Iago Herrerín, el portero paciente

Como tópico se dice de los porteros que tienen un toque de locura. A Herrerín no le conozco personalmente por lo tanto no puedo afirmar si está frase es cierta o no.

Listo Iago sacando rápido (Foto: Athletic Club)

Lo que sí me da la sensación es que es un portero paciente. Paciente porque en el Athletic todavía no ha acabado de conseguir la titularidad. Da la sensación de que siempre está a la sombra de alguien. Antes era a la de Gorka Iraizoz y ahora a la de Kepa Arrizabalaga. A pesar de ello tiene un buen número de partidos jugados, gracias a la moda de alternar los porteros en las distintas competiciones. Eso ha hecho que en las 5 temporadas en las que lleva jugando en el Athletic la mayor parte de los 69 partidos que ha disputado han sido en Copa y en UEFA  (22 y 33 respectivamente), mientras que en Liga sólo 12. El que no haya sido nunca considerado titular también nos hace entender que el año pasado saliese en el mercado de invierno cedido para jugar en el Leganés, donde disputó 21 partidos dejando un muy buen sabor de boca tanto en el club como en los aficionados.

La trayectoria que lleva en Bilbao es de destacar porque a pesar de no ser titular cada vez que ha salido ha cumplido con creces, siendo en muchos de los partidos uno de los destacados. En Europa League el año pasado fue uno de los mejores. Y este año en el que el Athletic nos está destacando por su gran juego y sí por la debilidad defensiva, él se ha convertido muchos partidos en protagonista. Me acuerdo sobre todo del jugado contra el Östersunds en Suecia, en el que le llegaban balones a puerta por tierra , mar y aire… y mantuvo al equipo en el partido con sus paradas. Ello le ha llevado a que en esta primera parte de la temporada seguramente haya sido uno de los jugadores más destacados.

El sábado le tocó también ser titular en Liga, en San Mamés contra la Real pero fue debido a la lesión de Kepa. Por cierto, sobre este tema de la lesión permitidme que haga un parón para dar dos collejas, una a los mal pensados y otra bastante más fuerte al Club y a su incomprensible y horrorosa política de comunicación. ¿Tan difícil era decir a lo largo de la semana que Kepa estaba entrenando con molestias? ¿Y no esperar a una hora antes del partido para decir que no juega? ¡Qué más quieren los mal pensados que tener carnaza a la que agarrarse! Tras este paréntesis decir que Iago, mantuvo la portería a cero, hizo un buen partido porque el poco trabajo que tuvo lo solventó sin problemas y encima fue el protagonista de seguramente la mejor jugada del partido haciendo un saque de puerta increíble, pasando el balón rapidísimamente y al pie a Susaeta, pillando desprevenida a la Real. Pena que Markel no pudo conseguir algo más. Pero impresionante Iago, con una visión del juego, que demuestra que está metidísimo en el partido y que es listo, muy listo. Y si a esto le unimos su juego de pies, miel sobre hojuelas, porque puso el balón donde quiso y rápido sin dar tiempo al equipo contrario casi a reaccionar. Perfecto. Y no es la primera vez que lo hace, y seguramente no será la última.

Iago, paciente también porque el culebrón Kepa seguramente a él es al que más afecta del equipo. Si yo estoy hasta el gorro del tema no me puedo ni imaginar cómo estará Iago. Yo, por supuesto, quiero que Kepa se quede, pero si no lo hace, sé que la portería es un puesto que tenemos perfectamente cubierto gracias a él, y a los que vienen por detrás Remiro, Simón…

Para acabar sólo decir que Zorionak, Iago, por tu trayectoria en el Athletic, y por tu temporada. Espero que sigas siendo muchos años portero de nuestro Club. ¡Aurrera Iago! y…

¡Aúpa Athletic!

Inicio copero paupérrimo del Athletic

Ayer inició el Athletic en Formentera su andadura en la Copa, torneo por el que los Athleticzales siempre tenemos predilección.

Aketxe el que más se dejó ver (Foto: EFE)

Visto lo visto y si siguen jugando tan poco como en la isla, no creo que lleguemos muy lejos en esta competición. Supongo que esperábamos una buena oportunidad para que los rojiblancos se redimiesen de los últimos petardazos, pero no ha sido posible ni jugando contra un equipo de Segunda B. Sí, ya sé que el campo era pequeño, también que la hierba era artificial y que el balón botaba más qué una bola loca… todo eso lo sé. Pero también sé que nuestros jugadores deberían haber demostrado la diferencia de calidad entre unos y otros. ¿O es que no la hay? Salieron a jugar muchos suplentes e incluso debutaron dos cachorros (Óscar Gil e Iñigo Muñoz). Quizá esta última sea la mejor noticia del partido de ayer, o la única noticia… Todo lo demás fue bastante prescindible. Beñat sigue sin estar muy fino. Vesga regala el balón demasiadas veces. Kike Sola no pudo inquietar al portero pero es que, prácticamente, no le llegó ningún balón. Aketxe lo intento con tiros lejanos y con alguna falta frontal, pero juego tampoco consiguió crear mucho.

El primer tiempo fue horroroso. El segundo tiempo, quizá tuvo un poco más de ritmo porque el Formentera físicamente bajo un poco, pero por nuestra parte no fue para tirar cohetes. De hecho nos consiguieron meter un gol que nos sonrojo a todos. Menos mal que salió Raúl García a escena y en el primer balón que tocó,único por cierto bien puesto al área, cabeceó lejos del portero local. Así acabó con empate a uno y más pena que gloria. Ahora habrá que finalizarlo en San Mamés. A ver porque…

Y el sábado… ¡Qué horror! Viene el lider, el Barça que salga quien salga se está gustando y, encima, si tienen algún problemilla, pues si eso, ya les regalan goles, como el primero en el minuto dos contra el Málaga (previamente salió el balón por línea de fondo 20 cm o más). Buf… miedo me da. Encima… tal y como está el equipo… no sé qué puede ser de nosotros. A pesar de todo, y como ya sabéis… ¡a por ellos! y…

¡Aúpa Athletic!

Unai Núñez también convence

Sí una extraordinaria noticia para el Athletic es que los cachorros debuten en primera (este año ya lo han hecho dos), mucho mejor es si desde el primer momento se ve que derrochan calidad.

Buen partido de Unai Núñez (Foto: EFE)

El otro día destacó Iñigo Córdoba y ayer le tocó el turno a Unai Núñez. Muy buen partido, uno de los mejores del encuentro, con el permiso de Iñaki Williams (que està en modo asistente).
Unai destila tranquilidad. Maneja bien la pelota y sabe sacarla jugada desde atrás. Tiene buen salto y es fuerte en las disputas. ¡Si todavia nos van a sobrar centrales! Bendito problema. Problema para Ziganda que a ver qué hace cuando se reincorpore Yeray… Difícil, difícil.
Esto se ha convertido en una suerte para Urrutia y, por supuesto, para el Athletic, porque a falta de contrataciones de campanillas, sí se ha mejorado la plantilla, pero con los jugadores que vienen de abajo. Para un equipo de cantera el ideal. Mejorar sin sacar el talonario. Menos mal porque si dependíamos de la habilidad del Club para fichar… mal íbamos.
Vuelvo a Iñaki, nuestro máximo asistente de esta Liga. Bueno, máximo y único. 3 goles hemos metido y los 3 a pase suyo. Ayer dos, como dos soles. Athletic 2 – Girona 0. Y… ¡qué siga así!
Nada más se puede comentar del partido, aparte de la importancia de los tres nuevos puntos que nos colocan en cuarta posición, porque el juego no fue ni vistoso ni bonito, simplemente muy práctico, y de nuevo, dejando la portería a cero. Esta vez con Herrerín, por la fiebre de Kepa.
Por último, quiero “felicitar” a los artistas que han introducido los datos de la plantilla del Girona en la revista o boletín oficial del Athletic Club. ¿No sabían que uno de los porteros del Girona era Gorka Iraizoz, casualmente el titular y casualmente nuestro portero los últimos diez? Pues no lo debían saber porque no aparece Gorka… En fin, vaya metedura de pata… Tampoco está Stuani, pero eso quizá podía haber pasado más desapercibido, pero que falte Iraizoz… telita. Por cierto, precioso el recibimiento que le ha brindado La Catedral, alargando muchísimo la ovación. Algo más que merecido. Se habrá ido contento de su casa, porque San Mamés siempre será su casa.
Y ahora a por el Hertha de Berlín el jueves, en Europa League.

¡Aúpa Athletic!

Ziganda aprueba el primer examen

Nada fácil me parecía el examen que tenía Ziganda en este inicio de temporada.

Bien Ziganda clasificándonos para la Europa League (Foto: Deia)
Menos mal que ha conseguido pasar las dos eliminatorias y así clasificar al Athletic para la fase de grupos de la Europa League de este año. Lo contrario hubiese sido, como él mismo ha dicho, un palo muy gordo de digerir, que le podía haber dejado tocado. Menos mal que no ha sido así. El peor momento por supuesto se pasó con ese 2 a 0 a favor del Panathinaikos en Grecia, estando los leones casi casi desaparecidos. La resurrección fue providencial. Nunca 6 minutos fueron tan fructíferos para el Athletic. 3 goles y muy sentenciada la eliminatoria. Ayer se pusó la guinda en San Mamés. Un sencillo triunfo por 1 a 0, más que suficiente para pasar el trago difícil de casi jugarte la temporada en pretemporada y casi sin rodaje. Por tanto, bien por Kuko.
Además, el entrenador nos ha permitido ver de nuevo a Iñigo Córdoba, que ha debutado como titular. Parece ser que ha sido “gracias” a la gripe de Raúl García. Buen partido del cachorro, que ha merodeado el gol en varias jugadas y que ha vuelto a demostrar que no se esconde, que es valiente y capaz de desbordar a los contrarios. Además en ambas bandas lo ha hecho bien. Como dije la semana pasada ya, pero está con más motivo: Enhorabuena, Iñigo. Creo que nos va a dar muchas alegrías.
Por último, destacar a Etxeita que me ha callado la boca justo cuando estaba diciendo, que no entendía porque siempre acababa el balón en sus pies para que sacarse él el esférico hacia delante, pudiéndolo hacer otro; justo, en ese momento le ha enviado un perfecto pase largo a Aritz, que éste con su maestría habitual, le ha dejado un balón perfecto a Susaeta que ha hecho un pase medido, para que Iker meta el único gol del partido. ¡Cómo me gusta que los jugadores me callen la boca así!
Bien Etxeita.
También destacar que ha sido el tercer partido en la Catedral esta temporada y que en los tres se ha mantenido la portería a cero. Bien de nuevo.
Y hoy a la una del mediodía el sorteo, para ver quiénes son los tres rivales que caen en nuestro grupo. A ver qué tal…
Y este domingo en Liga sin tiempo para descansar… ¡A por el Eibar y aúpa Athletic!

El Athletic elimina al Dínamo de Bucarest

Podía parecer fácil a priori el partido contra el Dinamo de Bucarest e incluso viendo el resultado final de 3 a 0 a favor de los rojiblancos se puede pensar que fue sencillo, pero eso no nos debe llevar a quitar al equipo el mérito que tiene.

Otros dos de Raúl García (Foto: El Mundo Deportivo)
Si no que se lo pregunten al PSV, al Girondins,… que sorpresivamente se han quedado fuera de la Europa League. El pasado viernes ya comenté qué tener que jugarte las habichuelas en medio de la pretemporada es muy complicado, así que no seré yo quien le quite mérito al Athletic por lo conseguido.
Conseguido en un estadio, La Catedral, que daba gusto verla debido a la enorme cantidad de gente que hubo, casi 42.000 personas, sobre todo teniendo en cuenta las fechas en las que nos encontramos. Perfecto el público y perfecta la Junta Directiva y el club por haber fomentado que esto fuese así. El no cobrar a los socios, el prometerles a éstos una rebaja en los precios de las entradas si se consigue la clasificación y los precios populares para los no socios, consiguieron el milagro. Un aplauso enorme.
Debut de Ziganda como entrenador del primer equipo en San Mamés, algo que ya ha dicho que no olvidará. Encima sus pupilos nos regalan con otra jugada ensayada que se convierte en gol, igual que en el partido de ida. Más puntos para el entrenador.
De Raúl García no sé ya ni qué más decir. Siempre aparece cuando se le necesita. Ayer incluso dos veces. Y Aritz Aduriz que sigue con su idilio en San Mamés, 9 partidos seguidos marcando gol. ¡Qué barbaridad!
El Dínamo no se borró del partido en ningún momento, lo siguió intentando pero el acierto y el posterior oficio de los rojiblancos les impidió conseguir algo más.
Ahora a esperar el sorteo que tendrá lugar en unos minutos y a ver si hay suerte. Cuanto más flojo mejor y si la vuelta es en casa, ya ni te digo.
¡Aúpa Athletic!