El Athletic no puede contra los grandes

No me gusta mucho jugar bien y perder el partido. De hecho, prefiero no jugar nada y ganar, aunque sea de manera injusta.

Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Pero no es lo que ocurrió el pasado sábado contra el Real Madrid. Esta temporada es lo que nos toca, jugar bien contra los equipos denominados grandes, a pesar de lo cual, perdemos y así nos ha ocurrido tanto en Liga como en Copa. Madrid, Barcelona Sevilla son los equipos que están ocupando las tres primeras posiciones y contra ellos hemos hecho muy buenos partidos. Pero… no hay manera, no hemos conseguido rascar ni medio punto. La catedral de nuevo fue testigo de un buen partido de su equipo pero contra éstos se necesita algo más, se necesita ese punto de suerte, una efectividad del 100%, que el árbitro no influya, que ellos no estén acertados,… Demasiadas cosas. El equipo empezó intentando controlar el partido desde el primer minuto. Hubo alguna internada interesante de Lekue por banda derecha y un par de oportunidades nuestras, pero el Real Madrid en dos acercamientos casi nos hiela la sangre ¡qué peligrosos son, madre mía! El Athletic siguió a lo suyo pero en una de éstas Benzema acabó transformando el contrataque de los blancos en gol. Nosotros dominamos el partido pero sin grandes ocasiones y ellos estaban muy relajados saliendo al contrataque con muchísimo peligro.
De todas formas, decisorio en el primer tiempo se volvió a convertir el árbitro, Latre, que como siempre utilizó un reglamento distinto para los jugadores del Real Madrid. Si en vez de llevar una camiseta blanca, Casemiro, llevase una de cualquier otro color no hubiese acabado ni siquiera el primer tiempo, porque mereció la expulsión por doble amarilla. En el minuto 22 le dio una patada a Williams que lo puso en órbita y el árbitro muy enfadado, como suelen hacer, le avisó y le dijo que ni una más. Le avisó porque es del Real Madrid porque la tarjeta que merecía era tan clara que no admite ni discusión. Y el mismo jugador en el minuto 30 sí que recibió la primera tarjeta, cuando en realidad debería haber sido la de la expulsión. Pero esto es así, lo saben ellos, lo sé yo, lo sabemos todos. Un asco, pero es sí. Poco después hay una tangana en la que a Aduriz le empujan por lo menos 3 jugadores distintos del Real Madrid, pero aunque no hayáis visto el partido sé seguro que sabéis quién se llevó una tarjeta. Pues efectivamente, Aduriz. Ya casi es como para que nos entre la risa. Es una película que ya habíamos visto todos y que todos sabíamos cómo iba a acabar. Y luego desde Madrid te intentan vender la película de que el Athletic es violento, cuando en realidad, Casemiro parecía Chuck Norris. O también, que les perjudican los árbitros. Es de llorar, por la poca vergüenza que tienen.
A pesar de ello los rojiblancos lo siguieron intentando y en el segundo tiempo se consiguió incluso la igualada por medio del de siempre, por medio de Aduriz, ayudado de su fiel escudero, Raúl García, que le puso un balón medido a la cabeza. Pena que somos unos panchitos y al de 3 minutos se volvieron a poner por delante en el marcador en una jugada en la que todos estaban preocupados de Sergio Ramos, dejando en el área, al jugador que tenía que haber estado expulsado, más solo que la una. Casemiro agradeció el regalo y metío gol. Luego mucho asedio del Athletic pero sin finalización, algo que este año nos está costando muchos partidos. Necesitamos muchísimas oportunidades para meter algún gol. La efectividad es bajísima.
Y así sin grandes alardes el Real Madrid los ha vuelto a pintar la cara, y perdemos la imbatibilidad en San Mamés. Algo que nos duraba desde la visita del Barcelona en agosto. Eso sí, algo positivo tenía que tener esta jornada y ha sido que ninguno de nuestros rivales directos ha conseguido ganar su partido, por lo que tanto Real Sociedad como Villarreal siguen a la misma distancia que antes, a 4 puntos. Es decir, seguimos de lleno en la pelea por la Europa League.
Ahora toca descansar unos días por el parón de las selecciones. Por cierto, aprovecho la ocasión para felicitar a Yeray por su primera convocatoria, más que merecida porque está un nivel muy alto. Un Yeray que va a ir acompañado de Kepa y de Iñaki Williams, dos también de los destacados el sábado. Enhorabuena a los tres.
Y tras el descanso a por el Osasuna y esperemos que con el mismo buen juego que hemos estado exhibiendo estas últimas jornadas, aunque algunos de los resultados no hayan acompañado, sise juega así es difícil no sacar algo positivo.
¡Aúpa Athletic!

¡No había mejor sitio que Anoeta para conseguir los 3 puntos!

Lo que son las cosas, el Athletic ha vuelto a sacar algo positivo fuera de casa precisamente contra la Real Sociedad, tras un montón de partidos sin poder rascar absolutamente nada.

Buena reaparición de Kepa (Foto: Deia)
Buena reaparición de Kepa (Foto: Deia)
Tienen que estar los vecinos de un humor de perros. Además, para conseguir ganar hemos tenido que romper el maleficio de no poder meter goles fuera, algo que ocurría desde hace nada menos que casi 4 meses. Todo un mundo. Cuando yo lo que tenía miedo era que Oyarzabal que todavía no habia marcado un gol en esta Liga nos lo encasquetase a nosotros… pues ya sabemos cómo nos gusta eso… Alcacer no había conseguido gol hasta que aparecimos,… y no pongo más ejemplos porque no me quiero deprimir, pero hay un montón. Así que cuando ayer quitaron a Oyarzabal del campo suspiré… buf… maleficio que no se cumplía.
Los rojiblancos jugaron en San Sebastián como lo hicieron en Sevilla, con la misma presión adelantada y sin dejar pensar a los blanquiazules. La Real lo está haciendo muy bien este año y no se le podía dejar el balón. Con un Beñat muy entonado (que asistía con precisión) se empezaron a suceder las ocasiones. Extraordinario pase pero paradón de balonmano de Rulli, frente a Raúl García. En una posterior llegó, según he leído, el primer penalti cometido por Xabi Prieto en su carrera… gracias majo. Penalti tan claro como innecesario ya que Yeray si llega a conseguir el balón iba en dirección contraria a la portería, es decir, no había ningún peligro. Con suspense Raúl García convirtió la pena máxima. Pena, que ya no es tan pena como anteriormente para el Athletic, de momento se han transformando todos los penaltis que nos han pitado. ¡Qué maravilla! La Real lo intentaba pero salvo una ocasión de Juanmi que le permitió a Kepa Arrizabalaga, el día de su vuelta tras la lesión, a lucirse con una buena parada, no tuvieron mucha más presencia cerca del área.
El segundo tiempo comenzó con dominio territorial de la Real pero sin grandes ocasiones. Y el tiro definitivo en el pie de los blanquiazules vino con la cesión de Odriozola defectuosa a su portero, que Iñaki, es más rápido de la clase, consiguió transformar por fin, ese uno contra uno que le regalaron. Ya dije la semana pasada que si conseguía romper la racha se iba a hinchar a meter goles y así lo vamos a ver. El 0-2 ya era un resultado con demasiado peso como para que la Real lo consiguiese arreglar. A falta de 20 minutos Raúl Navas cabeceó a la red pero el árbitro consideró que se apoyó en Bóveda para hacerlo, por lo que anuló el tanto. Es probable que si hubiese subido al marcador el Athletic las hubiese pasado canutas pero… nunca lo sabremos. El triunfo definitivo fue para los rojiblancos que no solo consiguen tres puntos, como ha dicho Aduriz esta semana, sino que vuelven de Anoeta cargados de moral, gracias a haber roto esa racha horrorosa de tanto tiempo sin puntuar fuera casa y encima, consiguiendo que la Real no se vaya hasta los 10 puntos de diferencia, sino que nos acercamos a 4 puntos y teniendo el golaverage a favor. Entramos en la pelea por el quinto y sexto puesto de manera clara y muy bien situados. Mientras que una derrota hubiese supuesto casi el olvidarnos del poder atrapar a los donostiarras. Para ellos también es un buen golpe bajo a su moral. Ahora habrá que ver cómo afecta a unos y a otros. Para empezar nosotros vamos a tener un buen toro que lidiar. Nada menos que el Real Madrid, y eso que no lo digo porque esté realizando un juego de enamorar, sino más que nada por el miedo que me da el pensar que nos pueden hacer un arbitraje similar al que hizo ayer mismo Mateu Lahoz, de nuevo, a favor de los blancos. ¡Qué horror cómo está el fútbol de podrido y vaya arbitrajes que perpetran los señores colegiados! Ayer Mateu “sólo” se comió la expulsión del portero del Real Madrid en el minuto 21, diciendo su conocida frase de “sigan, sigan”. ¡Qué desfachatez! No me debería preocupar del árbitro si les consiguiésemos meter 4 goles. ¡Ojala! Pero esa será otra historia, de momento disfrutemos de estos 3 puntos recién conseguidos y del buen partido de Beñat, de Iñaki Williams, de Kepa, de Raúl García, de Yeray, de Lekue… ¡Enhorabuena!
¡Aupa Athletic y a por el Real Madrid!

Poco juego pero 3 puntos más en la Catedral

En el título ya he resumido todo lo que ocurrió ayer.

Raúl, otra vez destacado y gol  (Foto: Athletic Club)
Raúl, otra vez destacado y gol (Foto: Athletic Club)
Nuestro Athletic sigue sumando de tres en tres en San Mamés, algo que tiene muchísimo mérito, de hecho, el único equipo que este año ha conseguido los mismos puntos en casa es el Real Madrid. Así que a pesar del poco juego nos deberíamos de dar con un canto en los dientes, pues ya quisiera lo mismo para él cualquier otro equipo de la Primera División. Otra cosa es ya si hablamos de los resultados fuera… horrorosos, ya sabemos.
Ayer el rival fue el Málaga que para el minuto tres ya había tenido tres oportunidades muy claras, gracias a errores de bulto nuestros. Ahí se dieron y se escucharon unos silbidos que demostraban que a los aficionados zurigorris no nos gustaba nada lo que estábamos viendo. Eso sí, también hay que decir que esos pitos fueron continuados por aplausos y gritos de ánimo. Perfecto, primero toque de atención, y después a intentar remar todos juntos. Al Athletic le costó conseguir su primera ocasión pero una vez empalaba Lekue su volea a las nubes, se fueron sucediendo otras jugadas con final también defectuoso. El día que afinemos la puntería el contrario se va a llevar un carro de goles. Lekue, Susaeta, Raúl, Yeray,… Nada.
El segundo tiempo similar con alguna ocasión clara para los malacitanos que tampoco consiguieron concretar. Sobre todo esos tres saques de banda hechos por el central que fueron bastante más peligrosos que cualquiera corner. Más que saques de banda parecían obuses. Dos rematados por ellos ante nuestra pasividad, en uno paradón de Iraizoz, y otro salida por alto del portero con algún apurillo para coger el balón. Alguna otra oportunidad nuestra, pero sin ser gran cosa y por fin el gol por medio de un penalti claro ejecutado de nuevo por uno de los mejores del partido. Raúl Garcia, uno de los más incisivos. Cuando no está Aritz se prodiga mucho más en todo tipo de remates. Da la sensación que se toma mas responsabilidad por la falta de nuestra referencia arriba. Se agradece tanto trabajo.
El otro destacado, como la semana pasada, también, Iñigo Lekue. Da gusto verle internarse por la banda e intentar el disparo a puerta con descaro y potencia. Sigue así.
También tengo que destacar algo preocupante… la cantidad de balones que se dieron al contrario sin causa aparente, digo en pases relativamente sencillos, lo que hace más incomprensible los errores. Hay que solucionarlo, como sea, pero hay que hacerlo porque lo lógico es que ayer a causa de alguno de los muchos errores (San José, Laporte, Iker,… ) nos hubiese caído algún gol. Hubo suerte y no fue así, por la impericia del Málaga y también por alguna parada de Gorka. Sea como fuese mantuvimos la portería a cero algo que no lográbamos creo desde hace 10 partidos. Demasiados.
Y la semana que viene a Anoeta, a seguir luchando por Europa. A ver si conseguimos jugar como contra el Sevilla y afinamos tanto en defensa como en ataque, y si fuese así podriamos sacar algo bueno, que… ¡ya es hora de lograrlo!
¡Aúpa Athletic y a por la Real!

El Athletic podía haber goleado a la Real

Triunfo más que merecido del Athletic que rompe la racha negativa ganando a la Real en un derbi, algo que no ocurría desde hace mucho.

Muniain de nuevo protagonista (Foto: Deia)
Muniain de nuevo protagonista (Foto: Deia)
El único pero que pongo es el haber tenido que sufrir en los últimos minutos de una manera innecesaria cuando por merecimientos el Athletic debería haber goleado a los txuriurdin. Me gusta que en la rueda de prensa Eusebio reconociese la superioridad de los rojiblancos.
En este partido hay varios nombres a destacar y quiero que el primero de ellos sea el de Raúl García. Es impresionante la importancia que tiene en el equipo. El segundo y el tercer gol se debieron en gran parte a su trabajo. En el segundo estaba lejísimos del Rulli cuando, incluso antes de que el defensa realista le pasase el balón a su portero, se puso a correr como si no hubiese un mañana. Merece la pena verlo repetido por ver desde dónde va a intentar recuperar el balón. En el tercero, otra vez en una presión suya, recuperó el balón, se lo pasó a Aduriz, dejándole solo prácticamente, para que este último le regalase el gol a Williams. El trabajo que realiza es impagable, bueno muchos me diréis que ya cobra más que bien, pero desde luego es merecido.
Y Aritz… Aritz un crack que culmina su trabajo con una genialidad en forma de vaselina y con una asistencia que es casi gol. En esta última jugada mostró su generosidad y encima le hizo un favor enorme a Williams que necesitaba el gol más que el comer. Primer gol de Iñaki en esta temporada, a pesar de las muchas oportunidades que ha tenido, incluso en este partido dos antes de perforar la meta. A partir de ahora, sin esa presión, los bacalaos van a llegar seguidos. Seguro.
Dejo para el final a Muniain otro que también necesitaba un buen partido tanto como el aire que respiramos. Ayer se dejó ver en muchas ocasiones. Tiró 4 veces a puerta, entre ellas el golazo y otra en la que Rulli se lució. Puso dos balones perfectos a sus compañeros que no fueron gol porque de nuevo el meta blanquiazul los detuvo. Presionó y se vació. Le cambiaron porque parece que de momento no está para aguantar un partido completo. Pero si lo que juega lo juega al nivel de ayer, perfecto.
Tema aparte… No puedo olvidarme del distinto criterio con las tarjetas del árbitro González González. Desesperante.
Para acabar decir que tenemos 3 puntos más que nos mantiene en la parte noble de la clasificación de la Liga. Y ahora, la dejamos aparcada, para preparar el partido del jueves contra el Genk en Europa League.
¡A por el Genk y aúpa Athletic!

Un Atlético rácano se lleva los 3 puntos de San Mamés

Ya sé que no necesitó más. Ya sé que no hay un equipo que defienda mejor que ellos. Ya sé que el Athletic tampoco hizo gran cosa. Ya lo sé.

No pudo ser (Foto: Athletic Club)
No pudo ser (Foto: Athletic Club)
Pero que el Atlético de Madrid tenga posibilidades de ganar la Liga… francamente es un poco triste. Muy efectivos sí. Pero vaya turre. Lo que hizo el equipo madrileño fue adelantarse en el marcador en la única jugada de peligro del primer tiempo y a partir de ahí, autobús y a intentar alguna contra, en lo que también son peligrosísimos. Bueno y también en aprovechar alguna jugada lamentable como la de Thomas que siguió jugando .. aprovechando que Iraizoz estaba en el suelo, porque se pegó un buen golpe con un compañero. El centrocampista rojiblanco se metió en el área él solo y tiró a puerta. Muy “deportivo”. En la línea del Atlético de Madrid. No esperaba otra cosa la verdad. Este equipo es así. Y Thomas, por supuesto, reflejo de su entrenador, intentó meter gol. Lamentable, pero es lo que hay. La diosa fortuna hizo que el balón fuera al palo y volviera a donde estaba el portero. Todos los jugadores fueron a donde el colchonero, para recriminarle la jugada. Por eso me da tanta rabia perder contra ellos. Bueno, por lo menos no nos podemos quejar ya que no han lesionado a ningún jugador, como en partidos anteriores. Así que recuerde el pisotón de Giménez (menos mal que ayer no estaba) a Guillermo, la temporada pasada, que le dejó dos meses o más fuera de combate. Y seguro que vosotros os acordáis de más. Por no hablar del pisotón de Augusto (en marzo) al debutante de la Real Sociedad, Capilla, con la consiguiente lesión grave. Por supuesto sin sanción, claro. Ayer no hubo que lamentar nada similar. Sólo alguna típica caricia, a modo de manotazo “sin querer”, como el que le dan a Beñat, y una plancha, por supuesto no pitadas. Pero para lo que nos tiene acostumbrados hasta me pareció poco. Diría que hasta casi partido de guante blanco.
Sobre nuestro juego poco puedo decir. Los jugadores se volvieron a dejar el alma, pero, el armazón de cemento armado levantado por el equipo de Simeone fue infranqueable en todo momento y sólo pasaron algún pequeño apurillo durante 15 minutos del segundo tiempo pero… nada más. Durante el primer tiempo el equipo sólo tiro a puerta una vez por medio de Muniain pero sin chicha ni limoná. Un tirito. Las bandas estaban missing y poco se puede rematar si no se crea. El equipo en el segundo tiempo mejoró cuando se sustituyó a Muniain y a Susaeta, por Williams e Iñigo Lekue, pero no lo suficiente. Mucho empuje y mucha garra, pero… el Atlético y su oficio impidieron cualquier atisbo de nada. Y a punto estuvieron de meter ellos el segundo gol en los últimos minutos. Pero ya hubiese sido demasiado para lo que ofrecen. Eso sí, como me dijo un amigo colchonero el gol de Torres precioso. Sí señor. Y su defensa numantina super efectiva, sí señor. Pero… buf… vaya rollo.
Lo mejor de la jornada que el Sevilla perdió contra el Sporting. El Celta empate, tampoco está mal. Ya que nosotros no hemos hecho los deberes, me tengo que alegrar de los fallos de los rivales (también bastante triste…). Y ahora sin tiempo de nada otra vez, a jugar el domingo a las doce contra el Levante. Estarán nerviosos y agobiados por la clasificación. Heridos y con ganas de rascar algo. Hay que ir otra vez con todo a conseguir esos tres puntos, pero no va a ser fácil. Aquí nadie regala nada así que…
¡A por el Levante y Aúpa Athletic!