Inicio copero paupérrimo del Athletic

Ayer inició el Athletic en Formentera su andadura en la Copa, torneo por el que los Athleticzales siempre tenemos predilección.

Aketxe el que más se dejó ver (Foto: EFE)

Visto lo visto y si siguen jugando tan poco como en la isla, no creo que lleguemos muy lejos en esta competición. Supongo que esperábamos una buena oportunidad para que los rojiblancos se redimiesen de los últimos petardazos, pero no ha sido posible ni jugando contra un equipo de Segunda B. Sí, ya sé que el campo era pequeño, también que la hierba era artificial y que el balón botaba más qué una bola loca… todo eso lo sé. Pero también sé que nuestros jugadores deberían haber demostrado la diferencia de calidad entre unos y otros. ¿O es que no la hay? Salieron a jugar muchos suplentes e incluso debutaron dos cachorros (Óscar Gil e Iñigo Muñoz). Quizá esta última sea la mejor noticia del partido de ayer, o la única noticia… Todo lo demás fue bastante prescindible. Beñat sigue sin estar muy fino. Vesga regala el balón demasiadas veces. Kike Sola no pudo inquietar al portero pero es que, prácticamente, no le llegó ningún balón. Aketxe lo intento con tiros lejanos y con alguna falta frontal, pero juego tampoco consiguió crear mucho.

El primer tiempo fue horroroso. El segundo tiempo, quizá tuvo un poco más de ritmo porque el Formentera físicamente bajo un poco, pero por nuestra parte no fue para tirar cohetes. De hecho nos consiguieron meter un gol que nos sonrojo a todos. Menos mal que salió Raúl García a escena y en el primer balón que tocó,único por cierto bien puesto al área, cabeceó lejos del portero local. Así acabó con empate a uno y más pena que gloria. Ahora habrá que finalizarlo en San Mamés. A ver porque…

Y el sábado… ¡Qué horror! Viene el lider, el Barça que salga quien salga se está gustando y, encima, si tienen algún problemilla, pues si eso, ya les regalan goles, como el primero en el minuto dos contra el Málaga (previamente salió el balón por línea de fondo 20 cm o más). Buf… miedo me da. Encima… tal y como está el equipo… no sé qué puede ser de nosotros. A pesar de todo, y como ya sabéis… ¡a por ellos! y…

¡Aúpa Athletic!

Un Athletic sin rumbo pierde en Leganés

Sin rumbo, sin chispa, sin juego, sin ideas, sin capacidad de reacción,… demasiados sin para que el Athletic sacase algo positivo de Leganés.

Gol y se acabó (Foto: EFE)

Un partido casi casi tan malo como el que el Athletic de Valverde jugó en el mismo lugar, Butarque, en Liga la temporada pasada. Si nos queremos consolar de alguna manera diremos que quizá  el del año pasado fue aún peor, en cuanto a juego, aunque no en resultado porque empatamos. Jugando, o mejor, no jugando a casi nada, es imposible ganar, lo lógico es perder como ayer (1 a 0). Lo peor de todo quizá fueron las dos declaraciones después del partido que les oí a Mikel San José y a Ánder Iturraspe. Ambos dijeron que el equipo jugó bien. ¡MADRE MÍA! ¿A qué llaman éstos jugar bien?

En el primer tiempo ni un sólo tiro a puerta. Un remate raquítico de cabeza de Raúl García y un tiro a palos (entiéndase término de rugby) de San Jo. El comentarista dio en el minuto 35 del primer tiempo el desolador dato que el Athletic llevaba solo el 55% de acierto en el pase. El centro del campo no creó absolutamente nada, sí a eso le añadimos el dar continuamente el balón al contrario… nos sale el truño que salió. Además los centrales se unieron al despropósito: tanto Núñez como Laporte regalaron una oportunidad de gol  cada uno a los madrileños. ¿Tan difícil es pasar el balón a los compañeros?… sobre todo sin oposición. ¿En qué estabas pensando Aymeric para darle ese balón al del Leganés? No doy crédito.

En el segundo tiempo se mejoró durante 12 minutos… tuvimos hasta 3 oportunidades. Pero incomprensiblemente Williams no vio a Aduriz solo a su izquierda y, lo peor de todo,  volvió a chutar al muñeco (bueno, el muñeco hizo una buena parada). Mikel San José cabeceó al travesaño, y… se acabó. ¿Cómo? preguntaréis. Pues con un nuevo regalo, en este caso de éste último mencionado,  Mikel, que por enésima vez en esta temporada, se durmió y se dejó comer la tostada por Beauvue. Pérdida en el centro del campo y autopista para el delantero que, tras romper la cintura a Laporte, fusiló a Kepa. Agur partido, agur tres puntos,… Había tiempo más que de sobra para empatar e incluso, ganar el partido, pero el jarro de agua fría fue tan enorme que de nuevo los jugadores no supieron sobreponerse. Susaeta saliendo desde el banquillo lo volvió a intentar pero no consiguió nada. Córdoba tampoco cejó en el intento pero sin éxito. Tuvo un tiro muy bueno que iba a portería pero le dio en la cabeza a un defensa. Nada más. Eso sí,… para Mikel y Ander el equipo jugó bien. En fin, pues esperemos que de aquí en adelante el equipo deje de jugar bien, como creen los futbolistas, y empiecen a hacerlo genial, de maravilla, estupendamente,… porque esto no pinta muy bien.

A pesar de todo, no perdamos la calma y sigamos animando. Alguien podría pensar que después de criticarles como lo estoy haciendo es un poco contrasentido decir la frase anterior, pero no. Claro que voy a seguir animando, lo cual no quita para que desde aquí les critique, sobre todo porque no es de recibo que tras el horroroso partido digan que han jugado bien… Sin más. Pero a partir de ahí, animar y animar y ya, porque, de momento, este mismo miércoles se inicia la competición de Copa contra el Formentera, en su campo, así que… ¡a por el Formentera! y …

¡Aúpa Athletic!

3 enormes puntos ante el Sevilla pero… ¿y Kepa?

Leyendo ayer la prensa sobre el partido del sábado del Athletic, todo el mundo incidía en la importancia del triunfo ante el Sevilla y en cómo se logró, sobre todo viendo de donde veníamos, de esos últimos resultados sin triunfos, que pesaban como una losa.

Gran parada de Kepa (Foto: Oskar Martínez)

La victoria se veía como innegociable y a eso salieron los rojiblancos desde el minuto uno. El Sevilla un equipo plagado de extranjeros pero que Berizzo ha conseguido ensamblar muy pronto y muy bien, no era el rival que hubiésemos deseado a priori, pero por eso mismo, por la calidad que atesoran los hispalenses, el triunfo tiene un valor doble. Un 1 a 0 fue suficiente para alegrarnos el fin de semana.

El juego del equipo fue lo suficientemente consistente como para concluir que salvo 20 minutos que fueron claramente de dominio visitante, el resto fue zurigorri. De todas formas, en esos 20 minutos volvió a emerger la figura de Kepa, que de nuevo, el solito, nos mantuvo dentro del partido sacando tres balones, o, sobre todo, dos dificilísimos. Y me lleva de nuevo a centrar mi comentario en la preocupación clara de todos los aficionados rojiblancos. POR FAVOR,  SR URRUTIA, JUNTA DIRECTIVA, O ENCARGADOS DE LA RENOVACIÓN DEL PORTERO… ¡RENUÉÉÉÉVENLO YAAAAAAAAAA! ¡¡¡¡YAAAAAAA!!!!

¡¡¡¡YAAAA!!!!

Y digo esto otra vez, y no sé las veces que lo he dicho ya… pero… por favor… Renuévenlo ya. Y quizá lo repita esta semana, no por el gran partido que ha vuelto a hacer nuestro cancerbero, sino por cómo hemos visto que ha acabado lo de Mikel Merino. Por si alguien no lo sabe, esta semana el Newcastle ha pagado la opción de compra definitiva del jugador por 6 millones de euros. Cuando en verano se incorporó a las filas del equipo inglés, aunque sabíamos que el Athletic había mostrado su interés, pensamos que quizá era que el Athletic no quería una cesión sólo, sino que quería al jugador en propiedad. Nadie suponía que  en realidad era una cesión con opción de compra. Pues bien, así ha sido. Conclusión, el Athletic se deja escapar al jugador, un jugador en el que supuestamente estábamos interesados por sólo seis millones…  y … nos hemos quedado sin él. Teniendo un mercado tan enormemente reducido como el que tenemos, ¡¡cómo es posible que se puede negociar tan mal!! Supongo que el club le pediría algún “gesto” al jugador. El padre de Mikel esta semana ha dicho que la oferta del Athletic fue baja, antes de ir al Dormunt. Si no hace falta que nos lo diga, si ya lo sabemos. El presidente Josu Urrutia no hace más que repetírnoslo. Pide “gestos”. Como siga pidiendo gestos nos vamos a quedar sin jugadores. Hemos perdido a Mikel Merino que sólo costaba 6 millones de €. Pues muy bien, sigamos pidiendo gestos. Mientras, el tiempo corre, y el jugador, Kepa sigue sin renovar, y… poco a poco, se acerca el momento en el que puede negociar con quien quiera y se puede ir GRATIS. Ya se nos fue uno así… ¿Vamos a cometer la misma torpeza con éste también? Sr Urrutia, no quiero gestos de los jugadores quiero resultados del club, quiero la renovación.

Otro de los destacados del partido fue Córdoba y ya que digo lo negativo, aquí tengo que aplaudir al presi o a los negociadores, porque Iñigo está recientemente renovado, hasta creo el 2020. Bien, aplauso por ello. Asi como aplaudo la renovación de Beñat, jugador que nos ha dado mucho y nos va a seguir dando. Bien también.

Destaco también a Susaeta que se volvió a dejar el alma y a Raúl García que volvió a carburar como nos tiene acostumbrados, en su partido 100 con la camiseta del Athletic. Por cierto, enorme acierto también su fichaje.

Y volviendo al equipo, y retomada la senda del triunfo, este jueves en Suecia contra el Östersund y en Europa League, no cabe mas que la victoria.  ¡A por ellos! y…

¡Áúpa Athletic!

 

 

Córdoba y Kepa la cara y la cruz de la derrota en Valencia

El Athletic volvió a perder ayer en Valencia, esta vez por 3 a 2 y sin merecerlo, ya que un empate o incluso una victoria rojiblanca no hubiese extrañado a nadie.

Ayer Kepa desafortunado (Foto: EFE)

Pero los errores se pagan y ayer el Athletic los tuvo y caros. En general, nos penaliza la poca consistencia de la defensa, a la que ayer, sorpresivamente, se unieron los dos errores, fundamentalmente el último, de Kepa, que nos demuestra de esta manera que es humano, también falla. Les puso en bandeja el triunfo a los valencianistas, que sin hacer grandes alardes consiguieron meternos 3 goles. Dos salidas defectuosas, la primera acabada en penalti claro, y la segunda culminada con un gol a puerta vacía en una jugada que no tenía porqué ser peligrosa. Así es muy difícil conseguir algo positivo. A Kepa le toca trabajar en Lezama las salidas, porque también uno de los goles de Málaga fue por el mismo motivo, allí fue por no salir… A trabajarlo.

La cara positiva del partido además de la reacción del equipo en el segundo tiempo,  y el no darse por vencido a pesar de los varapalos, es sobre todo el gran partido de Iñigo Córdoba. El descaro viene acompañado de desborde y buenos centros tanto por la derecha como por la izquierda. El balón a Núñez es soberbio, y el pase entre líneas a Raúl García… buf… ¡Qué pena que no se han traducido en goles,  porque ambos lo merecían! Y la internada por la izquierda que ha acabado con el taconazo de Balenciaga… también impresionante. ¡Y qué derroche físico! No ha parado ni un minuto. La juventud no le impidió echarse el equipo a la espalda para casi conseguir el empate o la remontada. ¡Qué siga así!

Nos tenemos que quedar también con que él equipo ha mejorado con respecto a otros partidos, algo fundamental, ya que no tenemos puntos, por lo menos ver que somos capaces de crear juego y de llegar a las cercanías del portero contrario con posibilidades de crear peligro y conseguir gol. Y ya si se acaba la mala suerte ni os digo. Hoy hemos tenido dos palos. Cuando estás de que no es no, y se acabó.

Ahora tenemos 15 días por delante para trabajar a tope, corregir errores y poner en forma a unos cuantos jugadores. Y… ¡A por el Sevilla!

¡Aúpa Athletic!

Ziganda aprueba el primer examen

Nada fácil me parecía el examen que tenía Ziganda en este inicio de temporada.

Bien Ziganda clasificándonos para la Europa League (Foto: Deia)
Menos mal que ha conseguido pasar las dos eliminatorias y así clasificar al Athletic para la fase de grupos de la Europa League de este año. Lo contrario hubiese sido, como él mismo ha dicho, un palo muy gordo de digerir, que le podía haber dejado tocado. Menos mal que no ha sido así. El peor momento por supuesto se pasó con ese 2 a 0 a favor del Panathinaikos en Grecia, estando los leones casi casi desaparecidos. La resurrección fue providencial. Nunca 6 minutos fueron tan fructíferos para el Athletic. 3 goles y muy sentenciada la eliminatoria. Ayer se pusó la guinda en San Mamés. Un sencillo triunfo por 1 a 0, más que suficiente para pasar el trago difícil de casi jugarte la temporada en pretemporada y casi sin rodaje. Por tanto, bien por Kuko.
Además, el entrenador nos ha permitido ver de nuevo a Iñigo Córdoba, que ha debutado como titular. Parece ser que ha sido “gracias” a la gripe de Raúl García. Buen partido del cachorro, que ha merodeado el gol en varias jugadas y que ha vuelto a demostrar que no se esconde, que es valiente y capaz de desbordar a los contrarios. Además en ambas bandas lo ha hecho bien. Como dije la semana pasada ya, pero está con más motivo: Enhorabuena, Iñigo. Creo que nos va a dar muchas alegrías.
Por último, destacar a Etxeita que me ha callado la boca justo cuando estaba diciendo, que no entendía porque siempre acababa el balón en sus pies para que sacarse él el esférico hacia delante, pudiéndolo hacer otro; justo, en ese momento le ha enviado un perfecto pase largo a Aritz, que éste con su maestría habitual, le ha dejado un balón perfecto a Susaeta que ha hecho un pase medido, para que Iker meta el único gol del partido. ¡Cómo me gusta que los jugadores me callen la boca así!
Bien Etxeita.
También destacar que ha sido el tercer partido en la Catedral esta temporada y que en los tres se ha mantenido la portería a cero. Bien de nuevo.
Y hoy a la una del mediodía el sorteo, para ver quiénes son los tres rivales que caen en nuestro grupo. A ver qué tal…
Y este domingo en Liga sin tiempo para descansar… ¡A por el Eibar y aúpa Athletic!