¡No había mejor sitio que Anoeta para conseguir los 3 puntos!

Lo que son las cosas, el Athletic ha vuelto a sacar algo positivo fuera de casa precisamente contra la Real Sociedad, tras un montón de partidos sin poder rascar absolutamente nada.

Buena reaparición de Kepa (Foto: Deia)
Buena reaparición de Kepa (Foto: Deia)
Tienen que estar los vecinos de un humor de perros. Además, para conseguir ganar hemos tenido que romper el maleficio de no poder meter goles fuera, algo que ocurría desde hace nada menos que casi 4 meses. Todo un mundo. Cuando yo lo que tenía miedo era que Oyarzabal que todavía no habia marcado un gol en esta Liga nos lo encasquetase a nosotros… pues ya sabemos cómo nos gusta eso… Alcacer no había conseguido gol hasta que aparecimos,… y no pongo más ejemplos porque no me quiero deprimir, pero hay un montón. Así que cuando ayer quitaron a Oyarzabal del campo suspiré… buf… maleficio que no se cumplía.
Los rojiblancos jugaron en San Sebastián como lo hicieron en Sevilla, con la misma presión adelantada y sin dejar pensar a los blanquiazules. La Real lo está haciendo muy bien este año y no se le podía dejar el balón. Con un Beñat muy entonado (que asistía con precisión) se empezaron a suceder las ocasiones. Extraordinario pase pero paradón de balonmano de Rulli, frente a Raúl García. En una posterior llegó, según he leído, el primer penalti cometido por Xabi Prieto en su carrera… gracias majo. Penalti tan claro como innecesario ya que Yeray si llega a conseguir el balón iba en dirección contraria a la portería, es decir, no había ningún peligro. Con suspense Raúl García convirtió la pena máxima. Pena, que ya no es tan pena como anteriormente para el Athletic, de momento se han transformando todos los penaltis que nos han pitado. ¡Qué maravilla! La Real lo intentaba pero salvo una ocasión de Juanmi que le permitió a Kepa Arrizabalaga, el día de su vuelta tras la lesión, a lucirse con una buena parada, no tuvieron mucha más presencia cerca del área.
El segundo tiempo comenzó con dominio territorial de la Real pero sin grandes ocasiones. Y el tiro definitivo en el pie de los blanquiazules vino con la cesión de Odriozola defectuosa a su portero, que Iñaki, es más rápido de la clase, consiguió transformar por fin, ese uno contra uno que le regalaron. Ya dije la semana pasada que si conseguía romper la racha se iba a hinchar a meter goles y así lo vamos a ver. El 0-2 ya era un resultado con demasiado peso como para que la Real lo consiguiese arreglar. A falta de 20 minutos Raúl Navas cabeceó a la red pero el árbitro consideró que se apoyó en Bóveda para hacerlo, por lo que anuló el tanto. Es probable que si hubiese subido al marcador el Athletic las hubiese pasado canutas pero… nunca lo sabremos. El triunfo definitivo fue para los rojiblancos que no solo consiguen tres puntos, como ha dicho Aduriz esta semana, sino que vuelven de Anoeta cargados de moral, gracias a haber roto esa racha horrorosa de tanto tiempo sin puntuar fuera casa y encima, consiguiendo que la Real no se vaya hasta los 10 puntos de diferencia, sino que nos acercamos a 4 puntos y teniendo el golaverage a favor. Entramos en la pelea por el quinto y sexto puesto de manera clara y muy bien situados. Mientras que una derrota hubiese supuesto casi el olvidarnos del poder atrapar a los donostiarras. Para ellos también es un buen golpe bajo a su moral. Ahora habrá que ver cómo afecta a unos y a otros. Para empezar nosotros vamos a tener un buen toro que lidiar. Nada menos que el Real Madrid, y eso que no lo digo porque esté realizando un juego de enamorar, sino más que nada por el miedo que me da el pensar que nos pueden hacer un arbitraje similar al que hizo ayer mismo Mateu Lahoz, de nuevo, a favor de los blancos. ¡Qué horror cómo está el fútbol de podrido y vaya arbitrajes que perpetran los señores colegiados! Ayer Mateu “sólo” se comió la expulsión del portero del Real Madrid en el minuto 21, diciendo su conocida frase de “sigan, sigan”. ¡Qué desfachatez! No me debería preocupar del árbitro si les consiguiésemos meter 4 goles. ¡Ojala! Pero esa será otra historia, de momento disfrutemos de estos 3 puntos recién conseguidos y del buen partido de Beñat, de Iñaki Williams, de Kepa, de Raúl García, de Yeray, de Lekue… ¡Enhorabuena!
¡Aupa Athletic y a por el Real Madrid!

Josu Urrutia, errores y éxitos

Hoy pensaba escribir sólo sobre lo que ocurrió la semana pasada a cuenta de la celebración del título de Liga femenino, pero teniendo en cuenta que ayer se publicitó la renovación de Aymeric laporte, no puedo omitirla por la importancia que tiene.

Bonita celebración de un éxito descomunal (Foto: Athletic Club)
Bonita celebración de un éxito descomunal (Foto: Athletic Club)
Opinaré siguiendo el orden cronológico y en primer lugar hablaré sobre las chicas, tema al que le he dado un tiempo, para reflexionar y para ver, escuchar y leer las reacciones previas y posteriores, que han sido muy variadas y abundantes. No voy a entrar en si había que sacar la gabarra o no, para celebrar el extraordinario éxito de nuestro equipo, pero sí voy a cuestionar que alguien del Club previamente no saliese a explicar por qué no se sacaba. Decir el motivo o motivos por el que algo, que parece que mucha gente quería, no se llevaba a cabo. Ha habido muchas voces solicitándola y quizá con una sencilla explicación del motivo de no hacerlo se hubiesen quedado tranquilas. Quizá digo, porque nunca se sabe. A mí sí me hubiese gustado saberlo. Pero sobre todo porque considero que así se hubiese evitado el lío que se ha formado y no se hubiese dado, a los de siempre, motivo para sacudir al Club hasta en el carnet de identidad. Los medios de comunicación nacionales, por ejemplo. Medios que no hablan de nosotros más que para darnos palos. Si se hubiese explicado previamente no se les hubiese ido la imaginación, o no hubiesen desbarrado tanto, a la hora de criticarnos.
Para opinar esto me baso en lo siguiente. En verano cuando los chicos ganaron la Supercopa, se habló de sacar la gabarra para celebralo, pero ni se hizo ni se dijo nada sobre el motivo de no hacerlo. El Club callado. Ello lleva a la gente a concluir, sin saber, que la razón fue que la Supercopa era un título menor. Ahora las chicas hacen la machada de ganar la Liga. Título mayor donde los haya y mérito indescriptible, como para sacar la gabarra y un trasatlántico si es necesario. El tema de la gabarra toma fuerza, pero el Club vuelve a dar la callada por respuesta. La gente sigue con las elucubraciones y llega a la conclusión, que sí es título grande pero que no se saca porque son chicas. Y… claro… habemus lío. Todo por hipótesis de la gente, que es muy libre de pensar como pienso yo. Por eso… ¿no era más fácil decir el motivo de por qué no?. Y así no lleva a error a nadie. No se saca porque la gabarra está dada de baja y no puede ir por la ría. No se saca porque es muy difícil conseguir los permisos. No se saca porque las chicas siguen en competición. No porque daría pena que fuese poca gente a la celebración. No se saca porque ellas no quieren, … lo que sea. Pero algo. Una explicación que me hubiese gustado tener como aficionada, y también como socia. Cualquiera de las razones que he dado, dicha por el Club hubiese invalidado el que se pensase que es por machismo o porque los chicos son más importantes. Así políticos y medios de comunicación no hubiesen podido criticar al Athletic y así, también, nos hubiésemos ahorrado el lamentable espectáculo del presidente dando palos a diestro y siniestro con unas declaraciones en medio de la celebración, que lo que hicieron fue ensuciar la misma. Una pena. ¡Qué oportunidad perdida de haberse callado!. Incluso estando de acuerdo con algunas de las cosas que dijo, ni era el momento ni era el lugar. Esas declaraciones las podía haber dejado para otra rueda de prensa posterior, no unida a las celebraciones. Conclusión: tras su discurso, de nuevo, le vuelven a caer al Athletic palos por todos lados, por la inoportunidad de Josu Urrutia. Lo dicho: una pena. El momento debería haber sido el de las protagonistas del triunfo, se debería haber ensalzado su labor, hablar del pedazo año y temporadón que han tenido, y, si quieres, ensalzar también la labor del Club a favor el fútbol femenino que ha sido mucha y dilatada en el tiempo. Y dejar los palos a prensa y políticos para otra ocasión. Así lo que debería haber sido una fiesta y algo positivo para el equipo se ha convertido en un cúmulo de críticas. Y lo únicamente importante era que las chicas han ganado su quinta Liga. ¡Ahí es nada! Enhorabuena otra vez. No me canso de decirlo.
Pero como todo no van a ser críticas por mi parte, aquí va también mi aplauso, enorme por el trabajo realizado y por haber conseguido que Aymeric Laporte siga vistiendo de rojiblanco.
Enhorabuena Josu (Foto: Athletic Club)
Enhorabuena Josu (Foto: Athletic Club)
Éxito total, y aunque nos habrá salido muy caro, creo que puede merecer la pena por el momento en el que nos encontramos y por dar tiempo a otros posibles centrales a que den ese paso adelante que pueden dar. Por dar al Club un tiempo para que Yeray, Oscar Gil,… puedan seguir creciendo sin los agobios de tener que cubrir el puesto ya. Aymeric según sus palabras ha optado por lo que es mejor para él y encantada de que así sea. De hecho, coincido con él porque fuera del Athletic deportivamente hablando hace “frío” y quizá no le iban a aguantar los errores que ha cometido aquí. En el Athletic va a jugar sí o sí, y allí fuera… vete a saber (¿se tendría paciencia como aquí?). Es un central buenísimo que tiene que pulir defectos para llegar a ser excepcional. Puede llegar a serlo, y va a llegar, seguro, y ¡qué mejor sitio que éste! Fuera le daban un dineral, mucho más dineral que el que se le va a dar aquí, pero… todo tiene su contrapartida. Aquí está más cerca de casa y va a poder seguir creciendo. Gracias Aymeric, por quedarte. Gracias por elegirnos frente al relumbrón exterior. Y por supuesto, repito y bien alto, gracias, presidente, gracias Josu, y gracias directiva, por el trabajo que ha supuesto el convencerle. Gracias, por lo que supone para el Athletic, de cara a confirmar que este equipo tiene un proyecto importante, tanto como para convencer a jugadores importantes a quedarse por menos dinero, mucho menos dinero que el que les dan fuera, rechazando a equipos importantes, y a entrenadores contrastados. Y a partir de ahí… que podamos convencer a otros que éste es el sitio ideal, que hay proyecto, dinero, buen trabajo, buenos jugadores, posibilidades, etc… Azpilucueta, Monreal, Oyarzabal,… bienvenidos seríais también. ¿Por qué no?
¡Aúpa Athletic!