Un Athletic desastroso en Málaga

Nunca antes un punto conseguido por el Athletic jugando fuera de casa me había dejado un sabor de boca tan horroroso e incluso un cabreo monumental. He dejado pasar más de 24 horas para escribir porque el sábado me salían espumarajos por la boca y podía haber escrito cualquier barbaridad.

Rolan nos volvió locos (Foto: Jorge Zapata/EFE)

Jugando contra el Málaga, un equipo que en 5 partidos no había conseguido arañar ni un solo punto,  que tenían que estar hechos un manojo de nervios, algo que quizá quedó demostrado con la absurda expulsión de Kuzmanovic, ganada a pulso por protestar como sólo se les permite al Real Madrid y al Barça. A partir del minuto 80, el Málaga empató a 3 goles después de que el Athletic fuese ganando por 2 goles de diferencia. Inexplicable, incomprensible, triste, lamentable,… podía seguir poniendo adjetivos negativos pero me lo voy a ahorrar. Por si fuera poco desaguisado, en el descuento Laporte hizo una de las suyas… es decir, ceder el balón “amablemente” al delantero para que tuviese un mano a mano con Kepa, que éste solventó perfectamente. Se podía haber perdido, pero el empate es como una derrota.

Y si hay que señalar a alguien, el mayor culpable me parecen los jugadores por su poca consistencia ante un cadaver futbolístico en inferioridad numérica. Williams a pesar de sus dos goles no me gustó porque no ayudó absolutamente nada a Iñigo Lekue en tareas defensivas y de ahí vinieron todos los males. Iñigo sufrió muchísimo pero no es el único culpable. Si veis repetido el primer gol de ellos se ve que Iñaki baja corriendo pero tranquilamente. No ayuda y le deja su trabajo a San José, que tampoco está muy afortunado porque da a Rolan el espacio suficiente para que chute con tranquilidad. Cuando Rolan dispara Iñaki está cerca y le podía haber encimado para molestar pero, no, tampoco. Y esto es un ejemplo. Si queremos un lateral que suba, el extremo tiene que cumplir labores defensivas también.

Por otro lado, los medioscentros no funcionan y así es muy complicado. No da Cuco con la tecla. Ha probado muchas variedades de parejas, pero nada. ¿Qué le pasa a Beñat? ¿Rico no podría hacerlo mejor?

Por buscar algo positivo del partido me quedo con detalles de Córdoba, con Iker, que sigue a muy buen nivel (participó en los 3 goles), y algunas paradas de Kepa, al que se le acumuló el trabajo, aunque en el segundo gol podía haber hecho algo más.

Cuco tiene mucho trabajo. Mucho  trabajo y poco tiempo para ello porque el jueves ya están aquí, en La Catedral, el Zorya y la Europa League. ¡A por ellos! y…

¡Aúpa Athletic!

Poco juego pero 3 puntos más en la Catedral

En el título ya he resumido todo lo que ocurrió ayer.

Raúl, otra vez destacado y gol  (Foto: Athletic Club)
Raúl, otra vez destacado y gol (Foto: Athletic Club)
Nuestro Athletic sigue sumando de tres en tres en San Mamés, algo que tiene muchísimo mérito, de hecho, el único equipo que este año ha conseguido los mismos puntos en casa es el Real Madrid. Así que a pesar del poco juego nos deberíamos de dar con un canto en los dientes, pues ya quisiera lo mismo para él cualquier otro equipo de la Primera División. Otra cosa es ya si hablamos de los resultados fuera… horrorosos, ya sabemos.
Ayer el rival fue el Málaga que para el minuto tres ya había tenido tres oportunidades muy claras, gracias a errores de bulto nuestros. Ahí se dieron y se escucharon unos silbidos que demostraban que a los aficionados zurigorris no nos gustaba nada lo que estábamos viendo. Eso sí, también hay que decir que esos pitos fueron continuados por aplausos y gritos de ánimo. Perfecto, primero toque de atención, y después a intentar remar todos juntos. Al Athletic le costó conseguir su primera ocasión pero una vez empalaba Lekue su volea a las nubes, se fueron sucediendo otras jugadas con final también defectuoso. El día que afinemos la puntería el contrario se va a llevar un carro de goles. Lekue, Susaeta, Raúl, Yeray,… Nada.
El segundo tiempo similar con alguna ocasión clara para los malacitanos que tampoco consiguieron concretar. Sobre todo esos tres saques de banda hechos por el central que fueron bastante más peligrosos que cualquiera corner. Más que saques de banda parecían obuses. Dos rematados por ellos ante nuestra pasividad, en uno paradón de Iraizoz, y otro salida por alto del portero con algún apurillo para coger el balón. Alguna otra oportunidad nuestra, pero sin ser gran cosa y por fin el gol por medio de un penalti claro ejecutado de nuevo por uno de los mejores del partido. Raúl Garcia, uno de los más incisivos. Cuando no está Aritz se prodiga mucho más en todo tipo de remates. Da la sensación que se toma mas responsabilidad por la falta de nuestra referencia arriba. Se agradece tanto trabajo.
El otro destacado, como la semana pasada, también, Iñigo Lekue. Da gusto verle internarse por la banda e intentar el disparo a puerta con descaro y potencia. Sigue así.
También tengo que destacar algo preocupante… la cantidad de balones que se dieron al contrario sin causa aparente, digo en pases relativamente sencillos, lo que hace más incomprensible los errores. Hay que solucionarlo, como sea, pero hay que hacerlo porque lo lógico es que ayer a causa de alguno de los muchos errores (San José, Laporte, Iker,… ) nos hubiese caído algún gol. Hubo suerte y no fue así, por la impericia del Málaga y también por alguna parada de Gorka. Sea como fuese mantuvimos la portería a cero algo que no lográbamos creo desde hace 10 partidos. Demasiados.
Y la semana que viene a Anoeta, a seguir luchando por Europa. A ver si conseguimos jugar como contra el Sevilla y afinamos tanto en defensa como en ataque, y si fuese así podriamos sacar algo bueno, que… ¡ya es hora de lograrlo!
¡Aúpa Athletic y a por la Real!

El Athletic buen juego pero otra derrota en Sevilla

Está claro que ésta no es la temporada del Athletic jugando fuera de casa.

Los dos mejores del partido: Raúl e Iñigo (Foto: Deia)
Los dos mejores del partido: Raúl e Iñigo (Foto: Deia)
Da igual que lo haga mal o que lo haga bien, el resultado siempre es el mismo: derrota. Ayer nos tocó el Sevilla. Salvo los 15 ó 20 primeros minutos en los que el equipo hispalense jugó muy bien todo, el resto del partido fue de dominio claro rojiblanco (aunque también tuvieron ellos alguna contra peligrosa). Se ve que nos va mejor jugar con los equipos que están arriba en la clasificación. A pesar de ese dominio nos penalizó lo de todos los partidos últimamente: la falta de pegada, ayer incluso hubo un palo, tras precioso cabezazo de Raúl García. Pero no hay manera, hacemos oportunidades, ayer unas cuantas: Raúl, Williams, San José, Yeray, Lekue,… todos tuvieron la suya, incluso alguno más de una, pero ninguno conseguió materializarlas. Que dependemos de Aritz Aduriz es evidente, pero este año esa dependencia es incluso mayor. Por favor, Aduriz, recupérate pronto.
De este modo el Sevilla con un penalti de Etxeita más que ingenuo, se consiguió llevar los tres puntos. Xabi pecó de pardillo, puso la pierna y ¡qué más quiere el jugador del Sevilla! Un penalti que deberían haber vuelto a tirar porque Iborra está dentro del área antes de que Jovetic chute. Por supuesto, nuestra mala suerte hizo que a pesar de que Iraizoz paró el penalti el rechace lo consiguió transformar Iborra. Y nada más. Suficiente, con eso ya se llevaron los tres puntos. Etxeita el resto del partido estuvo bastante bien, rechazando unos cuantos balones que podían haber sido gol. Iñigo Lekue estuvo bastante bien. Pena que no se decidió a chutar en ese balón que le cedió Raúl. Este último para mí, el mejor del partido. Le faltó el gol, pero estuvo muy cerca. Beñat también estuvo mejorado pero tuvo que dejar el campo con alguna molestia. A ver si se recupera para el domingo… ¡Qué mala surte estamos teniendo con las lesiones! Al final, vamos a tener que salir a jugar los aficionados.
Por cierto, un recuerdo también para el señor árbitro, que no dio una a derechas. ¡Qué arbitraje más lamentable! Y qué manía más idiota tienen los colegiados de sacar tarjetas por protestas mínimas y no sacarlas cuando se hacen faltas clarísimas. Jovetic no debió acabar el partido. Eso sí, el árbitro se confundió en ambas direcciones, porque también hubo unas cuantas absurdas contra el Sevilla.
Y de nuevo sin tiempo casi ni para descansar el domingo contra el Málaga, esta vez en La Catedral. A ver si volvemos a ganar para no descolgarnos de la lucha por Europa. ¡Aúpa Athletic y a por ellos!

Del Cerro Grande y Balenziaga impiden el liderato en Liga

Que tenemos mala suerte con los árbitros es evidente. Aunque no sé si es mala suerte u otra cosa.

Agresión de Rosales sin expulsión (Foto: Deia)
Agresión de Rosales sin expulsión (Foto: Deia)
Y encima otra vez en Málaga. Sí anteriormente fue Mateu Lahoz este año le ha tocado a Del Cerro Grande. Dos derrotas que no deberían haber sido. Pero a pesar de empezar criticando al árbitro, por supuesto, no me puedo olvidar de Balenziaga al que también le tengo que dar lo suyo. El jugador del Málaga, Rosales, en una pugna por el balón le agrede a Mikel metiéndole los tacos en el costado. Metiendo y empujando puesto que así lo demuestran las imágenes. El árbitro ni siquiera lo ve porque no pita la falta. Mikel una vez en el suelo se revuelve y pone el pie en el jugador contrario, el cual se tira al suelo y empiezo a tener espasmos. ¿Que exagera? Claro. Pero que Mikel no debería haber hecho eso es más claro todavía. Eso sí el árbitro tuvo que sacar el mismo color de tarjeta a los dos. El malacitano le clava los tacos a Balenziaga, por lo tanto, tarjeta clara. Mikel estando en el suelo se revuelve y golpea con el pie al contrario. Tarjeta también. Pero ¿por qué el árbitro considera que son tarjetas de distinto color?
Tampoco me olvido de la verbena que protagonizaron los arbitros en UEFA este jueves en la Catedral (partido contra el Rapid). Acertaron, pero tras tres cambios de opinión (gol, penalti y fuera de juego), que evidentemente fueron rearbitrados tras chivatazo de alguien que vio el vídeo. Primer caso en el fútbol mundial y tiene narices… nos toca a nosotros. De llorar.
Ayer, a partir de esa decisión arbitral, se acabó. El Athletic, más de una hora con 10 jugadores, era muy difícil que mantuviese el resultado favorable que tenía, gracias al otra vez buen gol de Aritz Aduriz (tras un control soberbio del balón). A falta de diez minutos para el final nos llegaron los dos goles seguidos y agur a los tres puntos y al liderato compartido en Liga. ¿Protestaremos ante el Comité de árbitros o iremos de panchitos como siempre?
Por cierto, otro detalle “precioso” del árbitro que no introduce en el acta los gritos despectivos del público contra los vascos. ¿No los oyó? Ya… igual, igual que tampoco oían los gritos contra Gurpegi.
Ahora 15 días de descanso que van a venir fenomenal.
Mientras el miércoles hay que ir a San Mamés a las 19:30 a ver el debut en Champions League del Athletic femenino, que tiene partido contra el Fortuna Hjorring danés. Aurrera neskak!
¡Aúpa Athletic!

El Athletic consigue algo más que 3 puntos en La Rosaleda

No sé de dónde le salió la fuerza al Athletic ayer en Málaga.

Raúl decisivo (Foto: EFE)
Raúl decisivo (Foto: EFE)
Las bajas eran importantísimas y los cambios en el equipo notorios. A pesar de eso, el equipo con una fe y una entrega absolutas consiguió los tres puntos que son más que puntos porque son un empujón enorme de moral, frente al varapalo de la eliminación de la Europa League el jueves. En la alineación hubo muchos cambios con respecto a lo que se puede considerar el equipo titular. Cambios algunos obligados por lesiones y otros por la necesidad de dar descanso tras la paliza del partido con prórroga y penaltis de 60 horas antes. Entraron Gurpegi, Iturraspe, Rico, Iñigo Lekue, y sobre todo Viguera. Digo sobre todo porque el riojano llevaba sólo 53 minutos en Liga, en 5 partidos…, por supuesto ninguno como titular,… vamos… eso y nada viene a ser lo mismo. Si esto fuese poco, San José tuvo que jugar en el centro de la defensa, es decir, fuera de su habitat natural este año. Las horas de descanso entre los partidos ya he dicho que solo eran 60. Un cúmulo de circunstancias que seguro que nos hacían firmar a todos un empate al empezar a disputar el encuentro. Yo desde luego sí. Mujer de poca fe. Además tenemos que añadir que el Málaga tenía alguna pequeña posibilidad de poder conseguir el séptimo puesto. De hecho salieron con el cuchillo entre los dientes. El primer tiempo fue agotador de ver, por el modo que tuvieron de correr y presionar los dos equipos. En el segundo se bajó un poco el ritmo, porque lo contrario era imposible que ocurriese, pero siguieron matándose en las disputas. Un ritmo frenético difícil de seguir y más si dos días antes has tenido que jugar una eliminatoria de 120 minutos. Eliminatoria que encima perdiste. Pero este Athletic es todo corazón y alma y consiguió una victoria de enorme mérito.
En ambos tiempos el equipo que más oportunidades tuvo fue el malacitano pero como Iraizoz también juega, desbarató todo lo que se acercó por su área con una solvencia de admirar. Segundo partidazo seguido que hace. Fue el mejor de los dos equipos de largo. Algunos me dirán que es su trabajo… Sí, claro. Pero es que lo volvió a bordar. Hizo cinco paradas de muchísimo mérito. Los tres puntos son prácticamente de él. Otro de los destacados fue Raúl García. Lo que este jugador da al equipo es una barbaridad. Trabaja sin descanso, está en todos los lados, apoya siempre a los compañeros, incordia a los contrarios, da una cantidad de juego increíble, pases al hueco, de gol, pases para desahogar si es necesario, mantiene el balón si se va ganando y encima… es goleador. Fundamental. Se notó cuando estuvo lesionado y su vuelta le ha dado un plus al equipo y hace que el hueco enorme que deja Aritz Aduriz con su lesión se note menos. Ayer metió su octavo gol en la temporada, ahí es nada. Balenziaga este año me está sorprendiendo gratamente porque a lo tonto se ha hecho con el puesto y ha pasado a ser uno de los indiscutibles. Su despliegue físico es extratosférico. No deja de subir y bajar la banda ni un minuto. También quiero mencionar a Iturraspe, al que este año no le están saliendo las cosas bien, pero que ayer sí que se dejó notar, igual que el jueves. Tiene muy pocos minutos en Liga pero lo hizo bien. Mikel Rico igual. Borja Viguera merece mención aparte.
Viguera partido completo (Foto: El Mundo Deportivo)
Viguera partido completo (Foto: El Mundo Deportivo)
Con los minutos que llevaba diría casi que ayer debutó en Liga, en la jornada 32, casi cuando se está acabando. A pesar de ello, se dejó ver. No voy a decir que hizo un partido excelente pero sí que participó y tuvo alguna oportunidad. La primera combinando con Raúl y haciendo un recorte al defensa, pero no definiendo bien. Otra de nuevo a pase de Raúl, pero se acabó escorando demasiado. La ocasión más clara de gol de nuestros jugadores la tuvo Iñigo Lekue y el pase vino de Borja desde prácticamente el corner contrario. En el segundo tiempo alargó muchos balones, y consiguió bajar otros para sus compañeros. Poco antes de acabar el encuentro tuvo dos oportunidades. En la primera, tiró pero al cuerpo del portero y en la segunda decidió pasar, pero De Marcos no se lo esperaba. Una pena. A falta de todos los delanteros que tenemos Borja Viguera ha demostrado que puede aportar. Le puede faltar ritmo, pero es que lo contrario sería un milagro. Pero repito para lo que ha jugado, considero que lo hizo bien.
Para acabar destacar el resto de marcadores de la jornada, todos favorables: empates del Celta y Sevilla y derrota del Villarreal. De este modo estamos en quinta posición, con el Celta a un punto y el Sevilla a cinco. Y ahora el miércoles casi sin poder respirar viene a La Catedral el Atlético de Madrid que quiere el liderato en solitario (está empatado a puntos con el Barça). Muy difícil, pero ellos llevan encima casi tantos minutos como nosotros y, encima, tienen en contra el factor campo, y sobre todo, el alma y la fuerza zurigorri.
¡A por ellos y Aúpa Athletic!