Agur, Iraia, Eli, Irune! Agur, lehoiak!

Ayer dieron una rueda de prensa en Lezama Iraia Iturregi, Eli Ibarra e Irune Murua.

Despedida con sus compañeras (Foto: Athletic Club)
Despedida con sus compañeras (Foto: Athletic Club)
Las 3 dejan el Athletic este año tras un montón de temporadas, un montón de partidos y un montón de goles. Fue una rueda de prensa terriblemente emotiva. Lloro Eli mientras hablaba, lo mismo le pasó a Iraia, e Irune, ni siquiera fue capaz de hablar, de lo que lloró. Y bueno ni os quiero contar lo que lloré yo al escucharlas, y sobre todo al pensar que no las voy a volver a ver vistiendo la camiseta rojiblanca, en partido oficial, una vez que acabe esta temporada.
Las dos primeras han estado en el Club desde el primer minuto, parece que fue ayer. 15 años, como dijeron en la rueda de prensa, casi la mitad de sus vida. Envidia me dan pero de la buena. Ni me imagino lo que tiene que ser hacer lo que te gusta, el deporte que te gusta y encima en el equipo de tus amores. Unas privilegiadas. Ellas lo saben, lo han disfrutado y también lo han sufrido porque si las alegrías son mayores en tu equipo, las tristezas igualmente son enormes. De todas formas, en mi caso, yo me quedo fundamentalmente con las alegrías que nos han dado, que han sido muchas. Además, sabiendo que ha sido casi de una forma desinteresada porque evidentemente del fútbol no han podido vivir, a pesar de lo que han conseguido. Ellas sí que representan verdaderamente lo que es amor a los colores. El sacrificio, el esfuerzo, el disfrute, por el deporte en sí y no por un sueldo desorbitado que te pagan, ya que no es el caso. Quizá algún día puedan vivir de ello las siguientes generaciones de rojiblancas, de hecho es una de las cosas que pidió ayer Iraia en su despedida. Ellas han abierto el camino, ellas han sido ejemplo y espejo en el que mirarse de muchas niñas que quieren también jugar al fútbol. Han sido las primeras y van a quedar para siempre en la memoria de los athleticzales. Y ya no estoy hablando solo de su juego en el campo, de la estupenda zurda de Eli, de sus internadas por banda y de las de Iraia, de sus balones tocados, centros laterales, corners, faltas extraordinariamente sacadas… que Irune y sus compañeras se encargaban de convertir en goles, si es que no eran ellas mismas las que lo hacían. No, no solo hablo de eso. También hablo de su labor fuera del campo, sobre todo en el caso de Iraia. De su presencia en charlas en la que se hablase sobre fútbol femenino, de su accesibilidad, de su presencia en colegios o en campos de futbol para apoyar torneos, campus, o lo que fuese. Siempre dispuesta a ayudar, al igual que sus compañeras. Un lujo la capitana. Una gran capitana.
Ayer les preguntaron por algún mejor momento o recuerdo. Eli comentó su debut en el que incluso marcó un gol, Iraia, entre otros, la primera Liga que se consiguió en San Mamés ante 35.000 aficionados rojiblancos entregados. ¡Ahí estaba yo!. Y lo pongo entre exclamaciones porque no sólo fardo o chuleo de haber estado en Manchester con los chicos, también estoy orgullosísima, quizá incluso más, de haber vivido algunas cosas con las chicas. Yo estuve allí, sí señor. Así como también estuve esta temporada en La Catedral, un día entre semana, con otros 11.000 aficionados, aplaudiéndoles a rabiar, en el partido de Champion League, contra el Fortuna Hjorring, en el que empezaron ganando, para luego pasar a ser dominadas por las danesas, incluso recibir un gol. Pero como dijo ayer Iraia (como característica del equipo), fueron capaces de, a pesar de que el equipo contrario quizá era un poco superior, repito, fueron capaces de levantarse y de conseguir meter el gol de la victoria, 2 a 1. Partido que me hizo otra vez sentirme orgullosa de ellas. Eso es el Athletic, el que se levanta y consigue un título tras 9 años de esfuerzos (tristezas y golpes por haber estado cerca), o 33 años luchando por ello (como los chicos). Incluso me sentí orgullosísima cuando perdieron en la vuelta en Dinamarca. Dieron todo lo que tenían dentro, estuvieron cerca, muy cerca de pasar a la siguiente ronda, pero no pudo ser. A pesar de ello, incluso en la tristeza, el sentimiento de orgullo…fue increíble. Gracias por habernos hecho sentir así, y lo digo en plural porque sé que no es un sentimiento exclusivo mío.

MILA ESKER, IRAIA!! MILA ESKER, ELI!! MILA ESKER, IRUNE!!

Beti Athleticen parte izango zarete!

AÚPA ATHLETIC!!!

Doble decepción en La Catedral: por el partido del Athletic y por el público

Que este partido era importantísimo para el Athletic no hace falta que se lo explique a nadie.

El gol del de siempre (Foto: Athletic Club)
El gol del de siempre (Foto: Athletic Club)
A pesar de ello el Athletic incomprensiblemente se ha dejado empatar por el Leganés, consiguiendo de este modo un solo punto. Desperdiciando, de nuevo, una magnífica oportunidad para acercarnos más a la Europa League, ya que nuestros dos rivales también han empatado. Teniendo en cuenta lo que nos jugábamos no entiendo nuestra salida al campo en el segundo tiempo. Daba la sensación que el único que se estaba jugando algo era el Leganés, que también, pero parecía que la cosa no iba con nosotros. Todo San Mamés estaba viendo que nos iban a empatar. Estaba claro. Ya sé que el equipo contrario también juega, de hecho es algo que he puesto en muchos de mis comentarios, pero el pésimo segundo tiempo, sobre todo en el inicio me llama poderosamente la atención. Se les ha dejado a los contrarios el balón, se les ha permitido dominarnos, y el Athletic, casi diría, que se ha encerrado en su área. Se mascaba la tragedia. Primero con el cabezazo de Bustinza qué saca muy bien Kepa Arrizabalaga. A la segunda llegó el empate a uno. Muy mal. Fatal, porque lo estábamos viendo todos. A partir de ahí, ya es el Athletic el que domina el partido, el que encierra al Leganés en su campo. La pregunta es ¿por qué no lo hizo antes? Ya fue tarde, porque no se consiguió meter el segundo gol, aunque la verdad es que tampoco lo merecíamos porque no se crearon grandes ocasiones. Así que desde aquí, me limito a felicitar al Leganés por el punto conseguido que les permite permanecer en Primera División. Mientras, nosotros, nos quedamos con cara de tontos y soñando con el milagro de ganar en el Vicente Calderón la última jornada de liga. En fin.
Por si esto fuera poco me quedo también con la otra decepción… con la decepción sobre el público de San Mamés.
¡Qué pena que se fuese tanto público! (Foto: Athletic Club)
¡Qué pena que se fuese tanto público! (Foto: Athletic Club)
¿Qué nos pasa? ¿Cómo es posible que siendo la despedida de un jugador que ha estado 10 años con nosotros, que es a muerte del Athletic,… cómo es posible que se vaya tanta gente? Ya sé que cada cual habrá tenido su razón, de hecho un amigo se volvía a Madrid en el autobús de 22:00 y ha tenido que salir antes,…Pero ¿los otros 20.000 que se han ido? ¿Tanto costaba quedarse? Sí, yo también tenía un cabreo bonito por el resultado, pero el esperar un poco era por otra cosa… por agradecer a un jugador su trabajo por nuestro equipo. Me ha dado mucha pena. Eso sí, como no me quiero quedar con lo negativo, voy a dar las gracias a los otros 20.000 o 30.000 que se han quedado, aplaudiéndole como se merece a un gran portero, que lo ha dado todo por los colores rojiblancos, nuestros colores, los suyos. Eskerrik asko,Gorka!!!
Y… ¡aúpa Athletic y a por el Atlético de Madrid!

¡Qué oportunidad perdida en Mendizorroza!

El que perdona paga y así ha sido.

Sin acierto (Foto: EFE)
Sin acierto (Foto: EFE)
El Athletic ha dispuesto de muchísimas oportunidades en el primer tiempo y no ha sido capaz de materializar ninguna de ellas. Ni Adu ni Williams han estado precisamente afortunados. El Alavés por su parte ha aprovechado una de las pocas que ha tenido, de modo que el uno a cero ha sido suficiente para que ellos se quedasen con los tres puntos, esos puntos que tanto necesitábamos nosotros y tan poco ellos.
Cuatro victorias seguidas eran las conseguidas por los rojiblancos, muchas. El haber conseguido la quinta nos hubiese situado en una posición privilegiada, en esta terrible lucha que se está llevando para conseguir plaza para la Europa League. Contra el Eibar o contra el Celta tuvimos la suerte de cara, pero hoy no ha sido así. Para colmo de males, el que ha metido el gol, Theo Hernández, ha conseguido su primer gol en Primera División. Por cierto, un golazo, pero ya es mala suerte que siempre sean los primeros goles contra nosotros. Aunque igual es algo más que mala suerte porque ¿cómo es posible que el jugador estuviese tan solo en el borde del área en un corner? Despiste generalizado de todo el equipo. Mal. Muy mal defendido. A partir de ese gol, que ha sido en el segundo tiempo en el minuto 52, el juego del Athletic ha caído muchos enteros. Ha sido un ejercicio de impotencia en el que los babazorros se sentían a sus anchas, como peces en el agua defendiendo el resultado. Y… se acabó.
Ahora hay que ir con todo a por el Leganés y esperar a que el resto fallen, pero sabiendo que no siempre van a fallar.
Contra los madrileños será el último partido en San Mamés de la temporada y último partido de Gorka Iraizoz en La Catedral defendiendo los colores del Athletic. Espero que se le despida cómo se merece, es decir, a lo grande porque lo ha dado todo, siendo uno de los nuestros.
Así como también espero que todo el público cante “Txingurri quédate”. Que sepa que eso es lo que La Catedral quiere.
¡Aúpa Athletic y a por el Leganés!

Superioridad absoluta del Athletic frente a la U.D. Las Palmas

Partido más plácido en la Catedral ya nos costará encontrar.

Maravilloso golpeo de Muni  para golazo (Foto Athletic Club)
Maravilloso golpeo de Muni previo al golazo (Foto Athletic Club)
El Athletic salió desde el segundo uno a comerse a su rival y así lo hizo, como ha reconocido el mismo entrenador contrario, Quique Setién, al decir que los rojiblancos dominaron a la Unión Deportiva Las Palmas en todas las facetas del juego. Dominio abrumador que se tradujo para el minuto 18 en un resultado de 3 a 1. Parecía que iba a ser una orgía goleadora. Los jugadores entraban muy fácil, jugando rápido y bien y asfixiando a los canarios. Curiosamente Las Palmas, a priori, era un equipo que nos daba bastante miedo por el buen manejo que tiene del balón. De hecho, Valverde en la previa comentó que había que impedir que tuviese el esférico, precisamente por eso, porque te pueden enredar en su juego y con la calidad que tienen meterte en líos. El principal problema de los canarios ha sido que no han sabido salir de esa presión alta que ha planteado el equipo. Nuestros jugadores se estaban gustando, llegando con facilidad, no solo por los 3 goles sino por otro montón de oportunidades que tuvieron en la primera parte, en la cual se podían haber ido al descanso con un carro de goles en el zurrón.
En el descanso tuvimos la oportunidad de dejarnos las manos aplaudiendo a Sepp Maier jugador elegido por el club para recibir el One Club Man Award.
Dos grandes, Maier e Iribar (Foto: Athletic Club)
Dos grandes, Maier e Iribar (Foto: Athletic Club)
Elección perfecta que lo ratificó el público con una enorme ovación. Un gustazo ver juntos sobre el césped de San Mamés al “Txopo”, Iribar y a Sepp Maier, dos de los porteros más grandes de la historia del fútbol. Seguro que el alemán se ha quedado encantado con el trato, con el premio y con el partido que estaba viendo.
El segundo tiempo no fue muy distinto. El Athletic salió como si fuese cero a cero y para el minuto 60 ya tenía dos goles más y el partido estaba finiquitado.
Me parece muy difícil destacar a un solo jugador porque ha habido muchos que han estado a un gran nivel. Quizá quiero empezar por Iturraspe debido a lo poco que está jugando este año. Muy buen partido el suyo sustituyendo a Beñat y consiguiendo un asistencia de gol con un saque de esquina (una de nuestras asignaturas pendientes este año). Bien. Qué decir de Muniain que es probable que haya hecho el mejor partido de la temporada con dos golazos, uno de ellos de falta magistral, y con una participación en prácticamente todas las jugadas de peligro del partido. Iñaki Williams también ha estado inmenso volviendo loca a la defensa, la cual no ha conseguido pararlo ni por la derecha ni por la izquierda. Pena que se haya ido sin un gol. San José qué lleva una temporada más de sombras que de luces ha podido disfrutar hoy. Gol de corner y asistencia a Aritz para que empujase el balón a la red. Aduriz otros dos golitos para la colección. Kepa, por su parte, nos ha vuelto a deleitar con otra mano prodigiosa frente a un tiro que iba a la escuadra. Muy bien. Y las únicas pegas que pongo al partido son que nos siguen rematando fácil los saques de esquina y los balones parados, y que hay que evitar hacer fallos en las entregas (ha habido unas cuantas) porque alguno nos ha podido costar un gol más del que nos han hecho.
También quiero destacar al público canario porque ha sido otro gustazo tenerlos en el campo.
Y ahora con estos 3 puntitos a meter presión a los rivales, y a esperar que alguno falle (si son todos mejor). El Villarreal, la Real y el Eibar juegan los 3 fuera de casa contra el Alavés, el Barça y el Betis, respectivamente. A ver qué pasa.
Y la semana que viene otro partido de vida o muerte por ser de nuevo rival directo. El Eibar en Ipurúa. Difícil, por el temporadón que está haciendo el equipo de Mendilibar, pero nosotros llevamos tiempo haciéndolo muy bien, así que hay que volver a dar el callo fuera de casa, porque otra vez nos jugamos algo más que tres puntos.
¡Aúpa Athletic y a por el Eibar!

El Athletic no puede contra los grandes

No me gusta mucho jugar bien y perder el partido. De hecho, prefiero no jugar nada y ganar, aunque sea de manera injusta.

Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Pero no es lo que ocurrió el pasado sábado contra el Real Madrid. Esta temporada es lo que nos toca, jugar bien contra los equipos denominados grandes, a pesar de lo cual, perdemos y así nos ha ocurrido tanto en Liga como en Copa. Madrid, Barcelona Sevilla son los equipos que están ocupando las tres primeras posiciones y contra ellos hemos hecho muy buenos partidos. Pero… no hay manera, no hemos conseguido rascar ni medio punto. La catedral de nuevo fue testigo de un buen partido de su equipo pero contra éstos se necesita algo más, se necesita ese punto de suerte, una efectividad del 100%, que el árbitro no influya, que ellos no estén acertados,… Demasiadas cosas. El equipo empezó intentando controlar el partido desde el primer minuto. Hubo alguna internada interesante de Lekue por banda derecha y un par de oportunidades nuestras, pero el Real Madrid en dos acercamientos casi nos hiela la sangre ¡qué peligrosos son, madre mía! El Athletic siguió a lo suyo pero en una de éstas Benzema acabó transformando el contrataque de los blancos en gol. Nosotros dominamos el partido pero sin grandes ocasiones y ellos estaban muy relajados saliendo al contrataque con muchísimo peligro.
De todas formas, decisorio en el primer tiempo se volvió a convertir el árbitro, Latre, que como siempre utilizó un reglamento distinto para los jugadores del Real Madrid. Si en vez de llevar una camiseta blanca, Casemiro, llevase una de cualquier otro color no hubiese acabado ni siquiera el primer tiempo, porque mereció la expulsión por doble amarilla. En el minuto 22 le dio una patada a Williams que lo puso en órbita y el árbitro muy enfadado, como suelen hacer, le avisó y le dijo que ni una más. Le avisó porque es del Real Madrid porque la tarjeta que merecía era tan clara que no admite ni discusión. Y el mismo jugador en el minuto 30 sí que recibió la primera tarjeta, cuando en realidad debería haber sido la de la expulsión. Pero esto es así, lo saben ellos, lo sé yo, lo sabemos todos. Un asco, pero es sí. Poco después hay una tangana en la que a Aduriz le empujan por lo menos 3 jugadores distintos del Real Madrid, pero aunque no hayáis visto el partido sé seguro que sabéis quién se llevó una tarjeta. Pues efectivamente, Aduriz. Ya casi es como para que nos entre la risa. Es una película que ya habíamos visto todos y que todos sabíamos cómo iba a acabar. Y luego desde Madrid te intentan vender la película de que el Athletic es violento, cuando en realidad, Casemiro parecía Chuck Norris. O también, que les perjudican los árbitros. Es de llorar, por la poca vergüenza que tienen.
A pesar de ello los rojiblancos lo siguieron intentando y en el segundo tiempo se consiguió incluso la igualada por medio del de siempre, por medio de Aduriz, ayudado de su fiel escudero, Raúl García, que le puso un balón medido a la cabeza. Pena que somos unos panchitos y al de 3 minutos se volvieron a poner por delante en el marcador en una jugada en la que todos estaban preocupados de Sergio Ramos, dejando en el área, al jugador que tenía que haber estado expulsado, más solo que la una. Casemiro agradeció el regalo y metío gol. Luego mucho asedio del Athletic pero sin finalización, algo que este año nos está costando muchos partidos. Necesitamos muchísimas oportunidades para meter algún gol. La efectividad es bajísima.
Y así sin grandes alardes el Real Madrid los ha vuelto a pintar la cara, y perdemos la imbatibilidad en San Mamés. Algo que nos duraba desde la visita del Barcelona en agosto. Eso sí, algo positivo tenía que tener esta jornada y ha sido que ninguno de nuestros rivales directos ha conseguido ganar su partido, por lo que tanto Real Sociedad como Villarreal siguen a la misma distancia que antes, a 4 puntos. Es decir, seguimos de lleno en la pelea por la Europa League.
Ahora toca descansar unos días por el parón de las selecciones. Por cierto, aprovecho la ocasión para felicitar a Yeray por su primera convocatoria, más que merecida porque está un nivel muy alto. Un Yeray que va a ir acompañado de Kepa y de Iñaki Williams, dos también de los destacados el sábado. Enhorabuena a los tres.
Y tras el descanso a por el Osasuna y esperemos que con el mismo buen juego que hemos estado exhibiendo estas últimas jornadas, aunque algunos de los resultados no hayan acompañado, sise juega así es difícil no sacar algo positivo.
¡Aúpa Athletic!