La mala suerte de Cuco Ziganda

No me quiero erigir en la defensora a ultranza de nuestro entrenador Cuco Ziganda. Simplemente quiero comentar una serie de cosas que me llegan a concluir que la mala suerte que está teniendo es muy real.

¿Mala suerte? (Foto: Athletic Club)

Para empezar comentar que el equipo que tiene Ziganda es el mismo que tiene el Club desde hace 2 años, no ha habido ni una mísera incorporación. Es decir, son los mismos jugadores, pero claro, con 2 años más, lo que en el caso de algunos y visto su DNI puede suponer un problema. Supongo que al coger el equipo solicitaría refuerzos a la Junta Directiva. Pero por todos es conocida la habilidad de nuestros dirigentes en este tema. Perdón, he dicho habilidad y quería decir, extrema torpeza.

En segundo lugar, la elección del entrenador en muchos foros no fue bien acogida, por lo que prácticamente desde el minuto uno, hiciese lo que hiciese, tenía críticas, lo que supongo tampoco habrá ayudado mucho, porque la sensación de estar jugándote el puesto cada poco, no debe ser sencilla de llevar.

A ello hay que unirle el que el equipo tuvo que empezar a competir muy pronto jugándose desde los primeros partidos las habichuelas pues de ellos dependía que estuviésemos en Europa League o no. Partidos en los que se jugaba sin alguno de los supuestos titulares por enfermedad, como Yeray, o por estar lesionados, cómo es el caso de De Marcos o de Iturraspe,  o de Rico.

Bastantes jugadores estaban flojos con respecto a lo que nos tienen acostumbrados: Laporte, Williams, Aduriz, Raúl García, San José, Beñat… Vamos lo que viene siendo casi un equipo completo. La sala de máquinas del equipo, los mediocentros no funcionaban. Uno de los más utilizados el año pasado, Beñat, empezó flojo y perdió la titularidad, hasta que sorpresivamente nos enteramos que tenía problemas de pubis, por lo que tuvo que ir a Alemania a que le metiesen la tijera. “Espectacular y acertada” política de comunicación del Club que no había dicho absolutamente nada… de modo que unos criticaban a Ziganda por no sacarle y otros criticaban a Beñat cuando salía porque estaba bastante mal. Pero… Lo que estaba era lesionado. Alucinante. ¿Por qué no dijeron nada? ¿Por qué no se operó en verano?

Otro enorme problema añadido. El jugador con mucha diferencia que mejor estaba jugando y que en muchos partidos se estaba echando el equipo a la espalda, Iker Muniain, se vuelve a romper los ligamentos de la rodilla, de modo que nos tenemos que olvidar de él hasta la temporada siguiente.

Durante todo ese tiempo Cuco hace todo tipo de variables, con sus jugadores en el centro del campo, para conseguir algo que funcione. Los más utilizados, Mikel San José y Mikel Vesga, demuestran una y otra vez que con ellos no funciona el equipo. Se recuperan Itu y Rico, y empiezan a tener más presencia, mejorándose así la creación y la contención.

A Iñaki no se la reconoce, no se sabe lo que le ocurre, pero no es ni sombra del jugador que fue el año pasado. Ha metido algún gol que nos ha venido muy bien pero han sido como oasis dentro del mal hacer. Esto hace también que a Aduriz no se le pueda dar mucho descanso.

Laporte tampoco es ni de lejos el jugador que fue antes de lesionarse de gravedad hace dos veranos. Sigue cometiendo errores de bulto con muchísima frecuencia. Errores impropios para la calidad que tiene. Y su compañero de baile el año pasado, con el que se compenetró de maravilla, Yeray, estaba recuperándose de su grave enfermedad. Ahora ya recuperado se tiene que poner bien físicamente.

Además de recuperarse Iturraspe de la lesión, también lo hace De Marcos, pero en su primer partido, partido más que notable, recibe un golpe que le vuelve a lesionar.

Supongo que Cuco estará buscando a ver quién es el que le está haciendo vudú, porque la mala suerte que estamos teniendo este año es evidente, con las lesiones y con los muchos jugadores que no están bien. Bueno, y con alguna brillante mente pensante, que visualizó, intuyó en verano, que Mikel Merino no era necesario. En fin,…

Y así que llegamos al partido contra el Real Madrid tras el total y absoluto desastre de la eliminación contra el Formentera, un Segunda B,  que ha supuesto un golpe a la moral enorme y el que los cuchillos estuviesen enormemente afilados rozando el cuello del entrenador. Hete aquí que el equipo hace un primer tiempo más que aseado dominando por momentos a los madridistas y teniendo oportunidades para ponernos por delante en el marcador, aunque ellos también gozasen de algunas. Pero… la mala suerte del Cuco otra vez que se disfraza con una nueva lesión de Iturraspe. Salta al campo San José en el minuto 40 y el partido cambia. El segundo tiempo, tras un par de ocasiones nuestras y un más que posible penalti a Raúl, no pitado, se convierte en un casi monólogo blanco, pasando por algunos momentos de agobio auténtico, pero la defensa estaba resistiendo el asedio muy bien gracias sobre todo a la pareja de centrales Núñez y Etxeita, que hicieron que no echásemos nada de menos a Aymeric. Pero, el mal fario hace que se vuelva a lesionar De Marcos, en el colmo del despropósito, chocándose con Núñez. ¡Qué mala suerte! Así y todo, el Athletic se liberó de la presión y de los ataques continuos del Real Madrid gracias a la expulsión de Sergio Ramos, que hace que esos últimos minutos se diese un cambio de papeles siendo el Athletic el que estuvo rondando la puerta de Keylor Navas. A pesar de ello, se mantuvo el empate a cero. Punto valiosísimo teniendo en cuenta de dónde veníamos y quién era el rival.

Tras el éxito, la frase  de todo el mundo es la misma. Con los rivales grandes el Athletic se crece y hace buenos partidos pero ¿qué va a ocurrir ahora contra el Zorya y el Levante? Y por supuesto, me pregunto lo mismo, pero claro, también tengo en cuenta que en estos partidos no vamos a tener los mismos jugadores porque De Marcos e Iturraspe se han lesionado otra vez. Por lo tanto, vamos a tener que contar con algún jugador que hasta ahora no lo está haciendo muy bien. Es decir, nuevo problema para Ziganda. A ver cómo lo soluciona, ya que se le tienen muchísimas ganas. Esto último que comento me da bastante pena porque estoy llegando a pensar que mucha gente quiere que el Athletic pierda los siguientes partidos para que echen al entrenador de una vez. Una pena. Bueno, más que una pena, lamentable.

Pensando en todo lo que comento os pregunto… ¿no os parece que Ziganda y de rebote, el Athletic, esta temporada, están teniendo malísima suerte? Yo estoy convencida de que sí. Y que en cuanto cambie un poco el viento vamos a ir hacia arriba.

¡A por el Zorya y aúpa Athletic!

Un Athletic desastroso en Málaga

Nunca antes un punto conseguido por el Athletic jugando fuera de casa me había dejado un sabor de boca tan horroroso e incluso un cabreo monumental. He dejado pasar más de 24 horas para escribir porque el sábado me salían espumarajos por la boca y podía haber escrito cualquier barbaridad.

Rolan nos volvió locos (Foto: Jorge Zapata/EFE)

Jugando contra el Málaga, un equipo que en 5 partidos no había conseguido arañar ni un solo punto,  que tenían que estar hechos un manojo de nervios, algo que quizá quedó demostrado con la absurda expulsión de Kuzmanovic, ganada a pulso por protestar como sólo se les permite al Real Madrid y al Barça. A partir del minuto 80, el Málaga empató a 3 goles después de que el Athletic fuese ganando por 2 goles de diferencia. Inexplicable, incomprensible, triste, lamentable,… podía seguir poniendo adjetivos negativos pero me lo voy a ahorrar. Por si fuera poco desaguisado, en el descuento Laporte hizo una de las suyas… es decir, ceder el balón “amablemente” al delantero para que tuviese un mano a mano con Kepa, que éste solventó perfectamente. Se podía haber perdido, pero el empate es como una derrota.

Y si hay que señalar a alguien, el mayor culpable me parecen los jugadores por su poca consistencia ante un cadaver futbolístico en inferioridad numérica. Williams a pesar de sus dos goles no me gustó porque no ayudó absolutamente nada a Iñigo Lekue en tareas defensivas y de ahí vinieron todos los males. Iñigo sufrió muchísimo pero no es el único culpable. Si veis repetido el primer gol de ellos se ve que Iñaki baja corriendo pero tranquilamente. No ayuda y le deja su trabajo a San José, que tampoco está muy afortunado porque da a Rolan el espacio suficiente para que chute con tranquilidad. Cuando Rolan dispara Iñaki está cerca y le podía haber encimado para molestar pero, no, tampoco. Y esto es un ejemplo. Si queremos un lateral que suba, el extremo tiene que cumplir labores defensivas también.

Por otro lado, los medioscentros no funcionan y así es muy complicado. No da Cuco con la tecla. Ha probado muchas variedades de parejas, pero nada. ¿Qué le pasa a Beñat? ¿Rico no podría hacerlo mejor?

Por buscar algo positivo del partido me quedo con detalles de Córdoba, con Iker, que sigue a muy buen nivel (participó en los 3 goles), y algunas paradas de Kepa, al que se le acumuló el trabajo, aunque en el segundo gol podía haber hecho algo más.

Cuco tiene mucho trabajo. Mucho  trabajo y poco tiempo para ello porque el jueves ya están aquí, en La Catedral, el Zorya y la Europa League. ¡A por ellos! y…

¡Aúpa Athletic!

Inicio liguero triste frente al Getafe

Conseguir un solo punto en La Catedral, en el inicio liguero ante el Getafe (empate a cero), nos deja sensación de tristeza, la misma con la que se han quedado los jugadores a pesar del esfuerzo realizado.

Otra vez el mejor Iker (Foto: EFE)
Han tenido ocasiones varias y de distinto tipo, que hubiesen hecho que lo lógico hubiese sido acabar el partido con algún gol a nuestro favor pero no ha sido así. Como tampoco ha sido gol el conseguido por ellos gracias a que el VAR no está en funcionamiento. El balón cabeceado por Markel Bergara ha traspasado la línea pero hemos tenido la suerte de que el árbitro no lo ha visto. Me parece increíble que este sistema no esté en funcionamiento. Sí, ya sé que en esta jugada nos hubiese perjudicado, pero por otro lado, le hubiese ayudado al árbitro a ver el clarísimo penalti que comete Cala sobre Laporte. O el que quizá hacen a Muniain en el primer tiempo. Pero… ya sabemos todos por qué no quieren utilizarlo en la Liga… porque los más perjudicados iban a ser Real Madrid y Barcelona… que sin el VAR son precisamente los más favorecidos. No les conviene que el vídeo pueda rearbitrar. Los árbitros son humanos y se confunden, es la frase disculpa que utilizan un montón de veces y que tanto les ayuda para sacar muchos más puntos de los que debieran. Lamentable, pero esto funciona así.
Vuelvo al partido. Al athletic le ha faltado puntería y otras veces ha fallado el último pase. Williams ha sido el protagonista negativo en ambos sentidos. Aunque considero que no ha hecho mal partido, alguna de las veces que ha tirado a puerta quizá era mejor el pase atrás, y cuando ha hecho esto, no ha encontrado rematador. Calidad le sobra, cada vez protege mejor el balón y es màs dificil quitárselo, se mueve muchisimo, se desmarca y se ofrece continuamente, pero le falta puntería y fuelle los finales de partido. Es muy joven y va a mejorar muchísimo y, por supuesto, le esperamos. Hoy el debe quizá se lo pongo más al entrenador por no sustituirlo. Los últimos 20 minutos estaba muerto. Lo había dado todo y no podía… de hecho ha perdido casi todos los últimos balones que ha tocado. ¿Por qué mantenerlo en el campo tal y como estaba? ¿No podía haber sacado antes a Córdoba por él, cambiando a Susaeta de banda, por ejemplo? Enhorabuena a Iñigo Cordoba por su debut. Pocos minutos, muy pocos pero se ha dejado ver de forma positiva.
Otra buena noticia el otro debut de un cachorro. En este caso Unai Núñez, que ha jugado todo el partido, sin desentonar, demostrando buen manejo y salida de balón y también llegada al área contraria. Enhorabuena también.
Ambos debuts fenomenal noticia para el Club y los athleticzales.
Y por último, tengo que destacar otra vez a Iker Muniain, que se ha vuelto a echar al equipo a la espalda, buscando todos los balones, jugando con criterio, abriendo y haciendo jugar a los compañeros, consiguiendo tarjetas para el contrario y realizando jugadas de mérito. Muy bien. Pena ese balón en el área que no lo haya rematado según le venía. La próxima será.
Y ahora a pasar esta pequeña tristeza ganando a los griegos… y clasificándonos para la Europa League.
¡A por el Panathinaikos y aúpa Athletic!

Los 3 puntos de Ipurúa saben a Europa

Que el partido contra el Eibar era importantísimo lo sabíamos todos.

Yeray el mejor del encuentro (Foto: EFE)
Yeray el mejor del encuentro (Foto: EFE)
No se jugaban sólo tres puntos, sino algo más importante, como la posibilidad de dejar al Eibar a 6 puntos de distancia, más el golaverage. Pues bien, es precisamente lo que el Athletic ha conseguido esta noche. El obtener una plaza para la Europa League del próximo año está más cerca, aunque todavía hay que seguir luchando por ella, porque también es factible conseguir la plaza de acceso directo, sin rondas clasificatorias, el quinto puesto. Para ello, habrá que seguir sumando de 3 en 3 y que los demás pinchen. De momento, sólo tenemos delante al Villarreal, a un punto más el golaverage. Partido a partido, y ya iremos viendo.
Sobre el encuentro en sí, comentar que lo mejor han sido los 3 puntos. Pero antes de ponerme a decir que si los jugadores han estado mal, que si el Eibar ha estado más intenso, que sí ha sido un partido horroroso,… prefiero fijarme en que el equipo armero en su casa este año tiene unos números increíbles y que desde luego no ha sido por casualidad. Sólo le habían ganado hasta ahora el Madrid, el Barcelona y el Atlético. Algo querrá decir. De hecho, la presión que han hecho los blaugranas durante todo el partido ha sido tal que los jugadores rojiblancos se las veían y se las deseaban para hilar dos pases seguidos, ya ni hablo de una jugada trenzada, casi impensable, tal y como estaban los jugadores, sobre todo en el primer tiempo. El Athletic correr estaba corriendo tanto o más que los contrarios, pero llegaban tarde a los balones y no eran capaces de crear peligro. Eso sí también he de decir que el Eibar, por su parte, mucha presencia en los últimos tres cuartos de campo sí tenía, pero ocasiones de gol, pocas.
La expulsión del centrocampista argentino Escalante ha sido tan clara como absurda y supongo que Mendilibar le echara un rapapolvos de los que hacen época, porque ha sido una ida de olla de primera categoría, en una jugada sin excesivo peligro. El Athletic a pesar de jugar con un jugador más durante 35 minutos tampoco es que le haya aprovechado mucho . El Eibar seguía atacando lo que podía, pero, la diferencia es que los rojiblancos empezaron a tener más el control del partido, pero sin crear gran peligro salvo el tiro al palo de Raúl. En esto, que llegan los minutos de descuento y le hacen a Raúl García una falta en el borde del área. Beñat la saca magistralmente y el portero Yoel la consigue sacar, aunque no tengo muy claro si el balón estaba ya dentro. Mientras el resto de nuestros jugadores solicitaban gol, le llega el balon a Raúl que mete una volea que se aloja en la red. ¡Qué bueno y qué listo es!
Y nada más. ¡Y nada más y nada menos! Tres puntos que saben a gloria y que se han basado sobre todo en un defensa sólida, con un Yeray, otra vez, sobresaliente. Muniain también muy participativo e intentándolo de todas las maneras posibles, Consiguiendo faltas un porrón y un par de tarjetas para los contrarios, así como unas cuantas patadas y golpes (creo que la boca la tiene bonita… ). Por supuesto, también hay que destacar a Raúl García, el más listo de la clase, y el que nos ha dado en definitiva este importantísimo triunfo.
Ahora el jueves a seguir esta semana frenética (de 3 encuentros), contra el Betis en La Catedral, para el domingo cerrar en Vigo contra el Celta.
¡A por el Betis y aúpa Áthletic!
¡Aúpa el Athletic femenino también, que juega hoy a las 18:30 en Lezama (Gol TV) contra el Barça, segundo clasificado!

El Athletic no puede contra los grandes

No me gusta mucho jugar bien y perder el partido. De hecho, prefiero no jugar nada y ganar, aunque sea de manera injusta.

Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Pero no es lo que ocurrió el pasado sábado contra el Real Madrid. Esta temporada es lo que nos toca, jugar bien contra los equipos denominados grandes, a pesar de lo cual, perdemos y así nos ha ocurrido tanto en Liga como en Copa. Madrid, Barcelona Sevilla son los equipos que están ocupando las tres primeras posiciones y contra ellos hemos hecho muy buenos partidos. Pero… no hay manera, no hemos conseguido rascar ni medio punto. La catedral de nuevo fue testigo de un buen partido de su equipo pero contra éstos se necesita algo más, se necesita ese punto de suerte, una efectividad del 100%, que el árbitro no influya, que ellos no estén acertados,… Demasiadas cosas. El equipo empezó intentando controlar el partido desde el primer minuto. Hubo alguna internada interesante de Lekue por banda derecha y un par de oportunidades nuestras, pero el Real Madrid en dos acercamientos casi nos hiela la sangre ¡qué peligrosos son, madre mía! El Athletic siguió a lo suyo pero en una de éstas Benzema acabó transformando el contrataque de los blancos en gol. Nosotros dominamos el partido pero sin grandes ocasiones y ellos estaban muy relajados saliendo al contrataque con muchísimo peligro.
De todas formas, decisorio en el primer tiempo se volvió a convertir el árbitro, Latre, que como siempre utilizó un reglamento distinto para los jugadores del Real Madrid. Si en vez de llevar una camiseta blanca, Casemiro, llevase una de cualquier otro color no hubiese acabado ni siquiera el primer tiempo, porque mereció la expulsión por doble amarilla. En el minuto 22 le dio una patada a Williams que lo puso en órbita y el árbitro muy enfadado, como suelen hacer, le avisó y le dijo que ni una más. Le avisó porque es del Real Madrid porque la tarjeta que merecía era tan clara que no admite ni discusión. Y el mismo jugador en el minuto 30 sí que recibió la primera tarjeta, cuando en realidad debería haber sido la de la expulsión. Pero esto es así, lo saben ellos, lo sé yo, lo sabemos todos. Un asco, pero es sí. Poco después hay una tangana en la que a Aduriz le empujan por lo menos 3 jugadores distintos del Real Madrid, pero aunque no hayáis visto el partido sé seguro que sabéis quién se llevó una tarjeta. Pues efectivamente, Aduriz. Ya casi es como para que nos entre la risa. Es una película que ya habíamos visto todos y que todos sabíamos cómo iba a acabar. Y luego desde Madrid te intentan vender la película de que el Athletic es violento, cuando en realidad, Casemiro parecía Chuck Norris. O también, que les perjudican los árbitros. Es de llorar, por la poca vergüenza que tienen.
A pesar de ello los rojiblancos lo siguieron intentando y en el segundo tiempo se consiguió incluso la igualada por medio del de siempre, por medio de Aduriz, ayudado de su fiel escudero, Raúl García, que le puso un balón medido a la cabeza. Pena que somos unos panchitos y al de 3 minutos se volvieron a poner por delante en el marcador en una jugada en la que todos estaban preocupados de Sergio Ramos, dejando en el área, al jugador que tenía que haber estado expulsado, más solo que la una. Casemiro agradeció el regalo y metío gol. Luego mucho asedio del Athletic pero sin finalización, algo que este año nos está costando muchos partidos. Necesitamos muchísimas oportunidades para meter algún gol. La efectividad es bajísima.
Y así sin grandes alardes el Real Madrid los ha vuelto a pintar la cara, y perdemos la imbatibilidad en San Mamés. Algo que nos duraba desde la visita del Barcelona en agosto. Eso sí, algo positivo tenía que tener esta jornada y ha sido que ninguno de nuestros rivales directos ha conseguido ganar su partido, por lo que tanto Real Sociedad como Villarreal siguen a la misma distancia que antes, a 4 puntos. Es decir, seguimos de lleno en la pelea por la Europa League.
Ahora toca descansar unos días por el parón de las selecciones. Por cierto, aprovecho la ocasión para felicitar a Yeray por su primera convocatoria, más que merecida porque está un nivel muy alto. Un Yeray que va a ir acompañado de Kepa y de Iñaki Williams, dos también de los destacados el sábado. Enhorabuena a los tres.
Y tras el descanso a por el Osasuna y esperemos que con el mismo buen juego que hemos estado exhibiendo estas últimas jornadas, aunque algunos de los resultados no hayan acompañado, sise juega así es difícil no sacar algo positivo.
¡Aúpa Athletic!