El Athletic buen juego pero otra derrota en Sevilla

Está claro que ésta no es la temporada del Athletic jugando fuera de casa.

Los dos mejores del partido: Raúl e Iñigo (Foto: Deia)
Los dos mejores del partido: Raúl e Iñigo (Foto: Deia)
Da igual que lo haga mal o que lo haga bien, el resultado siempre es el mismo: derrota. Ayer nos tocó el Sevilla. Salvo los 15 ó 20 primeros minutos en los que el equipo hispalense jugó muy bien todo, el resto del partido fue de dominio claro rojiblanco (aunque también tuvieron ellos alguna contra peligrosa). Se ve que nos va mejor jugar con los equipos que están arriba en la clasificación. A pesar de ese dominio nos penalizó lo de todos los partidos últimamente: la falta de pegada, ayer incluso hubo un palo, tras precioso cabezazo de Raúl García. Pero no hay manera, hacemos oportunidades, ayer unas cuantas: Raúl, Williams, San José, Yeray, Lekue,… todos tuvieron la suya, incluso alguno más de una, pero ninguno conseguió materializarlas. Que dependemos de Aritz Aduriz es evidente, pero este año esa dependencia es incluso mayor. Por favor, Aduriz, recupérate pronto.
De este modo el Sevilla con un penalti de Etxeita más que ingenuo, se consiguió llevar los tres puntos. Xabi pecó de pardillo, puso la pierna y ¡qué más quiere el jugador del Sevilla! Un penalti que deberían haber vuelto a tirar porque Iborra está dentro del área antes de que Jovetic chute. Por supuesto, nuestra mala suerte hizo que a pesar de que Iraizoz paró el penalti el rechace lo consiguió transformar Iborra. Y nada más. Suficiente, con eso ya se llevaron los tres puntos. Etxeita el resto del partido estuvo bastante bien, rechazando unos cuantos balones que podían haber sido gol. Iñigo Lekue estuvo bastante bien. Pena que no se decidió a chutar en ese balón que le cedió Raúl. Este último para mí, el mejor del partido. Le faltó el gol, pero estuvo muy cerca. Beñat también estuvo mejorado pero tuvo que dejar el campo con alguna molestia. A ver si se recupera para el domingo… ¡Qué mala surte estamos teniendo con las lesiones! Al final, vamos a tener que salir a jugar los aficionados.
Por cierto, un recuerdo también para el señor árbitro, que no dio una a derechas. ¡Qué arbitraje más lamentable! Y qué manía más idiota tienen los colegiados de sacar tarjetas por protestas mínimas y no sacarlas cuando se hacen faltas clarísimas. Jovetic no debió acabar el partido. Eso sí, el árbitro se confundió en ambas direcciones, porque también hubo unas cuantas absurdas contra el Sevilla.
Y de nuevo sin tiempo casi ni para descansar el domingo contra el Málaga, esta vez en La Catedral. A ver si volvemos a ganar para no descolgarnos de la lucha por Europa. ¡Aúpa Athletic y a por ellos!

Aduriz tumba al Genk con 5 goles

” Yo sin el equipo no soy nadie”

¡Qué haría el Athletic sin ti! (Foto: Deia)
¡Qué haría el Athletic sin ti! (Foto: Deia)
Aunque parezca increíble el que ha dicho esta frase ha sido Aritz Aduriz, jugador que ayer metió la friolera de 5 goles en competición europea, en este caso en Europa League, convirtiéndose en el primer jugador que lo consigue en la historia de esta competición. A pesar de ello dice que él no es nadie sin el equipo. Ya sé que es tu día, pero perdona Aritz, que te lleve la contraria. Es más bien el equipo el que es muy poquita cosa sin ti. La dependencia es tal que no hacemos más que mirar tu carnet de identidad. 35 años. 35 primaveras qué es lo que dice dicho documento oficial, pero a los aficionados se nos hace difícil de creer, por el estado de forma en el que te encuentras. 5 goles. Ya sé que tres han sido de penalti pero casi hasta le doy más mérito por la dificultad que tiene a nivel psicológico meter tres penaltis seguidos al mismo portero. Un crack, este jugador es un crack. El último jugador que consiguió esto en el Athletic fue Don Fidel Uriarte, en 1967. Han pasado 49 años y volverán a pasar muchísimos más hasta que alguien lo vuelva a repetir. Aunque ¿quién sabe?… porque estando Aduriz en el campo da la sensación de que todo es posible.
Debería acabar aquí el comentario para poder hacerlo con buen sabor de boca pero también tengo que hablar del resto del partido. Así como Valverde no creo que acabase muy contento por lo visto sobre el césped, los aficionados nos preguntamos cómo es posible tanta debilidad defensiva. Nos hacen un gol con una facilidad pasmosa. 3 goles nos metió el Genk, así como el miedo en el cuerpo cada vez que se acercaban al área rojiblanca. El primer gol, tras pérdida de balón de Susaeta. El segundo gol con un remate de cabeza en un balón parado en el que Laporte no sólo hace la estatua sino que además se agacha (¿?). Y el tercer gol, un gol muy parecido al que nos metieron allí en Bélgica. Slalom de un jugador que entra por la izquierda dejando sentados a Balenziaga, a Laporte y a Iturraspe, siendo el único que le quita el balón al delantero contrario, Raúl García, con tan mala suerte que se lo dejó a otro jugador del Genk en inmejorable posición y gol. Menos mal que ellos no eran ninguna maravilla y cometieron también muchos errores no solo los 3 penaltis que fueron de auténtico escándalo de claros. Si nuestros jugadores llegan a andar finos los belgas se hubiesen ido con 7 u 8 goles fácil. Pero… así y todo se consigue lo importante que era el triunfo, quedando ahora igualados a 6 puntos en la cabeza de la clasificación, con este mismo equipo, mientras que el Sassuolo y el Rapid de Viena están por detrás, ambos equipos, con 5 puntos cada uno. Ahora hay que ganar a los italianos en casa el próximo 24 de noviembre para así, quizás certificar directamente la clasificación a la siguiente ronda. Pero para eso todavía queda mucho tiempo y ahora hay que centrarse en la Liga y en el próximo rival que es el Español, allí en Barcelona y al que no podemos hacerle regalos. Hay que encarecer un poco, bueno, mas bien un mucho, el que los rivales te metan goles. No se pueden dar tantas facilidades.
¡A por el Español y aúpa Athletic! Y por favor dejadme que hoy añada en mayúsculas, …
¡¡¡¡ARITZZZZ…. ADURIZ, ARITZZZZZ… ADURIZ, ARITZZZZZ… ADURIIIIZZZZZZZZ!!!!

El Athletic podía haber goleado a la Real

Triunfo más que merecido del Athletic que rompe la racha negativa ganando a la Real en un derbi, algo que no ocurría desde hace mucho.

Muniain de nuevo protagonista (Foto: Deia)
Muniain de nuevo protagonista (Foto: Deia)
El único pero que pongo es el haber tenido que sufrir en los últimos minutos de una manera innecesaria cuando por merecimientos el Athletic debería haber goleado a los txuriurdin. Me gusta que en la rueda de prensa Eusebio reconociese la superioridad de los rojiblancos.
En este partido hay varios nombres a destacar y quiero que el primero de ellos sea el de Raúl García. Es impresionante la importancia que tiene en el equipo. El segundo y el tercer gol se debieron en gran parte a su trabajo. En el segundo estaba lejísimos del Rulli cuando, incluso antes de que el defensa realista le pasase el balón a su portero, se puso a correr como si no hubiese un mañana. Merece la pena verlo repetido por ver desde dónde va a intentar recuperar el balón. En el tercero, otra vez en una presión suya, recuperó el balón, se lo pasó a Aduriz, dejándole solo prácticamente, para que este último le regalase el gol a Williams. El trabajo que realiza es impagable, bueno muchos me diréis que ya cobra más que bien, pero desde luego es merecido.
Y Aritz… Aritz un crack que culmina su trabajo con una genialidad en forma de vaselina y con una asistencia que es casi gol. En esta última jugada mostró su generosidad y encima le hizo un favor enorme a Williams que necesitaba el gol más que el comer. Primer gol de Iñaki en esta temporada, a pesar de las muchas oportunidades que ha tenido, incluso en este partido dos antes de perforar la meta. A partir de ahora, sin esa presión, los bacalaos van a llegar seguidos. Seguro.
Dejo para el final a Muniain otro que también necesitaba un buen partido tanto como el aire que respiramos. Ayer se dejó ver en muchas ocasiones. Tiró 4 veces a puerta, entre ellas el golazo y otra en la que Rulli se lució. Puso dos balones perfectos a sus compañeros que no fueron gol porque de nuevo el meta blanquiazul los detuvo. Presionó y se vació. Le cambiaron porque parece que de momento no está para aguantar un partido completo. Pero si lo que juega lo juega al nivel de ayer, perfecto.
Tema aparte… No puedo olvidarme del distinto criterio con las tarjetas del árbitro González González. Desesperante.
Para acabar decir que tenemos 3 puntos más que nos mantiene en la parte noble de la clasificación de la Liga. Y ahora, la dejamos aparcada, para preparar el partido del jueves contra el Genk en Europa League.
¡A por el Genk y aúpa Athletic!

Feliz día de Reyes en la Catedral

La entrada del año en la Copa contra el Villarreal casi se nos atraganta, como el primer partido de Liga contra la Unión Deportiva Las Palmas. Pero curiosamente, contra el equipo que más calidad tiene, fuimos capaces de dar la vuelta al marcador, algo que no ocurría en Copa desde hace más de cien años (remontar un 0 – 2).

Muy bien Iñigo Lekue (Foto:    Juan Lazkano y Borja Guerrero)
Muy bien Iñigo Lekue (Foto: Juan Lazkano y Borja Guerrero)
Estos dos partidos han sido muy distintos y por supuesto me quedo con el último. Contra Las Palmas, el perfecto toque de balón de los isleños hizo que el Athletic cayese en una especie de letargo que propició los dos empates que consiguieron hasta dejar el marcador en el definitivo 2- 2. Me gustaron mucho. No se despeinaron en todo el partido a pesar de ir siempre por detrás en el marcador, siguieron a lo suyo esperando su oportunidad, tocando y tocando. El Athletic acabó cayendo de maduro ante su buen manejeno de balón, pero no me parecieron muy peligrosos… Curioso… porque nos metieron dos goles… Pero si se les hace regalos como el de De Marcos… lo aprovechan, claro. Empate y para las islas como locos de contentos. Nosotros con cara de tontos porque de nuevo retrasamos el acercarnos a los puestos de Champions.
Por su parte, en la Copa, el submarino amarillo, me pareció un equipo peligrosísimo. De hecho, en el primer tiempo los dos únicas llegadas al área que tuvieron las convirtieron en gol. En ese momento todos pensamos e incluso verbalizamos eso de: Agur Copa. ¡Qué poca fe en nuestros leones! Y efectivamente, fueron más leones que nunca. El resultado del primer tiempo no refleja lo que se vio en el campo. El Athletic tuvo más llegada pero no consiguió transformar las oportunidades. Un Villarreal súper serio no nos dejó hacer más y en dos arrancadas consiguió dos goles. ¡Qué peligrosos y rápidos son! En el segundo tiempo los rojiblancos siguieron a lo suyo, a lo que habían hecho en el primer tiempo pero en este caso el acierto de Williams, sí que consiguió esquivar al portero para que el balón fuese a la red. A partir de ahí, a asediar al rival, entrando también en el campo Aduriz, que consiguió el segundo gol, tras la segunda conexión con Iñaki. El tercero fue obra de Aymeric a pase de Beñat, otro de los destacados del partido (era su segunda asistencia). No me olvido que el Athletic jugó con algún cachorrillo en sus filas. No lo digo por Williams que parece que ya de cachorro no tiene nada. ¡Qué fuerza y garra tiene! Lo digo por Lekue, al que aunque le hemos visto poco, no me canso. Incluso no jugando en su sitio lo hizo muy bien. Se le ve la calidad en cantidad de detalles. Él, al acabar el partido, dijo que no le importa el lugar en el que le coloque Valverde. Yo que no tengo nada que perder, le voy a pedir al entrenador que lo coloque en su sitio, porque siempre rendirá más, que a pierna cambiada. Hace dos semanas le vi con el Bilbao Athletic contra el Lugo, de extreño derecho y me pareció uno de los mejores del partido, incluyendo un gol precioso. Ya se vio contra el Villarreal que no le cuesta tirar a puerta, en este caso, una volea muy difícil que salió por poco. Iñigo está pidiendo minutos a gritos.
El Athletic tuvo una última oportunidad antes de acabar el partido, también de Laporte, pero no pudo ser. Y así acabó la remontada, dejando el marcador en un 3 – 2, que es un resultado más ajustado a lo que vimos y que nos permite ir con esperanzas a Castellón, aunque ya sabemos que va a ser muy difícil, no sólo porque sea un campo que se nos da fatal, sino por el momento de forma de los amarillos. A ver si nuestros chicos están tan puestos como el segundo tiempo de La Catedral y nos dan otro alegrón. El miércoles la respuesta. Por cierto, el árbitro designado es Mateu Lahoz… Miedo me da, porque el defensa Bailly ya repartió estopa a más no poder y sin una sola tarjeta amarilla (fijaos en el gol de Williams cómo dejó a Beñat, por el suelo, después de que el rojiblanco diera su perfecto pase a Iñaki)… Bailly es el típico jugador que siempre “pilla cacho”, y con Mateu y su “sigan sigan” no sé lo que puede pasar.
Pero… por medio y antes, tenemos mañana mismo que enfrentarnos al Sevilla, otro equipo en forma, y en el Pizjuán, una plaza que tampoco se nos da nada bien. Muy difícil, pero si queremos seguir en puestos europeos… ¡A por ellos y Aúpa Athletic!

Athletic, imposible acabar mejor el 2015

El Athletic acaba el 2015 consiguiendo tres puntos importantísimos en uno de los campos más complicados esta temporada.

Raúl como el equipo, perfecto (Foto: Miguel Riopa)
Raúl como el equipo, perfecto (Foto: Miguel Riopa)
El Celta demostró ayer porque sólo un equipo ha sido capaz de ganarle en su campo. El Celta me gustó mucho. Casi tanto como el Athletic, super serio desde el minuto uno al noventa y tres. Se veía que un detalle iba a decantar el partido hacia uno u otro lado. En el primer tiempo no hubo muchas oportunidades pero se repartieron entre ambos equipos. La presión hizo que el ritmo fuese intenso pero con pocas llegadas. En el segundo quizá el Athletic dio un paso adelante y aumentó su dominio pero faltó de acierto en los últimos metros donde el último pase volvía a ser defectuoso. Raúl García se descolgó con un tiro soberbio, no tanto por la fuerza como por la colocación. Fue lo que mi padre denominaba un pase a la red. Tiró a colocar, con tan mala suerte que le fue al palo. Raúl los 21 partidos que lleva con el Athletic nos sigue demostrando que no sólo tiene calidad, sino que es muy muy listo. Pena de larguero y ya lleva unos cuantos. El siguiente contrataque por fin acabó con un pase letal, del Zorro, que vio el desmarque perfecto y dejó al excolchonero solo delante del portero. Toque con el exterior, nada fácil, y a la red, tras sortear a Sergio. Perfecto. Y Raúl que ya lleva seis goles. Y no sé cuántas asistencias. Está claro que el tándem que forma con Aduriz es de muchos quilates. Además, funciona en las dos direcciones. Asiste uno y marca el otro o al revés. ¡Vaya fichaje! Y a partir del gol a aguantar. Ellos tuvieron una ocasión que fue al palo y varias aproximaciones pero sin mayor peligro. Nosotros también otro palo, esta vez de Eraso. Pero el Celta dejó claro que era necesario todo el trabajo que desarrollaron nuestros chicos para arrebatarles el triunfo. Buen Celta pero mejor Athletic.
Con este nuevo éxito, los rojiblancos se sitúan en séptima posición empatados a puntos con el Deportivo. pero y lo que es más importante nos ponemos a cuatro puntos de la Champions, que soñar es libre y tal y como está el equipo se debe luchar por ella. No digo se debe conseguir, pero sí ir paso a paso e intentar conseguirla.
Por último, voy a hacer balance de este año 2015, que yo, sin temor a equivocarme voy a decir que ha sido excepcional e inolvidable para todos los athletizales. No puedo pedir más. Se ha conseguido un título después de treinta años sin ellos. Encima ha sido la Supercopa, a doble partido, contra el super poderoso Barcelona y para más inri siendo la vuelta en su casa. Una hazaña al alcance de muy pocos. Un título que se fraguó con el mejor partido de la temporada, ese 4 a 0 en San Mamés de la ida, que ya ha quedado en la memoria de todos grabado a fuego. Un partido perfecto, con un Aduriz colosal, como ya nos tiene acostumbrados, que le endosó tres a los temibles culés. En la vuelta por si había alguna duda, ni siquiera nos consiguieron ganar. Se tuvieron que conformar con el empate. Total 5 a 1 a nuestro favor. Allí en el Nou Camp nos dieron la Copa, bueno se la dieron al gran capitán, Don Carlos Gurpegi, en una entrega de trofeos cutre donde las haya, que dejó de nuevo retratado al Barcelona y a su poca deportividad. Ya me hubiese gustado ver la celebración que tenían preparada si hubiesen ganado ellos. ¡Qué poca clase! En fin, a lo que iba… un año impresionante, que nos permite olvidarnos un poco de la nueva final de Copa que nos arrebataron los catalanes, de nuevo, esta vez, en el colmo del disparate celebrada en el Nou Camp. Final de Copa a la que llegar lo considero un éxito de por sí, ya la ganaremos otro año. Éxito también fue la clasificación para la Europa League o UEFA, con una segunda vuelta de la Liga para enmarcar. Clasificados para una competición en la que todavía estamos, y quién sabe hasta dónde podemos llegar. En Copa seguimos y esta misma semana nos la jugamos contra el Villarreal, otro equipazo, pero seguro que ellos también están asustados. A ver hasta dónde llegamos.
Conclusión: Año perfecto, que nos impulsa a soñar. Tenemos equipo. Tenemos banquillo. Tenemos calidad. Tenemos ganas y un vez empezado, esto es como el rascar… todo es empezar… Queremos más. Iremos poco a poco, pero SÍ SE PUEDE. Se puede soñar y ¿POR QUÉ NO CON OTRO TÍTULO? Si ya hemos conseguido uno, algo que se veía imposible,… ¿por qué no más? Este año ha sido increíble y el próximo ¿por qué no también?

Feliz salida de año a todos, mejor entrada eta URTE BERRI ON!!!!

y por supuesto… ¡AÚPA ATHLETIC!

P. D.: Os recomiendo que veais el precioso vídeo del Athletic, Urte Berri On (https://m.youtube.com/watch?v=_8sNAivdtH0), PORQUE SOMOS UNA CUADRILLA… TODO ES POSIBLE.