Nuevo derby para el Athletic en Iruña

El Athletic el pasado sábado, ante un cuasi descendido Osasuna, consiguió su segunda victoria consecutiva fuera de casa.

Aritz agradeciendo a Óscar su pase (Foto: Deia)
Aritz agradeciendo a Óscar su pase (Foto: Deia)
Tres nuevos puntos que le acercan al objetivo del año de una manera clara, sobre todo porque los dos equipos que también están en la pelea han fallado este fin de semana. El Villarreal perdíó en casa ante el Eibar, que está haciendo un temporadón (me alegro por el equipo, pero mucho más por Mendilibar). Y la Real solo consiguió un punto en su feudo (Anoeta que presentaba un aspecto desolador), contra el Leganés (parte de culpa de los puntos perdidos por la Real la tuvo Iago Herrerín. Enhorabuena, Iago, por tu buena temporada). Así las cosas, nos situamos a dos puntos del quinto puesto y a uno del sexto, que es ahora el Villarreal que nos espera el viernes en su casa.
No es que el Athletic el sábado hiciese un gran partido, pero fue fundamentalmente eficaz, y a estas alturas de la competición eso es lo que se pide. Fue un partido raro, en el que se veía que los navarros no están muy sobrados de nada. En defensa no eran muy solventes y los rojiblancos tuvieron bastantes oportunidades. De hecho, con la perfecta comunión de la banda derecha (De Marcos y Williams) en el primer tiempo se consiguieron dos goles que parecía dejaban sentenciado el partido. Destaco más al segundo porque a Óscar quizás le tengo que poner el pero de alguna laguna defensiva que agudizó el flojo partido de Eneko Bóveda, que seguramente hubiese agradecido mucho la ayuda del lateral, que en algunos casos no tuvo. Pero Óscar estuvo mucho más, en labores ofensivas, algo que notó el equipo y el marcador (las dos asistencias furon suyas) y que nos recordó al mejor Óscar de la época de Marcelo Bielsa.
El primer gol fue de Aduriz, tras una preciosa jugada entre Williams y De Marcos. Su gol número 100 con el Athletic, sólo le falta uno para entrar en el Top 10 del equipo, igualando al gran Julen Guerrero. Grande, Aritz y enormes números los que tiene. Y más que va a conseguir.
Quiero mencionar, así mismo, a Arrizabalaga porque de nuevo nos sostuvo en el partido, cuando tras el gol de Aduriz el equipo se durmió un poco, dejando a los rojillos alguna ocasión clara, sobre todo un cabezazo tras saque de córner. Perfecto. También a Rico, que en el poco tiempo que jugó consiguío retener el balón y contemporizar un poco para que acabasen esos últimos minutos de partido sin muchos sobresaltos.
Por último, tengo que destacar, pero por torpe, al entrenador de los rojillos. Pero lo hago, con mi enorme agradecimiento porque… ¿qué hacía Sergio León, su mejor hombre, en el banquillo? Fue salir al campo y meter un golazo. Menos mal que no estuvo más tiempo y menos mal, también, que su delantero hasta ese momento, había sido Miguel de las Cuevas, el cual tuvo unas oportunidades clarísimas que incomprensiblemente no transformó en gol. Gracias. El Osasuna tuvo unas cuantas oportunidades y otros jugadores de primera nos hubiesen puesto en más problemas, de ahí que diga que no fue un buen partido. Pero… los nuestros no necesitaron más para traerse los 3 puntos. Objetivo logrado.
Y ahora casi sin tiempo ni para estirar los músculos nos llega a La Catedral el Espanyol, equipo que también se ha metido en la lucha por los puestos europeos. Le tenemos a 4 puntos, por lo que es fundamental ya que no nos vamos a jugar solo los 3 puntos de rigor. Además es el martes, para que de nuevo el viernes, otra vez sin prácticamente descansar, nos toque jugar otro encuentro súper exigente contra el Villarreal. Lo de Tebas y sus horarios es para hacérselo mirar. Para el Athletic es imposible que sean peores. Es que ni adrede. Tebas… Tebas… Tebas… , que sepas que por aquí no eres muy querido…
Pero… es lo que hay.
¡Aúpa Athletic y a por el Espanyol!

El Athletic no puede contra los grandes

No me gusta mucho jugar bien y perder el partido. De hecho, prefiero no jugar nada y ganar, aunque sea de manera injusta.

Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Pero no es lo que ocurrió el pasado sábado contra el Real Madrid. Esta temporada es lo que nos toca, jugar bien contra los equipos denominados grandes, a pesar de lo cual, perdemos y así nos ha ocurrido tanto en Liga como en Copa. Madrid, Barcelona Sevilla son los equipos que están ocupando las tres primeras posiciones y contra ellos hemos hecho muy buenos partidos. Pero… no hay manera, no hemos conseguido rascar ni medio punto. La catedral de nuevo fue testigo de un buen partido de su equipo pero contra éstos se necesita algo más, se necesita ese punto de suerte, una efectividad del 100%, que el árbitro no influya, que ellos no estén acertados,… Demasiadas cosas. El equipo empezó intentando controlar el partido desde el primer minuto. Hubo alguna internada interesante de Lekue por banda derecha y un par de oportunidades nuestras, pero el Real Madrid en dos acercamientos casi nos hiela la sangre ¡qué peligrosos son, madre mía! El Athletic siguió a lo suyo pero en una de éstas Benzema acabó transformando el contrataque de los blancos en gol. Nosotros dominamos el partido pero sin grandes ocasiones y ellos estaban muy relajados saliendo al contrataque con muchísimo peligro.
De todas formas, decisorio en el primer tiempo se volvió a convertir el árbitro, Latre, que como siempre utilizó un reglamento distinto para los jugadores del Real Madrid. Si en vez de llevar una camiseta blanca, Casemiro, llevase una de cualquier otro color no hubiese acabado ni siquiera el primer tiempo, porque mereció la expulsión por doble amarilla. En el minuto 22 le dio una patada a Williams que lo puso en órbita y el árbitro muy enfadado, como suelen hacer, le avisó y le dijo que ni una más. Le avisó porque es del Real Madrid porque la tarjeta que merecía era tan clara que no admite ni discusión. Y el mismo jugador en el minuto 30 sí que recibió la primera tarjeta, cuando en realidad debería haber sido la de la expulsión. Pero esto es así, lo saben ellos, lo sé yo, lo sabemos todos. Un asco, pero es sí. Poco después hay una tangana en la que a Aduriz le empujan por lo menos 3 jugadores distintos del Real Madrid, pero aunque no hayáis visto el partido sé seguro que sabéis quién se llevó una tarjeta. Pues efectivamente, Aduriz. Ya casi es como para que nos entre la risa. Es una película que ya habíamos visto todos y que todos sabíamos cómo iba a acabar. Y luego desde Madrid te intentan vender la película de que el Athletic es violento, cuando en realidad, Casemiro parecía Chuck Norris. O también, que les perjudican los árbitros. Es de llorar, por la poca vergüenza que tienen.
A pesar de ello los rojiblancos lo siguieron intentando y en el segundo tiempo se consiguió incluso la igualada por medio del de siempre, por medio de Aduriz, ayudado de su fiel escudero, Raúl García, que le puso un balón medido a la cabeza. Pena que somos unos panchitos y al de 3 minutos se volvieron a poner por delante en el marcador en una jugada en la que todos estaban preocupados de Sergio Ramos, dejando en el área, al jugador que tenía que haber estado expulsado, más solo que la una. Casemiro agradeció el regalo y metío gol. Luego mucho asedio del Athletic pero sin finalización, algo que este año nos está costando muchos partidos. Necesitamos muchísimas oportunidades para meter algún gol. La efectividad es bajísima.
Y así sin grandes alardes el Real Madrid los ha vuelto a pintar la cara, y perdemos la imbatibilidad en San Mamés. Algo que nos duraba desde la visita del Barcelona en agosto. Eso sí, algo positivo tenía que tener esta jornada y ha sido que ninguno de nuestros rivales directos ha conseguido ganar su partido, por lo que tanto Real Sociedad como Villarreal siguen a la misma distancia que antes, a 4 puntos. Es decir, seguimos de lleno en la pelea por la Europa League.
Ahora toca descansar unos días por el parón de las selecciones. Por cierto, aprovecho la ocasión para felicitar a Yeray por su primera convocatoria, más que merecida porque está un nivel muy alto. Un Yeray que va a ir acompañado de Kepa y de Iñaki Williams, dos también de los destacados el sábado. Enhorabuena a los tres.
Y tras el descanso a por el Osasuna y esperemos que con el mismo buen juego que hemos estado exhibiendo estas últimas jornadas, aunque algunos de los resultados no hayan acompañado, sise juega así es difícil no sacar algo positivo.
¡Aúpa Athletic!

Incapacidad del Athletic ante Osasuna

Dos puntos tirados a la basura por dejar salir vivo al Osasuna de La Catedral.

Gol del Osasuna (Foto: Deia)
Gol del Osasuna (Foto: Deia)
Un equipo el navarro muy blando arriba (gracias sino…), pero que nos ha puesto difíciles las cosas, seguramente por nuestra debilidad defensiva que ha quedado patente en unas cuantas jugadas. Ellos se han adelantado en el marcador, y una cosa buena ha sido la rapidez con la que hemos podido empatar. Buena jugada de Sabin Merino y Raúl García, anotando y demostrando de nuevo que es de los más listos de la clase. De Marcos ha estado muy fallón y en el segundo tiempo se ha quedado en la caseta saliendo Iñigo Lekue, acaparándose a partir de ese momento casi todo el juego por esa banda derecha. De todas formas ha sido un quiero y no puedo. Para colmo de males ha dado la sensación que Beñat salía del campo lesionado por lo que quizá el jueves no se pueda contar con él. Valverde ha sacado a Aduriz para intentar solucionar el tema y ha tenido una, pero el portero Nauzet ha desbaratado la ocasión. Otra de Williams (muy participativo pero también fallón) que tampoco y una última de Mikel Rico… Bueno otra cosa positiva a destacar ha sido Rico, ha destacado en los minutos que ha estado en el cesped. Se ha echado al equipo a la espalda y ha tomado el papel de Beñat intentando crear juego. Lo ha hecho bien, pena no poder poner la guinda con el gol que ha rozado. Pero nada. No era el día. Ellos también han tenido sus ocasiones, todas precedidas de errores nuestros. Pero quizá ninguno de los dos equipos merecía ganar.
Y esta incapacidad demostrada nos crea enormes dudas para el jueves y el importantísimo partido de Europa League que tenemos. El Genk se va a plantar a las 19:05 en el campo dispuesto a darnos toda la guerra posible. Allí, en su campo, no quiero ni recordar lo mal que lo hicimos. Bastante más habrá que ofrecer si queremos seguir vivos en la competición. Mucho más. Muchísimo màs. Pero… el Athletic puede y tiene sobrada capacidad para sacarlo y además con solvencia.
¡AÚPA ATHLETIC Y A POR EL GENK!

De Marcos y Garazi padrinos de la Peña Lazur Athletic de Castro Urdiales

Ayer por la tarde Oscar De Marcos y Garazi Murua fueron nombrados padrinos de la Peña Lazur Athletic de Castro Urdiales.

Oscar y Garazi junto a los directivos de la Peña
Oscar y Garazi junto a los directivos de la Peña
La Peña Lazur, presidida actualmente, por Juan Carlos Gómez Esteban, dio sus primeros pasos en el año 2009, cuando ya se eligió como padrino a Gaizka Toquero, pero hasta el año 2011 no consiguió la oficialidad. El padrino ha sido sustituido ahora, por los mencionados Oscar y Garazi. Nombramiento que se ha producido con el visto bueno del gazteiztarra. Gaizka se ha disculpado por no asistir, ya que estaba con su equipo.
Oscar y Garazi en un primer momento estuvieron en el bar Lazur, del mismo nombre y sede de la Peña, para posteriormente ir al club Náutico de Castro Urdiales.
A destacar la hospitalidad de los anfitriones, así como la simpatía de los jugadores, que no pararon de firmar camisetas, invitaciones y pósters, intercalándolos con multiples fotos. Cercanía que fue agradecida por todos.
Garazi está en proceso de recuperación de una lesión, por lo que no jugará este domingo contra el potente Atlético de Madrid, mientras que Oscar esta saliendo de ella, siendo posible que sí lo haga contra el Osasuna.
Gracias a los dos y a la Peña Lazur Athletic.
Y por supuesto ¡Suerte a todos y Aúpa Athletic!

Tan bien el Athletic como mal Ronaldo

El Athletic hizo ayer en el Bernabeu un muy buen partido frente a nuestra bestia negra, o más bien blanca.

Williams debe afinar la puntería (Foto: Deia)
Williams debe afinar la puntería (Foto: Deia)
Viendo las bajas y la alineación nadie dábamos un duro por nuestros chicos y menos después de que Saborit fallase clamorosamente en el minuto 6, regalando un gol a los merengues. Quién más quién menos todos estábamos rezando algo para que no nos cayesen un carro de goles. El Athletic se supo reponer al varapalo y tuvo alguna oportunidad clara, antes de meter el gol Sabín Merino en el minuto 27. Empate que sabía a gloria y que era incluso merecido, llegando así al descanso, quizá gracias a que Cristiano Ronaldo iba desaprovechando oportunidades e iba demostrando que lo suyo es jugar él solo al fútbol.
En el segundo tiempo se siguió presionando exactamente igual y de nuevo se tuvo una oportunidad clarísima para adelantarse en el marcador pero Williams no acertó. Cristiano seguía teniendo también oportunidades varias, pero el Athletic no es Andorra. En el colmo del surrealismo el jugador portugués en el gol que supone el triunfo definitivo de los madrileños, obra de Morata, levanta la mano, dejándonos a todos con la duda de si quería que anulasen el gol de su compañero por fuera de juego. Bueno, más bien por no haberlo metido él.
Tras este esperpento, Williams volvió a tener otra oportunidad clarísima pero no era su día de cara a puerta. Así que de nuevo nos volvemos de Madrid con 0 puntos, pero en este caso con el orgullo de haber luchado y haber conseguido dar una imagen más que digna. Y no me puedo olvidar de aplaudir o subrayar el partido de Lekue que necesitaba reivindicarse por su desastroso partido del jueves, y el de Mikel Rico, Etxeita y Eraso, que están teniendo poquísimos minutos esta temporada y que realizaron muy buen partido. Muy bien por estos meritorios.
Y para acabar la crítica contra Ronaldo… en el minuto 94 podía haber ejercido de buen compañero y regalar un gol a cualquiera de los dos de su equipo que le acompañaban totalmente solos… pero…
Ronaldo nada buen compañero  (Foto: Deia)
Ronaldo nada buen compañero (Foto: Deia)
Cristiano desconoce el significado de esas palabras (¿buen compañero, equipo?) y malgastó una nueva oportunidad, porque su tiro lo despejó Iraizoz. ¡Qué pena de jugador!
Y como no quiero acabar el comentario hablando de semejante persona, decir que visto el partido de ayer da más rabia el desastre del jueves pasado. En fin, ahora hay una semana entera para recuperar a todos o a algunos de los lesionados (quizá Laporte se haya unido al grupo) y preparar bien los próximos dos partidos en casa contra el Osasuna, en Liga, y contra el Genk, en Europa League, a los que hay que ganar sí o sí.
¡Aúpa Athletic!