El Athletic no puede contra los grandes

No me gusta mucho jugar bien y perder el partido. De hecho, prefiero no jugar nada y ganar, aunque sea de manera injusta.

Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Buen partido de Iñaki (Foto: Athletic Club)
Pero no es lo que ocurrió el pasado sábado contra el Real Madrid. Esta temporada es lo que nos toca, jugar bien contra los equipos denominados grandes, a pesar de lo cual, perdemos y así nos ha ocurrido tanto en Liga como en Copa. Madrid, Barcelona Sevilla son los equipos que están ocupando las tres primeras posiciones y contra ellos hemos hecho muy buenos partidos. Pero… no hay manera, no hemos conseguido rascar ni medio punto. La catedral de nuevo fue testigo de un buen partido de su equipo pero contra éstos se necesita algo más, se necesita ese punto de suerte, una efectividad del 100%, que el árbitro no influya, que ellos no estén acertados,… Demasiadas cosas. El equipo empezó intentando controlar el partido desde el primer minuto. Hubo alguna internada interesante de Lekue por banda derecha y un par de oportunidades nuestras, pero el Real Madrid en dos acercamientos casi nos hiela la sangre ¡qué peligrosos son, madre mía! El Athletic siguió a lo suyo pero en una de éstas Benzema acabó transformando el contrataque de los blancos en gol. Nosotros dominamos el partido pero sin grandes ocasiones y ellos estaban muy relajados saliendo al contrataque con muchísimo peligro.
De todas formas, decisorio en el primer tiempo se volvió a convertir el árbitro, Latre, que como siempre utilizó un reglamento distinto para los jugadores del Real Madrid. Si en vez de llevar una camiseta blanca, Casemiro, llevase una de cualquier otro color no hubiese acabado ni siquiera el primer tiempo, porque mereció la expulsión por doble amarilla. En el minuto 22 le dio una patada a Williams que lo puso en órbita y el árbitro muy enfadado, como suelen hacer, le avisó y le dijo que ni una más. Le avisó porque es del Real Madrid porque la tarjeta que merecía era tan clara que no admite ni discusión. Y el mismo jugador en el minuto 30 sí que recibió la primera tarjeta, cuando en realidad debería haber sido la de la expulsión. Pero esto es así, lo saben ellos, lo sé yo, lo sabemos todos. Un asco, pero es sí. Poco después hay una tangana en la que a Aduriz le empujan por lo menos 3 jugadores distintos del Real Madrid, pero aunque no hayáis visto el partido sé seguro que sabéis quién se llevó una tarjeta. Pues efectivamente, Aduriz. Ya casi es como para que nos entre la risa. Es una película que ya habíamos visto todos y que todos sabíamos cómo iba a acabar. Y luego desde Madrid te intentan vender la película de que el Athletic es violento, cuando en realidad, Casemiro parecía Chuck Norris. O también, que les perjudican los árbitros. Es de llorar, por la poca vergüenza que tienen.
A pesar de ello los rojiblancos lo siguieron intentando y en el segundo tiempo se consiguió incluso la igualada por medio del de siempre, por medio de Aduriz, ayudado de su fiel escudero, Raúl García, que le puso un balón medido a la cabeza. Pena que somos unos panchitos y al de 3 minutos se volvieron a poner por delante en el marcador en una jugada en la que todos estaban preocupados de Sergio Ramos, dejando en el área, al jugador que tenía que haber estado expulsado, más solo que la una. Casemiro agradeció el regalo y metío gol. Luego mucho asedio del Athletic pero sin finalización, algo que este año nos está costando muchos partidos. Necesitamos muchísimas oportunidades para meter algún gol. La efectividad es bajísima.
Y así sin grandes alardes el Real Madrid los ha vuelto a pintar la cara, y perdemos la imbatibilidad en San Mamés. Algo que nos duraba desde la visita del Barcelona en agosto. Eso sí, algo positivo tenía que tener esta jornada y ha sido que ninguno de nuestros rivales directos ha conseguido ganar su partido, por lo que tanto Real Sociedad como Villarreal siguen a la misma distancia que antes, a 4 puntos. Es decir, seguimos de lleno en la pelea por la Europa League.
Ahora toca descansar unos días por el parón de las selecciones. Por cierto, aprovecho la ocasión para felicitar a Yeray por su primera convocatoria, más que merecida porque está un nivel muy alto. Un Yeray que va a ir acompañado de Kepa y de Iñaki Williams, dos también de los destacados el sábado. Enhorabuena a los tres.
Y tras el descanso a por el Osasuna y esperemos que con el mismo buen juego que hemos estado exhibiendo estas últimas jornadas, aunque algunos de los resultados no hayan acompañado, sise juega así es difícil no sacar algo positivo.
¡Aúpa Athletic!

Poco juego pero 3 puntos más en la Catedral

En el título ya he resumido todo lo que ocurrió ayer.

Raúl, otra vez destacado y gol  (Foto: Athletic Club)
Raúl, otra vez destacado y gol (Foto: Athletic Club)
Nuestro Athletic sigue sumando de tres en tres en San Mamés, algo que tiene muchísimo mérito, de hecho, el único equipo que este año ha conseguido los mismos puntos en casa es el Real Madrid. Así que a pesar del poco juego nos deberíamos de dar con un canto en los dientes, pues ya quisiera lo mismo para él cualquier otro equipo de la Primera División. Otra cosa es ya si hablamos de los resultados fuera… horrorosos, ya sabemos.
Ayer el rival fue el Málaga que para el minuto tres ya había tenido tres oportunidades muy claras, gracias a errores de bulto nuestros. Ahí se dieron y se escucharon unos silbidos que demostraban que a los aficionados zurigorris no nos gustaba nada lo que estábamos viendo. Eso sí, también hay que decir que esos pitos fueron continuados por aplausos y gritos de ánimo. Perfecto, primero toque de atención, y después a intentar remar todos juntos. Al Athletic le costó conseguir su primera ocasión pero una vez empalaba Lekue su volea a las nubes, se fueron sucediendo otras jugadas con final también defectuoso. El día que afinemos la puntería el contrario se va a llevar un carro de goles. Lekue, Susaeta, Raúl, Yeray,… Nada.
El segundo tiempo similar con alguna ocasión clara para los malacitanos que tampoco consiguieron concretar. Sobre todo esos tres saques de banda hechos por el central que fueron bastante más peligrosos que cualquiera corner. Más que saques de banda parecían obuses. Dos rematados por ellos ante nuestra pasividad, en uno paradón de Iraizoz, y otro salida por alto del portero con algún apurillo para coger el balón. Alguna otra oportunidad nuestra, pero sin ser gran cosa y por fin el gol por medio de un penalti claro ejecutado de nuevo por uno de los mejores del partido. Raúl Garcia, uno de los más incisivos. Cuando no está Aritz se prodiga mucho más en todo tipo de remates. Da la sensación que se toma mas responsabilidad por la falta de nuestra referencia arriba. Se agradece tanto trabajo.
El otro destacado, como la semana pasada, también, Iñigo Lekue. Da gusto verle internarse por la banda e intentar el disparo a puerta con descaro y potencia. Sigue así.
También tengo que destacar algo preocupante… la cantidad de balones que se dieron al contrario sin causa aparente, digo en pases relativamente sencillos, lo que hace más incomprensible los errores. Hay que solucionarlo, como sea, pero hay que hacerlo porque lo lógico es que ayer a causa de alguno de los muchos errores (San José, Laporte, Iker,… ) nos hubiese caído algún gol. Hubo suerte y no fue así, por la impericia del Málaga y también por alguna parada de Gorka. Sea como fuese mantuvimos la portería a cero algo que no lográbamos creo desde hace 10 partidos. Demasiados.
Y la semana que viene a Anoeta, a seguir luchando por Europa. A ver si conseguimos jugar como contra el Sevilla y afinamos tanto en defensa como en ataque, y si fuese así podriamos sacar algo bueno, que… ¡ya es hora de lograrlo!
¡Aúpa Athletic y a por la Real!

Estrepitosa derrota del Athletic en Europa

El partido de ayer ya no tiene vuelta atrás.

Así nos hemos quedado todos  (Foto: Athletic Club)
Así nos hemos quedado todos (Foto: Athletic Club)
En Nicosia empezaba lo importante de la temporada si uno de nuestros objetivos del Athletic era llegar hasta la final de Solna. ¡Pero qué optimistas somos! O mas bien, viendo el juego de este año del equipo fuera de casa… ¡qué inconscientes! Si os digo la verdad yo tenía miedo al partido, pero en mi fuero interno decía que era imposible que nos eliminaran. Que jugaban poco, que la defensa era un flete, y que era muy difícil volver a fallar tantos goles como lo hicimos en San Mamés. Pues no. No era imposible. Ha sido incluso fácil para ellos, que no han sufrido mucho. Por no ser capaces ni siquiera hemos sido capaces de meterles un gol jugando ellos más de 30 minutos con 10 jugadores. Y ya está. Se acabó. La trayectoria europea de este año del equipo ha sido lamentable, fuera de casa y así ha acabado, con un bodrio de difícil digestión.
El primer tiempo fue un poco la continuación del partido de La Catedral, dominio nuestro y ocasiones también, pero efectividad cero. Nula. Creo que Williams se lo tiene que mirar. Otras tres ocasiones claras, sobre todo dos y nada. Un par de tiros de Raúl, un churri remate de Muniain… y el Apoel muy tranquilo siendo dominado pero saliendo alguna vez con peligro.
El segundo tiempo de depresión. A los 30 segundos el primer gol. Internada por la banda frente a un De Marcos pasivo. Ya sé que no es lateral pero… es de lo que juega. No está fino y se le nota. Las facilidades que le da para irse y sacar el pase… en fin. Y el delantero que hace el gol de su vida adelantándose a Etxeita. Al de poco Balenziaga es el que se despista y… deja escapar a su jugador… cometiendo un dudoso penalti, pero al fin y al cabo penalti, y adiós a la eliminatoria. Adiós a Europa. Con lo difícil que es llegar, madre mía ¡qué desperdicio!, sobre todo porque es contra un equipo inferior al Athletic. Pero por supuesto sin despreciarlo, porque nos ha dado una lección de efectividad de no te menees. Los nombres no ganan. Son los goles y los nuestros están negados cara a puerta, y en los últimos partidos también están negados en la creación. Hay muchos jugadores flojitos y se nota.
Y para acabar con el partido de ayer quiero volver los ojos hacia Valverde, pero no para sacudirle y pedir su cabeza. Al contrario, creo que es el entrenador que necesita el Athletic. Nos ha dado muchísimo y puede seguir dándonos. Esta semana ha superado al gran Don Javier Clemente (un poco de pena ya me da que le quite ese honor). Pero su trabajo en las dos etapas en las que ha estado en el Club ha sido excelente. Le puedo poner pegas y discutir muchas de sus decisiones, que no comparto, pero considero que sigue siendo el mejor para nuestro equipo, así que espero, que nos olvidemos de este pequeño desastre y que siga mucho tiempo más.
Ahora a centrarnos sólo en la Liga pero con una depresión fuerte por el varapalo. El próximo partido sin tiempo para pensar es el domingo contra el Granada. ¡Qué miedo! Un equipo en puestos de descenso es lo que peor le viene al equipo ahora. No estoy de broma. Eso es lo grave, que no estoy de broma. Últimamente nos da por ser equipo aspirina y dar vida a los equipos desauciados. Espero que esto no ocurra el domingo. Hay que seguir sin mirar atrás y pensar que el año que viene queremos volver a estar en Europa para quitar el mal sabor de boca. Se puede, claro que se puede y hay que ir a por ello.
¡Aúpa Athletic y a por el Granada!

Un súperAthletic doblega al Barça en la ida de Copa

Luis Enrique y su Barcelona llevaban 17 partidos sin perder en la Copa.

Maravilloso gol por Yeray (Foto: Deia)
Maravilloso gol por Yeray (Foto: Deia)
Madre mía, ha tenido que venir un enorme Athletic para derrotarle. Extraordinario primer tiempo de los rojiblancos, que no dejaron respirar a los catalanes a base de una presión altísima que incomodó sobremanera a su normal juego fluido. No conseguían sacar el balón y tuvieron que recurrir más de lo deseado al balón largo. Así mismo fruto de esa presión alta de nuestros jugadores vinieron los dos goles en la primera parte. Dos recuperaciones de balón, ambas protagonizadas por Iturraspe. Jugador que ayer se volvió a reivindicar. Quizá dio el golpe en la mesa que le estaba pidiendo Valverde. Primer balón robado a Messi, pase de San José (otro que también hizo un partido enorme, y que también lo necesitaba) a Aduriz, que metió en profundidad, por banda a Raúl García, al que Txingurri envió allí, quitándole su puesto habitual de media punta. Perfecto pase de éste sorteando por alto al portero y… el de siempre para poner la cabeza (San Aritz Aduriz) y gol. Locura en San Mamés en el minuto 25. Llega el minuto 27, el de Yeray, el del homenaje por medio de aplausos. Aplausos que coinciden con el segundo robo de Ander Iturraspe, esta vez de cabeza metiendo un pase perfecto a Aduriz, para que éste de espuela le ponga el balón a Williams que después de botar le dio con toda el alma y Ter Stegen ni vio el misil entrando en su portería. Minuto 27 y … La Catedral estalla. ¡Qué mejor homenaje a Yeray! Gol precioso por ejecución y por la jugada completa. Me alegro muchísimo por Itu porque necesitaba ser importante y que se notase su presencia. Por supuesto, por Williams porque necesita goles como el comer. Aunque una vez que ya abrió la lata… poco a poco…van a seguir cayendo bacalaos, como ayer. Y por supuesto, me alegro por Yeray que seguro disfrutó como un niño del partido, del homenaje, y sobre todo de saber que no necesita más actuaciones médicas que la operación que le realizaron ya. El verdadero regalo de Reyes ha sido sin duda esta noticia, que Yeray está bien y no necesita ni quimio ni radio. ¡Enhorabuena león!
Minuto 27 y dos a cero. El Barcelona muy nervioso y no tan simpático y condescendiente con el Athletic como cuando ganan. Protestando como locos al árbitro todas las jugadas, y en varias sí que tenían razón, pero… como no están acostumbrados a que les ocurra casi pierden la cabeza. El árbitro les cortó a base de tarjetas, pero para compensar también sacó a los nuestros unas tarjetas de tebeo. Así que unos y otros entramos en el segundo tiempo muy al límite y con posibilidades de ir alguno a la caseta. Dicho y hecho. Raúl García e Iturraspe, hicieron ambos dos entradas merecedoras de tarjeta (mal Raúl, por innecesaria y bien Itu porque tenía que hacerla), éstas sí (pero que quede claro que los dos primeras no me parecieron) y a la caseta. 20 minutos jugando sólo con 10 jugadores y 15 minutos sólo con 9 jugadores. Vamos… que ninguno esperamos que el Athletic hiciese la machada y consiguiese mantener el 2 a 1 que imperaba en el marcador. Si me apuras, todos hubiésemos firmado el empate, pero… De nuevo, repito, un enorme Athletic, consiguió que los culés no pudiesen. Fue un agobio horrible pero… no consiguieron meter el segundo, aunque estuvieron cerca. Gracias Mikel San José por rebañarle el balón a Messi cuando iba a meter el gol y gracias Mikel por rechazar el remate siguiente. Y, sobre todo, gracias Messi por estrellar el balón en el poste en el último segundo. Gracias Neymar… y por cierto… ¿tus lambretas?
Último agradecimiento para el público. Igual el Barcelona vino pensando que ya La Catedral no es lo que era a la hora de animar, pero… casualidad… ayer y contra ellos dio el do de pecho y lo bordó en su labor de no dejar a los jugadores solos. El abucheo a todos los jugadores contrarios cuando atacaban era ensordecedor. Los 20 últimos minutos de la afición zurigorri para enmarcar. ¡Ya podíamos ser así siempre!
Y ahora el próximo miércoles a Barcelona a redondear la faena. Si nos parecía un milagro ganarles aquí,… ¿por qué no vamos a poder redondearlo y eliminarles de la Copa? ¡Aúpa Athletic y a por el Barça!
Pero antes de eso, el domingo a las 12 y casi sin tiempo para descansar, viene el Alavés. Gracias, gracias Tebas, gracias televisiones… (digo gracias por no mandarlos a la… que es donde deberían estar, porque esto es una vergüenza). Gracias por volver a tomar el pelo al Athletic miserablemente. Tomarle pelo, ningunearle, ignorarle,… llamarlo como queráis, pero es una vergüenza. Pregunta para la Junta Directiva y para Josu Urrutia… ¿Ya protestamos? ¿Conocen en Madrid nuestra indignación?
A pesar del poco tiempo para preparar el partido… ¡Aúpa Athletic y a por el Alavés!

Un gran Celta pierde en San Mamés

¡Qué injusto puede llegar a ser el fútbol!

El gran Fidel Uriarte casi seguro que acompañó en el triunfo
El gran Fidel Uriarte casi seguro que acompañó en el triunfo
Visto el partido de ayer es muy difícil explicar el triunfo del Athletic. El Celta jugó un muy buen partido dominándolo casi de cabo a rabo, excepto los 10 últimos minutos. Tuvieron oportunidades para meternos una goleada. Pero ahí tenemos la frase tan repetida en este deporte de quién perdona paga. Y bien que pagó el Celta ayer. De todas formas si queréis conocer cómo se desarrolló el partido no tenéis más que poner la rueda de prensa pospartido de Ernesto Valverde. Habla con claridad. Muy desacertados en el juego. Muchas facilidades. Unos cuantos jugadores flojos en las entregas. El peor partido del equipo en La Catedral. Muy bien el equipo contrario. Seguramente el que más ocasiones ha creado en nuestro campo. Nos ha tocado cara. Y tanto que cara, Txingurri. Cara, San Mamés, la Virgen de Begoña… y todo el santoral. ¡Qué bonito es el fútbol! Sobre todo si ganas sin jugar casi nada. Eso sí, a alma y a fe y a lucha… no se les puede poner un pero. Empujaron y empujaron hasta llevarse el gato al agua.
Nombres propios. Kepa hizo unas paradas que nos mantuvieron en el partido. Paradas difíciles y complicadas. Sobresaliente. Iñaki Williams, aún estando bastante desafortunado en el primer tiempo, en el segundo fue el que a base de garra y velocidad consiguió ese penalti y expulsión de Roncaglia, que fue el inicio de la remontada. Y el segundo gol fue también asistencia suya. Asi como un par de carreras que pusieron al público en órbita.
También el no dar un balón por perdido de Iñigo Lekue que nos dio en los últimos 15 minutos insistencia, profundidad y peligro.
Bueno y el gol definitivo de Mikel San José al que le vendrá fenomenal el haberlo metido. Moral y a ver si le ayuda a superar el momento bajo en el que se encuentra.
Bueno, tampoco me quiero olvidar del arbitraje calamitoso de Martínez Munuera y sus auxiliares. Unos fenómenos. Ni fueras de banda, ni corners, ni penaltis (dos en la primera parte). No dieron una. Un desastre.
Para acabar, insistir de nuevo que aún jugando mal el Athletic sigue en los puestos de cabeza. Cuando juguemos bien… o nos pasa lo que a los vigueses ayer… o nos salimos de la tabla por arriba.
¡Aúpa Athletic y a por el Racing!