los jugadores han estado mal, que si el Eibar ha estado más intenso, que sí ha sido un partido horroroso,… prefiero fijarme en que el equipo armero en su casa este año tiene unos números increíbles y que desde luego no ha sido por casualidad. Sólo le habían ganado hasta ahora el Madrid, el Barcelona y el Atlético. Algo querrá decir. De hecho, la presión que han hecho los blaugranas durante todo el partido ha sido tal que los jugadores rojiblancos se las veían y se las deseaban para hilar dos pases seguidos, ya ni hablo de una jugada trenzada, casi impensable, tal y como estaban los jugadores, sobre todo en el primer tiempo. El Athletic correr estaba corriendo tanto o más que los contrarios, pero llegaban tarde a los balones y no eran capaces de crear peligro. Eso sí también he de decir que el Eibar, por su parte, mucha presencia en los últimos tres cuartos de campo sí tenía, pero ocasiones de gol, pocas.
La expulsión del centrocampista argentino Escalante ha sido tan clara como absurda y supongo que Mendilibar le echara un rapapolvos de los que hacen época, porque ha sido una ida de olla de primera categoría, en una jugada sin excesivo peligro. El Athletic a pesar de jugar con un jugador más durante 35 minutos tampoco es que le haya aprovechado mucho . El Eibar seguía atacando lo que podía, pero, la diferencia es que los rojiblancos empezaron a tener más el control del partido, pero sin crear gran peligro salvo el tiro al palo de Raúl. En esto, que llegan los minutos de descuento y le hacen a Raúl García una falta en el borde del área. Beñat la saca magistralmente y el portero Yoel la consigue sacar, aunque no tengo muy claro si el balón estaba ya dentro. Mientras el resto de nuestros jugadores solicitaban gol, le llega el balon a Raúl que mete una volea que se aloja en la red. ¡Qué bueno y qué listo es!
Y nada más. ¡Y nada más y nada menos! Tres puntos que saben a gloria y que se han basado sobre todo en un defensa sólida, con un Yeray, otra vez, sobresaliente. Muniain también muy participativo e intentándolo de todas las maneras posibles, Consiguiendo faltas un porrón y un par de tarjetas para los contrarios, así como unas cuantas patadas y golpes (creo que la boca la tiene bonita… ). Por supuesto, también hay que destacar a Raúl García, el más listo de la clase, y el que nos ha dado en definitiva este importantísimo triunfo.
Ahora el jueves a seguir esta semana frenética (de 3 encuentros), contra el Betis en La Catedral, para el domingo cerrar en Vigo contra el Celta.
¡A por el Betis y aúpa Áthletic!
¡Aúpa el Athletic femenino también, que juega hoy a las 18:30 en Lezama (Gol TV) contra el Barça, segundo clasificado!

El Athletic femenino extraordinario

Se me acaban los adjetivos positivos cuando hablo del Athletic femenino.

En una de éstas llegó el primer gol, de Erika (Foto: Marca)
En una de éstas llegó el primer gol, de Erika (Foto: Marca)
El domingo por la mañana jugaron en Lezama contra el Atlético de Madrid su inmediato seguidor en la clasificación liguera. El partido prometía y levantaba espectación. Así fue en ambos casos. Por medio de Facebook solicité que Lezama estuviese a reventar y casi. En la grada no había ni un sitio libre y la gente se tuvo que colocar alrededor del campo de pie, cosa que no suele ocurrir habitualmente. Pero las chicas se han convertido en un seguro. Cuando se va se acierta y se ve un buen partido. Contra las colchoneras no cambió el nivel. Las nuestras dominaron el partido de cabo a rabo, con una paciencia digna de encomio. Mantuvieron el balón y llevaron la iniciativa desde el minuto uno hasta el 45, momento que con el último suspiro del árbitro para pitar el descanso consiguieron el 2 a 0 por medio de Yulema Corres culminando un buen contrataque. El 1 a 0 fue de Erika en un corner ejerciendo de la más lista (molestar lo justo a la portera, barullo, toquecito y para dentro).
En el segundo tiempo, inicialmente el Atlético intentó dar un paso al frente, lógico si quería conseguir algo. Pero un Athletic muy serio (sólo lleva cuatro goles en contra) se lo impidió. Además Yulema volvó a aumentar el marcador tras desmarque y pases perfectos.
No sabemos cuál puede ser el límite de las rojiblancas este año. Su momento de forma es excepcional, a pesar de los pesares, que viene en forma de lesiones. Más que lesiones parece una plaga. Lesiones además graves, con varias roturas de cruzados de por medio (la última la de Nekane máxima goleadora del equipo) y meniscos tocados. Aparte de las lesiones musculares. Un ejemplo el partido del domingo. Erika salió del campo cojeando y agarrándose el muslo y en su lugar salió Joana Flaviano, que tras seis o siete minutos en el campo se tiró al suelo casi llorando porque sabía que se había vuelto a romper. Parece que es muscular también. A ver si vuelven pronto. Pero lo dicho, las que están subiendo del segundo equipo lo están haciendo bien y que sigan así, porque a este paso va a tener que jugar el utillero.
Con estos nuevos tres puntos (era su décima victoria consecutiva) siguen encabezando la clasificación, con ahora el Barcelona detrás a 4 puntos de distancia, mientras que las colchoneras se han ido a 6.
¡Aúpa neskak y a por el siguiente partido!

ATHLETIC TXAPELDUN!!!

Desde luego el título no es el más original que he puesto, ni el más imaginativo. Simplemente es el mejor. El mejor por el significado. ¡Por fin! Treinta y un años persiguiéndolo y POR FIN, se ha conseguido.

¡Gracias Athletic!
¡Gracias Athletic!
El sábado decía, en mi anterior comentario, que el Athletic merecía un título y lo necesitaba. Por eso mismo, y por la cercanía de la meta, después del partido del viernes, estos tres días han sido muy largos, muy muy largos, por la incertidumbre de si nuestros leones iban a ser capaces de aguantar el asedio del mejor equipo de la historia. El Barcelona es mucho equipo y aunque en La Catedral el Athletic les barrió del campo, no nos podíamos fiar en absoluto. El miedo es libre y yo tenía mucho. No es falta de confianza en los rojiblancos, es la misma realidad la que decía que si alguien podía remontar ese resultado tan abultado, eran ellos. Los mismos que nos han dado para el pelo tantas veces y en tantas finales. ¡Por fin, se la devolvemos! Me da igual que estemos al principio de temporada y su poco rodaje. También nosotros estamos poco rodados. Nuestros chicos han sido capaces de ir al Camp Nou y empatar allí a uno, consiguiendo no sólo la Supercopa, sino que encima el resultado global ha sido nada más y nada menos que un 5 – 1. Palabras mayores. David ha derrotado a Goliat. La juventud, la inexperiencia,… han sido sustituidas por el coraje, la fuerza, y el hambre… de unos jugadores mayoritariamente inferiores en lo deportivo a los culés, pero que han dado todo lo que tenían, consiguiendo lo máximo a lo que podían aspirar. Un título. Han obrado el milagro. Un milagro que muchos, todos hemos perseguido desde hace 31 años, y repito, POR FIN, estos jugadores lo han logrado.
Cuando Aduriz ha conseguido el gol he empezado a llorar y no podía parar. Llanto incontrolable por saber que ya estaba, que se había conseguido, que tras tantos años sin nada que echarse a las manos, la Copa era nuestra. Una Copa. Otra Copa. Algo tan normal antes, pero tan raro o imposible en la actualidad. Lágrimas de tranquilidad, de alegría. Lágrimas por todos los jugadores a los que les hubiese gustado levantarla (habiendo jugado alguna final) y no habiéndolo conseguido. Por los jugadores que aún mereciéndolo por calidad, ni siquiera tuvieron la posibilidad de disputar una final. Por Iraola o por Toquero que ya no están en el equipo (aunque estén). Por Gurpegi que ha logrado levantar un trofeo que tanto deseaba y merecía. Por mi padre que estará encantado en el cielo con todos sus amigos zurigorris (Zarra, Eneko Arieta, Lezama, Jose Iragorri, Txema Landa…) Por todos esos niños, mis hijos incluidos, que me han preguntado estos días que cuándo sacan la gabarra. Por todas las personas mayores que pensaban que se iban a ir sin volver a ver al Athletic campeón. Por todos los que necesitaban un título para seguir creyendo. Por los que piden extranjeros para que tarden un poco más en volver a solicitarlos. Lágrimas, ¡qué demontre!, por mi también, que tuve la suerte de vivir los anteriores títulos de Ligas y Copas, pero que quiero dejar de contárselo a nuestros pequeños, porque ellos también habrán vivido una como protagonistas, y ya no pensarán que casi les mentimos, que eso es imposible que ocurriese. Lágrimas también por todos los athleticzales que lo han pasado tan mal o peor que yo. E incluso por los que nos tiene que aguantar con nuestra locura, que son aficionados más tranquilos, o más racionales, o que ni siquiera son aficionados.
Y para acabar lágrimas por el milagro que es el Athletic con su filosofía. Un equipo que se asemeja a una isla minúscula que por momentos parece poder acabar devorada por este mar o este fútbol actual. Parece, digo, sólo parece, porque es imposible que suceda por la afición que tiene detrás. Afición que sin un triste título que llevarse a la boca ahí ha estado a las duras y a las maduras durante 31 años. Así que esta Supercopa va para todos ellos, va para todos nosotros, va para las generaciones anteriores y para las futuras que ya tienen algo más que contar. Así nuestros hijos podrán contar a sus hijos, vivida en primera persona, la Supercopa ganada, al Campeón de todo de ese año, al Barça, al que se le ha privado de su sexto título en un solo año… al campeón de la Champion, al campeón de la Liga, al campeón de la Copa, al campeón de la Supercopa europea,… a ese mismo Barcelona. ¿Y quién lo ha conseguido? El ATHLETIC Y SU AFICIÓN ¡¡Enhorabuena a todos!!
ATHLETIC TXAPELDUN!

La Copa de todos

Hace seis años escribí una contraportada en el Mundo Deportivo con este mismo título. Por supuesto fue la semana anterior a jugar la Final de Copa del 2009, en la época de Caparrós. Mucha gente me dijo que les había gustado el comentario. Estoy segura que era similar a muchas de mis otras opiniones, que lo que llamó la atención fue el tema o más que el tema, los sentimientos que este tema provoca. No sé vosotros pero yo mentiría si dijese que no estoy nerviosa. Y no porque piense que vamos a ganar. De hecho si alguien pretende leer en estas líneas un comentario optimista, positivo, en el que vaya a asegurar que vamos a traernos la Copa, que deje de leer ya porque no lo voy a hacer. Ya me gustaría que así fuese pero… el Barcelona me parece diría que casi casi inalcanzable, de ciencia ficción. Así que voy a hablar de otras cosas. Seguramente de sentimientos.
Las redes nos están invadiendo con vídeos motivadores, yo los veo y rara es la vez que no se me caen las lágrimas. La gente tiene mucha imaginación y a cada cual es más bonito. Aquí podría poner 20 ó 30 ejemplos pero sólo voy a elegir el siguiente. Imagen de previsualización de YouTube Los protagonistas son los residentes de la residencia Rodríguez Andoin V de Portugalete. Para mí verlo es ver a mis abuelos o a mis padres animando al Athletic. Nuestros mayores son, en la mayoría de los casos, los que nos han ido inculcando el amor a los colores, así que me parecen unas imágenes perfectas para ver de dónde parte el sentimiento y lo qué supone.
Por otro lado conozco otro vídeo que hace años corrió como la pólvora por las rees sociales, whatshapp. etc… en el que se ve a una cría muy muy pequeña dando unos besos enormes y con muchísimo sentimiento a un escudo del Athletic de un pantalón. Supongo que se reprodució tanto porque era una pocholada de cría y por lo que representaba. Escuché que los padres pedían que por favor no se difundiera más, por lo que no lo voy a colgar, pero reconozco que lo veo de vez en cuando. Esa niña en su inocencia representa un poco la inconsciencia del sentimiento Athletic. Igual somos todos un poco niños en ese amor ciego a algo que no podemos ni describir. Es así, sin más. Y es así en muchos casos desde la cuna. En otros casos no. Por ejemplo… el camarero al que compro de vez en cuando algún kebaph, ayer me dijo (como pudo porque no habla bien español) que quería que ganara el Athletic y me señaló un banderón enorme que había colgado dentro del local. Me aclaró que la bandera era suya, que no era de su jefe. Que la había comprado él con su dinero, ¡20 euros!, me dijo (por la forma de decirlo, sé que era muchísimo para él), pero ahí estaba él más contento que unas castañuelas, con su bandera y suspirando por un triunfo de su equipo… ¿Desde cuándo es del Athletic? Ni idea, pero… ¡Qué más da! Y así hay doscientos mil casos, por arre o por so, cada uno quiere al Athletic a su manera. Ese sentimiento nos une, y en muchos casos ese sentimiento nos lleva hasta Barcelona (vaya tomadura de pelo que tengamos que ir allí, pero ese es otro tema). En mi caso a Barcelona con mi familia. Con mis hijos para los que va a ser su primera final, con más o menos los mismos años (13 y 12 años), con los que viví yo la mía (la del Betis). Aquel año también perdimos, fue una pena, pero eso fue lo único malo… los recuerdos que tengo de aquellos días son excepcionales. Mi familia, Madrid rojiblanco, los béticos, el buen ambiente entre las aficiones, y todo, todo el mundo contento, con ganas de fiesta y pasándoselo bien. Esto mismo es lo que pido a la final de este año (salvo el resultado, jeje): que el ambiente sea una fiesta en Bilbao, en Cádiz, en Barcelona, en Donostia, en Jaén… una fiesta en cualquier sitio en el que haya un aficionado del Athletic, que no haya ni medio problema, que lo pasemos bien, que mis hijos vuelvan de allí siendo más del Athletic de lo que ya son (difícil pero…). Y saber, que esto sí que lo sé, que por mucho que nos ninguneen, no nos tomen en cuenta, seamos una rara avis para todos los que vean la final,… y hagan lo que hagan en ella nuestros leones, repito saber positivamente que seguiremos siendo fieles a estos colores, a este sentimiento. Igual que lo es Mikel Rico al que ayer le oí decir en una entrevista que él vivió la final mencionada de Mestalla, en las gradas, allí mismo, campo al que fue con un amigo, y del que tuvo que salir al acabar el partido, casi corriendo y de madrugada, hacia creo que dijo El Ejido (no estoy segura), porque allí tenía entrenamiento al día siguiente. Él sabe lo que es sentir eso, y sabe cómo lo vivimos todos los demás, porque él lo vive igual. Así que él, como todos sus compañeros se van a dejar la piel en el campo, porque todos tienen a sus familiares detrás, a sus vecinos, a sus amigos, a los que han nacido en el mismo lugar que ellos, a sus compañeros que no pueden estar en el campo, por lesión o porque otros lo han hecho mejor según el entrenador y no han encontrado sitio, a todos detrás… para animarlos a tope para que intenten traerse la Copa.

¡Ojala fuese para nosotros!
¡Ojala fuese para nosotros!
Una Copa que es de todos los que he dicho aquí arriba y de los que no he dicho. De los que no están, de mi padre, que como dice una amiga, con lo salsero que era, seguro que, con la ayuda de San Mamés, ha liado a San Pedro y a San Juan, para que le dejen organizar un campeonato de viejas glorias. Campeonato que habrá interrumpido, porque con permiso de Dios, se va a llevar a todo el cielo a ver la Final (primera fila de palco para su padre Valentín , mi abuelo, para Telmo, para Lezama, para Angel, para Txomín, para Piru, para Arieta,…). Y desde allí, seguro que ha convencido hasta el mismísimo Kubala, para que anime al Athletic, ¡pues bueno es él!
Conclusión: Muchos ánimos van a ser. Bueno, muchos no, muchísimos tampoco, muchisísimos (que dicen algunos niños).
Y ya continuando con el sueño, sólo pensar lo que podría ser si se ganase, lo que supondría, hace que…. Buf… ¡Impensable!
Os deseo… ¡Feliz Final!
Y…
¡Aúpa Athletic!