Nuevo derby para el Athletic en Iruña

El Athletic el pasado sábado, ante un cuasi descendido Osasuna, consiguió su segunda victoria consecutiva fuera de casa.

Aritz agradeciendo a Óscar su pase (Foto: Deia)
Aritz agradeciendo a Óscar su pase (Foto: Deia)
Tres nuevos puntos que le acercan al objetivo del año de una manera clara, sobre todo porque los dos equipos que también están en la pelea han fallado este fin de semana. El Villarreal perdíó en casa ante el Eibar, que está haciendo un temporadón (me alegro por el equipo, pero mucho más por Mendilibar). Y la Real solo consiguió un punto en su feudo (Anoeta que presentaba un aspecto desolador), contra el Leganés (parte de culpa de los puntos perdidos por la Real la tuvo Iago Herrerín. Enhorabuena, Iago, por tu buena temporada). Así las cosas, nos situamos a dos puntos del quinto puesto y a uno del sexto, que es ahora el Villarreal que nos espera el viernes en su casa.
No es que el Athletic el sábado hiciese un gran partido, pero fue fundamentalmente eficaz, y a estas alturas de la competición eso es lo que se pide. Fue un partido raro, en el que se veía que los navarros no están muy sobrados de nada. En defensa no eran muy solventes y los rojiblancos tuvieron bastantes oportunidades. De hecho, con la perfecta comunión de la banda derecha (De Marcos y Williams) en el primer tiempo se consiguieron dos goles que parecía dejaban sentenciado el partido. Destaco más al segundo porque a Óscar quizás le tengo que poner el pero de alguna laguna defensiva que agudizó el flojo partido de Eneko Bóveda, que seguramente hubiese agradecido mucho la ayuda del lateral, que en algunos casos no tuvo. Pero Óscar estuvo mucho más, en labores ofensivas, algo que notó el equipo y el marcador (las dos asistencias furon suyas) y que nos recordó al mejor Óscar de la época de Marcelo Bielsa.
El primer gol fue de Aduriz, tras una preciosa jugada entre Williams y De Marcos. Su gol número 100 con el Athletic, sólo le falta uno para entrar en el Top 10 del equipo, igualando al gran Julen Guerrero. Grande, Aritz y enormes números los que tiene. Y más que va a conseguir.
Quiero mencionar, así mismo, a Arrizabalaga porque de nuevo nos sostuvo en el partido, cuando tras el gol de Aduriz el equipo se durmió un poco, dejando a los rojillos alguna ocasión clara, sobre todo un cabezazo tras saque de córner. Perfecto. También a Rico, que en el poco tiempo que jugó consiguío retener el balón y contemporizar un poco para que acabasen esos últimos minutos de partido sin muchos sobresaltos.
Por último, tengo que destacar, pero por torpe, al entrenador de los rojillos. Pero lo hago, con mi enorme agradecimiento porque… ¿qué hacía Sergio León, su mejor hombre, en el banquillo? Fue salir al campo y meter un golazo. Menos mal que no estuvo más tiempo y menos mal, también, que su delantero hasta ese momento, había sido Miguel de las Cuevas, el cual tuvo unas oportunidades clarísimas que incomprensiblemente no transformó en gol. Gracias. El Osasuna tuvo unas cuantas oportunidades y otros jugadores de primera nos hubiesen puesto en más problemas, de ahí que diga que no fue un buen partido. Pero… los nuestros no necesitaron más para traerse los 3 puntos. Objetivo logrado.
Y ahora casi sin tiempo ni para estirar los músculos nos llega a La Catedral el Espanyol, equipo que también se ha metido en la lucha por los puestos europeos. Le tenemos a 4 puntos, por lo que es fundamental ya que no nos vamos a jugar solo los 3 puntos de rigor. Además es el martes, para que de nuevo el viernes, otra vez sin prácticamente descansar, nos toque jugar otro encuentro súper exigente contra el Villarreal. Lo de Tebas y sus horarios es para hacérselo mirar. Para el Athletic es imposible que sean peores. Es que ni adrede. Tebas… Tebas… Tebas… , que sepas que por aquí no eres muy querido…
Pero… es lo que hay.
¡Aúpa Athletic y a por el Espanyol!

Iturraspe vuelve a pisar fuerte en La Catedral

LLevábamos mucho tiempo preguntáńdonos que pasaba con Ander Iturraspe, y dóńde estaba el gran jugador que nos sorprendió haciendo una enorme temporada con Marcelo Bielsa.

Itu ha vuelto oara quedarse (Foto: Athketic Club)
Itu ha vuelto para quedarse (Foto: Athketic Club)
Algunos incluso hablábamos del Kaiser, recordando al gran Franz Beckenbauer. Un jugador imperial que llevaba el ritmo del partido y que hacía jugar a todos sus compañeros con sus certeros toques, pases, cambios de orientacíón, recuperaciones, etc… Ese jugador se fue y no sabíamos lo que había ocurrido. Pues bien para los incrédulos que decían que Iturraspe estaba acabado, Ander ha vuelto, y con fuerza. Además ha vuelto ante un grande como el Atlético y ha hecho su segundo partido casi perfecto. El anterior muy bueno también fue contra otro grande, en este caso el Barcelona, en cuyo partido nos demostró que podía seguir dando mucha guerra y que no había que darlo por acabado. El que haya hecho estos muy buenos dos partidos, encima contra estos rivales, le da más mérito a su reencuentro con el juego. Tenemos jugador de calidad. No ha desaparecido. Ésta puede ser la mejor noticia para el Athletic en este momento. Sus cualidades son muchas y el equipo las echaba de menos. Bienvenido Ander.
En otro sentido también podemos dar la bienvenida a Óscar De Marcos. Se notaba su falta porque un pulmón como el suyo tampoco es fácil de suplir. Ha vuelto de una lesión que le ha dado mucha guerra y que le ha tenido fuera del césped algo más de dos meses. Una faena para el equipo. Ayer fue capaz de completar los 90 minutos subiendo y bajando de manera incansable. No sólo eso, sino que encima metió un precioso gol de cabeza, a pase extraordinario de Raúl García. Suponía el voltear el marcador y situarlo en 2 a 1. Pena que no supimos mantenerlo.
Otro nombre propio es el de Lekue quien el otro día, contra el Leganés en el lateral derecho, las pasó canutas ante Machis (salía de una lesión). Ayer Valverde decidió situarlo de extremo izquierdo, no defraudándole y consiguiendo un gol de bandera. Este jugador además de ser polivalente nos está demostrando que puede ofrecer muchísimo al equipo. ¡Sigue así Iñigo!
Así mismo gran partido de Iker Muniain, como siempre que juega en su puesto de media punta. Eso sí, por ponerle algún pero chiquitín,… Iker, alguna vez intenta pasar el balón antes.
El último nombre propio que voy a destacar del partido de ayer es el de Ernesto Valverde para hacerle una pregunta. ¿No estabas viendo desde el ras del césped que Williams estaba fundido y que era incapaz de mantener el balón? ¿No le podías haber cambiado antes? El desgaste del primer tiempo y los kilómetros que hizo, y a la velocidad que los hizo supuso que en el segundo tiempo estuviese sin aire, perdiendo muchos de los balones que le llegaban. Desde luego en la grada lo estábamos viendo todos. Pena, porque de una pérdida suya vino el empate del Atlético. El balón le llegó a Antoine Griezman que se acercó al borde del área sin mucha oposición para inventarse un tiro perfecto a la cepa del poste. Empate, quizá merecido, pero que te deja un mal saber de boca final.
De todas formas me vuelvo a quedar con que el Athletic ante el cuarto clasificado consiguió hacer un muy buen partido y sobreponerse al varapalo que es recibir un gol en el minuto dos. Bien por el equipo que acaba la primera vuelta del campeonato de Liga con 29 puntos y muy bien situado. Ahora a conseguir que la segunda vuelta sea mejor que la primera, algo que con Txingurri siempre ocurre y este año no va a ser menos.

¡Iturraspe, la gran noticia de Augsburgo!

Ya estamos clasificados para la siguiente ronda de la UEFA y encima como primeros de grupo. Objetivo logrado además con una estupenda noticia.

Ander sale para salvar al equipo (Foto: Oskar Martínez)
Ander sale para salvar al equipo (Foto: Oskar Martínez)
La vuelta del mejor Iturraspe, que en 17 minutos hizo lo suficiente para que sus compañeros voltearan el marcador. Su cambio por Mikel San José fue providencial, ya que produjo el único juego que se elaboró en todo el partido. El triunfo del Athletic llegó, como muchísimas veces, por la banda. Esa que no se utilizó ayer en el resto de los 75 minutos. Junto a Ander, la entrada de Iñaki Williams también fue fundamental, precisamente, para utilizar ese recurso tan importante del pase lateral. Mas teniendo a Don Aritz Aduriz, que se desespera sino de aburrimiento, al no recibir nada. En Iñaki voy a poner menos énfasis, no porque no tuviese importancia, que sí la tuvo y mucha, sino porque Ander es el que está necesitado de sensaciones positivas. LLeva mucho tiempo sin ser el que era con Bielsa y eso creo que le está pesando demasiado. Este año las lesiones le tienen amargado, y esos 17 minutos le deben dar fuerza porque la calidad ahí está. La asistencia del primer gol es perfecta porque el balón va con rosca, fuerte, de manera que cuando lo tocas sale como un tiro. Si a eso le añadimos la colocación exacta, ¡qué más podemos pedir! La pared con Iñaki en el segundo… sobresaliente. El pase al hueco dejando al extremo solo es de auténtico lujo. Williams se encargó del resto, pase de la muerte esquivando al portero y, el de siempre, que aparece en su sitio para empujar a la red. Una maravilla para los ojos. Y más, en un partido en el que la creación de juego brilló por su ausencia. Anteriormente, tras el gol de Susaeta, después de un saque de banda excelente (permitidme que me desmaye porque no se destacan nuestros chicos en esta jugada, mas bien al contrario). Tras el gol, el equipo cedió el balón a los alemanes pero no porque fuese más cómodo sino porque lo perdían al primer pase. Ellos tampoco creaban nada porque la línea de presión no la pasaban, y los rojiblancos estaban cómodos. Pero poco a poco la presión se fue haciendo más cerca de nuestro campo y ya se sabe… tanto va el cántaro a la fuente … que al final, un desvio, un poco de mala suerte y gol. El segundo propiciado por dos fallos encadenados y … en el marcador por detrás y de nuevo con cara de susto. El equipo que salió de inicio en teoría no es muy creador y lo demostró. Músculo sí, pero hacia arriba… Encima Eraso, que tiene muchísima calidad, no tuvo su noche. Así como tampoco sus compañeros de centro del campo. Si añadimos unas bandas que no carburaban, ocurrió lo que tenía que ocurrir. Otra vez muchos cambios en la alineación inicial. Demasiados, pero esta vez Valverde contaba con la ventaja de tener la tranquilidad de saber que quedaba el partido en La Catedral contra el AZ Alkmaar, pensando así mismo en que contra el Rayo hay que ir a ganar. De todas formas que se tome nota porque ya son dos partidos con bastante poco juego. Y destaco lo de los dos partidos porque no quiero cargar las tintas en los suplentes, lo que me parece muy injusto. No dudo de la calidad de ni uno de ellos. Al contrario, considero que el banquillo este año es potente, incluso muy potente. Y quiero dejar claro que los titulares también sueltan petardazos como el del otro día en Granada y que los suplentes siempre van a tener las cosas más fáciles si salen de pocos en pocos, no todos a la vez.
Bueno y ahora a disfrutar la clasificación para la siguiente ronda como primeros de grupo, por lo que esquivamos en el sorteo a los que vienen de la Champions, y encima con un partido por delante, el del AZ, para probar cosas y dar descanso a los que más cargados de minutos estén. Perfecto.
Y el domingo, por supuesto, ¡a por el Rayo!.
¡Aupa Athletic!

¡Muchos más viudos de Bielsa!

Había oído hablar de la expresión “viudos de Bielsa” que surgió cuando Marcelo dejó la selección chilena. A pesar de entender cuál es el sentido de estas palabras, me ha gustado leer [Enlace roto.]en el que se habla sobre Rafael Echevarria, filósofo chileno, que analiza al argentino y se autodenomina así mismo viudo de Bielsa. Recomiendo la lectura y comienzo este texto diciendo que yo también me reconozco como viuda de Bielsa. Y vosotros … ¿lo sois?.

Despedida
Despedida

Dicho esto, voy a comentar lo que me pareció la rueda de prensa de Urrutia del viernes pasado en la que anunció la decisión unánime de la Junta Directiva de no renovar al entrenador elegido por ellos hace dos años. He introducido el link, pero en este caso no recomiendo que se acceda a él, debido al poco contenido del mismo, a pesar de los 27 minutos que dura. Como socia del Athletic, me hubiese gustado que el presidente del Club, al tomar una decisión tan importante, en contra del sentir de muchos de sus socios (así se lo hicieron ver el día de la despedida de San Mamés), hubiese explicado las razones, y no se escudase en “lo mejor para el Club” (¡pues sólo faltaba que la decisión la hubiesen tomado en contra del bienestar del Athletic!) y razones institucionales y deportivas (imaginamos que no son políticas… ¡O quizá sí!). Creo que los socios se merecen algo más de fuste. Al no explicar nada, postura comodísima (pero que creo que les está haciendo un daño tremendo), lo que facilitan es que la imaginación del personal (la mía incluida) se ponga a divagar y a inventar posibles razones de peso… pero… que… en el fondo lo único que hacen es polemizar y daño. Daño a Bielsa. Daño a los jugadores. Daño al Club y al final daño al Athletic.

En el primer párrafo y como declaración de intenciones he dicho que yo también me siento viuda de Bielsa. Las razones son claras: por saber o ver lo que he visto, por haber disfrutado con lo que ha conseguido sacar de este equipo, por regalarnos el año pasado que nos regaló, por ese fútbol que no se veía por aquí desde hace mucho, por su lealtad, por su trabajo, su entrega, por su identificación con unos colores que no son suyos, pero que los ha hecho suyos por profesionalidad. Por lo que dice, que me lleva a verle como una persona íntegra. Pero también las dudas son inmensas porque al no conocer las razones de la no renovación y al no entenderlo, pienso… y divago y suelto hipótesis sobre lo negativo que tiene que ser Bielsa que desconozco y no me lo explican. ¿Quizá esto es lo que quiere Josu Urrutia? Sigo sin entender esta táctica del avestruz.

¿Cuándo nos va a anunciar el nombre del próximo entrenador? El viernes dijo que al día siguiente empezarían a trabajar sobre ese tema. ¿Mentira o irresponsabilidad? No sé cuál de las dos opciones prefiero. Si en estas fechas todavía no han pensado en eso que Dios nos pille confesados. Y si es mentira ¿por qué? Si es que hay los fichajes que dicen que se han hecho (se rumorea…)… ¿quién los ha recomendado? Si el próximo entrenador no ha sido ¿Los ha hecho el director deportivo? ¿Ese director deportivo del que se dice que ya no ejerce como tal? ¿O el próximo director deportivo? También le preguntaron en rueda de prensa sobre el artículo de Joseba Vivanco en el Gara que hablaba sobre estos cambios, que dejo traslucirse en mis palabras, en el organigrama de Lezama. Preguntar es libre. Y no contestar es una política establecida desde el Club. Así que… Ni idea de si va a haber nuevo director deportivo, nuevo entrenador del Bilbao Athletic,… Ya nos enteraremos, si es que es necesario.

Bueno… antes os he dicho que no os recomendaba la rueda de prensa de Urrutia, pero, en realidad sí que lo hago porque prefiero que confirméis lo que estoy diciendo. Que no me invento nada. Y todavía no entiendo cómo tiene Urrutia la fuerza suficiente para salir ante los medios a hacer el papelón que hace. “Ir pa na es tontería” que decía José Mota, pero… no lo deben ver así desde el Club. Además, encima, el Presidente ha tenido mala suerte, porque se comparan sus ruedas de prensa con las de Bielsa… y claro… en fin… las comparaciones siempre han sido odiosas, y en este caso no es que sean odiosas es que son crueles, porque Marcelo ha dado más información en 10 minutos de alguna de sus ruedas de prensa  que Urrutia en todo lo que va de mandato.

También, he de decir que la forma de despedir a Bielsa me ha parecido fría, triste y de poco gusto. El hecho de que haya sido unánime por parte de la Junta Directiva, no lo suaviza, de hecho deja en mal lugar a todos los directivos allí presentes. Tres no fueron y tampoco estuvo el director deportivo, José María Amorrortu, ¿quizá quisieron desmarcarse de esa decisión o de esas formas? No lo sabemos.

Para acabar decir, que Marcelo nos ha enseñado que este Club, con esta filosofía (que por un lado nos agranda pero por otro nos limita), es capaz de conseguir mucho más de lo que hasta ahora nos habíamos impuesto como autolimitación, en forma de metas cortas de miras. Nos ha demostrado que es posible tocar el cielo y que hemos estado a un paso de lograrlo y en dos ocasiones. Que se puede pasar por encima de grandes rivales a nivel europeo y haciendo un juego elogiado por todos los periodistas, aficionados, y gente del fútbol, a pesar nuestras limitaciones. Marcelo pusiste al Athletic en el centro de todas las miradas y no me refiero a las nuestras que siempre lo tienen ahí, sino en el centro de las miradas del resto del mundo. Por todo ello creo que te merecías otra despedida que esa frialdad por parte de la Junta. Así que quédate con el cariño que te demostramos el día de la despedida de San Mamés (“¡Bielsa, quédate!”), y te recuerdo que La Catedral siempre ha sido considerada sabia, así que esta vez seguro que tampoco estaba confundida.  

¡Hasta siempre, Marcelo!

¡San Mamés, beti gurekin!

Decir Agur San Mamés es algo realmente difícil después de haber vivido en él todo lo que hemos vivido. En mi caso son 40 años de partidos y anécdotas. Pero visto lo visto, da igual que sean 20, 40 años o sólo unos meses de vivencias. El sentimiento es lo que importa y cómo lo vive cada uno.

Agur, tras 100 años
Agur, tras 100 años

 

Ayer se volvió a demostrar que ese amor, esa pasión descontrolada, que se ha esparcido por San Mamés desde su primer partido, seguirá vivo en el nuevo campo, porque somos nosotros los portadores del espíritu rojiblanco. Desde el niño de meses, hasta el anciano de 94 años, todos estuvimos anoche unidos y sintiendo la misma pasión. Da igual que seamos de Rosario, de Lepe, de Roma, de Bilbao (centro centro), o de Singapur. Si alguien ha tenido la suerte de recibir esa pasión, que cada uno la ha recibido de distintas procedencias (en mi caso de mi padre), y la ha tomado como suya, es imposible que ayer no se le conmoviera hasta el último gramo de su cuerpo. E imposible, a su vez, que no quiera transmitírsela a los que tenga a su lado (a mis hijos, que son ya tan athletizales o más que yo)

La salida de los ex jugadores y ex entrenadores, seguro que no se le hizo a nadie larga. Todos importantes, todos de la misma familia. Según de la generación que seamos cada uno, más contentos al ver a los que fueron nuestros primeros ídolos, pero sin olvidar a todos y hasta el último de ellos. E incluso, aunque no fueran de los que vimos jugar primero… ¡Qué emoción ver salir a Iriondo, con sus 94 años! ¡A José María Maguregi (casi 90) ayudado de las muletas! Buf…

Mané, Clemente, Irureta, Maguregi, Iribar, Iriondo, Koldo Aguirre...
Mané, Clemente, Irureta, Maguregi, Iribar, Iriondo, Koldo Aguirre…

El partido posterior era en realidad lo de menos, aunque me gustó que fuese una selección de Bizkaia, porque así es seguro que los que estaban en el campo estaban casi tan emocionados o más que los que estábamos en la grada o en casa. Algunos, muchos, ex jugadores del Athletic: Carlos Merino, Urko Vera, Koikili (me encantó como jugó), Tarantino, Vilarchao… Otros que igual vienen: Etxeita, Beñat,… Muchos de ellos socios del club y entre ellos uno de los más felices, el que va a pasar a la historia por ser jugador que metió el último gol en La Catedral, Alain Arroyo. Ahí es nada.

Y llegó el momento sorpresa más agradable de todos, la salida final de los grandes capitanes. Orbaiz, que nos hace pensar que quizá es su pequeña despedida por no haberla tenido oficial, pero ya al salir Julen, el delirio, Andrinua, Dani (mi Dani) primer jugador y casi único al que pedí un autógrafo allá por los 70. (Buf… su lesión se me atragantó y me está doliendo todavía). Y como traca final… El Chopo. Si alguien no estaba llorando ya, supongo que eso fue el motivo definitivo para no poder controlar las lágrimas. Mientras, el público en comunión perfecta, “Julen, Julen”, “Iribar, Iribar, Iribar es cojonudo… Como Iribar no hay ninguno”.

Todos disfrutando del momento. Mikel Rico, dijo al final del partido que había sido increíble. Que cuando chutó Guerrero había intentado apartarse pero que el balón le dio. Y que instintivamente le salió el ir a pedirle disculpas por haber parado el tiro (otro del Athletic). Si llega a entrar… si llega a entrar… hubiese sido casi como su cuarto gol al Osasuna en aquella famosa remontada (4-3, otro momento mágico). Si llega a entrar… se cae el campo sin necesidad de grúas.

El espectáculo siguiente fue en la misma línea, de muchísima calidad con luces, fuegos, y un vídeo precioso en el que también se seguían recordando momentos inolvidables, entre los que distinguí un par de goles de nuestras leonas Nerea Onaindia y Eva Ferreira, conseguidos en San Mamés y que precedieron a alguno de sus títulos (lunar que le pongo a la Junta Directiva por no estar las neskas en la fiesta). Imágenes antiguas mezcladas con recientes en las que todos nos reconocemos y nos situamos, que provocaron lágrimas, congoja, aplausos o gritos del público improvisados, pero que salían todos del corazón. Como el reconocimiento a Bielsa que partió de esos cantos unánimes de “Bielsa, Bielsa” y “Bielsa, quédate”, que demostraron que le consideramos uno de los nuestros. Cantos o mejor rugidos que no salían sólo de los fondos (como han dicho que ha ocurrido en otros partidos), sino de todos los corazones rojiblancos, que le devuelven a Bielsa un poco de lo que él nos ha dado. Gracias. Eskerrik Asko!

Y para acabar, copiaré a un amigo que ha dicho, que ayer, toda la despedida le confirmó que esas teorías que suponen que los objetos se impregnan de la energía de las personas que los poseen, son totalmente ciertas. Y en el nuevo San Mamés esa energía de los que lo habitarán será la misma o mayor que la anterior, porque todo es cuestión de sentimiento, y el sentimiento rojiblanco es una cosa que no morirá jamás. Perdurará para siempre como nuestro amor al Athletic.

¡Aupa Athletic!